Cataluña

‘Si hablar de lenguas con estatus distintos, uno superior (castellano) y otro inferior (catalán), contribuye a reforzar las tesis igualitaristas, cuando uno limita la observación al campo institucional y al de la enseñanza, los estatus se invierten. Mejor dejarse de diglosias’

[&hellip

Redacción
Martes, 27 de septiembre de 2011 | 12:08

Xavier Pericay, escritor y profesor universitario, en un artículo publicado en Abc y en su blog, este martes:

‘[…] Allá por 1980, cuando los votos propios y ajenos dieron a Jordi Pujol la Presidencia de la Generalitat, el primer impulso de los dirigentes de Convergència fue renunciar al modelo educativo implantado dos años antes por Josep Tarradellas, ejemplarmente bilingüe, y sustituirlo por uno de corte parecido al existente ya en el País Vasco. O sea, por un modelo con más de una línea, según la enseñanza se impartiera en una de las dos lenguas oficiales, en la otra, o en ambas. Fue la necesidad de pactar con la izquierda, dueña y señora de los centros docentes, y la propia debilidad parlamentaria del ejecutivo nacionalista -CIU sólo disponía de 43 diputados autonómicos sobre 135, por 58 de socialistas y comunistas-, lo que llevó al nuevo Gobierno catalán a cambiar de planes. El PSC se oponía de forma terminante a la posibilidad de que en la enseñanza hubiera más de una línea. Y el PSUC, en sus horas más altas, no le andaba a la zaga. Para la izquierda catalana, dar a escoger equivalía a dividir, a discriminar. Lo cual, a juicio de esa izquierda, ponía en grave peligro lo que ella misma llamaba ya entonces, con gran pompa, la cohesión social.

Así las cosas, a CIU no le quedó más remedio que inclinarse por un modelo de una sola línea. Y a fe que le sacó provecho. Porque, si bien la izquierda rechazaba de plano la discriminación, no hacía lo propio cuando esa discriminación se ennoblecía con el añadido de “positiva”. Y ese era, muy justamente, el caso de la lengua -a la que el nacionalismo todo y no pocos sectores de la izquierda y la derecha no nacionalistas gustan de tratar antropomórficamente, con la consiguiente atribución de derechos-. Al no existir más que una línea, todo llevaba a pensar que las materias iban a impartirse en uno u otro idioma oficial, de acuerdo con la capacidad de cada docente y siguiendo un reparto más o menos equilibrado. O sea, más o menos como en tiempos de Tarradellas. Pero, claro, una solución de este tipo no hubiera favorecido a la larga al catalán, mucho menos usado por maestros y profesores, por lo que la Administración convergente, acogiéndose a la necesidad de reparar un agravio histórico, optó enseguida por otorgar a la lengua que el Estatuto reconocía como propia un trato preferente. Y empezó a tensar la cuerda, es decir, a obligar a los enseñantes, de forma más o menos artera, a impartir sus clases en catalán.

[…] De ahí que, a finales de los ochenta, los ingenieros lingüísticos decidieran poner en marcha en Cataluña lo que ya se había experimentado con notable éxito en Quebec; a saber, la inmersión lingüística. Por supuesto, sin pedir permiso, sin que a los padres de alumnos de aquellas zonas, en su gran mayoría castellanohablantes, se les consultara siquiera si deseaban o no semejante receta pedagógica para sus hijos. Y, ante la eficacia del método, la Generalitat aprobó en 1992 un decreto por el que se extendía la inmersión al conjunto de la enseñanza, lo que por otra parte le permitía legalizarla, aunque fuera a posteriori.

[…] Hay que recurrir de nuevo al enfermizo apego de la izquierda por la igualdad. Esto es, al igualitarismo, y muy singularmente a su corrupción misma, la igualdad de fines o resultados. Cuando la izquierda española defiende con uñas y dientes la inmersión lingüística en Cataluña, lo que está defendiendo, en el fondo, es la igualdad entre dos lenguas, el catalán y el castellano. Pero no en el sentido de que todo ciudadano de Cataluña esté en condiciones de aprenderlas y usarlas, lo cual sería altamente saludable en la medida en que garantizaría los derechos lingüísticos de cada uno, sino en el de que ambas lenguas sean utilizadas por igual, lo cual es manifiestamente imposible por cuanto en el campo económico y social, allí donde no rigen otras reglas que las del interés y la necesidad, el uso del castellano resulta, y resultará siempre, infinitamente superior al de la otra lengua oficial. Y es esa misma imposibilidad la que empuja a nuestra izquierda a saltarse las leyes para equilibrar su imaginaria balanza con la defensa de un modelo educativo, de tintes totalitarios, en el que no existe sino un idioma, el catalán.

