Opinión

El cristal por el que miran su democracia

‘Las reivindicaciones indignadas referentes al cambio de Ley Electoral, compartidas por partidos de representación minoritaria como IU, UPyD o Ciudadanos, causan alergia al establishment político español. La clase política se legitima a sí misma únicamente a partir de los votos, pero únicamente de los válidos, y a su manera’.

Francisco M. Toro
Domingo, 29 de mayo de 2011 | 13:44

Los que nacimos en democracia no tenemos la culpa de que la generación de Quim Monzó no fuese capaz de acabar con Franco. No sé si nosotros lo hubiésemos hecho mejor, pero lo cierto es que a excepción del Partido Comunista de España, y alguno más, nada de nada. Nos hacen creer que todos corrieron delante de los grises y de que formaban parte de algún partido de corte maoísta. Toda generación necesita su revolución, y la nuestra está viviendo la suya, mal que algunos la intenten infravalorar tildándola de patochada infantil.

Siempre se ha dicho que tras unas elecciones todas las formaciones políticas celebran los resultados como un triunfo. Este es otro gesto de los políticos que aleja a los ciudadanos de esos seres que sonríen en la tele aclamados por la claque, que nos deja perplejos y nos asquea. Interpretan los resultados de una manera interesada, con el último objetivo de justificar que siguen en el circo durante cuatro años más. El movimiento del 15M cuestiona esto mientras los políticos profesionales se aferran a la urna como único instrumento de participación democrática.

Las reivindicaciones indignadas referentes al cambio de Ley Electoral, compartidas por partidos de representación minoritaria como IU, UPyD o Ciudadanos, causan alergia al establishment político español. La clase política se legitima a sí misma únicamente a partir de los votos, pero únicamente de los válidos, y a su manera.

Como hijo de Badalona les voy a explicar una anécdota. Les prometo que no es un chiste. Durante la noche electoral del 22M, TV Badalona y Ràdio Ciutat de Badalona analizaron en directo los resultados con la colaboración de los representantes de los partidos políticos con representación en el Ayuntamiento, hasta el momento, es decir, PSC, PP, CiU, ICV-EUA, y ERC. Insisto, no es un chiste. En un momento dado la representante en el debate por ICV-EUA, señora Carme Martínez, concluye que Xavier García Albiol (PP) no ha ganado las elecciones, puesto que la mayoría de ciudadanos de Badalona no le han votado. Paradójica y original manera de analizar la realidad, pero olvidó explicitar que una minoría muchísimo más minoritaria había apostado por su propio partido.

Siguiendo su peculiar lógica, el Estatuto de Autonomía de Cataluña de 2006 sería un texto ilegítimo refrendado por una minoría de catalanes (solo 73,9% de votos a favor sobre una participación minoritaria de 48,85%); mirando por el cristal que utilizó la señora Carme Martínez, el Barça no es el club mayoritario de los catalanes, pues imagínese usted lo que suman merengues, espanyolistas, béticos, colchoneros, arlequinats y gente a la que no le gusta el fútbol; es tanto como decir que durante la dictadura la mayoría de ciudadanos estaba a favor del régimen, pues los que estaban en contra eran una minoría dentro de la gran mayoría silenciosa.

Otro tanto le ocurre a Artur Mas (CiU), que utiliza los resultados de las autonómicas del 22M para justificar los recortes en sanidad y educación. En este aspecto Carme Martínez y Artur Mas comparten el cristal por el que miran e interpretan la voluntad ciudadana. Curiosa concepción de la democracia. Curiosa lectura de los votos válidos, de los votos nulos y de la abstención. Afirman que la democracia no necesita adjetivos. Pues, si no nos gusta el cristal por el que miran su democracia, tendremos que cambiar el sustantivo.

Francisco M. Toro es profesor de Historia

Temas: , ,

9 Comments en “El cristal por el que miran su democracia”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. ciudadanosfamoltapena - Domingo, 29 de mayo de 2011 a las 14:10

    Aquest argument és justament el que han defensats els espanyolistes per negar les consultes, l’estatut o el suport al dret d’autoderminació.

    Però no s’ha de confondre, l’abstenció amb el vot. Fer-ho és enganyós.

    Entre els badalonins que es van abstendre a les eleccions, segur que n’hi han a favor i en contra del pp. Entre els votants, però, hi ha una clara majoria que està en contra de les propostes del pp.

