Barcelona

Hereu: “No le reprocho nada a José Montilla. No soy su candidato y lo respeto”

De Tura considera que es “una persona con la que será un placer debatir sobre Barcelona”, pero no tiene dudas de que ganará.

Redacción
Jueves, 13 de enero de 2011 | 10:07

Hereu reprocha a la dirección del PSC de no apoyarle explícitamente, en dos entrevistas publicadas este jueves en 'El Mundo' y 'El País'.

Hereu peleará hasta el final. Ni siendo senador. El alcalde de Barcelona, en dos entrevistas publicadas este jueves en El Mundo y El País, se muestra optimista y totalmente dispuesto a hablar de la ciudad con Montserrat Tura, en unas primarias socialistas para elegir al mejor candidato de cara a las elecciones del 22 de mayo próximo.

Jordi Hereu asegura que si alguien piensa que le pueden “apartar” de su carrera a renovar la alcaldía de Barcelona ofreciéndole ser senador, como hicieron con Joan Clos, es que no le conocen y “se equivocan”. Para el actual alcalde su “vocación es la ciudad” y ser senador le parece “esotérico”. “No abandonaré, yo plantaré cara más que nunca”, ha añadido.

No es el candidato de Montilla

En ese sentido, Hereu señala que no necesita “el plácet de nadie”, ni de José Montilla, primer secretario del PSC, para presentarse a ser el candidato del PSC. Y de Tura, su rival en las primarias, considera que es “una persona con la que será un placer debatir sobre Barcelona” pero no tiene dudas de que ganará en las primarias. Tura ha sido alcaldesa de Mollet del Vallés (Barcelona) y consejera autonómica.

El líder del PSC en Barcelona acusa a miembros de la dirección del partido de querer “agitar” a los socialistas en la ciudad. En este sentido, Hereu señala que el lunes, tras la reunión de la dirección del partido, se fue como alcaldable y ahora tendrá que medirse en unas elecciones primarias: “No le reprocho nada a José Montilla. No soy su candidato y lo respeto”. Eso sí, el alcalde no piensa quedarse “con los brazos cruzados” y plantará cara en la cita electoral.

Temas: , ,

2 Comments en “Hereu: “No le reprocho nada a José Montilla. No soy su candidato y lo respeto””

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Automanías No. Taifas No - Jueves, 13 de enero de 2011 a las 12:28

    LAS QUE SOBRAN SON TODAS LAS AUTAMANÍAS O COMO SE DIGA. EN ESPAÑA ESTÁN HACIENDO MUCHO DAÑO Y HAY QUE PENSAR EN ELIMINARLAS CUANTO ANTES.
    SÓLO CONSISTE EN UNA REBELIÓN DEL PUEBLO CONTRA EL SISTEMA DE LOS CHUPONES QUE VIVEN DE ESE INVENTO DE LAS AUTOMANÍAS. ELIMINARÍAS FUNCIONARIOS A MANTA Y ESTARÍAMOS M´´AS UNIDOS FRENTE A LOS PROBLEMAS QUE EL MUNDO PLANTEA.

    QUEREMOS UNA ESPAÑA UNIDA Y NO 19 TAIFAS.

  2. automanías no - Jueves, 13 de enero de 2011 a las 12:50

    LA INEXCUSABLE REFORMA DEL SISTEMA ELECTORAL

    Si no hay una reacción pronta y contundente, la desaparición de nuestra Nación está servida al tirar cada poder localista para sí mediante procedimientos endogámicos y xenófobos hacia los que no son de la parroquia, y con desprecio y rechazo absoluto a todo el patrimonio común y a cuanto sea bueno y provechoso para todos los españoles.

    El sistema autonómico genera desprecio, cuando no odio hacia el bien común nacional de España. Y nadie hace nada para poner freno a tanto desatino.

    Hace falta una respuesta ciudadana para que los políticos dejen de explotar y manipular al pueblo llano, sufridor de tanto desbarajuste. Hay que exigir una reforma profunda que acabe con todos estos vicios. El pueblo español es en todas partes lo más homogéneo. Tratan de establecer diferencias entre las distintas partes los que en todas partes lo explotan.

    Uno de los grandes problemas que tenemos, del que se derivan muchos de los demás, es el sistema electoral proporcional, por el que los grandes partidos de ámbito nacional necesitan a pequeños y minoritarios partidos localistas, pilotados por minorías separatistas que imponen el chantaje de la obtención de privilegios para su terruño, socavando el poder del gobierno de la Nación, a cambio del apoyo que éste necesita para gobernar. Los mencionados partidos localistas, que tienen una representación ridícula en el conjunto nacional, son los que tienen la sartén por el mango. Algo surrealista. De este modo España está gobernada por los que la odian y desean verla hundida, por los anti-españoles.

    El sistema mayoritario (bien sea a una o a dos vueltas) es más justo, porque tiene la ventaja de que la opción más votada es la ganadora. No hay riesgos de que las minorías localistas, regionalistas o separatistas que trabajan contra la unidad nacional y chantajeen a la mayoría ganadora para que pueda gobernar. El sistema mayoritario es mucho más democrático y conduce a la estabilidad política.

    Se necesita, según la opinión de los expertos del derecho y de la economía que son honestos y que aman a nuestra España, implantar un sistema de base mayoritaria para evitar el referido chantaje separatista y la desmembración de la Nación, pero ningún partido tiene, hasta el presente, la intención de cambiar el sistema electoral proporcional, en el que más que la voluntad del pueblo español, mandan los intereses partidistas y las representaciones minúsculas.
    También se les podría exigir a los partidos que concurren a las elecciones del Congreso mínimo tanto por ciento del conjunto del voto nacional, un 10% no estaría mal.

    En todo caso es inexcusable, por parte de los ciudadanos sometidos a esta arbitrariedad, exigir a los poderes del Estado un cambio en el sistema electoral para lograr una representación verdaderamente democrática, homologable a la que tienen los países que fueron punteros en el establecimiento de la democracia, como Francia, Gran Bretaña o los Estados Unidos.

    Hay que acabar de una vez con la constante vuelta a los privilegios locales arcaicos y contrarios a la democracia e implantar de una vez por todas la igualdad, la libertad y la justicia para todos los españoles. No se puede tolerar que en cada región haya leyes y normas distintas, cuando sólo hay una soberanía, que es la que reside en el pueblo español, esto es un atentado contra la democracia( gobierno del pueblo) y contra el sentidos común.

    No se trata de que gobierne este partido o el otro. Gobierne quien gobierne, mientra no se reforme el sistema electoral estaremos siempre en las mismas. Y España irá siendo cada día menos España hasta acabar fagocitada completamente por los enanos que ella misma ha creado.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.