Cataluña

‘Más Europa quiere decir menos España, menos Francia y menos Alemania. La frase es de Artur Mas. Se le olvidó agregar: “y mucho menos Cataluña”. […] Las conclusiones sobre los deseos del nacionalismo catalán son paradójicas: no le importaría ceder prerrogativas a Bruselas, a 1.340 km de distancia, pero sí a Madrid’

[&hellip

Redacción
Miércoles, 28 de septiembre de 2011 | 11:09

Martí Saballs, subdirector de Expansión, este martes en su blog:

‘Más Europa quiere decir menos España, menos Francia y menos Alemania. La frase es de Artur Mas, presidente de la Generalitat de Cataluña, en unas jornadas organizadas por Esade esta semana. Se le olvidó agregar: “y mucho menos Cataluña”. Es la tragedia nacionalista. Sobre todo, de un nacionalismo que históricamente se ha considerado europeísta. Por un lado, reclama más poder local, más soberania fiscal, más competencias. Por el otro, reconoce que Europa o se uniformiza más o se rompe en pedazos. Una ruptura deseada, curiosamente, por los crecientes nacionalismos radicales de índole estatal, de extrema izquierda y derecha, del Centro y Norte del continente. Las conclusiones sobre los deseos del nacionalismo catalán son paradójicas: no le importaría ceder prerrogativas a Bruselas, a 1.340 km de distancia, pero sí a Madrid. Haga usted el experimento de preguntarle un día a un independentista que haría si, caso de ser Cataluña independiente dentro de Europa, pensara que las leyes europeas no son justas con su país. “¿Pediría la independencia de Europa?”.

[…] ¿Hay arreglo [a las relaciones entre Cataluña y el resto de España]? Por supuesto. No solo consiste en viajar y escuchar más. Para los catalanes que creemos y sentimos a España como una parte nuestra desde un profundo catalanismo, los debates fiscales, económicos y de competencia se deben solucionar ya desde el ámbito de la Unión Europea. Hay que buscar una equilibrada competencia entre territorios que no afecte a la unidad de mercado. Hay que definir, y es tarea de los políticos, mejoras radicales en la financiación de las regiones -ya no solo desde una visión catalana y española, sino mucho más amplia-, pero también establecer gestiones sanitarias y educativas que no vayan contra la igualdad en los servicios básicos que requieren todos los ciudadanos. Un ejemplo: si resulta que España es foco de atracción de turismo sanitario que usa nuestros hospitales gratuitamente, habrá que pedir compensaciones de una forma u otra ya que los recursos no son ilimitados.

Levantar fronteras y más barreras han sido opciones sociales y políticas que se han defendido a lo largo de la historia con resultados variados, incluso terribles. No comparto estas opciones porque nunca he creído ni en fronteras ni en barreras económicas ni culturales. Avanzamos cuanto más compartimos. El independentismo demuestra la incapacidad de trabajar conjuntamente con otros. Es fruto de un triste fracaso. Europa necesita una nueva gobernabilidad, como lo necesita España. Y defender la existencia de más regiones independientes no es el camino. Esta crisis nos ha enseñado la necesidad de redefinir modelos de gestión, pero sumando, nunca restando’.

Temas: , ,

23 Comments en “‘Más Europa quiere decir menos España, menos Francia y menos Alemania. La frase es de Artur Mas. Se le olvidó agregar: “y mucho menos Cataluña”. […] Las conclusiones sobre los deseos del nacionalismo catalán son paradójicas: no le importaría ceder prerrogativas a Bruselas, a 1.340 km de distancia, pero sí a Madrid’”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. francesc - Miércoles, 28 de septiembre de 2011 a las 11:37

    Caram, caram amb el Martí Saballs…Que sapigueu que aquest individu és un dels marmessors econòmics de Ciudadanos i possible responsable d’una direcció econòmica en el govern espanyol de Rajoy.

    Quan un subdirector de Expansión (grupo Recoletos) parla amb aquesta disimboltura essent català ja us dic jo que té premi assegurat. Si és que és la parella perfecta per a la Camacha o el de Moragas.

  2. francesc - Miércoles, 28 de septiembre de 2011 a las 11:42

    Dic tot això de Saballs perquè vam coincidir quan estudiàvem a l’IESE-Universidad de Navarra i ja vaig veure de què anava el “monaguillo catalán”.

