Ni aislado, ni invadido

27.04.2011 | 19:05
 

En defensa de Twitter: “Es adictivo y a la vez aséptico. Uno se comunica sin oler, sin ver ni tocar al otro en una combinación perfecta: no te sientes aislado ni invadido, aunque pagues el precio de perder el roce”. Palabras de Joana Bonet.