Cataluña

Mas reafirma su intención de mantener las sanciones lingüísticas

“En Cataluña solo hay una lengua propia, el catalán. Oficiales, dos. Propia, una. Y esta lengua se tiene que respetar […] en la medida que están en una Comunidad y en una nación que se llama Cataluña”, ha sentenciado

Redacción
Martes, 21 de diciembre de 2010 | 10:09

Durante la sesión de este lunes del debate de investidura, la líder del PP, Alicia Sánchez-Camacho, ha preguntado al candidato de CiU, Artur Mas, si mantendrá las multas lingüísticas a los comerciantes. Este le ha respondido señalando que “en España hay más de 300 regulaciones que suponen todo tipo de sanciones si no se utiliza el castellano como lengua oficial del Estado español, ¿el PP propondrá cargarse todas estas sanciones?”.

“Lo que no entiendo es que levanten la bandera de las sanciones lingüísticas cuando se trata del catalán, como si fuera una especie de dialecto regional folclórico y periférico, y en cambio cuando se trata del castellano no haya ni una sola palabra”, ha añadido.

Mas ha argumentado que “no hay ninguna norma, ni ninguna ley, en Cataluña que prohíba etiquetar en castellano nada, y esto ustedes han de ayudar a explicarlo bien porque, si no, fuera de Cataluña se aprovechan de ello; no hay ninguna norma que impida rotular nada en castellano; hay normas aprobadas por amplias mayorías de este Parlamento que obligan a que, como mínimo, se etiqueten o rotulen cosas en catalán”.

“Porque hay dos lenguas oficiales, el catalán y el castellano, pero en Cataluña solo hay una lengua propia, el catalán. Oficiales, dos. Propia, una. Y, si solo hay una lengua propia, esta lengua se tiene que respetar por parte de la gente que se siente identificada [con ella] y por la que no se siente tan identificada, en la medida que están en una Comunidad y en una nación que se llama Cataluña“, ha sentenciado.

Sánchez-Camacho, por su parte, ha apelado a la libertad de los ciudadanos y de los comerciantes. Ha criticado que “para algunos, la lengua es un elemento de construcción nacional” y ha reprochado a Mas que él quiere “políticas lingüísticas de obligación”, mientras que ella opta por “el incentivo”.

“Yo no quiero que se obligue [a rotular] en catalán al empresario que no quiera hacerlo, porque tiene su legitimidad para hacerlo. Y eso no quiere decir que no quiera mi lengua [el catalán] y que no la impulse, sino que la quiero impulsar de una forma diferente a otros”, ha concluido.

Temas: , , , , ,

9 Comments en “Mas reafirma su intención de mantener las sanciones lingüísticas”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. enrique - Martes, 21 de diciembre de 2010 a las 11:00

    Repasar la sentencia del TC y vereis que excepto en la educacion y en las relaciones internas de la administracion nadie esta obligado a utilizar LAS DOS LENGUAS (si las dos si es necesario y no una sola que no puede ser preferente). En el resto cada uno utiliza la lengua que desee. Pero ademas las normas para multar son nulas y un fraude de Ley porque no obligan, bajo la misma sancion a rotular en castellano. Esto es solo un fraude de Ley y una discriminacion derivada del uso de lengua preferente Y tambien de una interpretacion falsa y torticera de lengua propia tal como la define la constitucion ya que tambien es propia de cataluña el castellano.

  2. Angel - Martes, 21 de diciembre de 2010 a las 11:22

    El nacionalismo catalan utiliza la lengua,el catalan para construir la nacion catalana.Este es el motivo por el cual el nacionalismo catalan intenta imponer como unica lengua en cataluña,porque es la base fundamental para poder llegar a su objetivo,que no es otro que hacer a cataluña nacion.

    En cataluña tenemos dos lenguas reconocidas por la constitucion,el castellano y el catalan.Ninguna de las dos lenguas son lenguas autoctonas ni de españa ni de cataluña,por que las dos lenguas tienen como madre el Latin y esta lengua fue la lengua que pusieron los romanos,quitando todas las lenguas autoctonas de españa.

    Mas responde de forma infantil al tema linguistico.Nadie le impide a el y a quien quiera hable catalan,no por que lo imponga el,sino porque el catalan lo reconoce la constitucion como un idioma español,por lo tanto tiene derecho constitucional el catalan,dentro del territorio de cataluña.El mismo reconocimiento constitucional tiene en cataluña el castellano,por lo tanto el no es nadie,ni tampoco el parlamento regional para imponer leyes contra la libertad de los catalanes en utilizar en igualdad con el catalan,el castellano,si asi lo queremos los catalanes.

