España

‘La izquierda española ha sido muy cobarde en sus planteamientos intelectuales sobre la conceptualización de España y de sus símbolos’

[&hellip

Redacción
Martes, 22 de febrero de 2011 | 15:59

Carlos Carnicero, periodista, en un artículo publicado este martes en El Periódico:

‘[…] Le ha llegado el turno al Estado autonómico en una extraña pinza desde la derecha ultramontana y los nacionalismos periféricos. Claro, con argumentos contrapuestos. El grito es que el actual sistema de organización de España no da más de sí. Unos lo atribuyen perversamente al despilfarro, a la desorganización de las competencias y a la superposición de administraciones. Y otros, los nacionalistas periféricos, a la estrechez de los márgenes para proceder a una expansión de su universo reivindicativo que tiene como límite la independencia, aunque no siempre se formule con honestidad y claridad. En el origen de este enfoque actualizado estaría la oposición a la sentencia del Tribunal Constitucional. Los nacionalistas no pueden aceptar compromisos estables con el Estado porque su esencia es la inconformidad. Si no tienen reivindicaciones pendientes, dejan de ser nacionalistas. Así de sencillo.

Y los partidarios de la España irredenta nunca actuarán de buena fe en lo que para ellos son concesiones indeseables a quienes pretenden acabar con “la unidad de España”. En medio, en una posición basculante que les ha llevado a la tragedia en Galicia y Catalunya, el PSOE y sus fiducias territoriales que no tienen criterio propio, sobre todo desde que el utilitarismo político de Zapatero les permite decir una cosa y la contraria sin que se les sonrojen los carrillos. Si no han tenido un proyecto general, ¿por qué la concepción autonómica tendría que ser una excepción?

La izquierda española ha sido muy cobarde en sus planteamientos intelectuales sobre la conceptualización de España y de sus símbolos. Ha tenido miedo de que el entusiasmo por la autodeterminación para todos, que formaba parte del paquete irreflexivo del antifranquismo emocional, se volviera contra ella si lo matizaba. No defendió la compatibilidad de una España autonómica con una organización fuerte del Estado para competir en un mundo globalizado. Toda nación, sus ciudadanos, necesita una dosis de orgullo y de identidad. Y si la simbolización de la patria -constitucional, por supuesto- no es universalmente admitida, ¿cómo puede conceptualizarse un país, una nación, teniendo que justificar que ese patriotismo, basado en valores de la Constitución, no lo arroja al cesto de la derecha española reaccionaria?

El Estado autonómico no ha fracasado: ha estado mal gestionado. Y quien crea que es reversible, desconoce la ley de la gravedad de Newton aplicada a los fenómenos políticos. Demasiada densidad para que a la tortilla autonómica pueda dársele la vuelta. Nunca podremos volver al centralismo’.

Temas: ,

13 Comments en “‘La izquierda española ha sido muy cobarde en sus planteamientos intelectuales sobre la conceptualización de España y de sus símbolos’”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Alwix - Martes, 22 de febrero de 2011 a las 16:15

    “Los nacionalistas no pueden aceptar compromisos estables con el Estado porque su esencia es la inconformidad. Si no tienen reivindicaciones pendientes, dejan de ser nacionalistas. Así de sencillo.”

    Doncs no. Deixes de sentir-te nacionalista quan sents que no hi ha discordança entre la nació i l’estat.

  2. enrique - Martes, 22 de febrero de 2011 a las 17:40

    Casi todo el articulo parece logico, razonable y acertado. Todo menos decir que el estado autonómico no ha fracasado. Ha fracasado para los españoles porque ha introducido, evidentemente gracias a la canalla politica sobre todo y su gestión, la desigualdad de los ciudadanos por razones territoriales y linguisticas y a los nacionalistas porque al final no han conseguido instrumentalizarla para sus fines últimos y porque no quieren la existencia de una nación española que sistemáticamente niegan. Y tanto para todos estos como para el resto de los habitantes de este pais, si queda alguno no incluido, porque se ha diseñado 17 mini-estados ( o como querais llamar a las estructuras politicas) que duplican servicios/competencias con el estado y ayuntamientos, que derrochan porque intentan actuar independientemente forjando sus propias naciones y porque es casi imposible ponerles de acuerdo al legislar cada uno por su cuenta y porque el estado residual no tenie resortes para realizar una única politica. Se inventaron lo de las autonomioas cuando tanto los estados regionales, como centralistas y federales estaban inventados y tipificados y habia que buscar algo nuevo para engañar a todos.