Durante el franquismo, las fuerzas llamadas progresistas secundaron a las estrictamente nacionalistas en la exigencia de una enseñanza basada en la lengua materna. Se trataba del catalán, claro, y de su supervivencia. Con la democracia y el consiguiente traspaso de competencias, y sobre todo una vez la inmersión en marcha, el argumento fue perdiendo peso hasta evaporarse por completo. Ya no era preciso. Es más, se había vuelto inconveniente. Con tanto castellanohablante de cuna por ahí… Algo parecido está ocurriendo ahora con el concepto de diglosia, tan querido por los sociolingüistas de todo tiempo y lugar. Si bien hablar de lenguas con estatus distintos, uno superior (castellano) y otro inferior (catalán), contribuye a reforzar las tesis igualitaristas, cuando uno limita la observación al campo institucional catalán y, en particular, al de la enseñanza, los estatus se invierten. Vaya, que mejor dejarse de diglosias’.

Temas: , , , ,

26 Comments en “‘Si hablar de lenguas con estatus distintos, uno superior (castellano) y otro inferior (catalán), contribuye a reforzar las tesis igualitaristas, cuando uno limita la observación al campo institucional y al de la enseñanza, los estatus se invierten. Mejor dejarse de diglosias’”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Erasmus - Martes, 27 de septiembre de 2011 a las 16:59

    La capacitación en lenguas de los alumnos de la escuela pública catalana es la peor de España.-

    La escuela pública en Cataluña debe ser bilingüe, con las dos lenguas oficiales vehiculares para todos. Optativa trilingüe con inglés en, al menos, 1/3 de los centros. En una sociedad bilingüe la escuela debe ser bilingüe. No puede ser monolingüe sin ser opresora. Con el modelo de inmersión actual los escolares catalanes no adquieren una buena capacitación en lenguas, ni en español (contra lo que dice la propaganda oficial), ni en inglés. Si en Cataluña el español no es vehicular no puede serlo el inglés, que por estatus legal no puede pasar antes. El inglés vehicular para algunas asignaturas (en todos, o parte de los centros escolares) es una tendencia universal, adoptada crecientemente por los colegios públicos de las Comunidades españolas excepto Cataluña. En todas las Comunidades españolas se crean continuamente nuevos colegios públicos bilingües español-inglés, especialmente en la Comunidad de Madrid (guglar ‘comunidad de madrid colegio bilingüe’). Excepto en Cataluña, donde ni existen ni existirán tales colegios, por lo que Cataluña camina hacia el aldeanismo lingüístico al no tener la política lingüística oficial otro norte que imponer el catalán. Es claro que no les importa si la escuela enseña, o no, sino servir a un proyecto político. Con el modelo actual la escuela pública catalana no cumple el mínimo de una de las misiones básicas de la escuela de hoy, que es proporcionar una buena capacitación en lenguas. A medio plazo los alumnos de las escuelas públicas catalanas tendrán una capacitación en inglés muy inferior a los de las otras Comunidades españolas, muchos de los cuales vehicularán parte de sus asignaturas en inglés lo que significa soltura en el uso de esa lengua.

    Sin gran exageración puede decirse que la escuela pública catalana fabrica analfabetos en español e inglés, las dos primeras lenguas de comunicación del mundo y una de ellas la lengua común y única oficial de España. Lo que los catalanes saben de esas lenguas lo han aprendido en la mayor parte fuera de sus aulas. En ello se ve el rotundo fracaso de esa escuela como instrumento para una buena capacitación en lenguas, cuando la vida actual se lo exige cada vez más a la escuela.

