Cataluña

La Generalidad premia con 310.848 euros a la Universidad Catalana de Verano

Originalmente creada para promover y difundir la lengua y cultura catalanas, se ha acabado convirtiendo en un centro de exaltación nacionalista, realizando homenajes a Lluís Maria Xirinacs (el “amigo de ETA”) o al acusado de terrorismo, Manuel Viusà.

Redacción
Miércoles, 1 de diciembre de 2010 | 13:02

La Generalidad ha aprobado este martes conceder una nueva subvención, esta vez de 310.848 euros, a la Universidad Catalana de Verano para financiar la sede del Centro Transfronterizo de Estudios Pau Casals, situado en Prades (Francia). Las subvenciones recibidas por esta institución privada superan los 2 millones de euros en los últimos diez años.

‘El objetivo de este proyecto es adecuar una sede para ofrecer, durante todo el año, formación de carácter transfronterizo a estudiantes de educación secundaria y universitaria de los Países Catalanes‘, señala el comunicado del Gobierno autonómico.

La Universidad Catalana de Verano, creada durante el franquismo para promover y difundir la lengua y la cultura catalanas, se ha acabado convirtiendo en un centro de exaltación nacionalista veraniego -con poco más de una semana de actividad al año- donde se premia a personajes como Lluís Maria Xirinacs, condenado por declararse públicamente “enemigo del Estado español y amigo de ETA y de Batasuna”, o a Eliseu Climent, activista pancatalanista generosamente subvencionado por la Generalidad.

Ha contado con rectores como Jaume Sobrequés, histórico miembro del PSC y militante independentista y, en la última edición, un acusado de terrorismo, Manuel Viusà, fue el protagonista de dos homenajes.

Temas:

3 Comments en “La Generalidad premia con 310.848 euros a la Universidad Catalana de Verano”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Eduardo González Palomar (Manlleu) - Miércoles, 1 de diciembre de 2010 a las 15:27

    Correr como gato por ascuas.
    Señalar una aciaga fecha contemporánea desde la que dirigentes políticos de la cuerda independentista en Catalunya hipotecan el futuro de la colectividad para la que debieran gobernar como integrantes del Tripartito se me antoja un descabellado atrevimiento. No obstante, me atrevería a opinar que, de un tiempo a esta parte, evidencian una supina incapacidad para atajar la pérdida de votos que de modo acusado padecen, espoleados por un incontenible ímpetu por demostrar que a nacionalistas no les gana ni el más pintado… aunque para ello en ocasiones se salgan del mapa y los limitados recursos públicos acaben por dar un brinco para salvar el escollo pirenaico -Francia- donde erigir aulas en las que poder aleccionar en la “llengua patria”. En su huida hacia adelante, redoblan su característico empecinamiento por anteponer un modelo reducido de una particular y peculiar “nación” que colisiona frontalmente con los intereses perentorios de una creciente mayoría de ciudadanos que en tiempos de convulsión económica se sienten ávidos de pragmatismo político. Resulta harto significativo repasar las onerosas repercusiones que para nuestros empresarios suponen las pulsiones lingüísticas llevadas hasta el extremo de la sanción económica o la imposición de cuotas en las salas cinematográficas “privadas”. Del mismo modo, las pretendidas reorganizaciones territoriales destinadas a finiquitar las demarcaciones administrativas del Estado que, como el “Estatut”, no parecen destinadas a satisfacer una demanda social del conjunto de los ciudadanos. Sería osado afirmar que gran parte de la labor legislativa planteada desde el condicionado Ejecutivo del Palau de la Generalitat, por las huestes independentistas, va dirigida a la consecución de un conflicto de marras con el Gobierno Central con el anhelado propósito de reverdecer viejos repuntes -2004- en escrutinios electorales porque los adversarios políticos sí que parecen haber aprendido la lección y hoy por hoy sortean el envite con gran soltura. Más que osado, insensato sería pensar que todos sus cargos con responsabilidad política anteponen intereses crematísticos a la consecución de unos ideales. Sin embargo, ¿sería absurdo llegar a la conclusión de que tras una compleja organización política subyace una monomanía… la independencia, sin más?

  2. jo sóc de PxC - Miércoles, 1 de diciembre de 2010 a las 15:42

    Es una vergüenza. Y luego estos separatistas se atreven a acusar a Anglada de franquismo.

  3. jo sóc de PxC - Miércoles, 1 de diciembre de 2010 a las 16:01

    Por cierto, las alcaldías de Manlleu y de Vic están al caer :D Vamos a barrer a Ciudadanos y PSC en el área metropolitana (progresismo=inmigración ilegal) y en la Catalunya central vamos a “destrozar” los feudos convergentes. Algún día aprenderéis, casta corrupta.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.