    No es veu la diferència?

    Els abstencionistes callen i otorguen, però els votants del psc, iu o ciu NO.

    Per això, si hi ha una majoria de regidors en contra de les propostes del pp, el més normal é que aquestes siguin rebutjades.

    Això de que governi el més votat és el que diriem “políticament correcte”, però també ho és no fer populisme amb la inmigració.

    En el moment en que garcia albiol es va saltar una d’aquestes regles de correcció, ha perdut l’autoritat per demanr als altres que respectin la resta.

  2. Alwix - Domingo, 29 de mayo de 2011 a las 18:00

    A veure, noi, una mica de seriositat. En Zapatero i el govern espanyol estan amenaçant al Mas perquè compleixi el dèficit. El Govern d’Espanya, el que ens té a pà i aigua amb el dèficit fiscal, el que va prometre un finançament que no pot complir.

    Que no ens mamem el dit, home!

  3. reset - Domingo, 29 de mayo de 2011 a las 18:32

    Está bien el artículo. Los partidos suelen intentar aprovecharse de los que solemos abstenernos o buscar vías políticas diferentes a esta supuesta democracia que tenemos. Los que pierden las elecciones dicen que los que las ganan no tienen el apoyo de los que se abstienen, y los que las ganan consideran que la abstención se suma a la mayoría. Igual de ridículo es cualquiera de las dos lecturas. La única lectura de la abstención es que hay mucha gente que no cree en el sistema político que tenemos y no va a votar porque considera que su voto no cambiará nada. Estos días he visto a varios políticos en Plaza de Cataluña. No sé cómo no se dan cuenta de que los indignados también estamos contra ellos. Para tener derecho a estar allí deberían dimitir de sus cargos.

  4. Sánchez Alcalá - Domingo, 29 de mayo de 2011 a las 19:14

    Alwix, ahora resulta que Mas es de derechas porque le obliga ZP. Cada uno recorta de donde quiere, y está claro que CiU no tiene en demasiada estima todo lo que sea público.

  5. Ines Alegre - Domingo, 29 de mayo de 2011 a las 20:49

    Alwix, creo que queda claro que el CIU ha elegido de dónde recortar, sinceramente creo que se han equivocado y tendrían que revisar el gasto y redistribuirlo, estábamos muy muy orgullosos de nuestro sistema de Sanidad Pública y de Enseñanza Pública, es una pena que quieran erradicar dos de las cosas que más calidad de vida nos ofrecían. Cuando dejemos de disfrutar de esas maravillosas atenciones médicas que hasta ahora hemos utilizado sin pensar que nos las podrían quitar, quizás nos preguntemos si son tan necesarias tantas subvenciones para hacer un cine (demasiadas veces regular), mantener unos premios de ese cine previamente subvencionado, tantísimos coches oficiales, tantísimos cargos de confianza y una lista demasiado extensa para nombrar aquí, pero que los políticos tendrían que revisar.

  6. La parte y el todo - Domingo, 29 de mayo de 2011 a las 21:21

    “Nos hacen creer que todos corrieron delante de los grises y de que formaban parte de algún partido de corte maoísta”

    Una gran verdad, todos los nacionalistas lucharon contra el régimen. Por eso Franco murió en la cama.

    En fin…

  7. Jaime Badalona - Domingo, 29 de mayo de 2011 a las 23:45

    Muy buen artículo.

  8. Angel - Lunes, 30 de mayo de 2011 a las 13:54

    Francisco,muy buena tu reflexion.Diria mas,en la dictaduras todos los que mandan son del mismo color y formar un corro al rededor del botin para repartirselo.En la democracia que tenemos actualmente,son de diferentes colores, forman un corro al rededor del botin y se lo reparten igual que en la dictadura,porque todos ganan.Nuestro problema es que los ciudadanos no tenemos normas de control suficientes practicas para eliminar estos vicios.Los vemos porque no somos tontos,pero tenemos las manos atadas y no podemos hacer nada de forma inmediata para terminar con estas practicas.

  9. Jose Orgulloso - Martes, 31 de mayo de 2011 a las 16:25

    Totalmente de acuerdo. Por esto yo estoy absolutamente en contra de las abstenciones críticas. Si hay unas elecciones, referendo o consulta, hemos de expresarnos. Punto.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.