  3. Curioso - Martes, 22 de febrero de 2011 a las 18:11

    Nacionalista és aquell que creu que l’estat i la nació (entesa com a identitat) han de coincidir. Com que això és una raresa en gairebé tot el món (la major part dels estats inclouen múltiples identitats que poden ser qualificades de “nacionals”), els nacionalistes (amb o sense estat de referència) mai descansaran en pau. Com Sísif tenen una tasca inacabable: sempre hi haurà un estranger o un dissident que alteri el seu paradís identitari, la seva comunitat imaginada.

    Saludos!

  4. La izquierda española y sus símbolos - Martes, 22 de febrero de 2011 a las 18:16

    La izquierda española patriota, o española, la demás ha sido -respecto de la idea y realidad de España- o indiferente o antiespañola, ha sido siempre irrisoria numéricamente. Nunca tuvo verdaderamente el poder…aún hoy el PSOE reivindica a Negrín, y nunca a Besteiro, lo cual no deja de ser un autorretrato exacto.
    Por cierto, en ninguna manifestación del PSOE o “de izquierdas” (la izquierda burguesa se entiende, o sea, toda la izquierda política) hay banderas nacionales. Bueno, se ven banderas republicanas (preconstitucionales), del Che, de la URSS, de Sindicatos leninistas (o sea, de CCOO y UGT), pero nunca la bicolor, esto es, la bandera vigente y legal (además de ser la más tradicional de nuestra historia). Conclusión: a la izquierda en general le repugna España (los pocos patriotas izquierdistas han estado dispersos y no han tenido nunca el poder) porque tiene una imagen extremadamente negativa de ella, sus símbolos y su historia (por ignorancia y también por la estulticia -en esto se parece a los separatistas- de tragarse toda la propaganda antiespañola: p.e. la Leyenda Negra, que es eso: una pura leyenda)

    Por cierto, qué manía con adjetivar a España con ‘constitucional’ en referencia a la del 78! España es mucho más que esa imperfecta Constitución, y desde hace muchísimo más tiempo. La historia de España no empieza de ninguna manera en 1978, ni muchos menos en 1975.

    Por una España realmente federal: http://www.youtube.com/watch?v=iGlZjQAKFvQ

  5. Curioso - Martes, 22 de febrero de 2011 a las 18:45

    Yo estoy de acuerdo con el artículo. No creo que el Estado autonómico haya fracasado “per se” sino por su aplicación, por los modos de nuestra clase política (muy malos modos) . Del mismo modo, el hecho que la mayor parte de los Ayuntamientos se encuentren en situación de ruina no guarda relación con la existencia los Ayuntamientos como institución sino con su gestión generalmente nefasta.

    Saludos!

  6. Suso - Martes, 22 de febrero de 2011 a las 18:56

    a) ¡A buenas horas mangas verdes!
    b) El circunloquio para decir que la izquierda se avergüenza de España me parece hortera
    c) Lo que ha pasado con el Estado Autonómico, que pudo ser un buen invento, es lo que decía Romanones: “¡Que ellos hagan las leyes y me dejen a mí hacer los reglamentos!”

  7. Alwix - Martes, 22 de febrero de 2011 a las 19:47

    Nació i estat no tenen per què coincidir, tan sols ha de concordar. Tan sols es tracta de sentir la teva nació arropada per l’estat, sense excloure que ni hagi d’altres. El reconeixement és part de la concordança.

  8. Curioso - Martes, 22 de febrero de 2011 a las 20:38

    Tots els nacionalistes desitgen la plena identitat entre la seva nació i el seu estat. De forma exclusiva i excloent, peti qui peti i sigui com sigui. Això dit així queda lleig, però és la veritat, de la mateixa manera que tots els aficionats al futbol el que desitgen és que el seu equip guanyi encara que sigui jugant malament i de penal injust. És clar que després es parla de que el que de veritat importa és la bellesa del joc o la concordança. És més bonic.

