Cataluña

Tresserras descarta ser “protagonista” en la futura dirección de ERC

“La cultura catalana es una de las culturas electivas más potentes del mundo”, asegura el ex consejero autonómico.

Redacción
Viernes, 31 de diciembre de 2010 | 20:10

Joan Manuel Tresserras, ex consejero de Cultura, durante el acto en el que se hizo militante de ERC (foto: esquerra.cat).

El ex consejero de Cultura, Joan Manuel Tresserras, que se dio de alta en ERC justo antes de las autonómicas a pesar de la debacle que auguraban las encuestas, ha revelado que lo hizo por “complicidad” con los militantes de base y ha asegurado que no tiene ninguna intención de asumir ningún “protagonismo” en la futura dirección del partido. “No lo tendré”, ha insistido, a pesar de declararse “comprometido” con la formación independentista.

En una entrevista en Catalunya Ràdio, Tresserras, impulsor de la Ley del Cine, que impone multas de hasta 75.000 euros a los exhibidores que no proyecten, al menos, el 50% de las películas en catalán, ha alabado al nuevo consejero de Cultura, Ferran Mascarell. “Nos conocemos hace mucho tiempo y tenemos muchas ideas compartidas”, ha señalado, tras reconocer que no le sorprendió su nombramiento.

Ley del Cine y arte sacro

Tresserras considera que la Ley del Cine “ha sido un intento de reparar un punto negro que teníamos, pero todavía hay trabajo que hacer para acabarlo de reparar”, lo que se irá viendo en los próximos años, ha anunciado.

Respecto al contencioso sobre las obras de arte sacro aragonesas depositadas en el Museo Diocesano de Lérida, el ex consejero ha manifestado que “es un conflicto inventado”, ya que son piezas que llegaron a Lérida hace más de cien años, y se ha mostrado convencido de que la posición de la Generalidad seguirá siendo la misma que hasta ahora.

“La cultura catalana es una de las culturas electivas más potentes del mundo”

Para Tresserras, “casi todo el mundo que forma parte de la cultura catalana, lo ha elegido, porque ha tenido desde el primer momento la posibilidad de disponer de ofertas más potentes, con más apoyo industrial, que le ofrecían en condiciones de ventaja”.

“La gente que se adscribe voluntariamente a la cultura catalana, lo hace electivamente y eso ocurre en muy pocas culturas del mundo que tengan el peso de la cultura catalana y que no sean culturas de Estado; esto es muy relevante, y esta singularidad la tenemos que exhibir internacionalmente, porque la cultura catalana es una de las culturas electivas más potentes del mundo”, ha concluido.

Temas: ,

3 Comments en “Tresserras descarta ser “protagonista” en la futura dirección de ERC”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Cierzo - Sábado, 1 de enero de 2011 a las 01:28

    Tresserras es un auténtico sofista:

    Cuántos recursos asignaba para la cultura hispana a los ciudadanos hispanohablantes de Cataluña….

    No pretendía axfisiar a las asociaciones culturales hispanohablantes negándole subvenciones o dándoles céntimos frente a los que asignaba a Omnium…

    Repiten mil veces la misma mentira y parece que sea verdad…..

  2. Quatre i el Gat - Sábado, 1 de enero de 2011 a las 02:54

    Tresserras se lució con su tripartita gestión.

    Todo en la misma dirección: Empobrecimiento de la cultura en Cataluña.

    Y multando a quienes no practicaran su peculiar incultura.

    Lo dicho, un alivio que gentes de tamaña altura de miras dejen de presionarnos a quienes poseemos el anhelo de vivir en libertad en una tierra que sea libre y abierta a cualquier corriente cultural además de la nuestra.

    Veamos cómo piensan desarrollar su gestión los nuevos dirigentes … ¿…?

  3. Eduardo González Palomar (Manlleu) - Domingo, 2 de enero de 2011 a las 11:38

    Cada uno como pueda se explique y se rasque donde le pique.
    Estas pasadas elecciones al Parlament de Catalunya están precipitando a pie quedo la tramitación de irrevocables dimisiones en el seno de los partidos políticos que conformaban el Tripartit. Esta serie de forzadas renuncias, los protagonistas, no deberían atribuirla en modo alguno a tener la suerte de espaldas porque se lo han ganado a puro cojón. De todos era sabido que esta estridente alianza gubernamental reeditada hace cuatro años, la inmensa mayoría de los catalanes, no la quería ver ni en estampa. El mazazo con el que han sacudido a los tres partidos políticos en cuestión, aquellos que han decidido depositar su papeleta en las urnas, ha sido proporcional al grado de estridencia doctrinal que generaba cada formación con respecto a las dos restantes dentro de la tripleta. De ese modo se explica el impresionante desmoronamiento electoral de ERC y el anunciado cese en la actividad política de primera línea de quien llegó a presidir el Parlament de Catalunya durante dos convulsas legislaturas. Sin embargo, en lo tocante al máximo representante y principal responsable de estos pésimos resultados en los últimos comicios de la formación independentista, tira de espaldas su obstinación en aferrarse a un cargo que, en mi modesta opinión, siempre le quedó holgado. Pero, como no hay mal que por bien no venga, estos horribles siete años de Tripartit han servido para curarnos de espanto… porque quién sabe si el rumboso retrato del personaje aún lo hallaremos en los próximos carteles electorales diseminados por todos los municipios de la triangular geometría de Catalunya.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.