Cataluña

‘La oposición de derechas al nacionalismo es imprescindible, pero insuficiente; sólo la incorporación de una oposición progresista dará aire a la cultura española en Cataluña’

[&hellip

Redacción
Viernes, 29 de abril de 2011 | 13:29

Antonio Robles, profesor y ex diputado autonómico, en un artículo publicado en Libertad Digital este viernes:

‘Ferran Mascarell, flamante consejero de Cultura de la Generalitat de Cataluña con CiU, lo ha dicho con la indiferencia de un extraño: “España ha fracasado“. Y cuando reflexiona sobre sus consecuencias y concluye que la secesión será inevitable reconoce que tras ella quedará “una España bastante más pobre”; pero eso parece no preocuparle, al contrario, […] suelta sin inmutarse: eso será “un problema de España, no de Cataluña”. Esta es la humanidad y la lucha por la igualdad y la justicia de los socialistas de pacotilla que nos han dado la vara durante décadas en Cataluña. Hijos todos de la burguesía catalanista, nunca les importó un carajo el destino del mundo obrero no catalanista del que vivieron siempre, al que manipularon siempre y al que siempre despreciaron. Por fin ha recalado en CiU.

Ha comenzado el goteo: la vieja guardia nacionalsocialista deja el barco y vuelve a la clase social de la que salieron, a la que siempre pertenecieron y a la que sirvieron desde las filas socialistas para neutralizarlas. Mira que lo hemos repetido veces: el PSC está haciendo el trabajo sucio al nacionalismo. […] Los barones que siempre habían utilizado el aparato del PSC para controlar las bases obreras y castellanohablantes han aguantado su presión hasta dejarlas exhaustas, envejecidas y sin descendencia. Muerta la vaca electoral, habrá pensado el socialista Jaume Sobrequés, ex director del Museu d’Història de Catalunya, es hora de mudarse. Comienza la romería de vuelta a casa; o sea, a CiU. Muchos dirigentes del PSUC ya lo hicieron poco después de la transición. Su socialismo se disolvió como un azucarillo en el catalanismo, su verdadera ideología. Jugada maestra. Tras ellos, el mundo obrero había sido desactivado y su cultura española avergonzada.

[…] Se sienten de una casta superior, desprecian cuanto ignoran e ignoran los principios más elementales del respeto a la diferencia. Es el fascismo postmoderno basado en el racismo cultural no asumido, pero evidente. En Cataluña, por unas causas o por otras, el catalanismo ha logrado que la oposición a sus tesis se visualice como fuerzas extrañas al ser de Cataluña, exteriores a su territorio, y cuando no pueden negar su existencia dentro, las arrinconan con el espantajo de la derecha española y la caverna mediática.

[…] Sin una movilización de cariz liberal y social, socialdemócrata o de centro izquierda; en una palabra, que se responsabilice del espacio abandonado por el socialismo de raíz cultural española no habrá relevo generacional. La biología se encargará del resto. Para entonces, el soberanismo será el horizonte natural de los anhelos de las nuevas generaciones. La oposición de derechas al nacionalismo es imprescindible, pero insuficiente; sólo la incorporación de una oposición progresista capaz de romper la sensación de homogeneidad y transversalidad del catalanismo dará aire a la cultura española en Cataluña’.

Temas: ,

55 Comments en “‘La oposición de derechas al nacionalismo es imprescindible, pero insuficiente; sólo la incorporación de una oposición progresista dará aire a la cultura española en Cataluña’”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Isa - Domingo, 1 de mayo de 2011 a las 11:16

    Entraré más a menudo en este foro. Las intervenciones me resultan enriquecedoras, no como en otros medios donde todo acaba en insultos. Los artículos de Antonio Robles tienen esa rara habilidad de desatar el ingenio y provocar el debate. Mis felicitaciones para todos porque el artículo se convierte en muchos artículos con las intervenciones, unas de un signo y otras de otro. Eso es lo más enriquecedor.

  2. Juan-Montcada I Reixac - Domingo, 1 de mayo de 2011 a las 11:26

    La radicalización clasista del discurso politico en Cataluña radica en la busqueda de un grupo social por el dominio de la totalidad de la misma. Lo malo son “las banderas” que utilizan para manipular a la gente. Ir contra el nacionalismo , sea el catalan , el español o cualquier otro no es ir contra el idioma, las tradiciones , las ideosincracias de cada colectividad.
    No debemos olvidar lo que realmente buscan estos grupos: el Cataluña buscan la homegeneización social para mantener su poder(los nacionalistas burgueses), en Madrid buscan la revancha social por haber sido apartados despues de la muerte de la dictadura (la derecha posfranquista), …. solo buscan discriminar, hacer sus negocios y mantener las desigualdades sociales para conservar su poder

