Barcelona

El PSC advierte del ‘riesgo’ de ‘división’ que podrían generar las primarias

‘Entendemos que las primarias son una oportunidad para reforzar el proyecto común y que en ningún caso deberían de ser utilizadas para dividir ni para restar, nuestra prioridad es el proyecto de los socialistas para la ciudad’, reza el texto.

Redacción
Sábado, 12 de febrero de 2011 | 13:01

'Manifiesto por Barcelona', suscrito por dirigentes, miliantes y simpatizantes del PSC.

Un grupo de dirigentes, militantes y simpatizantes del PSC ha lanzado un manifiesto en el que afirman que las primarias para elegir al candidato a las próximas municipales por Barcelona ‘son un claro instrumento de democracia interna y una oportunidad para fortalecer el proyecto socialista’, pero añaden que ‘conscientes de los riesgos que también comportan, la actitud de los candidatos y sus equipos así como del conjunto de militantes y simpatizantes será clave para asegurar que este proceso se convierta en un éxito compartido‘.

El texto, denominado Manifiesto por Barcelona y disponible solo en catalán, ha obtenido el apoyo de los diferentes sectores dentro de la federación barcelonesa del partido. Así, ha sido suscrito por congresistas como Daniel Fernández, Lourdes Muñoz y Meritxell Batet o por diputados autonómicos como Joan Ferran, Jaume Collboni y Rocío Martínez-Sampere, entre otros.

‘Mantener la unidad’

En él, piden ‘a los candidatos que, poniendo a Barcelona como prioridad, ofrezcan un liderazgo potente y transversal, y apuesten por una cultura de trabajo con equipos formados a partir de criterio de excelencia y de compromiso con el proyecto’.

‘Las personas que firmamos el presente manifiesto votaremos a un candidato o a otro. Si bien entendemos que las primarias son una oportunidad para reforzar el proyecto común y que en ningún caso deberían de ser utilizadas para dividir ni para restar, nuestra prioridad es el proyecto de los socialistas para la ciudad. Por eso, indistintamente de cuál sea el voto de cada uno de los firmantes, colaboraremos para el éxito del proceso y para mantener la unidad. Gane quien gane, tiene que ganar Barcelona’, insisten.

Temas: , ,

1 comentario en “El PSC advierte del ‘riesgo’ de ‘división’ que podrían generar las primarias”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Eduardo González Palomar (Manlleu) - Sábado, 12 de febrero de 2011 a las 16:51

    Quedarse en cruz y cuadro

    En la vasta trayectoria pública del partido “socialista” en Catalunya (PSC), durante el actual período democrático, jamás se le vio tan contra las cuerdas como en estos días. Sacudido sin piedad por los resultados electorales del pasado 28 de noviembre, sorprende que sus líderes no cierren la guardia a puro garrotazo y tente tieso. Tal es así, que, la visión múltiple sobrevenida por años de arriesgada actividad, ahora, tras el golpe directo recibido, parece haberles producido incluso un desdoblamiento de personalidad o lo que es lo mismo… de alma. Mudables como la Luna, algunos de sus componentes, pertenecientes al sector ultracatalanista, prosiguen en su recital de fintas sobre refundación, de cara a la concurrencia, cual macarenos de taberna. No satisfechos con los golpes bajos lanzados durante dos legislaturas en el poder en contra de su parroquia de electores catalanes (que no catalanistas), ahora pretenden rivalizar con el mismísimo PSOE en el cuadrilátero del Congreso de Diputados. Entre asaltos, conmueve ver a los dirigentes derrotados en su esquina mirando el moco y no de dónde cuelga, mientras el ala más nacionalista, a su alrededor, no ceja en hacer mangas y capirotes con sus morrocotudos dislates patrióticos. Hay dicotomía en el verdadero púgil socialista que no muda cada semana, como camisa limpia: los partidos políticos como las instituciones públicas se deben a los ciudadanos y nunca al contrario como pretende el nacionalista a ultranza. Pero, en las postrimerías de la pugna, es de ver al cuidador de las esencias “verdaderas” ocultando la toalla mientras advierte al árbitro, en cómica pantomima, de la inminente mudanza del Partido al barrio de los calvos; es decir, a la fantasmagórica sepultura que él mismo ha excavado en el cementerio. ¡Jesús, María y José!

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.