    Hay que señalar sin arredrarse la pésima capacitación en lenguas de la escuela pública catalana, una de sus principales lacras, auque no la única, pues también lo son su régimen policíaco negador de un clima de libertad para los alumnos y para los profesores, o el perjudicar diferencialmente en el estudio a los escolares que tienen por lengua habitual el español especialmente en su corta edad. Es necesario señalar esas realidades pues los defensores del modelo actual tratan de quitar importancia a su inconstitucionalidad diciendo que sus resultados son buenos y que tiene una gran aceptación social. Así como, que ese modelo ha sido avalado por numerosas instituciones, lo cual es rigurosamente falso pues lo que se alega en ese orden se basa en equívocos y manipulaciones por lo que constituye pura y simple propaganda. No existe, ni puede existir, ningún aval científicamente solvente de una escuela cuya práctica es manifiestamente aberrante.

    ¿No será la Constitución la que está equivocada, siendo así que la escuela pública catalana ha resultado un éxito pedagógico y es aceptada por toda la sociedad salvo minorías marginales? Ese es el mensaje que quieren transmitir los defensores del modelo actual. Por ello hay que evidenciar que la actual escuela pública catalana (la privada es mejor, pero los colegios privados tienen el inconveniente de su precio, prohibitivo en las realmente excelentes, que no todos pueden pagar aunque deseen lo mejor para sus hijos), además de ser inconstitucional, es pedagógicamente mala, siendo uno los peores sistemas escolares que se pueden encontrar en el mundo. Es sin duda el peor sistema escolar de España, comparativamente, en relación con las restantes Comunidades españolas. Incluidas las otras Comunidades bilingües, que como Cataluña cuentan con dos lenguas cooficiales, pero que en ninguna de ellas la lengua autóctona se impone en la escuela con la misma prepotencia y desprecio del bien de muchos ciudadanos que el catalán en Cataluña (pese a que el catalán es la lengua regional que ha alcanzado mayor uso social, sin desplazar -ni falta que hace- como lengua de mayor uso social a la lengua común), por lo que, ni en Galicia, ni en Vasconia, ni en Valencia, ni en Baleares, la escuela pública ha caído al nivel de degradación, en lo pedagógico y en las relaciones personales, que lo ha hecho la escuela pública en Cataluña.

    Para que no se alegue por los partidarios del actual modelo de inmersión, a favor del mismo, que la sociedad catalana lo ha aceptado sin resistencia apreciable (aceptación pasiva lograda por un multiforme aparato de coacción), es preciso atestiguar que el modelo es rechazado crecientemente de modo activo por muchos de sus numerosos damnificados.

  2. Romualdo - Martes, 27 de septiembre de 2011 a las 17:06

    Periçay tiene memoria y valor para decir la verdad. No está en el pesebre y los que sí lo están enseguida le acusarán de botifler.

    Pero ahí están sus palabras y sus argumentos para el que los quiera rebatir.

  3. KAFKA - Martes, 27 de septiembre de 2011 a las 17:17

    Creo que está claro. Una vez más Pericay resulta diáfano. Y es que el problema del nacionalismo catalán se puede resumir en una sola e ineluctable palabra: la realidad.