    De res.

  3. AFOR - Miércoles, 28 de septiembre de 2011 a las 12:23

    La CONCLUSIÓN es clara: lo que mueve al nacionalismo no es la razón, sino el sentimentalismo que en el caso catalán se nutre de rencor y fanatismo a partes iguales.

  4. Bob - Miércoles, 28 de septiembre de 2011 a las 12:41

    100% true!

  5. juan - Miércoles, 28 de septiembre de 2011 a las 13:04

    estos mientras sigan viviendo del cuento son capaces de todo, en el momento que haya un enfrentamiento entre hermanos, todos los politicos nacionalistas se largaran y dejaran a los cuatro pringaos para que hagan frente, siempre ha pasado igual.

  6. Alwix (estudiant amb immersió) - Miércoles, 28 de septiembre de 2011 a las 13:10

    Millor ser un estat / Comunitat Autònoma Europea amb competències plenes a foment, recaptació d’impostos, representivitat estatal en events esportius, etc, que no una regió / Comunitat Espanyola amb l’espasa de Damòcles nacional castellana sempre penjant damunt el nostre coll.

  7. mariachi loco - Miércoles, 28 de septiembre de 2011 a las 13:25

    El saball aquest s’equivoca de manera clara. Suposo que fins i tot els espanyolistes se n’haurien d’adonar.

    L’error és l’expresió “MUCHO menos Catalunya”. Es evident que Europa està adquirint competencies que fins ara tenien els estats, i que una part d’aquestes competencies a l’estat espanyol les gestionen les autonomies.

    Per això és absurd pensar que les competencies que s’endú Europa són preferent aquelles transferides a Catalunya. Si així fós seria una cosa estadísticament molt inexplicable.

    Els espanyolistes pensen que algú es traga que als Consells Europeus estàn obsessionats en el que fem a Catalunya?

    Un segon tema és el de la llibertat i la neutralitat. EUROPA ÉS MOLT MÉS NEUTRA QUE MADRID!!!!.

    Per posar un parell d’exemples. Si es tracta d’escollir entre Barcelona i madrid per donar unes ajudes o entre l’eix mediterrani i el central. A europa tenim un 50% de possibilitats, a madrid el 0% assegurat.

  8. iñigo - Miércoles, 28 de septiembre de 2011 a las 13:30

    Muy interesante. Que este señor, subdirector de un importante medio de comunicación español, haga ver que Cataluña necesita a España y España necesita a Cataluña, es la mejor medicina contra el separatismo empobrecedor y castrador.

    Vivimos tiempos raros, pero la verdad siempre ha resplandecido. Incluso después de la más negra noche. Y esta no será una ocasión distinta.

  9. Batiente - Miércoles, 28 de septiembre de 2011 a las 14:10

    La conclusión que saco del nacionalismo-separatismo catalán de estos comentarios ilustrados desde el rencor, por estos señores liberados que pululan por este portal es: odiar España y bajarse los pantalones ante lo demás.
    Obvio palabras malsonantes que provocaría el baneado de mi comentario.

  10. La parte y el todo - Miércoles, 28 de septiembre de 2011 a las 14:53

    mariachi, eres un maleducado. Solo escribes los nombres o apellidos en minúsculas cuando no son nacionalistas, a los indepes les respetas la mayúscula.

    Os jode que haya catalanes de casta y no sean independentistas, ¿verdad?. Pues los hay, y más de los que os pensáis.

  11. francesc - Miércoles, 28 de septiembre de 2011 a las 14:59

    Sí, Batiente, sí. Tu atent al que he escrit després del 20-N…

  12. Bob - Miércoles, 28 de septiembre de 2011 a las 15:24

    @mariachi loco
    Exactamente Europa sera neutral que Madrid.
    El victimismo catalan funciona en Madrid pero no funcionara en Strasburgo y Bruselas
    Espera que llevan la immersion linguistica al tribunal Europeo.
    Ya veras como Europa considera esta aberacion democratica

  13. No con mi dinero - Miércoles, 28 de septiembre de 2011 a las 15:52

    Francesc, a banda d’atacar a la persona (ja deus imaginar el que m’importa la teva opnió sobre el senyor Saballs), faltaria algun argumentet teu per rebatre’l, si el tens.

