Cataluña

Geli reconoce que el PSC se está “refundando”

“Hemos de ordenar la casa y paralelamente tenemos que hacer el esfuerzo de conectar con la sociedad civil”, ha explicado.

Redacción
Viernes, 3 de diciembre de 2010 | 18:28

La consejera de Salud en funciones y dirigente del PSC, Marina Geli, ha anunciado que el PSC ha iniciado un proceso de “reconstrucción” en la línea del “catalanismo progresista” que va “más allá” incluso del propio partido. “Hemos de ordenar la casa y paralelamente tenemos que hacer el esfuerzo de conectar con la sociedad civil”, ha concretado.

En una entrevista de este viernes en Catalunya Ràdio, Geli ha reconocido que tras la debacle de la cita electoral del pasado domingo, el PSC se está “refundando”, abriéndose a personas de fuera, “un proceso de revisión estructural” que “no es una cuestión solo de nombres”.

La consejera apoya plenamente a Castells en su propuesta de tener “voz propia” en el Congreso, mediante un grupo parlamentario separado del PSOE. “Parece que pasamos desapercibidos [en el Congreso], cuando influimos mucho más de lo que parece”, ha indicado. Además, está convencida de que el ‘grupo propio’ también “le iría bien al PSOE”. De hecho, ha señalado que “no tendríamos el Estatuto actual sin el presidente Zapatero”, y ha insistido en que “nos fue bien” con él, “Zapatero ha facilitado el Estatuto”, ha subrayado.

El PSC debería haber defendido el Estatuto junto a CiU en el Congreso

Según Geli, “la crisis” ha sido la principal causante de los resultados electorales, aunque aplaude la decisión de Montilla de asumir su parte de responsabilidad. También ha recordado que en estos comicios “CiU ha sacado los mismos votos que nosotros sacamos en el 99 y, como no tenemos Ley Electoral, no pudimos gobernar; a lo mejor la historia de Cataluña hubiese cambiado”.

La dirigente socialista considera que su partido “no ha sabido explicar” que el tripartito era un gobierno “sólido” y que “el PSC ha hechos esfuerzos en pactar con CiU temas de país” aunque, en su opinión, el PSC debía haber dado un paso más y “debería haber ido junto a CiU en el Congreso” en defensa del Estatuto tras la sentencia del Tribunal Constitucional.

Temas: ,

18 Comments en “Geli reconoce que el PSC se está “refundando””

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Angel - Viernes, 3 de diciembre de 2010 a las 18:59

    El PSC despues de las lecciones no es que se este refundando,es algo peor,es un partido muerto.

    No es posible que siendo el PSOE un partido de ambito nacional,su sucursal el PSC en cataluña sea un partido nacionalista catalan,porque esto es una aberracion politica y mas tarde o temprano tenia que terminar.

    El error de PSOE es haber hecho caso de Maragall,que es un personaje de tierra quemada.

    La mayoria de votantes del PSC son los votantes del Partido Socialista Obrero Español,se sienten identificados con las palabras del PSOE y no con las de PSC,sobretodo con los dirigentes nacionalistas que han estado todos estos años engañando a los votantes socialistas de cataluña,que han llegado hasta no poder votar al PSC,porque nada tiene de socialista,poco de obrero y nada de los mas importante para la mayoria de sus votantes,que es ser ESPAÑOL.

    A la Geli y a todos los nacionalistas del PSC,les invitaria que dejaran de hacer de traidores y formaran un partido nacionalista y dejen al PSC para quienes quieren ser lo que el PSC es un partido Socialista Obrero Español,como lo es el PSOE.

    Muchos Socialistas de cataluña no podemos votar al PSC,porque desde hace unos años se transformo en un partido nacionalista.

    Quien no se considere nacionalista nunca mas vote al PSC.

  2. Robert - Viernes, 3 de diciembre de 2010 a las 19:20

    Parece que no han aprendido la lección, si es que no escarmientan, osea que van a seguir con el catalanismo y por ende su nacionalismo, pue seguid así que peor os va a ir, en las próximas municipales ya hablaremos. Y espero que os separéis del PSOE cuanto antes, sois un lastre para el socialismo español en general

  3. La democracia no es un pedo nacionalista - Viernes, 3 de diciembre de 2010 a las 20:06

    Angel, ver en el PSOE un partido, socialista, obrero y español, es un despliegue insusitado de optimismo, excepto en lo de español. Pero incluso eso es discutible y depende de la región en la que gobierne. Por desgracia el problema no está sólo en el apéndice.

  4. El nacionalismo es así - Viernes, 3 de diciembre de 2010 a las 20:19

    Como buen partido nacionalista que es debería ser así e ir al Congreso independientemente del PSOE, al igual que el resto de partidos nacionalistas, como CiU o ERC. No hay nada de extraño.

    Eso sí, se prevee un largo período de mayorías absolutas del PP.

  5. cydadebarcelona - Viernes, 3 de diciembre de 2010 a las 20:32

    Refundiéndoos en la nada más absoluta. Estáis hundiendo el partido, el país, el buen ambiente,
    y muchas cosas más. Solo puedo unirme con vosotros al grito desenfrenado de VISCATALIBANTALUNYA.