  3. el futur es aqui - Lunes, 2 de mayo de 2011 a las 12:21

    ENSESTANFOTEN.CAT siguis valent i mira lo que et perds

  4. h2o - Lunes, 2 de mayo de 2011 a las 17:12

    Adorno y Horkheimer, apuntaron eso de “a pesar de que la ilustración expulsó a los dioses del espacio público, vuelven al escenario transformados, por la puerta de atrás, mientras hemos perdido la capacidad de reconocerlos” y, sin embargo, no ponerlos en evidencia. ¿Esa perdida de “capacidad de reconocerlos” pudiera deberse a que aquellos dioses eran sobrenaturales y los que “vuelven al escenario” (nación, pueblo, etc.) son infranaturales ? A pesar de la diferente naturaleza, ambos convergen en la semejanza, cuando no identidad de los modelos mentales en los que se forjan. Creo muy fructífera para quién haga la comparación semántico- simbólica y estructural entre las doctrinas que sustentan a unos y a otros: desde el sacrificio-“derrota”, símbolos y banderas, liturgias y parafernalias, rosarios y mantras, hasta catecismos y valores, cielos y liberación-gloria, formando un conjunto cerrado dónde su centro es ocupado por el dios-nación (conceptos ambos, abstractos, generales, universales) al que todo vuelve y sobre lo que todo se cierra. Y, lógicamente, está la semejanza de sus organizaciones, sus papas y popes de las clases beneficiarias directas (el sistema es el indirecto). Y claro, su fundamento y objetivo: la construcción del rebaño-pueblo propio, sus catequesis y adiestramiento, con el modelo bien incrustado, para su ordeñe en beneficio también propio. Para conseguirlo tienen sus anclajes emocionales y psicológicos, sus márketings basados en las “zanahorias” (sus cielos, gobiernos, opresión propia) respectivas, sus canales de distribución, sus púlpitos y voceros, sus beneficiarios, sus cargos y recompensas, etc., etc. ¿Se reconocen ahora? ¡¡¡Claro que los trabajadores pueden tener patrias, toma, y religiones también; y hasta vivir mentalmente en la luna!!! ¿O que van a insuflar si no? Es, más que la ciencia, la igeniería del control social.

    Conceptos en cuestión (dios, pueblo, nación), abstractos, generales, universales que ya delimitaron tanto los nominalistas como los conceptualistas, y le negaron existencia objetiva. Conceptos que posibilitan una conformación que crea monstruos y, que si los incrustan bien en el cerebro, y los germinan en amplias capas o mayorías sociales, los monstruos son criminales y genocidas, como bien y prolíficamente nos tiene demostrado la historia, donde religiones y nacionalismos se llevan la palma, por encima, incluso, del económico. ¿ Ha visto cómo razonan esos creyentes? ¿Su proselitismo circular? Frente a ellos, frente al dogma y la doctrinaria sectaria ¿qué se puede hacer? Son anclas que encadenan las cabezas. Es lo que tienen esos modelos mentales.

    El nacionalismo es un movimiento de las metrópolis del S. XIX que, al contrario de lo que predican ahora, tenía como objetivo la unificación (de Alemania, Francia, Italia, etc). Nada tiene que ver con el movimiento de descolonización. Mucho menos con los Derechos Humanos, todo lo contrario: son los nacionalistas los que oprimen, discriminan y subyugan a quienes no son de su estirpe. Aunque algunos se tilden de izquierda, ¿hay un solo nacionalismo que haya “liberado a su pueblo” que haya dejado de explotar a sus trabajadores, a sus ciudadanos? De izquierda para llegar a la masa pero para barrer para “la cosa nostra”, la misma relación que los curas con la curia romana. El nacionalismo, movimiento interclasista, no ataca al sistema económico. Al contrario, lo que persigue es un trocito. Hoy, en Occidente, se ha convertido en mero instrumento de la ingeniería política: los poderes facticos lo utilizan para echar a pelear y tener ocupado al personal en el asunto inescrutable de la identidad, mientras ellos, la clase dominante, forja su rebaño propio, y, con las mismas, los mantiene desviados, alienados de los asuntos que realmente les incumben y que, así tienen a buen recaudo (el momento histórico actual es paradigmático al respecto). Asuntos que no son, precisamente, cómo se llamen o quienes sean o en qué idioma hablen los señores que, eso sí, explotan y someten naturalmente. Así vemos como, p. ej., es la burguesía catalana la que ha hecho con los castellanohablantes lo mismo que El Dictador hizo con ellos (con distintas formas -ahora es mediante ley y la llaman de inmersión-, pero con el mismo collar. Es lo que tiene el poder. Que se lo pregunten a los judios. Y tan panchos.). También es la misma clase burguesa, con todos los medios de comunicacontrol en su poder, la que va insuflando la misma doctrina por tierra, mar, aire y por todas sus ondas; ¿o es que esas empresas son de las clases humildes adocenadas y ya, también, adoctrinadas? El nacionalismo es el instrumento de la burguesía para hacerse con pastel (rebaño) propio , al que le incrustan la guinda (el modelo mental) para cocinarselo, chup chup, a fuego lento, pero sin pausa. Y está en lo que dice Anna (supra): defiende el nacionalismo porque los ricos tienen que ser más ricos; bueno, el rebaño rico. Es por la pela, el pastel. Y el rebaño para que se lo trabaje.

    Para finalizar: Se está dejando de banda la gestión hecha por los distintos gobiernos centrales y la entrega del control multimediatico. Claro que, en definitiva, es un entretenimiento para que el reparto de tarta y la lucha de los rebaños-gladiadoressea el divertimento que les sirva de omnímoda tapadera de la opresión.

  5. Romualdo - Lunes, 2 de mayo de 2011 a las 18:28

    Exacto H2O. Eso es.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.