Cataluña

‘Mas pretende demostrar que ha vuelto la dinastía legítima, la heredera de las esencias de la patria catalana, y que ya se marcharon los aprendices de brujo y los nacionalistas de segunda con acento cordobés’

[&hellip

Redacción
Viernes, 7 de enero de 2011 | 10:52

Albert Rivera, diputado autonómico y presidente de Ciudadanos, en un artículo titulado La Restauración y publicado en Abc, el pasado miércoles:

‘[…] El ex consejero de Jordi Pujol, imputado en el caso Pretoria junto al convergente Macià Alavedra y los socialistas Bartomeu Muñoz y Luis García, actualmente en libertad bajo fianza, entró como un héroe en el acto de investidura de Artur Mas, con lugar de honor en el salón de actos incluido. Prenafeta, mezclado entre nuevos consejeros, el presidente Mas y el ex presidente Pujol y sus familias, simboliza la restauración del oasis catalán. Muchos de los que estuvimos en aquel acto compartíamos una sensación: los amos de la masía habían vuelto a casa. Allí estaba Pujol, el profeta del nacionalismo catalán, quien inventara ese eufemismo separatista de la “construcción nacional”, capitalizando junto a Josep Antoni Duran i Lleida y todos los antiguos consejeros y amigos de la era pujolista el triunfo de Artur Mas, para que quedara bien claro que Mas era el cabeza de cartel, pero el triunfo -como algunos ya advertíamos durante la campaña electoral- era del pujolismo, que retomaba el poder con el fin de instaurar la perversa confusión de Cataluña con CiU y el nacionalismo.

Pero la restauración no solo viene marcada por el continuismo en las caras de algunos consejeros, sino también por la deriva del discurso de Artur Mas, cada vez más tribal, más esencialista, más nacionalista y menos pragmático y moderado. La transición nacional, el derecho a decidir, la plenitud nacional, que los estados y las personas perecen pero las naciones milenarias como Cataluña perduran; son algunas de las joyas mitológicas que le hemos escuchado en los últimos discursos a raíz de su investidura. Parece que Mas pretende demostrar que ha vuelto la dinastía legítima, la heredera de las esencias de la patria catalana, y que ya se marcharon los aprendices de brujo y los nacionalistas de segunda con acento cordobés. Y es que, lamentablemente, el nacionalismo con peor o mejor tradición, con peores o mejores trajes, con peor o mejor acento catalán, sigue gobernando Cataluña después de 30 años’.

Temas: ,

7 Comments en “‘Mas pretende demostrar que ha vuelto la dinastía legítima, la heredera de las esencias de la patria catalana, y que ya se marcharon los aprendices de brujo y los nacionalistas de segunda con acento cordobés’”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. hispànic - Viernes, 7 de enero de 2011 a las 11:09

    Un buen artículo para los “sobiranistes”:

    http://elprincipatdecatalunya.blogs....aluna.html

  2. Pepe castellano - Viernes, 7 de enero de 2011 a las 13:28

    Ay Joan, si tantos y tantos copmpañeros de viaje de los desleales nacionalistas hubieseis dejado la comodidad de la poltrona para plantarles cara o la huvbieseis utilizado para apoyar a aquellos que nos hemos mantenido leales al honesto proyecto socialista… ahora ya puede ser demasiado tarde, el destrozo lo han hecho y lo que quieren es acabar con los tibios y las últimas resistencias. En estas últimas estamos desde hace años quienes nos consiederamos representativos de los cientos de miles de votantes en las generales que en las autonómicas no vota al psC por consiederarlo otro miembro más del régimen nacional catalanista.

