Cataluña

‘Ayer, al ver cómo se empezaban a desplegar las consecuencias de la sentencia [sobre el Estatuto] con toda la brutalidad, de golpe se hizo difícil esquivar la evidencia de la gravedad que incluía: esto es un golpe de estado, ahora ya en marcha y que no se parará’

[&hellip

Redacción
Jueves, 23 de diciembre de 2010 | 12:12

Vicent Partal, editor y director de Vilaweb, en un articulo publicado este jueves:

‘[…] Siguiendo estrictamente los procedimientos previstos por las mismas leyes se cambia el Estatuto de Autonomía. Se respetan todos y cada uno de los trámites legales, incluso cuando nos son claramente contrarios. Y se llega a un resultado, demacrado y pálido, pero legalizado al extremo: el Estatuto aprobado en el Congreso de los Diputados. Nadie, absolutamente nadie, puede decir que ni un solo paso en este proceso no se hizo de acuerdo con la legalidad constitucional española. No hay ni un solo gesto de fractura.

Hasta que llega la sentencia del Tribunal Constitucional. Porque aquí sí que hay una fractura clara. Lo ha puesto de relieve mucha gente y muchas voces autorizadas: trinchar un Estatuto aprobado por los dos parlamentos y corroborado refrendariamente por el pueblo es una decisión gravísima. Pero el hecho se entiende mejor si hablamos sin tapujos: era un golpe de estado.

Era un golpe de estado porque se hacía por la fuerza y desde la fuerza. El Constitucional se sitúa por encima del Parlamento catalán y del Parlamento español, pero, sobre todo, por encima del voto democrático de los ciudadanos. ¿De dónde proviene la legitimidad en una sociedad democrática? Tan solo del ejercicio libre del voto de los ciudadanos. Y si esto no vale, es que estamos ante una sustitución del origen de la democracia, definición clásica del golpe de estado.

Si nadie quisiese entrar en el debate entre poderes superiores e inferiores, estatales y autonómicos, que no olvide que no es únicamente la legitimidad del Parlamento de Cataluña la que se sustituye, sino también la del Congreso de los Diputados.

Y esto se hace construyendo una nueva legitimidad. Una nueva legitimidad que no emana de la Constitución de 1978, sino que la sustituye. Porque no deberíamos olvidar que la Constitución española, las instituciones generales del Estado, durante décadas han avalado y validado la inmersión. Y esto ahora no lo ha cambiado voluntariamente ni la voluntad popular ni el poder legislativo. Lo ha cambiado la voluntad arbitraria de un cuerpo organizado y autónomo dentro del Estado -talmente el ejército.

En junio pasado, en el momento en que se hizo pública la sentencia, esto ya era así. Pero ayer, al ver cómo se empezaban a desplegar las consecuencias de la sentencia con toda la brutalidad, de golpe se hizo difícil esquivar la evidencia de la gravedad que incluía: esto es un golpe de estado, ahora ya en marcha y que no se parará. Y la mejor respuesta no es decir que esto no pasa’.

Temas: , , , ,

18 Comments en “‘Ayer, al ver cómo se empezaban a desplegar las consecuencias de la sentencia [sobre el Estatuto] con toda la brutalidad, de golpe se hizo difícil esquivar la evidencia de la gravedad que incluía: esto es un golpe de estado, ahora ya en marcha y que no se parará’”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Josep Lluís - Jueves, 23 de diciembre de 2010 a las 12:54

    Señor Vicent Partal, editor y director de la nada. o sea, de Vilaweb, de un medio que sin subvenciones no subsistiría ni medio segundo:

    1º “Golpes de Estado”, lo que se dice golpes, fueron los dos que perpetró Luís Companys, y también el que dio Francesc Macià.

    2º Debe de ser usted sumamente ignorante para protestar porque «el Constitucional se sitúa por encima del Parlamento catalán y del Parlamento español, pero, sobre todo, por encima del voto democrático de los ciudadanos». Pues es que es así como tiene que ser aunque usted no se haya enterado. Para empezar, la Constitución es de donde emanan todas las demás instituciones democráticas, incluidos los parlamentos. Y ha sido votada por los españoles, no ha aparecido por casualidad en un desván ni nada de eso, no tergiverse. Todas las democracias tienen mecanismos para evitar que si las masas se vuelven locas o sucumben a la manipulación del Hugo Chávez o Adolf Hitler de turno, no terminen aprobándose barbaridades antidemocráticas y liberticidios. El Tribunal Constitucional es, aquí y en el resto de países, uno de esos mecanismos de control.