  14. francesc - Miércoles, 28 de septiembre de 2011 a las 17:12

    No con mi dinero,

    Si entres al blog del “monaguillo catalán”, excepte l’opinió “1” de Habibi, tens 5 comentaris més que subscric completament.

    Ara mateix et remeto aquí perquè em fa por que el censor de “La voz” em censuri una argumentació ben travada que porta la seva estoneta. Ho sento, però tinc experiències anteriors amb aquest blog que fan que actui amb prevenció.

    Per altra banda parlar de la relació econòmica Catalunya-Espanya i no mencionar mai l’escandalós dèficit fiscal ja és una manera de posicionar-se. Martí Saballs encara es pensa que hi ha pocs culs catalans per a tants calçotets produïts aquí. Té un esquema econòmico-mental propi del Pla d’Estabilització dels anys seixanta del segle XX… I a sobre vol donar lliçons per al segle XXI. El seu espanyolisme l’ofusca en l’anàlisi econòmica.

  15. momium - Miércoles, 28 de septiembre de 2011 a las 17:31

    http://www.aragonliberal.es/noticia....otid=40841

    13.8.2010.
    España, colonia de Cataluña

    Por : Juan Pontejos

    Hablemos un poco de historia: Cuando se unieron los Reinos de Castilla y Aragón por el matrimonio de sus Reyes, los Católicos Isabel y Fernando, la administración territorial de los mismos no sufrió grandes alteraciones.

    Cataluña siguió disfrutando de sus privilegios en cuanto a contribuciones, tanto económicas como militares, que eran necesarias para realizar la política de los “Reyes de España”. La política “Imperial” de los Austrias españoles la pagó íntegramente Castilla (con los territorios pertenecientes a su corona).

    En 1640, el Conde-Duque de Olivares trata de que Cataluña coopere con el resto de España en la “Guerra de los Treinta Años”. Pide que aporte algunos fondos, unos pocos soldados y acepte la estancia en su territorio de los ejércitos que luchaban contra Francia en defensa de la frontera catalana. Se produjo el “Corpus de sangre”… y la Proclamación por los catalanes de Luis XIII como Conde de Barcelona, que reinó doce años sobre Cataluña… Terminó este “curioso” episodio con la sublevación ¡nuevamente! de Cataluña, ahora contra Francia. Llamaron en su ayuda a las tropas españolas, que llegaron, los liberaron, y quedaron integrados, por su propia voluntad, nuevamente en España.

    Felipe V en su primera visita a Barcelona fue recibido por los “notables” catalanes hablándole en español. Anuló con sus decretos de “Nueva Planta”, en 1717, muchos de los privilegios, que provenían de los antiguos fueros de Cataluña. Promovió una legislación más homogénea para toda España. Igualó los impuestos, excepto en las Vascongadas y Navarra, que siguieron gozando de sus fueros respetados luego por Cánovas al terminar la III Guerra Carlista. Suprimió las aduanas interiores entre los antiguos reinos españoles. Esta circunstancia, al liberalizar el comercio interior, fue decisiva para el enriquecimiento de Cataluña, que aumentó la cantidad de sus “colonos-clientes”.

    En los siguientes siglos va a tener lugar una auténtica guerra con distintas batallas, casi todas ganadas por Cataluña. Nos referimos a las leyes de aduanas exteriores con sus limitaciones para importar y con muy altos aranceles. Así el Código de Comercio de 1829, con su proteccionismo a la industria catalana, perjudicó notablemente el desarrollo económico del resto de España. Como muestra valen las observaciones de un turista ilustre que viajó por España en 1840. Stendhal, que es el nombre del personaje al que nos referimos, escribió en su libro de “Memorias”: “A los catalanes les encantan las leyes que obligan a cualquier súbdito español a pagar tres francos por una vara de un mal paño catalán, cuando podrían obtener un magnífico paño inglés al precio de un franco por vara”.

    Siguió la descarada política proteccionista de la industria catalana pudiéndose citar los siguientes hitos: Arancel Figuerola de 1869 (librecambista), el de 1892 de Cánovas (proteccionista), y el de Amós Salvador de 1906, el mas protector de todos. Además de proteger a la industria catalana, se rechazaban los tratados comerciales que incluían las exportaciones agrícolas del resto de España.