  4. Pere Puig - Martes, 27 de septiembre de 2011 a las 17:20

    NO CONTRIBUYE SOLO A LAS TESIS IGUALITARIAS, SI NO QUE PROTEGE MUCHO MÁS LA LENGUA CATALANA HACIA EL FUTURO DE ESA MANERA SR PERICAY. La lengua catalana os la vais a cargar antes vosotros los nacionalistas, tal y de la manera que estáis llevando este tema. Dentro de 200 años solo se hablarán 3 o 4 lenguas en el mundo según los más prestigiosos expertos lingüistas internacionales. Adivinan ustedes cual será una No será mejor ir de la mano del castellano para que la lengua catalana tenga un futuro mucho mejor, ya que será una de las que quedarán en el mundo ? Además miren si es facil y de sentido común, el castellano forma parte de la realidad lingüisto-cultural y social de Cataluña osea también es de Cataluña. Enseñemos entonces a los castellano parlantes, 500 millones en el mundo ( España, Latino América, EEUU 60 mll, resto del mundo ) a amar la lengua catalana, a persuadirlos, a ganar adeptos con seny y no como ahora se hace con la confrontación, la prohibición, la sanción y esta esquizofrénica echada al monte de los políticos catalanes y de todo el lobby independentista millonariamente subvencionado por los primeros, que tanto dicen querer la lengua catalana. Pues de esta manera que llevan las cosas ahora y con le pretexto de que está en peligro de extinción, lo único que harán es cargársela antes de lo previsto. La radicalidad y lo enfermizo en las cosas no llevan más que a ir en la dirección contraria a la que se pretende ir. Además va en contra del espiritu del pueblo catalán, que siempre ha sido hospitalario, abierto, persuasivo y con mucho seny.
    Ya poniendonos prácticos y con mucho sentido común, hay que decir que una hormiga nunca podrá aplastar a un elefante. Lo que tiene que hacer la hormiga es ganarse el afecto del elefante con buenos modos, cosa que este aspecto ya lo tiene o tenía el pueblo catalán y subirse a su lomo para cabalgar juntos y ganarse la protección para todo lo que viene en el futuro para estas lenguas pequeñitas. El entendimiento entre los pueblos, la globalización y la equidad en el mundo, evitará guerras, conflictos por intereses egoístas y permitirá al ser humano vivir en un mundo mejor. Estos aspectos citados están por encima de las lenguas, lo que es la humanidad y su bien estar, y hacia eso va el mundo que traerá como consecuencia la perdida de lenguas que quedarán en desuso, pero se ganará la unión, la justicia y la fraternidad entre los moradores del planeta tierra.
    De esta manera que llevan ahora las cosas en esta materia en Cataluña, les aseguro como ya dije al incio del comentario, se acaben cargando antes de lo que toca el nacionalismo catalanista mismo, la lengua catalana.
    El otro día hice este comentario a una persona defensora a ultranza de la inmersión lingüística obligatoria en catalán, que por cierto era castellano parlante, y ante mi exposición me dijo que dentro de 200 años él ya no estaría vivo y que lo que cuenta es ahora, que él no pensaba en el futuro. Ahí estuvo la clave, “no pensaba en el futuro”. Él mismo lo dijo,la realidad de lo que pasa ahora, que no se piensa realmente en el futuro de la lengua, la defensa enfervorizada que hacen los nacionalistas catalanista con la lengua y las artes que emplean para ello ahora, está llena de niebla y está destinada a conseguir con ella los enfermizona logros que tocan hoy, presnte. Por tanto la realidad es que se está ulitizando la lengua catalana por parte de los que dicen defenderla, como herramienta para defender lo que ahora, hoy, creen que tienen que conseguir. Por lo tanto la lengua catalana está en manos de personas irresponsables que juegan con ella como si fuera una espada o un escudo. Por eso digo que el nacionalismo catalanista es el principal enenigo de la lengua catalana, en realidad no mira por su futuro y por preservarla con las maneras más efectivas ante las adversidades futuras que se avecinan ni les preocupa por lo que se ve, ya que hacen todo lo contrario. Serán conscientes de ello ? o su enfermiza nacionalitis aguda no les deja ver más allá?. Si pensamos y actuamos así tanto el que ignoran las cosas como este amigo mío y si piensan así los que dirigen y técnicamente las saben y tienen la formación para ir en la buena dirección en cuanto a protección de la lengua catalana, será lo que habremos construido para nuestros hijos, nietos, etc… y para el futuro de la lengua catalana. Unos por ignorantes y otros por una inexplicable enfermización teniendo formación para poderlo entender desde la técnica. Haciendo y apoyando lo que están haciendo en materia lingüística tal y como està ahora, quedarán en la historia como los responsables flagrantes de la pronta desaparición del catalán.

  5. Felipe - Martes, 27 de septiembre de 2011 a las 17:25

    Si os interesa os dejo un link:
    blogs.fetasantfeliu.cat/bernat-casanovas/blog/el-bisbat-de-sant-feliu-sap-com-fer-amics
    que aparece en el diario digital http://www.fetasantfeliu.cat

    En este diario digital de actualidad sobre Sant Feliu de Llobregat (con un sesgo nacionalista evidente) hay colaboradores que publican artículos. El artículo que aludo hace referencia a una polémica con la senyera. Cada 11 de septiembre un puñado de campaneros descuelgan de la torre del campanario de la Catedral (Sant Feliu es sede catedralicia desde 2007) una gran senyera. En esta ocasión y tras estar unas horas colgada el Arzobispado decidió que la senyera se retirase porque era un edificio religioso donde no debían hacerse proclamas políticas.