    3º Si a usted no le gusta que el Constitucional haya modificado el Estatuto no es culpa de los magistrados que lo componen, sino de la poca vergüenza de los políticos que lo redactaron a sabiendas de que vulneraba la Carta Magna en infinidad de puntos y del pueblo indocto que votó a favor de semejante bodrio, a todas luces anticonstitucional y ventajista sobre los derechos del resto de comunidades autónomas. Pídales responsabilidades a ellos y déjese de victimismos, que hartos estamos ya del mismo cuentecito.

  2. Fernando Feliu - Jueves, 23 de diciembre de 2010 a las 13:55

    Ese artículo es el fruto maduro más que de la inmersión lingüística, del lavado de cerebro al que nos han sometido a la ciudadanía desde el nacionalismo, desde el mismo momento en que se aprobó la Constitución española, en la que simularon acatarla, pero inmediatamente empezaron a poner en práctica políticas que iban mucho más allá de la propia Constitución y que desde el Estado no solo no combatieron sino que ayudaron en algunos casos a consolidar.

    A las afirmaciones osadas que se hacen, hay oponerse no con opiniones sino con hechos objetivos:

    No es verdad que la Constitución española y las instituciones generales del Estado, durante décadas hayan avalado y validado la inmersión, es falso, lo que es cierto es que se ha orillado la posibilidad de que el Tribunal Constitucional se pronunciase al respecto. El TS, en estas Sentencias no difiere de lo que dice el TC, y el TC no ha cambiado de Jurisprudencia respecto de la oficialidad y cooficialidad de las lenguas del Estado. La Sentencia del Estatut es heredera directa de las Sentencias precedentes. Tanto el TC como el TS mantienen que el catalán debe ser el centro de gravedad de la política lingüística (mientras exista la necesidad de la normalización del catalán) y que debe ser lengua vehicular de la enseñanza obligatoria en Cataluña, lo que jamás han dicho ni se habían pronunciado hasta la fecha, porque nadie se lo había solicitado expresamente y específicamente, que el catalán fuera la lengua exclusiva y excluyente, que es lo que se fue imponiendo paulatinamente y no de golpe, desde hace dos décadas, no precisamente desde una Ley sino con normas de rango inferior, y solo cuando esa política de imposición se elevó de rango, se llevó al Estatut y a la Ley de Educación de Cataluña, es cuando efectivamente los Tribunales se han pronunciado de una forma inequívoca, como era absolutamente previsible, excepto para los que solo piensan en una Cataluña-nación, ajena al Ordenamiento Jurídico-político español.

    Mientras Cataluña sea España, resultaba y resulta increíble (para mi vergonzante) que no existan escuelas publicas que tengan el idioma oficial del Estado, como vehicular siquiera conjuntamente con el idioma cooficial de la Comunidad, o incluso para residentes –transeúntes – de otras Comunidades Autónomas..

    Desde un punto de vista político e intelectual resulta insultante que se apele a que las Sentencias del TS o la TC, “suponen un golpe de estado” o que son un ataque al catalán que rompe la cohesión social de la ciudadanía, cuando en el modelo educativo conviven la enseñanza pública con la privada, que cumple con los requisitos exigidos de escolarización, pero al que no se le somete a lo mismos requisitos de exigencia lingüística. O sea que si los alumnos son de familias que se puedan permitir pagar unas considerables cantidades de dinero, estos no rompen la cohesión social porque se les imparta asignaturas en español o en otras lenguas, porque se les autoriza a que vivan en su burbuja social ajena, por lo visto, al resto de la Comunidad.

