Cataluña

La Generalidad coloca un tercio de los bonos para particulares fuera de Cataluña

[&hellip

Andreu Caballero
Sábado, 20 de noviembre de 2010 | 07:14

Este viernes se ha llevado a cabo el desembolso de los 3.000 millones de euros en bonos para particulares emitidos por la Generalidad. Se han recibido 232.897 solicitudes por un importe de 7.172.959.000 euros, por lo que se ha realizado un prorrateo entre las entidades intermediarias garantizando, además, un mínimo de 8.000 euros por inversor para favorecer a los pequeños inversores.

Los principales adjudicatarios son familias (82%), empresas no financieras (9,2%), instituciones financieras (3,4%) y aseguradoras (2,2%). La práctica totalidad de los bonos se han colocado en el mercado español: dos tercios en Cataluña y, del resto, destaca Madrid (9,2%), la Comunidad Valenciana (4,8%), Andalucía (4%) y el País Vasco (3,2%). Solo se han colocado 12,3 millones (un 0,41%) en los mercados internacionales.

Temas: , ,

5 Comments en “La Generalidad coloca un tercio de los bonos para particulares fuera de Cataluña”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Ufrasico - Sábado, 20 de noviembre de 2010 a las 09:37

    Ni los bancos nacionales ni los extranjeros se fían un pelo de que las taifas, en este caso la catalana, les puedan devolver en su momento la pasta,por lo que no les prestan ni un auro, aunque se lo paguen a precio de oro.

    Concretamente, esa taifa tiene emitida Deuda, que tendrá que devolver con intereses altos, por un importe cercano a los 40.000 millones de euros.

    Para poder seguir endeudándose indefinidamente para, entre otras cosas, y sobre todo, seguir manteniendo el ejército de funcionarios, politicastros, asesores, personal empleado ( nombrados a dedo, con carnet), y todo tipo de elementos subvencionados en el gigantesco pesebre que se ha montado la casta política de esa taifa, como está psando peligrosamente en otras, necesitan los barandas de esa taifa sacar pasta de los ciudadanos para seguir alimentando al monstruo llamado “Sistema Autonómico”, invento que está sangrando y que sangrará a la Ciudadanía por generaciones, además de limitar el bienestar relativo de la gente y la actividad empresarial y la creación de riqueza.

    Una buena manera de limitar la voracidd de la casta política para con el dinero de los contribuyentes actuales y futuros, y acabar en lo posible con la ruina que representa el citado Estado Atonómico sería que ni Dios comprara un solo bono emitido por las taifas, de manera que el monstruo la fuera palmando por inanición, o, por lo menos, que no tragara tanto, a costa del bolsillo de la Ciudadanía.

    Con la mitad de la casta política y del enjambre de paniaguados que cada politicastro tiene alrededor, como si fueran moscas a azules de la mierda, y con la mitdad de las correspondientes administraciones y organismos públicos donde chupan como sanguijuelas, sobra y basta, antes que nos acaben de arruinar a todos.

  2. Jose Orgulloso - Sábado, 20 de noviembre de 2010 a las 10:05

    ¿Pero nos hemos vuelto todos locos o qué pasa? Ahora resultará que les damos dinero para que proclamen la independencia, con el agravante que no sabemos si nos los devolverán. Bueno, saberlo sí que lo sabemos: con el cambio de govierno autonómico, el entrante no se hará cargo de las deudas del anterior. Tan fácil como esto.

  3. El Capitán Trueno - Sábado, 20 de noviembre de 2010 a las 10:32

    Mientras la campaña catalana parece un plató de la tele-cinco-basura, el candidato a la Generalidad por UPyD, Antonio Robles, denuncia el despilfarro que ha llevado a Cataluña prácticamente a la quiebra, como por ejemplo los 2.400 millones de euros derrochados en las políticas de ‘limpieza lingüística’ que impiden a españoles estudiar en español en España.

    Pero vivimos en la sociedad del espectáculo, si es burdo y procaz mejor, y un partido serio como UPyD, el único que propone atajar el gravísimo problema financiero del Estado español cortando de raíz la duplicidad e ineficiencia de los tres niveles administrativos, central, autonómico y municipal, pasa desapercibido.

    Salud y regeneración NACIONAL, con un partido NACIONAL
    La Cataluña ilustrada

  4. berrialdo - Sábado, 20 de noviembre de 2010 a las 11:54

    Y esto no es todo, ni mucho menos.La deuda pública alcanza los 40.000 millones de euros como dice Ufrásico pero los cajones están llenos de facturas impagadas que no se contabilizan en caja hasta el año que viene. Pero es que además la deuda financiera de la
    de las empresas públicas que han servido para captación de deuda puede alcanzar la media docena de millones de euros. Y para más Inri las Diputaciones y Ayuntamientos engrosan esta deuda que el Estado no ha querido financiar mediante el ICO al ver que si la sacaba a la luz imposibilitaba el cumplimiento de la reducción del deficit comprometido en la UE.La deuda pues de 40.000 millones de euros no es más que una parte del iceberg.

  5. Quatre i el Gat - Sábado, 20 de noviembre de 2010 a las 12:26

    Elemental que no se fíen quienes conocen mínimamente las “ansias despilfarradoras de los Nacioanlistas”, y que sean “allén de los mares” quuienes compren esta deuda.

    Ya tiene cataplines que el despilfarro catalanista no lo paguen quienes los han creado: ERC / CIU / PSC e ICV, y que lo hayamos de pagar todos.

    Estas gentes no tienen vergüenza.

    Su dispendio ha provocado un caos financiero, ¡por su pésima gestión!.

    El Nacionalismo / Independentismo, se ha caracterizado por abusar del dinero público para usarlo exclusivamente en atizar odio entre ciudadanos, y división social.

    Es hora de que CAT recupere la imagen que por culpa de estos miserables nacionalistas nunca debió perder.

    Hay que REBELARSE frente a esta actitud.

    ¡¡REBÉLATE!!

    ¡Ánimo Albert!

    ¡Salut Ciutadans!

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.