    El catalan no puede ocupar el espacio del español,porque esto supone crear fronteras lingusiticas dentro de españa,lo que suopne problemas sociales y economicos para todos.

    Si el nacionalismo catalan criticaba a franco por no permitir al catalan ser idioma oficial en cataluña,igual o mayor barbaridad es la imposicion linguistica que esta haciendo el nacionalismo catalan intentando que en cataluña solo sea oficial el catalan,cuando esta lengua es la lengua menos hablada por todos los españoles.

    El nacionalismo catalan demuestra su poca razon,cuando dedica millones de euros para que los catalanes utilicemos solo el catalan.Llevamos 30 años de politica identitaria gastando millones de euros y haciendo leyes para que solo utilicemos el catalan y despues de 30 años,cada dia son mas las voces que critican la barbaridad de las leyes nacionalistas.

    La razon tiene su velocidad,asi paso reconociendo las lenguas regionales por la constitucion y asi pasara terminado con la barbaridad nacionalista de querer hacer lo mismo que franco.

  3. El invento NO-NACIONALISTA - Martes, 21 de diciembre de 2010 a las 13:53

    Angel tu visión dogmatica de la Constitución del año 78 ya cansa.

    Siempre con lo mismo. Mira puedes en tu primer parrafo poner un español por catalan y un españa por catalunya verás como así te gusta más!!

    Por cierto Franco no es que no permitia ser idioma oficial, sino que no era para él, ni idioma, era un invento, una memez. No nos compares con semejante individuo si lo haces es que tu visión dogmàtica viene ya de muy atras, ya te lo dije un día: tu problema es que el professor llegaba a las 10, antes tenías el cura que te decía, que? que te decía? Eso del una grande y libre no!? un poco de catolicismo y nada a ponerte unas ideas buenas en la azotea. Y no solo eso sino que ahora has cambiado tu comecocos por otro más democratico pero muy semejante en su visión de estado, el del constitucionalismo post-franquista, poco te debío costar el cambio.

    PD: por cierto (se que no lo vas a reconocer nunca pero yo te lo digo para que no te venga un día de repente) el 85% del parlamento asi como la mayoria de los habitantes de Catalunya cree que Catalunya es Una Nación MiIenaria, como lo es España, Francia, Inglaterra o Serbia, Austria (incluso más antigua que la nación alemana o estadunidense) lo que pasa es que no se introdujo esto en tu dogmática Constitución debido a que esto daba internacionalmente reconocimiento a una posible independencia de nuestra Nación, cosa que los grises, los del aire y los de tierra no quisieron (ya sabes como eran los años 70 y largos) ni discutir, y nosotros para no revolver la mierda post-franquista dijimos: bueno ya lo tocaremos cuando España sea más democratica, no sea que nos cargemos esto de la democracia antes de empezar pero parece que esos del vestido gris tirando a verde y sus seguidores post-franquistas hicieron bien su faena y este discurso del Articulo 1-2-3 y 8 sigue tan vigente como en el 78, no lo crees así Don Angel??