    Otro argumento falaz, es el de las legitimidad democrática catalana, supuestamente representada por la aprobación del Estatuto en el Parlamento de Cataluña, en la Cortes Españolas y en el referéndum por los electores catalanes, pero eso no es exactamente como se describe, pues, el Estatuto, como cualquier norma , está sometido por el principio de jerarquía normativa a la Constitución y el Tribunal Constitucional, que es un órgano de Estado al que pertenece Cataluña,el encargado de pronunciarse. Y si lo que se pretende es crear una “nueva legitimidad” que no emana de la Constitución de 1.978, se debe efectuar a través del cauce adecuado, que es la modificación de la Constitución en las mayorías exigidas en la propia Constitución. ¿De dónde proviene la legitimidad en una sociedad democrática? Se pregunta el periodista, pues de los ciudadanos, pero con las mayorías previstas en las leyes y no de las que nos pudieran convenir. Valga para ello, que el Estatuto no puede modificar la Constitución, y que las mayorías para aprobar un Estatuto no son las exigibles para aprobar una nueva Constitución, y aún prescindiendo de la legalidad española y acudiendo a los protocolos internacionales que resuelven los conflictos de naciones sin Estado, una nueva legitimidad para la creación de un Estado catalán, pregúntele al Sr. Mas si obtendría mayoría suficiente para tal evento. Así que, si Cataluña es España aplíquese el Estado de Derecho, eso nada tiene que ver ni con tanques ni golpes de Estado ni con las 23 divisiones del Ejercito franquista, que por estas fechas, en el 1.938 se disponían a tomar Cataluña, es simplemente que se cumpla la Ley que además eso es lo que es legitimo formal y materialmente.

  3. Mariacruz - Jueves, 23 de diciembre de 2010 a las 14:10

    MUY DE ACUERDO CON ESTO;

    “3º Si a usted no le gusta que el Constitucional haya modificado el Estatuto no es culpa de los magistrados que lo componen, sino de la poca vergüenza de los políticos que lo redactaron a sabiendas de que vulneraba la Carta Magna en infinidad de puntos y del pueblo indocto que votó a favor de semejante bodrio, a todas luces anticonstitucional y ventajista sobre los derechos del resto de comunidades autónomas. Pídales responsabilidades a ellos y déjese d “…( Josep LLuis)

    Y con esto;

    “a sabiendas de que vulneraba la Carta Magna en infinidad de puntos y del pueblo indocto que votó a favor de”….

    Y si A SABIENDAS LO VOTARON EN ELCONGRESO sería por ” amiguismo entre partidos y sus intereses políticos ” NO PORQUE NOSUPIERAN LAS IRREGULARIDADES ANTICONSTITUCIONALES QUE CONTENÍAEL ESTATUT. ( Y todavía se quejan…)

    ——————–

    Porqué el mismo Congreso no acepto el Estatuto vasco de Ibarrtetxe si era casi lo mismo?. Porqué a unos NO y a otros SÍ, ( Por zapilongadas?…)( por el toma y daca vota-rete y botarete )?. Y cuantos catalanes fueron a votar 49 % no llegó ni a 50. Y cuantos lo habían leído, un 25%, y cuantos verdaderamente entendido un 5%?.

    Y ahora se quejan…Si hicieran las cosas bien desde un principio, no tendríamos estos”teatros “.Pero esa ha sido toda la estrategia, la escenificación desde el centro a la periferia.Y si fuese la última…..en “EL GRAN TEATRO DEL MUNDO” POLÍTICO….

  4. Mariacruz - Jueves, 23 de diciembre de 2010 a las 14:12

    Cuando dejen el puesto que se vayan al Teatro, que ya tienen ” tablas “…

  5. Mariacruz - Jueves, 23 de diciembre de 2010 a las 14:13

    Y para golpes de Estado, recientes el 11-M…

  6. espantat dels espanyols - Jueves, 23 de diciembre de 2010 a las 14:45

    El que no es pot guanyar a les urnes en 30 anys, ho ha de fer un tribunal corrupte.

  7. XAVI A - Jueves, 23 de diciembre de 2010 a las 14:46

    ¿Y?

  8. 106.000 ciutadans - Jueves, 23 de diciembre de 2010 a las 15:36

    Golpe de estado el vuestro. Autonomía no significa estar por encima de las leyes constitucionales españolas. La ley española impera en toda España. Si una parte de España se rebela ante eso, el golpe de estado lo produce esa parte de España (Cataluña, en este caso). Así comenzó la Guerra Civil, en 1934, cuando Companys declaró la República Catalana al margen de la ley. Parece que no aprendemos.

