Tras la caída del símbolo de Al Qaeda

02.05.2011 | 20:06
 

Manel Gozalbo explica qué puede suceder a partir de ahora en Al Qaeda:

Ahora que Osama Bin Ladin ha sido abatido por las fuerzas especiales de los Estados Unidos, la incredulidad y el desánimo invadirán a los extremistas islámicos durante un breve período de tiempo. Pero conviene observar que ello no será producto de la pérdida de un ‘general en activo’ sino precisamente por la pérdida de un símbolo. En la pequeña urbanización donde residía el terrorista apátrida, rodeada por un muro coronado por alambre de espino, no había líneas de teléfono ni acceso a la Internet y quemaban la basura a diario para no dejar rastros. Las distintas ramas y franquicias de Al Qa’ida hace años que funcionan al margen de Bin Ladin, no porque no le necesitaran o no fuera sujeto de su devoción sino por encontrarse aislado de las cadenas de mando. Superado el duelo, volverán a la carga. No es en absoluto descartable que con algún atentado terrible y sanguinario. Por el contrario, lo más probable es que se produzca una cadena de atentados. Habrá, sin ninguna duda, una carrera entre varios candidatos a ocupar el lugar central, o cenital, que ocupaba Bin Ladin.