Cataluña

Patxi López: el PSC necesita “una reflexión profunda”

El lendakari espera “que Cataluña tenga un gobierno estable cuanto antes, para seguir manteniendo unas muy buenas relaciones”.

Agencias / Redacción
Lunes, 29 de noviembre de 2010 | 22:11

Patxi López, el primer presidente socialista del Gobierno autonómico del País Vasco, ha valorado este lunes el descalabro electoral del PSC y ha asegurado que el partido en Cataluña necesita “una reflexión profunda”. Además, se ha mostrado a favor de que la Generalidad de Cataluña tenga “cuanto antes” un gobierno “estable”.

El lendakari, en un acto en Bilbao, ha reconocido que “desde el punto de vista de los socialistas, ha sido un mal resultado” y que el PSC “evidentemente” tiene que “hacer una reflexión profunda“, tras unos comiciones que suponen el peor resultado de la historia del socialismo en el Parlamento de Cataluña.

Unos resultados que no se pueden extrapolar

“Desde el punto de vista de lendakari, espero que Cataluña tenga un gobierno estable cuanto antes, para seguir manteniendo unas muy buenas relaciones, que es lo que necesitamos”, ha señalado López, quien ha descartado que el resultado obtenido en Cataluña se pueda dar en los comicios autonómicos del País Vasco porque no hay “circusntancias” parecidas y hacer “este tipo de extrapolaciones nos conduciría a errores de bulto”.

Finalmente, el que está considerado como uno de los barones fuertes del PSOE -no en vano se ha convertido en el primer socialista que logra arrebatar el Gobierno autonómico del País Vasco al nacionalismo- ha respaldado a José Montilla en la decisión de dejar el liderazgo del PSC: esta decisión “le honra”, ha añadido López.

Temas: ,

8 Comments en “Patxi López: el PSC necesita “una reflexión profunda””

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. ciudadanos fa molta pena - Lunes, 29 de noviembre de 2010 a las 23:41

    A Euskadi ja passa. A les últimes eleccions, fins i tot amb l’exlusió de l’esquerra abertzales, el PNV va treure un percentatge de vots superiors als que té el psoe vasc.

    Allà si que hi ha una llei electoral que distorsiona i dona majoria absoluta als que no arriven al 35% dels vots i no als nacionalistes que junts passaven el 50%.

    I si a sobre li afegim HB, pocs governs hi ha al món menys legitim que els del “okupa de Ajuria Enea”.

  2. Manel - Martes, 30 de noviembre de 2010 a las 09:25

    Efectivamente Patxi tiene razón, lo sucedido en Cataluña no es extrapolable puesto que el PSC ha seguido al estela marcada del pujolismo sin desmarcarse ni un ápice, y encima provocando la radicalización de CiU y el surgimiento de partidillos secesionistas de extremaderecha,

  3. Manel - Martes, 30 de noviembre de 2010 a las 09:49

    de extremaderecha como el chiringuito de Laporta.

    Respecto a Euskadi el gobierno es completamente legítimo y la ley electoral que la misma que aprobaron por mayoría abrumadora en su día los nacionalistas, que por cierto, el % nacionalista era mayor a finales de los 70 que en la actualidad.

  4. Scott - Martes, 30 de noviembre de 2010 a las 13:02

    Más que una “reflexión profunda”, necesita una genuflexión.

    Estoy de acuerdo en lo de profunda.

