Autonómicas 2010

El PP se ofrece para moderar el próximo Gobierno de la Generalidad

Rajoy apela al voto de los catalanes que les apoyan en las elecciones generales pero se abstienen en las autonómicas.

Agencias / Redacción
Viernes, 26 de noviembre de 2010 | 04:41

Mariano Rajoy y Alicia Sánchez-Camacho durante el mitin de este jueves (foto: PP).

El PP ha reunido este jueves a 3.000 militantes y simpatizantes en su mitin central de campaña en Hospitalet, en el que ha contado de nuevo con la presencia de su presidente nacional, Mariano Rajoy.

Rajoy ha sostenido que Cataluña no necesita “más líos identitarios, referendos o cambios constitucionales” y se ha propuesto conseguir los apoyos suficientes para frenar “frivolidades y disparates”. Para ello, ha apelado al voto de aquellos catalanes que les apoyan en las elecciones generales pero se abstienen en las autonómicas.

También ha aprovechado la ocasión para exigir a Zapatero elecciones anticipadas, ya que, en su opinión, cuanto más tarde en convocarlas, “más caro le saldrá a los españoles”.

“Más nacionalismo supone más deuda, y más independentismo más inseguridad”

La candidata a la presidencia de la Generalidad, Alicia Sánchez-Camacho, ha reclamado el voto remarcando la importancia de que el PP modere el próximo Gobierno de la Generalidad para  frenar “la deriva independentista de CiU” y garantizar que “Cataluña siga siendo España”.

Sánchez-Camacho ha alertado del riesgo de un gobierno nacionalista al frente de la Generalidad, ya que “más nacionalismo supone más deuda, y más independentismo más inseguridad”. Además, ha responsabilizado a CiU de que Zapatero siga en la Moncloa, calificando a Mas de socio preferente del presidente del Gobierno y señalándole como cómplice de la congelación de pensiones y el recorte salarial a los funcionarios.

Temas: , ,

5 Comments en “El PP se ofrece para moderar el próximo Gobierno de la Generalidad”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Mariacruz - Viernes, 26 de noviembre de 2010 a las 08:36

    De acuerdo, CiU es el responsable de que estemos como estamos. Porque si en las Elecciones aquellas de ir ” al Notario “, a hacer el canelo, no lo hubiera hecho, Mas hubiese pasado al govern, con la fracción del PP y otro grupo no independentista. Cataluña estaría ahora ” montada en el dola” (euro). Habría trabajo para casi todos, y la gente estaría viviendo de su trabajo y consumiendo ( con lo cual se genera trabajo ), así con su hacer el canelo y presentar su separacíon del PP como si fuese apestado, lo que hemos tenido es ” recuerdo del franquismo, ( que ya pasó ), revanchismo ( para regodeo de los que todavía no perdonan y prefieren las ruínes venganzas ), resurgimiento del separatismo, discordia entre los cuidadanos que ya se habían remontado ” hace mil ańos “.

    Sí, Mas, metió la pata ” hasta el corvejón”, por hacerse el grandón.

    En este país y en cualquier país, la única manera de salir del bache económico es TRABAJANDO…no dando…regalando…comprando votos….en resumen arruinando.
    ” Donde quitan y no pon, pronto se llega al hondón “. ( al vacio fondo ).

    Se aprende del ejemplo de otros países, si se quiere ver. “Pero no hay mejor ciego que….”