  9. Eduardo González Palomar (Manlleu) - Jueves, 23 de diciembre de 2010 a las 15:42

    Como pedrada en ojo de boticario.
    Pocos lugares hallará en Europa occidental, en la cual se presupone cierta calidad democrática, donde la impunidad con la que actúan ciertos políticos (ultracatalanistas) encuentre mayor y mejor gloria que en Catalunya. Pasa con demasiada frecuencia que si se pernocta bajo albergue nacionalista, todo lujo de atenciones a cuenta del erario público (subvenciones); si no… a la fonda del sopapo, que por un real dan dos platos. Basta echar un vistazo al libro de registro del Gran Hotel Parlamentario para percatarse de que los apellidos de categoría patria, minoritarios entre el pueblo llano, constituyen una arrolladora mayoría: revelador, ¿eh? A mayor abundamiento, figúrese que en el apartado de “motivo de la estancia” del formulario de inscripción, que con esmerada amabilidad hacen cumplimentar en recepción, el huésped catalanista, indica de manera explícita: “para quebrantar las leyes vigentes” (no acatar las sentencias de cierto tribunal, por poner un solo ejemplo de los muchos que prodigan en facilitarnos). Pues llegado el caso, la Hospedería de Interior del regio lugar se quedará más fresca que el dormitorio de una rana y con más razón que un santo porque es de justicia que la declaración del confeso es determinante pero no concluyente: paciencia y barajar. Le aconsejo que aún no se apee del burro en el asunto de marras porque al mejor escribano se le cae un borrón y, en las más de las veces, sucede que el jacobino huésped en sus fehacientes transgresiones legales, a la sazón, perjudica de manera manifiesta al conserje, maître o botones ante las mismísimas barbas del “detective d’esquadra” de la tetrabarrada Residencia Nacional. Pues ni por esas, “casualmente” el vigilante verá menos que un martillo enterrado en paja, esto es, que este endémico malhechor (“patriota”, como acostumbra a decirse por estos lares donde me trajeron al mundo) tiene todos los números para seguir campando por sus respetos. Es más, en ocasiones, hay humilde asalariado, que no sabe ni a tocino aunque le unten, que, en arranque de cándida osadía (suponga -sé que es mucho suponer-), se planta ante la Comisaría de la Dirección para informar del atropello a plana y renglón. No se sorprenda si el policía de turno (guasa aparte, a su seguro servidor le ha ocurrido en repetidas ocasiones; vaya, que es verídico) le espeta un “¿qué pretende que hagamos nosotros?, ¡vaya usted y ponga una denuncia al Juzgado!” y como hay agraviado que ante tamaña indefensión revienta antes que estar callado, entre dimes y diretes, acaba replicando un “si se me atraviesan los cables y le atizo una pedrada a la farola de ahí enfrente, ¿me denunciarán ustedes o también se cruzarán de brazos, esperando que otro modélico ciudadano se tome la molestia de ir al Juzgado a tramitar la acusación?”. Escribiendo en román paladino, no es necesario redoblar exhaustivas pesquisas para concluir que en Catalunya por ningún cabo se encuentra que muchos ultracatalanistas y las leyes de que nos hemos dotado en democracia confluyan. En suma, es feo como un pecado que lo advierta, mas topándose con alguno de los referidos… fíese de la Virgen, pero corra.

  10. Ufrasico - Jueves, 23 de diciembre de 2010 a las 16:45

    ! No sé que hacen los separatas que no tiran de otra vez de balconcico, pijo ¡

  11. Angel - Jueves, 23 de diciembre de 2010 a las 17:13

    La constitucion no permite que un grupo de politicos hecho mayoria en una comunidad cambie la constitucion con un estatuto.

  12. enrique - Jueves, 23 de diciembre de 2010 a las 17:40

    El golpe de estado lo intetó dar ZP aceptando un estatut inconstitucional y permitiendo que los catalanistas modificaran la constitución sin intervención del pueblo español.
    Además de que este señor no distingue la democracia de los sectarismos que representa el mismo, está acusando al TC de dar un golpe de estado porque realiza su función por encima de las imposiciones de los nacionalistas.

  13. DLM - Jueves, 23 de diciembre de 2010 a las 18:01

    Hace falta tener poco sentido de la responsabilidad y de la VERDAD, para manipular el proceso de aprobación del Estatuto de Catalunya, de la manera que éste individuo lo hace. Trataré de ser conciso para que se me entienda bien y no tratar de hacer juegos florales con el idioma.
    El Tribunal Constitucional tiene la responsabilidad de interpretar si las Leyes aprobadas en los Parlamentos, se ajustan a lo establecido en la Constitución; en consecuencia su decisióm está por encima de lo que se haya aprobado en los Parlamentos si lo aprobado es anticonstitucional.

    La Constitución Española fué sometida a Referendum votado por todos los Ciudadanos Españoles, incluídos los residentes en Catalunya. Los resultados fueron contundentes, tanto en participación como en votos afirmativos TAMBIEN EN CATALUNYA.