    Pues bien, lean en los comentarios al artículo cómo el lavado de cerebro de esta sociedad ha llegado hasta tal extremo que cualquier disidencia es castigada bajo la apelación a los símbolos nacionales intocables y sagrados. Los comentarios, digo, no tienen desperdicio y eso ocurre en un municipio tan poco dado al nacionalismo como Sant Feliu. Imagínense lo que debe ocurrir en otros lugares de este petit país nostre.

  6. francesc - Martes, 27 de septiembre de 2011 a las 21:06

    Socio-lingüísticament aquest Pericay no argumenta res de res. Acadèmicament ja fa molt temps que és un bluf absolut aquest indigne llicenciat en filologia catalana.

    Aquest individu és el que utilitza la seva especialitat per anar-hi en contra. Senzillament Pericay és un agent de l’imperialisme lingüístic castellà. I sí li direm deu, cent, mil, milions de vegades el que és: BOTIFLER CUM LAUDE!

  7. Jonas - Martes, 27 de septiembre de 2011 a las 22:21

    Buen articulo ,

  8. Anibal - Martes, 27 de septiembre de 2011 a las 23:55

    El uso de dos idiomas cooficiales sin ningún tipo de ordenamiento o de preferencia solo puede conducir al caos ya que no se pueden usar ambos al mismo tiempo. Equivale a dejar que cada uno conduzca su coche sin normas ni preferencias de paso, al grito de ¡¡ Viva la libertad !!
    De hecho, lo estamos viendo en la práctica, debe haber un solo idioma preferente de uso general y otro para los casos particulares en los que sea exigido. El problema es que el sentido común y la eficiencia estan en contra de los regionalismos.

  9. El nacionalismo catalán miente y manipula a los catalanes - Miércoles, 28 de septiembre de 2011 a las 03:52

    ¿Y respecto a la lengua, qué hay de cierto o de falso sobre las acusaciones de imposición del castellano?

    Aquí mejor recomiendo la lectura del libro. Los archivos de la corona de Aragón nos muestran la realidad. Los documentos oficiales de la Diputación de Cataluña están en latín, castellano, catalán, incluso árabe. La Corona de Aragón así como Cataluña y Barcelona era plurilingüe. Las escuelas de traductores de entonces, los documentos y los estudios serios así nos lo demuestran. Durante varios siglos en buena parte de Cataluña se hablaba el mozárabe y los poetas catalanes escribían en occitano. Y el castellano ya se hablaba, y en él se escribía, en Barcelona desde hace muchos siglos. Y en italiano se representaban las obras de teatro. Para colmo, en los documentos medievales oficiales de la Diputación Catalana, casi siempre que se refieren a Cataluña lo hacen como “Provincia” y escasamente como nación.

    O sea, ¿no se puede hablar de una lengua propia?

    En el caso de Cataluña es bastante absurdo ¿qué es una lengua propia? La lengua propia de Castilla sería el bable, si nos atendemos a la historia. El castellano fue una lengua que apareció en la periferia de Castilla. Nunca hubo una oposición catalán-castellano o Cataluña-Castilla, como se nos ha querido hacer creer. Incluso hay curiosidades …

    ¿Respecto a la relación Castilla -Cataluña?

    Sí, si atendemos al origen etimológico de la palabra “Cataluña”, hay varias interpretaciones. Por cierto, nunca he conocido un catalanista que se haya preocupado por saber de donde viene la palabra Cataluña. El origen está, muy probablemente, en “castellanus”, que así se denominaban a los habitantes de los castillos catalanes. La palabra fue derivando en varias formas por influencia francesa, chatlar, chatelain, etc., hasta llegar a “catalán”, y de ahí “Cataluña”. Por tanto, esencialmente, “Cataluña” y “Castilla” significan lo mismo, tierra de castellanos o habitantes de castillos.

    http://www.navarraconfidencial.com/....%E2%80%9D/

  10. Antonio - Miércoles, 28 de septiembre de 2011 a las 07:13

    Sr fancesc hay personas que por algún motivo estám de mal humor, pero si no está de acuerdo con las opiniones del articulista lo más razonable es argumentar lo contrario y no atacar a su persona. De ese modo no desmonta las tesis de Pericay sino que las refuerza.