  2. Eduardo González Palomar - Viernes, 26 de noviembre de 2010 a las 10:36

    Al mejor cazador se le va una liebre.
    Estimado amigo:
    Que no ha despertado notoria satisfacción, entre la inmensa mayoría del respetable en Catalunya, este espectáculo a modo de alianza gubernamental a la que se ha dado en llamar Tripartito, hace ya la friolera de más de siete años, es de dominio público. Sin embargo, en la primera singladura legislativa, pese a que muchos catalanes no tardamos en padecer los primeros efectos de tan singular congregación política, la acción de gobierno fue fiel al epígrafe del que, sin sentirse totalmente cómodos todos los integrantes, aún no renegaban; es decir, que aun accidentadamente se comportaban como una sola gerencia administrada por tres partidos con distinto grado de jefatura en función de número de sufragios recibidos. Una prueba inequívoca de ello es que cuando las estridencias provenientes del Govern irrumpieron en la escena mediática con gran estruendo (“Dragón Khan”) hasta convertirse en innegable protagonista del primer y arriesgado periplo de esta índole en la más alta institución autonómica, hubo quien (President) tomó la determinación de echar mano de las destituciones en Conselleries (bien por asunción de la gobernación del timón en unos casos, bien por sucumbir a cantos de sirena federativos –en exabruptos al mismísimo Presidente-). En tan particular odisea, los principales protagonistas depurados pasaron a la palestra de nuestra insigne Historia no precisamente por surcar inexploradas aguas mediterráneas sino por otra serie interminable de sinuosos y arriesgados periplos. Entre los más señeros procede colocar ribete de oro a un “silencioso” y relámpago viaje a una archiconocida ciudad del sur de Francia, a escasos kilómetros de la frontera; sin pasar por alto otro cuyo coronamiento nos ha de transportar a la mismísima Tierra Santa con el objeto presenciar un “jocoso” y enmarcado momento sin parangón en las instantáneas lindes del despropósito. Prosiguiendo en la enumeración de tan “sosegados” paseos el siguiente ha merecido prescindir del punto y coma para teclear un punto y seguido porque no hallaremos otro que mejor encarne la candorosa inocencia eco-socialista sino aquel movido por el eje de la hélice de un público helicóptero que gira en torno a la conciliación familiar y el molesto servicio a la sociedad durante el fin de semana.
    Antes de las posteriores elecciones al Parlament, conocedor del rechazo que despertaba esta fórmula del Tripartito entre la población, quien terminó al mando de la nave en la segunda saga al frente de la Generalitat ya renegó públicamente del artefacto político; no obstante, eso no fue óbice para que lo reeditara con idéntico y penoso resultado, hoy por hoy, es decir, a una semana de que concluya tan traumática y chirriante experiencia. En el transcurso de la actual legislatura y pese a repetir los mismos partidos políticos con la misma coherencia ideológica (en la teoría, progresista), en esta ocasión (en la práctica) han sistematizado un peculiar modo de gobierno caracterizado por la cohabitación de tres gobiernos con sus competencias milimétricamente delimitadas con el propósito de evitar colisiones al menos en ese aspecto. Pero llegados a este extremo con tales alforjas empíricas, inmersos en plena campaña electoral convendría llamar al pan, pan y al Tripartito, Trigeneralitat o cualquier término de nuevo cuño que mejor estime el lector. Aunque sólo fuere para evitar incurrir en clamorosa contradicción semántica como la que tuve oportunidad de presenciar en un debate preelectoral, en el improvisado plató televisivo de la sala magna de cierta universidad de la parte alta de Barcelona, donde el licenciado, alto cargo institucional y representante independentista, al tiempo que parecía sentar cátedra al sentenciar que esta “maravillosa” inmersión lingüística en catalá impuesta en la escuela pública logra que los niños en Catalunya sean unos de los que mejor puntuación sacan en Lengua Castellana de toda España, sostenía que nuestra Comunidad Autónoma era relegada al puesto… “onceavo” (creo recordar), después de cierto “injusto” reparto estatal. Retirando la anécdota anterior al rincón de la margen de este escrito al modo de una mera acotación, el hilo argumental del tema que nos ocupa prosigue exponiendo un ejemplo gráfico que la misma tripleta de actores han puesto en relieve en el fragor de intestinas luchas por retener algún puñado de los votos que la mayoría de las encuestas pronostican que perderán posicionados como contrincantes a ultranza entre los que se distingue paradójicamente a dos partidos desde los que se promete a los electores como descosidos reformar significativamente, incluso abolir, aquellas leyes o preceptos que se aprobaron a instancias del tercero en liza como se aprecia nítidamente en la norma que limita la velocidad a 80 km/h en los accesos a la capital, hasta cuando se transita por despejadas y amplias autopistas.
    Este punto y aparte anterior (¡lo saben, eh?) labra predecible y aterradora imagen sobre un hipotético tercer Tripartito que, al igual que en precedentes oportunidades, los mismos interesados se apresuran a desmentir, pero que de posibilitarlo la razón de la aritmética casi nadie descarta. Conque cada quisque atine con el voto como le dé la realísima gana, que si malo ha sido, al menos para el infrascrito, el Tripartito, se imagina usted un pacto postelectoral… a la griega (PP-ERC como ha ocurrido en algún ayuntamiento): vaya, quien no se consuela es porque no quiere.

    Sin otro “Tripartito” (¡ay, perdón! pretendía decir particular), un cordial saludo

    Eduardo González Palomar

  3. Protestante - Viernes, 26 de noviembre de 2010 a las 11:46

    Esta campaña me ha servido para algo inesperado: ver realmente de qué pie calza Alicia Sánchez-Camacho. Darme cuenta de que es una política profesional en el peor sentido de la palabra:
    -opiando a Ciutadans con lo del castellano para no perder votos, incluso hablando en castellano tras hacerlo Rivera en el debate a 6, al tiempo que le riñe a su hijo por utilizarlo.
    -diciendo cosas que ni se cree sobre inmigración y encima bastante inhumanas además de contradictorias con las que el PP hacía hace algunos años dejando entrar a cualquiera.

    Va de catalanista cuando le interesa, va de no catalanista va de derechas va de social.
    Pura politica profesional.

  4. Juan de Barcelona - Sábado, 27 de noviembre de 2010 a las 18:54

    El PP se ofrece para moderar el próximo Gobierno de la Generalidad……..jojojjoojjojojojojojoo
    ….y van y se lo creen ya que en Catalunya les “”adoran””…..por eso son un partidillo residual…
    CiU sabe de sobras que no gobierna en Catalunya desde la era Pujol gracias al pacto del Majestic……………y creo que Mas no es tonto……….Pujol si que lo era..

  5. Quatre i el Gat - Sábado, 27 de noviembre de 2010 a las 18:58

    Protestante,

    Los ciudadanos han sido unos auténticos monigotes al servicio de la política.

    Y la Camacho como bién mencionas, ¡es una artista!.

    Cuando interesa, se pasea como la mayor “socialista” …

    Cuando le ha interesado, como la mejor “defensora del español en CAT” …

    Cuando ha querido, se ha comprometido con CAT a cambio de poder … (aunque ello perjudicara a catalanes y españoles) …

    Y cuando ha interesado, CAT se puso en el punto de mira en contra de ESP …

    Ahora, le toca la inmigración, y la lengua …. Aspectos de los que no podian recoger votos, y, esto es lo que al PP le hace menos creíble.

    El afán de “tocar poder” a cualquier precio, le pierde al PP …

    Y a la Camacho se la ha calado desde hace mucho, como al PP …

    Por eso, ¡¡Hay que REBELARSE!! ¡¡REBÉLATE!!

    ¡Ánimo Albert!

    ¡Salut Ciutadans!

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.