    Aquí los únicos que tratan de dar ” un golpe de Estado ” por la puerta de atrás…….cobardemente, son los políticos nacionalistas, con una política de hechos consumados y aprovechandose de la debilidad del Gobierno de la Nación.

    Catalunya JAMAS fué una Nación con reconocimiento jurídico y si desea o pretende serlo, de forma pacífica y legal, deberá tener en cuenta a la totalidad de los Ciudadanos Españoles en los que reside la soberanía Nacional.

    Finalicemos el Año intentando no sembrar más discordia, no distorsionando la Historia y reconociendo que Catalunya hoy por hoy, es una de las Regiones más avanzadas de Euroipa y esto hay que apuntarselo, no únicamente a los que residimos en Catalunya, sino a todos los españoles, que de una u otra forma nos han hecho avanzar hasta aquí.

    Feliz Navidad a TODOS.

  14. reset - Jueves, 23 de diciembre de 2010 a las 18:53

    No entiendo qué criterios se siguen en este blog para eliminar o no un comentario. Envié uno sobre esta noticia y me lo borraron. Aunque no contenía insultos contra nadie, suavicé alguna expresión a ver si era por eso y la volví a enviar. Ni era largo, ni usaba lenguaje malsonante, ni calumniaba a nadie. Lo único que decía era, en resumen, que los jueces se limitan a hacer su trabajo, y que a veces lo tienen muy difícil porque el ejecutivo catalán dicta normas que rompen el marco legal, y que por ello, si es que hay que acusar a alguien de golpe de Estado, sería más bien a la Generalitat que no a los jueces. Reflexionaba sobre que quizá estaría bien cambiar ese marco legal y sobre si era el momento oportuno. ¿Qué había en ese comentario que pudiera ofender? Me molesta no porque eliminen un comentario (éste es un blog particular y por tanto la decisión es sin duda del dueño) si no porque no entiendo el motivo.

  15. momium - Jueves, 23 de diciembre de 2010 a las 23:14

    enrique – Jueves, 23 de diciembre de 2010 a las 17:40
    El golpe de estado lo intetó dar ZP aceptando un estatut inconstitucional y permitiendo que los catalanistas modificaran la constitución sin intervención del pueblo español.
    Además de que este señor no distingue la democracia de los sectarismos que representa el mismo, está acusando al TC de dar un golpe de estado porque realiza su función por encima de las imposiciones de los nacionalistas.

    Has dado en la diana. El estatut no es más que la modificación de la Constitución por la puerta de atrás y en silencio. Todo sin la intervención del pueblo español soberano. Con la mano negra de la oligarquía catalana presente como actor principal (una vez más se repite la historia) Otro golpe de estado de esos pero en plan postmoderno….

    Ya lo he explicado en anteriores ocasiones. El nacionalismo es PROPAGANDA. Básicamente acusan a los demás de las fechoría que ellos cometen (golpes de estado, insumisión, ilegalidad, etc..)

    Y en base a esa propaganda y a esa manipulación de la información a través de los medios de (des)información adscritos al regimen consiguen que vayan calando con el mensaje falsario. Y finalmente con el mensaje trabajando actuan políticamente hasta conseguir los fines

    Reset : Si te sirve de consuelo a mí me pasa lo mismo

    Saludos

  16. Josep Lluís - Viernes, 24 de diciembre de 2010 a las 03:15

    «Reset : Si te sirve de consuelo a mí me pasa lo mismo» (Momium). Pues yo pensaba que me lo hacían sólo a mí. Me han venido borrando del orden del 40% de los comentarios. Hasta que se me hincharon las narices y he estado varios meses sin escribir aquí absolutamente nada. No sé por qué lo hacen, la verdad. porque en infinidad de ocasiones son muchísimo más interesantes e instructivos algunos comentarios de los lectores que las noticias en sí. Además, no entiendo la razón de que borren vuestras opiniones, porque tú, Momium, al igual que Reset, sois de los foreros más inteligentes y lúcidos que hay por aquí. No entiendo a éstos de VozBCN, no les entiendo.

  17. Intrigat / Intrigado - Viernes, 24 de diciembre de 2010 a las 09:34

    Un nacionalista desquiciado más! A partir de aquí, no hace falta decir nada más.

  18. Intrigat / Intrigado - Viernes, 24 de diciembre de 2010 a las 09:38

    Ahora estaba escuchando que en TV3 que está entrevistando a Artur Mas, uno (no sé qué Reixac) le decía al Mas, “Llarga vida al President”.

    Que presentadores e invitados más imparciales ficha la TV3!

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.