Cataluña

El Ayuntamiento de Cervera dice ‘no’ a reconocer a Felipe V con una calle

Trasladó la Universidad de Barcelona a la ciudad ilerdense y se mantuvo 130 años.

Redacción
Viernes, 4 de febrero de 2011 | 14:24

Fachada del edificio de la universidad de Cervera del siglo XVIII (foto: Ayuntamiento de Cervera).

El Ayuntamiento de Cervera (Lérida) no tendrá una calle o una plaza en reconocimiento a Felipe V. El Consistorio rechazó este jueves una propuesta del Partit per Catalunya (PxCat) -escisión de la xenófoba Plataforma per Catalunya- en la que se solicitaba que Cervera reconociera a Felipe V ‘las aportaciones hechas a nuestra ciudad’.

Mateu Figuerola, presidente de PxCat y edil en Cervera, considera que es “incomprensible” que la ciudad no tenga “un mínimo reconocimiento” con alguien que hizo tanto por Cervera. Felipe V trasladó la Universidad de Barcelona a la ciudad ilerdense el 14 de octubre de 1717 y estuvo en Cervera hasta 1842.

Los grupos del Ayuntamiento de Cervera -excepto el PP, que según ha informado TV3 apoyó la propuesta de PxCat- consideran que, aunque la ciudad tuviera estudios superiores durante casi 130 años, Felipe V no merece tener un reconocimiento público municipal.

Cervera, fiel a los borbones

Cervera tuvo Universidad -edificio que mantiene desde el siglo XVIII- porque la ciudad se ajustaba a la idea de los borbones de concentrar todos los estudios universitarios en una sola ciudad que estuviera lo más cerca posible de las grandes ciudades. Además, Cervera fue una de las ciudades que se mantuvo fiel a los borbones en la guerra civil de principios del siglo XVIII.

Por las aulas de la Universidad de Cervera pasaron intelectuales de la época, tanto de las letras como de la ciencia, como Martí d’Eixalà, Jaime Balmes, Juan Prim, Raimundo Lázaro de Dou o Narcís Monturiol.

Temas: ,

14 Comments en “El Ayuntamiento de Cervera dice ‘no’ a reconocer a Felipe V con una calle”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Antón - Viernes, 4 de febrero de 2011 a las 16:17

    “Los grupos del Ayuntamiento de Cervera consideran que Felipe V no merece tener un reconocimiento público municipal.”

    Claaaro a la Monarquía Hispánica no le debemos nada. Solamente el llegar a ser nación política.

    Estos creen que la nación política se improvisa porque no entienden que sea un producto histórico que se va haciendo desde las estructuras del antiguo régimen y al nivel de las otras naciones políticas que son competidoras suyas. Ciertamente a los ideólogos de los “miniestados” que estos tengan que competir con potencias se la refanflinfa: su idea de estado no es política, es cultural.

    ¡Por el pan con tomate hacia la nación política!

  2. Antón - Viernes, 4 de febrero de 2011 a las 16:20

    En el fondo son unas folclóricas. ¡Venga a bailar sardana y a hacer castillos humanos! Eso es lo importante, de ahí sale el Espíritu Santo, digo… el espíritu del pueblo, su sabiduría suprema, el volkgueist.

    No hay más que ver la televisión un rato para saber lo que es el pueblo: analfabetismo funcional.

  3. Manacor - Viernes, 4 de febrero de 2011 a las 17:38

    Antón, Supongo que te gustaría que bailáramos jotas aragonesas o sevillanas y que después fuéramos a los toros y a ver la “roja”. Pues va ser que no!
    Tu vete a dónde te plazca y ondea la bandera que te plazca (o sea la rojigualda) y a los demás no nos vengas a decir lo que tenemos que hacer. A mi, en realidad las banderas me la “sudan” bastante, no son más que un trapo de colores.

    Por cierto detesto las sardanas y me encanten “els castells”.

  4. Basta ya de parásitos - Viernes, 4 de febrero de 2011 a las 19:07

    Hubiera sido curioso ver a las ratas estas de PxCat y a un hipotético grupo municipal de Ciudadanos votando juntos a favor de uno de los mayores genocidas culturales de la historia. Bueno, más que curioso, realista.

  5. Antón - Viernes, 4 de febrero de 2011 a las 20:14

    Pues no Manacor, a mi me es indeferente lo que baile (que es muy parecido en todos los sitios de España, como no pued ser de otro modo) porque eso no tiene NADA QUE VER CON LA NACIÓN POLÍTICA.