    Saludos!

  9. Bac de Roda - Martes, 22 de febrero de 2011 a las 20:44

    “los trolls son, por encima de todo, nacionalistas. Piensan, o tratan de pensar que el brebaje artoz que fabrican es delicioso y que sus cuevas son alcázares.”

  10. iñigo - Martes, 22 de febrero de 2011 a las 23:14

    De acuerdo con el señor Carnicero. Añadiría una reflexión: uno de los mayores latrocinios a que nos sometió la dictadura fue el robo de nuestra propia identidad hispana. Es vergonzoso que Zapatero y el PSOE continúen contribuyendo a ello no usando, por ejemplo, la bandera nacional en sus mítines y encuentros. Lamentable porque, cuando ZP o algún socialista va a un mitin del SPD o del PSF, los alemanes y los franceses enarbolan la bandera constitucional española.

    Lo digo y lo repito: Franco nos robó la bandera. Y el PSOE no nos la quiere devolver. Si Azaña, que se preciaba por sus ostentóreos vivas a España en el Congreso, levantara la cabeza, se metería otra vez a la tumba del susto…

  11. enrique - Miércoles, 23 de febrero de 2011 a las 08:42

    Nacionalista no es quien confunde nacion y estado, que por otra parte la nacion existe en los estados federales como EEUU o Alemania sin ningun problema aunque se hable por ejemplo de naciones indias . El concepto de nacion cultural o linguistivca no tiene que ver en nada con el concepto politico y juridico (polisemia de una palabra). Nacionalista es quienes quieren confundir nacionalidades o naciones en el aspecto cultural o linguistico con sus deseos de construir naciones politico-juridicas no existentes. Es en la nacion, en su concepcion juridico-politica donde se construyen la solidaridad y la igualdad entre los ciudadanos. En cataluña tenemos el mayor ejemplo de instrumentalizacion de conceptos y derechos para conseguir objetivos politicos por encima de cualquier precio; as´i los nacionalistas (catalanistas) han negado siempre la existencia de una nacion española y la realidad de que la lengua materna de la mitad de los catalanes es el castellano, para desde la imposicion de una lengua, basada en los derechos culturales y discriminaciones que llaman positivas, construir una sociedad homogenea a la que llamar nacion y a partir de esto construir una nacion-estado no preexistente nunca. El mayor ejemplo lo tenemos en que ven como un robo su aportacion a los gastos comunes y redistributivos, cuando representa la mitad de la aportacion de los madrileños. La izquierda catalanista,casi toda en cataluña, abraza posiciones como los privilegios de un concierto economico prescisamente al sentirse otra nacion y no considerar compatriotas a los habitantes de otras regiones españolas. Esto se acicala, en las organizaciones provenientes del marxismo, con un llamamiento a la solidaridad entre los pueblos y el internacionalismo proletario, asimilando extremeños con por ejemplo los guaranies.
    La izquierda de verdad, no el Psoe, tiene la fijacion de todavia considerar los estados existentes como estados burgueses/capitalistas, que obviamente lo son, y de ahi la reduccion , que en España ha sido mayoritaria, de creer que su debilitamiento ayuda a los intereses de la clase trabajadora. Esto y el papanatismo de muchos no les hace ver lo obvio: ZP ahora y ayer, y el PP mañana y antesdeayer ,confluye con los nacionalistas perifericos para imponer el recorte de derechos sociales pagando el peaje de la existencia misma de la nacion española o el debilitamiento del estado residual.

  12. soy cañera - Miércoles, 23 de febrero de 2011 a las 17:55

    Si los nacionalistas por su propia naturaleza “no pueden aceptar compromisos estables con el Estado porque su esencia en la inconformidad” , el Estado en justa reciprocidad , no debería aceptar compromisos estables con los nacionalistas.O a pillo, pillo y medio.

  13. Jose Orgulloso - Jueves, 24 de febrero de 2011 a las 11:28

    Cobardes, no; traidores.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.