  6. aleatorio - Viernes, 3 de diciembre de 2010 a las 20:36

    Les dan la patada en el culo por incompetentes y asociarse con mayores incompetentes y ellos analizan que el problema es que son sospechos de ‘españolistas’. Como una cabra.

  7. Angel2 - Viernes, 3 de diciembre de 2010 a las 20:56

    Suscribo todo lo expuesto por los comentarios anteriores, no se enteran de nada y son un lastre para el socialismo si es que al Psoe se le puede considerar así.

    Yo era de los que decía que si Psc se separara del Partido Socialista Obrero Español volvería a votar al Psoe pero eso ya se terminó creo que son tal para cual así se hundan en la miseria que a mí ya no me engañáis más.

  8. Rogerd - Viernes, 3 de diciembre de 2010 a las 21:11

    Cuando el PSC abandone el nacionalismo, en las autonómicas obtendrán los mismos votos que en las generales.

  9. Quatre i el Gat - Sábado, 4 de diciembre de 2010 a las 03:29

    ¡Vaya diarrea mental socialista-nacionalista!

    ¿Ó acaso debería ser nacional-socialista?

    ¡Dá lo mismo!

    El PSC, ya se ha demostrado a sí mismo que por la línea del nacionalismo, no puede competir en contra CDC / UDC / ERC / ICV por mucho que Montilla hable catalán en su intimidad, y vaya dando lecciones a los catalanes de qué colegio no elegir si queremos tener una educación próspera para nuestros hijos y demás progenitores…

    El PSOE falló desde hace mucho al darle alas a los nacionalistas, y cobijarlos en su seno cual matriarcal dulzura comprensible a tal consecución del poder… ¡Y la cagó!.

    ¡Y vaya cómo y cuánto!

    Ahora, al PSC le tocará seguir discutiendo si primero fué Adán ó Eva y deliberando del error de cálculo al meterse a nacionalista, y, por nuestro bién, esperemos que nos dejen a los demás en libertad para que cada cual elija la opción que mas le convenga, sin tanta manipulación ni contaminación nacionalista.

    Ahora, deberán pagar por la traición por la espalda a sus votantes.

    Con Pujol y CDC era lo razonable, y lo previsible. ¡Es la razón de ser del Nacionaolismo en estado puro!

    Pero, con el PSOE, era impensable … ¡Hasta el camelo del PSC! Y, ahora, ¡toca pagarlo!.

    ¡A purgarla!

  10. Josep - Sábado, 4 de diciembre de 2010 a las 09:09

    el nacionalismo progresista ya lo representan los fracasados de ERC , y el nacionalismo de derechas ya lo representan los de CiU y los pijos de SC, así que si se quieren meter en esos campos, ya están ocupados. Yo de ellos me haria incluso más del PSOE, porque si no, como se dice en análisis matemático, la cosa tiende a cero hasta desaparecer. Que piensen muy bien lo que van a hacer.

  11. Eduardo González Palomar (Manlleu) - Sábado, 4 de diciembre de 2010 a las 11:20

    ¡Vaya papeleta!
    Que la colosal estructura del edificio del poder político del PSC en Catalunya ha quedado en estado enormemente ruinoso, tras el varapalo electoral del pasado domingo, no parece que vaya a ponerlo en duda alguien con dos dedos de frente. Hace algunos años (algo más de siete), cuando su candidato empezó a maniobrar, al encaramarse a la presidencia de la Generalitat, muchos progresistas creyeron encontrarse en situación de orfandad y no tardaron en mostrar gran estupor ante la deriva nacionalista de la federación catalana. Lejos de rectificar, con el cambio de líder al dar por finalizada la primera aventura tripartita, aun exhibieron mayor firmeza en la misma contradicción ideológica. La consecuencia del segundo examen, ante el electorado catalán, ha malogrado el arduo trabajo de décadas, además de dejar en la estacada quién sabe si en dilatado período a la formación política. Pero el engranaje que parece que ha sufrido mayor deterioro, en apresurado e imbécil alejamiento de los valores propios del Socialismo en un partido que hace gala del mismo en su propia sigla, es el de sus militantes y simpatizantes. Estos se han visto forzados, por los inagotables hechos de sus dirigentes en el gobierno de las instituciones públicas en Catalunya, a defender los mismísimos argumentos contra los que debían combatir escasos años atrás. Abrazar postulados propios del Nacionalismo, bajo el subterfugio del eufemismo “Catalanismo”, no deja de ser una de las muchas contradicciones en las que han incurrido desde el PSC. En el mismo sentido, el hacinamiento de ultracatalanistas entre la cúpula dirigente contrasta y chirría brutalmente con la ausencia de ellos entre las bases del partido y sobre todo entre su electorado natural. No obstante, pocas cosas han menoscabado más la paciencia de sus ya mosqueados seguidores, en el tramo final de la legislatura, que el ademán de aparente rectificación subyacente en sus promesas y actitudes electorales (el díptico bilingüe, el repentino descuerdo con las multas lingüísticas, la extemporánea e hipotética cumbre anticrisis…, por mencionar algunas) solapándose en el tiempo con los últimos estertores de la acción de gobierno en la disparatada línea ininterrumpidamente seguida durante las dos últimas legislaturas. No hay quien hable más libremente que la pluma, pero las teclas de mi portátil carecen de pelos y como tampoco hay dos sin tres, mucho me temo que el sucesor de Maragall y Montilla pueda ser presentado en sociedad como el increíble adalid dotado de la persuasión necesaria para hacer pasar el Nacionalismo por la rama más pura y ortodoxa del Socialismo.