  11. francesc - Miércoles, 28 de septiembre de 2011 a las 10:45

    Antonio,

    No em posaré a escriure un tractat de sociolingüística i menys en aquest blog. Només cal tenir en compte que acadèmicament el senyor Pericay és un no-ningú que a més es contradiu amb les tesis acceptades acadèmicament. Només li dic, Antonio, que la manera amb que Pericay tergiversa l’aplicació del concepte “diglòssia” ja s’ha retratat de sobres en la matèria.

  12. Delendus est PSC - Miércoles, 28 de septiembre de 2011 a las 11:55

    Francesc, Francesc… ¿ahora vas a querer redefinir el concepto de diglosia? El que a tí te hayan dicho que el catalán vivía en diglosía cuando estaba marginado de la vida política y cultural no resta un ápice de verdad a lo que dice Pericay: la situación se ha invertido y el castellano es ahora el que vive en diglosia. Es la lengua de la calle y de hogar pero se la margina en todo ámbito oficial en Cataluña. ¿Acaso lo puedes rebatir? Con argumentos, no con insultos.

  13. vito - Miércoles, 28 de septiembre de 2011 a las 15:32

    “pero si no está de acuerdo con las opiniones del articulista lo más razonable es argumentar lo contrario y no atacar a su persona.”

    Ja. El que passa és que molts no tenim ganes d’articular una resposta a les barbaritats que deixeu anar, tant els autors de les “perles” com dels que escribiu radera, per què desprès el censor les elimini.

    No tots tenim ganes de baixar al nivell de “No eres más tonto porque no te entrenas”, “lerdo monolingüe” que es veu tant li agrada, per les vegades que ens veiem obligats a llegir.

  14. francesc - Miércoles, 28 de septiembre de 2011 a las 15:55

    Delendus,

    “Es la lengua de la calle y de hogar pero se la margina en todo ámbito oficial en Cataluña”. Perdona, però amb aquesta frase ja fas evident la teva ignorància en socio-lingüística. La socio-lingüística tracta la realitat social de la llengua en el seu present focalitzat des del seu passat i la projecció de futur per a la llengua pròpia del país. Mai es pot parlar de diglòssia en els termes que tu i Pericay defenseu…Us foten fora de qualsevol congrés seriós de sociolingüística si dius la frase que literalment he copiat del teu comentari.

    Per altra banda la sociolingüística ja a sentenciat sobre els problemes del bilingüisme i l’hegemonia de la llengua pròpia en escenaris d’agressió lingüística com és el que viu el català respecte el català.

    La victimització que aquest pobre marginat (per la polèmica del “Manifest dels Marges”) d’en Pericay posa en pràctica, ja és simptomàtica de quin calatge intel·lectual està armat el personatge…

    I jo no insulto; només faig retrats de situació. El que passa és que d’on no n’hi ha no en pot rajar…

  15. francesc - Miércoles, 28 de septiembre de 2011 a las 15:56

    “que viu el català respecte el CASTELLÀ” – volia dir.

  16. Curioso - Miércoles, 28 de septiembre de 2011 a las 19:36

    “Per altra banda la sociolingüística ja a sentenciat ….”

    Habló el experto. XD

    Saludos!

  17. Delendus est PSC - Jueves, 29 de septiembre de 2011 a las 00:51

    Francesc, tú ni tienes lo que hay que tener paa echarme a mi de ningún cngreso ni de ningún lado.
    Eso de “la realitat social de la llengua en el seu present focalitzat des del seu passat i la projecció de futur per a la llengua pròpia del país” te lo has sacado de la manga. Para empezar, ¿qué significa la llengua propia del país para un sociolingüista, cuando es un concepto nacionalista?
    Usar una frase como focalitzat des del seu present i la projecció de futur, lo que denota es de lo que no sabes es usar correctamente la lengua. Y alegatos historicistas o supuestas proyecciones no afectan al hecho presente e incontrovertible de que todo el estamento político, mediático y educativo se expresa unicamente en catalán y el castellano queda relegada al uso familiar o en la calle. Además, con un descarado intento de menospreciar a sus hablantes como las recurrentes expresiones de muchos asisduos nacionalistas de este foro tachándonos de monolíngües, colonos, invasores. parlar castellà fa de pobres…
    ¿O lo niegas?