  5. Eduardo González Palomar (Manlleu) - Martes, 30 de noviembre de 2010 a las 15:52

    ¡Vaya papeleta!
    Que la colosal estructura del edificio del poder político del PSC en Catalunya ha quedado en estado enormemente ruinoso, tras el varapalo electoral del pasado domingo, no parece que vaya a ponerlo en duda alguien con dos dedos de frente. Hace algunos años (algo más de siete), cuando su candidato empezó a maniobrar, al encaramarse a la presidencia de la Generalitat, muchos progresistas creyeron encontrarse en situación de orfandad y no tardaron en mostrar gran estupor ante la deriva nacionalista de la federación catalana. Lejos de rectificar, con el cambio de líder al dar por finalizada la primera aventura tripartita, aun exhibieron mayor firmeza en la misma contradicción ideológica. La consecuencia del segundo examen, ante el electorado catalán, ha malogrado el arduo trabajo de décadas, además de dejar en la estacada quién sabe si en dilatado período a la formación política. Pero el engranaje que parece que ha sufrido mayor deterioro, en apresurado e imbécil alejamiento de los valores propios del Socialismo en un partido que hace gala del mismo en su propia sigla, es el de sus militantes y simpatizantes. Estos se han visto forzados, por los inagotables hechos de sus dirigentes en el gobierno de las instituciones públicas en Catalunya, a defender los mismísimos argumentos contra los que debían combatir escasos años atrás. Abrazar postulados propios del Nacionalismo, bajo el subterfugio del eufemismo “Catalanismo”, no deja de ser una de las muchas contradicciones en las que han incurrido desde el PSC. En el mismo sentido, el hacinamiento de ultracatalanistas entre la cúpula dirigente contrasta y chirría brutalmente con la ausencia de ellos entre las bases del partido y sobre todo entre su electorado natural. No obstante, pocas cosas han menoscabado más la paciencia de sus ya mosqueados seguidores, en el tramo final de la legislatura, que el ademán de aparente rectificación subyacente en sus promesas y actitudes electorales (el díptico bilingüe, el repentino descuerdo con las multas lingüísticas, la extemporánea e hipotética cumbre anticrisis…, por mencionar algunas) solapándose en el tiempo con los últimos estertores de la acción de gobierno en la disparatada línea ininterrumpidamente seguida durante las dos últimas legislaturas. No hay quien hable más libremente que la pluma, pero las teclas de mi portátil carecen de pelos y como tampoco hay dos sin tres, mucho me temo que el sucesor de Maragall y Montilla pueda ser presentado en sociedad como el increíble adalid dotado de la persuasión necesaria para hacer pasar el Nacionalismo por la rama más pura y ortodoxa del Socialismo.

  6. iñigo - Martes, 30 de noviembre de 2010 a las 18:46

    Al lehendakari, como secretario general del PSE.EE, no le queda otra que negar la debacle general de estos resultados de Cataluña, para evitar al máximo un posible contagio en Euskadi. Pero no puede negar -al menos internamente-, que el socialismo ha quedado seriamente tocado por la actitud de Montilla y de Zapatero. Desgraciadamente, los cascotes de este derribo electoral pueden afectar más que ninguno a López. Su intento bienintencionado de cambio de Gobierno puede ser el más afectado por la crisis y la pérdida general del norte entre los dirigentes socialistas.

    Patxi López recibió un PSE-EE con 12 escaños, con el ánimo segundón que le imprimió Redondo Terreros frente al PP de Mayor Oreja; un partido desunido, destruido y con gravísimos problemas.

    Y llegó al año 2009 con 25 escaños, más ayuntamientos que nunca y el lunar (grave, pero aislado), de haber ganado en las diputaciones de Álava y Guipúzcoa y no haber podido evitar que el PNV se hiciera con el poder. “Paradójicamente”, el lehendakari ahora recibe insultos diarios por haber tomado el poder en el Gobierno, cosa que ya hizo arteramente el PNV en 1987 tras perder las elecciones frente a Txiki Benegas y de hacerse con estas diputaciones.

    Llegó al culmen de la capacidad política del socialismo vasco quizá demasiado tarde. Justo en el momento en que la caída generalizada del socialismo se enconaba en toda España. No creo que pueda superar la crisis general de la economía, la crisis particular de la izquierda y la beligerancia casi guerrera del nacionalismo.

    López no es un okupa de Ajuria Enea. El PNV hace lo mismo cuando le interesa, y prueba son las diputaciones de Álava y Guipúzcoa.

  7. ciudadanos fa molta pena - Martes, 30 de noviembre de 2010 a las 23:08

    Iñigo

    lopez és un ocupa perque qui l’ha ficat on és no son els vots dels ciutadans sino el psoe de madrid i els jutges ficats a dit pel psoe.

    Per això és més aviat un “delegado del gobierno de espanya” o “un gobernador civil” que un Lehendakari. Ni ho és ni no serà, a poc que els vascos puguin decidir-ho lliurement.

  8. LARRA - Miércoles, 1 de diciembre de 2010 a las 21:53

    EN CATALUÑA, FEDERACIÓN DEL PSOE O PSC

    Ahora y después del resultado electoral, es el momento de que la ciudadanía tenga libertad de optar por dos corrientes: la socialdemocracia federalista del PSOE y la nacionalista del PSC.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.