    Y la bandera es la rojigualda para todos los españoles, para ti también. Y esto se mantiene por la fuerza aquí y en la China Popular. Y una bandera no es un trapo, por favor. Esa es la concepción metafísica de la patria (la que se lleva en el “corazón” o la que se “siente”). Yo hablo de cosas reales. La patria es el territorio del que somos soberanos (desde 1812) los españoles y esto incluye su posición geoestratégica, los recursos materiales que allí se encuentran etc etc.

    A mi que más me da que bailen la sardana o el aurresku. Lo que digo es que no me la metan doblada reclamando naciones políticas a partir de cuestiones folclóricas. Sobre todo si reclaman para sí una parte del territorio fuertemente industrializado etc etc.
    Eso es un robo y por la fuerza se debe de detener.

  6. Antón - Viernes, 4 de febrero de 2011 a las 20:18

    Por cierto, la jota no es solo aragonesa, también la hay catalana, gallega etc etc

  7. Juan de Barcelona - Viernes, 4 de febrero de 2011 a las 21:12

    PARA ANTON PIRULERO,QUE HA DICHO:En el fondo son unas folclóricas. ¡Venga a bailar sardana y a hacer castillos humanos! Eso es lo importante, de ahí sale el Espíritu Santo, digo… el espíritu del pueblo, su sabiduría suprema, el volkgueist.
    No hay más que ver la televisión un rato para saber lo que es el pueblo: analfabetismo funcional.

    …………se te ha olvidado una cosa……que aparte de bailar, te pagamos el menú.
    a un perro desagradecido le das de comer y despues te muerde la mano……..

  8. pepe - Viernes, 4 de febrero de 2011 a las 21:23

    DEDICARLE UNA CALLE A MILLET Y MONTULL….. QUE PUEDES ESPERAR DE UN PUEBLO PROVINCIANO Y PALETA

  9. Antón - Viernes, 4 de febrero de 2011 a las 22:42

    me encanta como argumentas, Juan

  10. jordiet - Viernes, 4 de febrero de 2011 a las 23:19

    Si us informeu una mica sabreu que Cervera va tenir la universitat gràcies a que uns llepaculs van córrer a jurar fidelitat a Felip V després de la seva victòria, i demanar-li a canvi que els afavorís amb una llista de 30 peticions. El rei els correspongué abolint la resta d’universitats catalanes i implantant la de Cervera. Tant se’ls en fotia el perjudici de la resta de catalans així com l’abolició de la Corona d’Aragó, implantació del castellà com a llengua oficial, i un llarguíssim etcètera d’imposicions absolutistes. I ara els “liberals” volen homenatjar aquest nefast personatge! Així perden el temps i ens el volen fer perdre… i a sobre ens diuen provincians. El que s’ha d’aguantar…

  11. iñigo - Sábado, 5 de febrero de 2011 a las 10:16

    No es de extrañar esta noticia. La inquina hacia un personaje histórico que vivió hace 300 años no tendría ningún sentido si no fuera por que el nacionalismo vive precisamente de eso: de la melancolía de una patria mancillada. Es una actitud adolescente, porque el muchacho quinceañero llora por la infancia perdida como el nacionalista llora por la patria desaparecida. El problema es que esa “patria” sólo existe en su imaginación.

    El nacionalismo tiene dos pilares básicos: el pasado horrendo y el futuro esplendoroso. Ambos son caras de una misma moneda, y se retroalimentan. Es un sentimiento patético, pero es lo que hay…

  12. Ufrasico - Sábado, 5 de febrero de 2011 a las 16:08

    Los nacionalseparatistas de esa taifa son unos desagradecidos, pues, como todo el mundo sabe, Felipe V sacó al personal de esa taifa, de entonces, de la ambruna, de la peste y de la miseria

  13. Miriam - Domingo, 6 de febrero de 2011 a las 14:45

    Juan de Barcelona es de los que se cree la propaganda victimista. Seguramente él se beneficie de servicios sociales de todo tipo que paga el Estado pero como le han contado que gente muy mala le quita el dinero (la famosa redistribución de altas rentas a más bajas de la que todo el mundo, en principio, es partidario).
    Sinceramente no me parece que el tipo impositivo de Juan de Barcelona sea superior al de cualquier otro hijo de vecino español.

  14. E.Gimeno - Lunes, 7 de febrero de 2011 a las 04:33

    Iñigo, estas siendo algo superficial. No es un pasado horrendo, es un presente horrendo, y un ansia por mejorar. Lo que duele es el presente, pero se ejemplariza en el pasado. Y no es estraña esta reacción puesto que soplan vientos de recentralización.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.