  18. Delendus est PSC - Jueves, 29 de septiembre de 2011 a las 01:03

    ¡Zas! ¡En toda la boca!

    Y de la Viquipedia!

    En lingüística, la diglòssia és una situació que es dóna quan, en una societat donada, hi ha dues llengües relacionades de forma propera, una de prestigi alt, que s’utilitza generalment pel govern i en texts formals, i una de prestigi baix, que és normalment la llengua vernacla parlada. El llenguatge de prestigi alt tendeix a ser el més formalitzat, i les seves formes i vocabulari sovint interfereixen el vernacle, tanmateix sovint en una forma canviada.

    La situació sociolingüística és formalment de diglòssia quan la llengua dominada és majoritària en els estrats amb menys poder i prestigi de la societat, mentre que l’altra és pròpia de la classe o grup dominant, així com de l’exercici del poder administratiu.

    Els membres de la classe inferior poden o bé acceptar que les llengües tenen funcions distintes i emprar-les segons la situació, o bé emprendre un procés de naturalització cap a la llengua dominant, assumint-la per a totes les situacions i emprant la llengua dominada només de manera residual. En aquestes situacions, la transmissió intergeneracional de la llengua dominada sempre és complicada i perd parlants a cada generació.

    Es produeix un conflicte lingüístic cada vegada que els parlants de la llengua recessiva volen transcendir els límits imposats i normalitzar-la perquè ocupi el mateix lloc que la llengua dominant.

  19. francesc - Jueves, 29 de septiembre de 2011 a las 09:54

    CATALUNYA ÉS UNA COLÒNIA LINGÜÍSTICA, NO PARTIM D’UNA EVOLUCIÓ NATURAL PER A LA IMPOSICIÓ DEL CASTELLÀ A CATALUNYA. S’HAN FET MANS I MÀNIGUES DES DE TOTS ELS ÀMBITS DE PODER CASTELLÀ I ESPANYOL PER DESTRUIR LA LLENGUA DELS CATALANS. PARLAR DE DIGLÒSSIA SENSE TENIR EN COMPTE EL CONTEXT COLONIAL ESPANYOL PEL QUE FA A LA LLENGUA CATALANA ÉS UNA TRAMPA MONUMENTAL.

    PER AIXÒ TOTS ELS EXPERTS DE PRESTIGI EN SOCIOLINGÜÍSTICA AVALEN LA IMMERSIÓ COM A MECANISME DE DEFENSA I RESTITUCIÓ DE LA LLENGUA PRÒPIA RESPECTE LA IMPOSADA. COM UN PRIMER PAS CAP AL PROCÉS DE RECUPERACIÓ DE LA LLENGUA NATURAL I PRIMIGÈNIA DEL TERRITORI CATALÀ. IGUAL QUE EL CASTELLÀ TÉ AQUEST ESTATUS A CASTELLA O LES ESPANYES.

  20. Romualdo - Jueves, 29 de septiembre de 2011 a las 11:32

    Pere Puig:

    Es exactamente como dices. A la larga conseguirán lo contrario de lo que pretenden pero no les importa porque la lengua catalana es una disculpa para copar el poder HOY y tratar de mantenerlo en el futuro con un Estado independiente.

    No hay más.

    ¿Y el futuro de la lengua catalana? Eso no preocupa.

  21. Delendus est PSC - Jueves, 29 de septiembre de 2011 a las 13:07

    ¡Esas mayúsculas, Francesc!
    ¿Colonia? ¡Amos, anda! ¿Desde cuando las colonias tienen voz y voto? ¿Desde cuándo los colonizados dominan la industria y el comercio y usan a los colonos de mano de obra? De siempre, el cata<lán ha sido el idioma de la burguesia y el castellano el de la clase obrera. Salvo periódos dictatoriales, en los que los "colonizados" han sufrido bastantes menos penurias que los colonos, el catalán ha sido hablado con toda normalidad por las clases altas. y desde hace 30 años, la situación de diglosia en la que viven los castellanohablantes en Cataluña es clara. Toda la clase política, periódistica, administrativa, la policia, la educación… se expresa en catalán. El castellano es la lengua de los trabajadores, los inmigrantes, todo aquel que no tiene poder político.
    Hoy, la única lengua impuesta es el catalán. ¿Cuánto crees que la gente va a aguantar la tiranía con la excusa de que un francés prohibió el catalán en el siglo XVIII?

