22M: Daños colaterales

25.05.2011 | 16:33
 

1) El intento de la candidata del PP de una localidad alicantina para que una persona minusválida no votara el domingo. ¿Cómo sabía que no iba a votar al PP? ¿Lo sabía? Lamentable. Por suerte, al final pudo votar.

2) Los Mossos d’Esquadra han imputado a una persona por, supuestamente, comprar votos para CiU en Salou (Tarragona). Al pájaro en cuestión le han pillado con una lista de votantes y dinero en efectivo. El PSC presenta como prueba que los votos (supuestamente comprados) están doblados todos de la misma manera. Alucinante. Tiene difícil solución.

3) Desde la dirección de un asilo público de Sarria (Lugo) entregaron, según parece, los sobres con los candidatos a votar a algunos de los viejos alojados en la residencia. Les dijeron, textual, que no se preocuparan porque estaban votando “a los buenos”. La Guardia Civil tuvo que hacer acto de presencia en la residencia. El PP ha denunciado los hechos. Hasta ahora en Sarria gobernaba el PSOE. Bochornoso.