  12. Batiente - Sábado, 4 de diciembre de 2010 a las 14:12

    Estupendo, es muy buena noticia, ya está bien de engañar a la gente, si se separan y el PSOE quiere tener su agrupación socialista en Cataluña, yo seré su primer militante y le ayudaré en todo lo que pueda. Ya que soy obrero, español y moderadamente de izquierdas.

  13. Juanc - Sábado, 4 de diciembre de 2010 a las 15:26

    Me parece muy bien que os refundéis, pero de forma transparente, es decir: Que el PSOE y el PSC se presenten independientemente en Catalunya.
    Desde que entró Maragall como president,os habeís olvidado de quien os ha votado.Habéis traicionado a las bases, haciéndoos catalanistas, como si todos vuestros votantes lo fueran.
    Gracias a vuestra capullada y a los del PSC de la zona alta de Barcelona,que se creen raza superior, lograstéis que expontaneamente y con un gran clamor popular, naciera Ciudadanos (C´s) que está mucho más cerca de la realidad socialista que vosotros.
    Solo se me ocurre una palabra para definiros: ¡Traidores! ¡Traidores! y ¡Traidores!.

  14. otiser - Domingo, 5 de diciembre de 2010 a las 11:09

    Pues por lo que leo de esta gente, mucho hablar pero no van a dar el paso definitivo. Ellos saben que en caso de separación pierden una gran cantidad de votos. En su mayoría el votante del PSC es votante del PSOE y en caso de separación la rama nacionalista del PSC serían minoría y en especial sus bases. Ni los catalanistas ni los españolistas del PSC están por perder sus poltronas. Eso sí, mientras no se aclaren en mi familia seguiremos sin votarlos, ni en autonómicas, ni generales, ni municipales.

  15. Batacazo merecido del PSC y ahora del PSOE - Domingo, 5 de diciembre de 2010 a las 18:50

    Ya empieza a pasar factura al PSOE la balcanización y conversión al nacionalismo de sus sucursales, amén de la crisis y nefasta gestión del Gobierno ZP: Menos del 25% de votos según la última encuesta de El País para las Generales. Récord negativo histórico del PSOE. Algo estarán haciendo mal.

  16. Angel - Lunes, 6 de diciembre de 2010 a las 19:11

    Al PSC lo empecemos a refundar el dia 28 sacandolo del gobierno de la generalitad.Estamos esperando las elecciones generales para refundar a Zapatero enviandolo a su casa.Este el refundamiento que tenemos que hacer,terminar con politicos que utilizan la politica para montar su taifa particular.

  17. Eduardo González Palomar (Manlleu) - Martes, 7 de diciembre de 2010 a las 17:40

    Quedarse en cruz y cuadro.
    En la vasta trayectoria pública del partido “socialista” en Catalunya (PSC), durante el actual período democrático, jamás se le vio tan contra las cuerdas como en estos días. Sacudido sin piedad por los resultados electorales del pasado 28 de noviembre, sorprende que sus líderes no cierren la guardia a puro garrotazo y tente tieso. Tal es así, que, la visión múltiple sobrevenida por años de arriesgada actividad, ahora, tras el golpe directo recibido, parece haberles producido incluso un desdoblamiento de personalidad o lo que es lo mismo… de alma. Mudables como la Luna, algunos de sus componentes, pertenecientes al sector ultracatalanista, prosiguen en su recital de fintas sobre refundación, de cara a la concurrencia, cual macarenos de taberna. No satisfechos con los golpes bajos lanzados durante dos legislaturas en el poder en contra de su parroquia de electores catalanes (que no catalanistas), ahora pretenden rivalizar con el mismísimo PSOE en el cuadrilátero del Congreso de Diputados. Entre asaltos, conmueve ver a los dirigentes derrotados en su esquina mirando el moco y no de dónde cuelga, mientras el ala más nacionalista, a su alrededor, no ceja en hacer mangas y capirotes con sus morrocotudos dislates patrióticos. Hay dicotomía en el verdadero púgil socialista que no muda cada semana, como camisa limpia: los partidos políticos como las instituciones públicas se deben a los ciudadanos y nunca al contrario como pretende el nacionalista a ultranza. Pero, en las postrimerías de la pugna, es de ver al cuidador de las esencias “verdaderas” ocultando la toalla mientras advierte al árbitro, en cómica pantomima, de la inminente mudanza del Partido al barrio de los calvos; es decir, a la fantasmagórica sepultura que él mismo ha excavado en el cementerio.

  18. paquiño - Miércoles, 8 de diciembre de 2010 a las 17:11

    Izquierdas=crisis

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.