  3. Eduardo González Palomar (Manlleu) - Viernes, 7 de enero de 2011 a las 15:09

    Por la uña se saca al león
    Tras la toma de posesión en la presidencia de la Generalitat de Catalunya de su quinto máximo representante, en la actual singladura democrática, descubrir “normalidad” y “plena fidelidad al pueblo de Catalunya” se me antoja gestión harto embarazosa. En las altas esferas institucionales, quien más, quien menos, puede apreciar una violenta desproporción de apellidos “patrios”, sostenida ininterrumpidamente en este periodo democrático, que da para enfrascarse en un raudal de conjeturas. En un pestañear, se alcanza a repasar cómo se apellidan los cinco presidentes, los miembros del que será futuro Govern o los componentes de cualquiera de los Parlamentos legalmente constituidos. Sin duda alguna, entre el pueblo llano, los factores transitan por derroteros diametralmente opuestos. Como, hoy por hoy, no me derrapan las neuronas, debo admitir que este singular capricho tan desviado de la Realidad se debe a la preferencia popular expresada periódicamente en las urnas. Sin embargo, por un sí o por un no, ¿sería descabellado sostener que la multiplicidad de los Montilla, Fernández, Cañas… normalizarían nuestras instituciones públicas más conspicuas? ¿Contribuiría en este sentido que el voto computase igual, a efecto de representatividad, indiferentemente de la división del territorio en el que se deposite?, ¿desviaría el resultado final que los partidos políticos eligiesen democráticamente a sus candidatos en primarias?, ¿operaría cambio alguno el hecho de que se optase por el sistema de “lista abierta” para que, en última instancia, siempre fuera la voluntad general quien determinase los miembros de cada partido político? ¡Vaya usted a saber! No obstante, sacaremos algo en limpio si en esta legislatura se acomete de una vez para siempre una Ley Electoral que anteponga la persona al territorio y en partido político, la democracia al totalitarismo. En suma, sé que para muchos ultracatalanistas se arma un trepe, cuando se advierte que en Catalunya “normalizar” las instituciones públicas, en lo tocante a apellido y “llengua” “patrio”, significa, paradójicamente, desempeñar la acción contraria a la que el sentido común indica. Créame, mi intención no es dar la tabarra, pero resulta que en toda tierra de garbanzos, seis gansos y seis gansas son… doce gansos.

  4. "campi qui pugui" - Viernes, 7 de enero de 2011 a las 18:16

    La ley no escrita pero vigente que dice “antes un catalán tonto que un castellano listo” se ve consumada en el “Govern dels millors”. La representatividad de la ciudadanía en las instituciones no existe. Sólo hay que mirar los apellidos de los que mandan para darse cuenta de ello. Los buenos charnegos podran competir para algún cargucho si se esfuerzan y mueven el rabo lo suficiente ante el legítimo catalán dispuesto a ofrecerle unas sobras.
    Eso es lo que ha habido, hay y si la ley no lo remedia habrá.

  5. "campi qui pugui" - Sábado, 8 de enero de 2011 a las 15:52

    Montilla, también conocido por el “capitán Tontilla”, ha sido el tonto útil del nacionalismo. Se ha comportado como un buen charnego moviendo el rabo a la burguesia catalanista. Así se ve ahora.

  6. TONI - Domingo, 9 de enero de 2011 a las 05:41

    PREMONICION:LA PRIMERA Y NO SUAVE CRIBA PARA EL ESCLUTINEO DEL BUEN CATALAN SERA SUPERAR, ENTENDER Y PREDICAR LA INMERSION LINGUISTICA .LA SEGUNDA RENEGAR DE TU PASADO FAMILIAR SI SU PROCEDENCIA ES ESPAÑOLA,SINO COMO MINIMO OMITE U OLVIDA CUALQUIER VINCULO CON ELLA,UN PRIMER GESTO PODRIA SER CATALANIZAR TU NOMBRE PROPIO,SI YA HAS CONSEGUIDO ESTO,ESTARAS YA PREPARADO A ESPERAR SUERTE PARA QUE TU APELLIDO NO CATALAN DESAPAREZCA CON TUS HIJOS QUE CON SUERTE Y MEZCLADOS CON CATALANA PURA,TU NIETO RENUNCIE A TU APELLIDO PARA SUSTITUIRLO POR EL DE SU MADRE Y NUERA DE TU HIJO( MUCHO MAS DIGNA QUE TU).SIGUE HACIENDO LA PELOTA QUE EL NEPOTISMO GOVERNANTE SABE DE TI Y RECONOCE TU ESFUERZO SOBERANO.

  7. Sophie - Domingo, 9 de enero de 2011 a las 08:01

    Cuando hablan de los aprendices de brujos hablan del PP, porque difundo la noticia: El Sr Rajoy es compañero de Harry Potter en la escuela de magia. Estudia magia para solventar la crisis, si en un hipotético caso, ganara las elecciones del 2012.Estos PPeros!!!!

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.