  22. vito - Jueves, 29 de septiembre de 2011 a las 15:43

    “El castellano es la lengua de los trabajadores, los inmigrantes, todo aquel que no tiene poder político.”

    És mentida. Hi ha altres llengües que s’ajusten més a aquesta descripció, com l’urdu o el tagalo.
    La majoria ni vota. Per qué sempre l’últim que arriba està per sota. A mida que s’INTEGRA, adquireix els drets dels que ja hi eren
    Com l’àrab fa aquesta funció a Marsella.
    La societat catalana ha tingut l’encert d’anar integrant els nouvinguts, fins i tot sense el poder polític per regular la seva integració.
    Per aixó els que us negueu a integrar-vos sou una exígua minoria, també entre els que considereu “els vostres”. Elecció radera elecció..

  23. Delendus est PSC - Viernes, 30 de septiembre de 2011 a las 12:35

    Vito, yo estoy perfectamente integrado, tengo trabajo, familia, hablo cuatro idiomas y estoy en plena posesión de mis derechos como ciudadano español. La mayoría de la clase obrera habla español, también quienes tienen como lengua materna el árabe, tagalo o urdu. ¿Qué porcentaje de la sociedad catalana son estos? De estos, la mayoría no vota porque no tienen la ciudadanía española. Dependiendo del orígen, se exije una residncia de ters a díez años.
    A mí no me vas a hablar de integración porque sé de primera que es puro discurso. Desde las Martas Ferrusolas que no querían que sus hijos jugasen con niños castellanos a la construcción de guettos para inmigrantes, Cataluña ha sido mucho menos integradora de lo que se dice a sí misma. Tu postura, negándonos a quienes hemos nacido aquí la condición de catalanes lo demuestra.
    Y sí, mi eleccion política es minoritaria. Pero eso no me priva de ningún derecho, como pareces creer tú y tanto nacionalista. Si para disfrutar de tus derechos civiles fuera necesario tener mayoría no serían derechos civiles, sino pura razon de fuerza.

    Y por favor, no hagas más el rídiculo negando lo que cualquiera puede ver. Se vé de lejos que no te has pasado nunca por una fabrica o una obra. Burgés!

  24. vito - Viernes, 30 de septiembre de 2011 a las 14:29

    “Cataluña ha sido mucho menos integradora de lo que se dice a sí misma.”

    És la seva opinió. A mi el que em demostra el poder d’integració és com els nacionalistes espanyols bramen i insulten als “renegados”. Als que han fet el més normal del món: integrar-se allà on han arribat, gràcies a la capacitat de la societat catalana.

    “Pero eso no me priva de ningún derecho, como pareces creer tú y tanto nacionalista”

    L’únic dret que us neguem és el de manar-nos. Per qué no el teniu.

    “Se vé de lejos que no te has pasado nunca por una fabrica o una obra”
    Torna a ser la seva opinió. Els intents del lerrouxisme per enfrontar una classe “treballadora” espanyola contra els “burgesos catalans” han xocat sempre amb la realitat de la classe obrera catalana. Us hauria de caure la cara de vergonya.
    Mai podreu fer desapareixer la memòria de gent com Francesc Layret, Francesc Peiró, Salvador Seguí o Josep Termes.

  25. Romualdo - Viernes, 30 de septiembre de 2011 a las 20:46

    Vito:

    Lo que me sorprende es que ahora el nacionalismo invoque los nombres de Joan Peiró o Salvador Seguí. Ahora resulta que líderes para quienes los estados representaban la opresión del hombre y luchaban por su disolución posicionándose en contra de cualquier nacionalismo son de la cuerda de Vd.

    En fin, vivir para ver.

  26. Delendus est PSC - Sábado, 1 de octubre de 2011 a las 12:13

    Vito: Ninguno de esos era obrero. Y no tengó ningún interés en hacer desaparecer su memoria, tampoco. Burgés!

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.