  4. Eduardo González Palomar (Manlleu) - Martes, 21 de diciembre de 2010 a las 16:04

    -Hablar poquito y mear clarito-
    En vano, me he obligado a darme un buen tute intentando cobrarle ley a esta pulsión que muestran muchos representantes políticos de Catalunya en imponer su “llengua patria” incluso en los rótulos de nuestros comercios. Después de darme semejante panzada, todavía me ha sido preciso recurrir a la cruz y los ciriales para hallar sólo un punto digno de elogio. A diferencia de otros apartados de las leyes lingüísticas, en este concreto asunto y más aún en lo referente a las sanciones recaudatorias, sí aplican con celo el código legal vigente y no emplean, raro en ellos, la ley del embudo. En descargo de estos amantes de la imposición taxativa queda que la normativa legal no fue escrita en agua y aquellos que ahora descubren que no mancha linaje alguno el recurrir al Tribunal Constitucional en cualquier país democrático, entonces (1998) renunciaron a hacerlo. En casos contados, el encabezamiento de un negocio privado debería ser objeto de tanta atención por parte de nuestras autoridades y con más razón todavía en los tiempos que corren. Al hilo de lo anterior, como es de ley en cualquier democracia que se precie, sólo nos resta, a quienes no estamos de acuerdo con este orden de barbaridades legislativas, derogarlas en sede parlamentaria tan pronto como la oportunidad y los desequilibrios parlamentarios lo permitan. Dialogar con unos interlocutores que a calzoncillo quitado han sentenciado que en lo concerniente a esta materia no hay nada que hablar (tema sagrado), se me antoja misión harto difícil para el más pintado en este terruño. A buen seguro, inclusive cercado de adversarios con la declarada intención de hablar menos que mudos roncos, procede llevarse el gato al agua en buena lid. Para empezar, en las formas ya tropezamos con descuidos argumentales que no dicen mucho a favor de ellos por la colosal contradicción que adquiere relieve cuando profundizamos en cuál es el propósito de todo código lingüístico: la comunicación. Vaya, que allá se las compongan si no encuentran que entre las radicales posturas, no decir ni mu o hablar más que un ropero en día de fiesta, habita el término medio del que nos advertía el heleno filósofo. A más de la “exclusión” que desprende el concepto de la consabida Ley de Política Lingüística en lo tocante a la preferencia de sólo una de las más significativas lenguas propias que tenemos los catalanes, es de sentido común que imprime mejor en el ánimo colectivo el premio que el correctivo. No me hallarán hablando a tontas y a locas pero tampoco al paladar; por lo tanto, me resulta inexcusable no referirme al fondo de la polémica suscitada por la imposición, en rótulos de comercios, de la “llengua patria” de quienes menudean en torno al ultracatalanismo. En qué beneficia a nuestros tenderos coartarlos en la elección de las lenguas que mejor les convengan para hacer sus negocios más rentables y competitivos. Por descontado, las sanciones a las que, llegado el caso, han de hacer frente ni favorecen a los vendedores ni al conjunto de la población como potencial cliente, al menos en cuestiones pragmáticas. Además, en coyuntura de globalización de la economía, a qué inversor extranjero seduce traba accesoria o el obstáculo de no poder utilizar, cuando lo estime oportuno, sólo la lengua que le venga en gana, siquiera para este menester, con todo el poder selectivo que ello representa en subjetivas y legítimas políticas de imagen. Para rematar, sé que para algunos en Catalunya poner ahora sobre el tapete discrepancia alguna sobre el constreñido espacio de libertad en asuntos lingüísticos tiene la gracia como las abejas, en el culo. Qué voy a hacerle, en mi particular idioma el acento no recae en la formalidad sino en su uso mondo y lirondo… boca de verdades, cien enemistades.

  5. reset - Martes, 21 de diciembre de 2010 a las 16:20

    Cuando el Constitucional le diga a Mas que, mientras la información esté en uno de los idiomas oficiales, la Generalitat no se puede meter en cuál de los dos es, a ver qué hace. Supongo que lo de siempre: pasarse por el forro las sentencias. Su padre defraudó 2 millones y se ha librado por una triquiñuela legal. Esta gente está acostumbrada a jugar con la justicia.

  6. blah! - Martes, 21 de diciembre de 2010 a las 20:44

    Lo que deberían hacer el PPC, C’s e uPyD es denunciar al “Estado Español” ante quien haga falta por dejar de la mano de dios a millones de sus ciudadanos castellanohablantes en una parte de su territorio. Lo que no entiendo es este juego del gato y el ratón y la perdido de tiempo que supone “dialogar” con un Parlamento (el catalán) que no sólo no pretende representarnos, sino que nos oprime.

  7. LARRA - Martes, 21 de diciembre de 2010 a las 22:23

    no han hecho falta 100 dias para quitarse la careta con lo del idioma

  8. Peris - Martes, 21 de diciembre de 2010 a las 23:20

    Lo que no deja de sorprenderme, es el tema de las señales de trafico, la ley de seguridad vial y sus sucesivos reglamentos son de caracter estatal pero de obligado cumplimiento en todas las comunidades autonomas, . en estos preceptos legales establece claramente que los textos de las señales de trafico , cuando los tengan, han de estar como minimo en idioma castellano por ser el de todo el estado, y luego en el de la comunidad autonoma que tenga idioma oficial . artículos 56 de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial y y 138 del reglamento gral de circulación. Y la Generalitat y los ayuntamientos lo incumplen de forma sistematica , pero ellos se permiten el lujo de multar a los comerciantes que rotulen en castellano , porque dicen que han de hacerlo como minimo en catalan, Pero bueno la ley que es solo para los particulares , pues no un estado de derecho quiere decir que las administraciones tambien estan sometidas a la ley y han de respetarla .

  9. javi - Lunes, 17 de enero de 2011 a las 13:14

    Insumision contra las multas y recurrir en los tribunales… daran la razón a los recurrentes ya que las sentencias dictadas han sentado precedente… asi que ningun problema con las multas linguisticas.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.