Opinión

28N = 22M

‘Los ciudadanos votarán porque esta vez toca de verdad, no en las urnas de los supermercados, pero no observo posibilidad alguna de que a corto plazo Mas empiece a acatar las sentencias, el Parlamento autonómico se ponga a trabajar para salir de la crisis, Cataluña deje de encabezar la tasa de paro nacional y de que tengamos que decir, a los 200 días, que esto no ha sido ‘Más’ de lo mismo’.

Pablo Yáñez
Viernes, 8 de abril de 2011 | 10:06

Si en el camino de las pasadas elecciones autonómicas de noviembre de 2010 muchos advertimos que se llegaba por el camino del abandono al estado de derecho en Cataluña, el panorama a poco más de un mes de las elecciones municipales no dista mucho de lo visto entonces.

Y es que CiU, con Artur Mas cumpliendo 100 días al frente de la Generalidad, ha asumido que el papel que interpretó entonces, el del juego de la ambigüedadestadistas en Madrid, independentistas en Barcelona-, puede darles, cuanto menos, un resultado similar al de noviembre.

Así, entre guiños al separatismo, han pasado esos primeros 100 días, que si bien han servido para colocar en diversos cargos a todo el enjambre de la coalición, devolver favores y repartir nombramientos, cumbres anticrisis de estética similar a la de Obama y resultados más parecidos a los de Zapatero no han llevado a nada más que a votar, por eso de no perder la costumbre, mociones en el Parlamento autonómico a favor de la autodeterminación y en contra del Tribunal Supremo.

Lo único que ha hecho Mas, eso sí, ha sido sacar a relucir la tijera y seguir consignas más propias del PSC para mantener el gasto superfluo de selecciones autonómicas deportivas, embajadas e imposición lingüística a cambio de más barracones y menos quirófanos. El PSC sigue con el rumbo que perdió no ya en noviembre, sino a lo largo de los siete años que anduvo preso de ERC en el Palacio de la Generalidad. Sin líder y con los cuchillos bien afilados entre los candidatos que aspiran a serlo, se dirigen a velocidad de crucero hacia el muro del 22 de mayo. En él, es de suponer que se dejarán la alcaldía de Barcelona, así como numerosos ayuntamientos y concejalías. Andan casi más preocupados de si Carme Chacón se lanza o no al pulso con Alfredo Pérez Rubalcaba que a intentar recomponer el daño sufrido.

En el PP se las prometen muy felices. Si trasladan su mejora de resultados de noviembre a las elecciones municipales y CiU se queda sin mayoría absoluta en alguna de las grandes ciudades el pacto se hará necesario y el juego estará abierto. ICV-EUiA es otro que ha aprendido de la lección de noviembre: ser el menos malparado del tripartito se debió únicamente a la capacidad de PSC y ERC de aglutinar mayor número de rechazos, y por tanto, de castigos. O, dicho de otra manera, al pasar desapercibido de las autonómicas le sumas la ambigüedad de Joan Herrera respecto al independentismo y te sale la estrategia de campaña para el mes de mayo.

ERC y Solidaritat han sido de los más activos en estos meses. Unos, tratando de poner remedio al gran batacazo del 28N; otros, por el lógico explotar de una suma de intereses diversos y un proyecto que no va más allá de satisfacer al más radical de los votantes con la más radical de las propuestas. En este juego el más listo ha sido Joan Laporta, que una vez dentro del tablero, ha preferido dejar los riesgos que supone ser cabeza de ratón, para asegurarse el sueldo por muchos años siendo cola de león. Habrá que ver si el independentismo supera el 22 de mayo los sucesivos ridículos de las consultas ilegales.

Ciudadanos sigue a lo suyo y la estrategia del Rebélate llegará a bastantes ayuntamientos. Lo hará por la coherencia mostrada en estos meses en el Parlamento autonómico, por la buena forma de su líder, Albert Rivera, y porque sí hay que rebelarse en Cataluña: la corrupción ahoga a muchos consistorios. Difícil lo tiene Jordi Cañas en Barcelona, pero no imposible, y una sorpresa en Tarrasa, Cornellá, y algún otro municipio del cinturón, terminará de consolidar el partido.

En fin, que nada ha cambiado en Cataluña en estos meses. Los ciudadanos votarán porque esta vez toca de verdad, no en las urnas de los supermercados, pero no observo posibilidad alguna de que a corto plazo Mas empiece a acatar las sentencias, el Parlamento autonómico se ponga a trabajar para salir de la crisis, Cataluña deje de encabezar la tasa de paro nacional y de que tengamos que decir, a los 200 días, que esto no ha sido Más de lo mismo.

Pablo Yáñez es presidente de la Asociación Nacional por la Libertad Lingüística

Temas: , ,

7 Comments en “28N = 22M”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Jose Orgulloso - Viernes, 8 de abril de 2011 a las 11:43

    Yo creo que en Cornellá y algun otro municipio como Esplugas o San Adrián podemos dar la sorpresa mayúscula y no sólo entrar en el ayuntamiento sino conseguir la mayoría relativa. La mayoría absoluta sería pecar de exceso de optimismo en unas primeras elecciones.

    ¡Los buenos españoles esperan una opción política que defienda la España auténtica!

  2. Stuart - Viernes, 8 de abril de 2011 a las 14:15

    Yáñez es un chico inteligente y que escribe muy bien , pero a veces le puede el idealismo y escribe desde lo que desea que pase y no desde lo que realmente pasa.

  3. La Mari Cruz - Viernes, 8 de abril de 2011 a las 15:53

    Yañez es de afiliado de C’s y escribe según los dictados de C’s.
    Cómo puede resultar creible una asociación de defensa de la libertad lingüistica creada en Valladolid? C’s está en la creación de marcas blancas, porque nadie fuera de Cataluña les cree.

  4. Sebastián Seguí - Viernes, 8 de abril de 2011 a las 22:04

    Juan Alonso, cuando quieras escribir contra Yañez o dejar otra inmundicia de las tuyas, hazlo con tu nombre.
    El joven conservador Yañez no me merece ningún crédito, no es por eso, es porque ya está bien de tus obsesiones y manipulaciones.

  5. La Mari Cruz - Sábado, 9 de abril de 2011 a las 19:31

    Joven y conservador? Qué binomio más lamentable. Lo que no cabe duda es que es un Yáñez y su presunta asociación son un vector para la el patrocinio de C’s, ese partido regionalista catalán que aspira ser lo que es el regionalismo cántabro o navarro en Cataluña. Creo que en Valladolid no padecen ningún problema lingüístico, por lo tanto que no venga a presentarse como un adalid en la defensa de lo que no conoce ni por las solapas.

  6. El Crostó - Sábado, 9 de abril de 2011 a las 19:45

    torna la censura a la voz de Barcelona, no és pot criticar aquest no ningú del Yañez

  7. Alex - Sábado, 9 de abril de 2011 a las 21:31

    Este Yañez es el que en las elecciones autonómicas del país Vasco en las que no se presentó C’s pidió el voto para el PP en contra de UPyD. Se apropia de la lucha contra el nacionalismo lingüístico sacándose una asociación nacional en defensa del castellano que es un insulto a los resistentes de esta lucha. Más seriedad, jovencito.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.