    En el siglo XX no cesan estas políticas. En su libro “Ni Mussolini ni Franco: la dictadura de Primo de Rivera y su tiempo”, Ramón Tamames nos proporciona los resultados de distintas batallas económicas: la nueva regulación de 1922 constituida por la ultraproteccionista tarifa Cambó. El mismo año Cambó promulgó la “Ley de quiebras para salvar la banca arruinada de Barcelona y al tiempo “para regalar un arancel ultraproteccionista a la industria de Cataluña, todo ello, a costa del resto de España”. Todos estos datos han tratado de ser borrados por los catalanistas con medias verdades, muchas mentiras y una constante manipulación del lenguaje.

    Santiago Alba fue un político liberal que destacó entre todos sus colegas españoles comprendidos desde la Restauración hasta la II República. Hoy nadie duda de las ventajas económicas que proporciona una política liberal sobre otra intervencionista y, más aún si es proteccionista. Según Tamames, Alba trató de aplicar su liberalismo económico para “Toda España”, lo que habría sido beneficioso para la nación entera. Sin embargo chocó, y perdió en el choque, contra Cambó, quien pretendió, y consiguió, que siguieran las leyes proteccionistas que favorecían solamente a Cataluña. Eso si: los catalanistas le tacharon de centralista, anticatalán y… manipularon el significado de sus ideas: Hacer una política “nacional” española que beneficie al conjunto de la nación, no es ser centralista ni anticatalán.

    Primo de Rivera, apoyado por Alfonso XIII y por la burguesía catalana, proclama su Dictadura en septiembre de 1923. Santiago Alba, simplemente por su regeracionismo liberal, pasaba en Barcelona por ser la mas viva representación del centralismo castellano; pretendió unos aranceles de aduanas de tendencia librecambista … en contraste con el viejo proteccionismo canovista para el textil” Primo de Rivera declaraba un día después de la proclamación de su dictadura: “En Barcelona, señores, el ambiente era fatal. Todos cuantos industriales y comerciantes me visitaron ese día, repetían alarmadísimos sus quejas contra el señor Alba: “Es un lladre, es un lladre”, me decían todos”. Trataba de rebajar los injustos privilegios económicos de la industria y el comercio catalanes. ¡Eso era indignante!, sobre todo porque, justamente, trataba de mejorar la situación del resto de España.

    Con “estos apoyos”, y Cambó, uno de sus principales consejeros, Miguel Primo de Rivera siguió la ya inveterada senda de protección para los productos catalanes. Seguimos a Tamames: “Con la dictadura comenzó un periodo muy activo de proteccionismo. Concretamente: la política aduanera se tradujo en el reforzamiento del arancel Cambó de 1922, al que se acumularon fuertes elevaciones de derechos entre 1926 y 1928. Tras ellas, como se puso de relieve en un estudio de la Sociedad de las Naciones, España pasó a estar en el nivel mas alto del proteccionismo mundial”

    Después con Franco: ¿Ha sido posible nunca aumentar el grado de proteccionismo del “Caudillo”?. El trigo estaba tasado, la implantación de nuevas industrias “reguladísima”, los productos industriales catalanes y vascos, sin competencia posible de la producción extranjera, en plan monopolístico, se vendían con total libertad de precios. ¿Caben mayores ayudas para el enriquecimiento de esas dos regiones? ¿Es posible que en esas condiciones prosperen las demás?

    ¿No se parece muchísimo esa situación de tantos privilegios a un protectorado económico sobre las otras regiones “comercialmente protegidas” y ¡avasalladas!? Ahora que no es posible la prohibición de importaciones por nuestra pertenencia a la CEE… ¡pretenden “de facto” una casi total independencia política! ¡ Zapatero se la otorga y el Rey se calla!. Pero la manipulación del lenguaje continúa… ¡Y las vendas colocándose lejos de las heridas!

  16. mariachi loco - Miércoles, 28 de septiembre de 2011 a las 17:42

    Bob

    Si Europa decidiís que la inmersió és una aberració pels nens catalans del Principat, la seva sentència també hauria de valer pels nens de la Franja que viuen en inmersió en espanyol sense i surten analfabets en la seva llengua materna perque no se’ls hi dona ni com assignatura.

    O els nens asturias als que se’ls hi nega l’educació en bable o els nens de Ceuta o Melilla o als navarresos i valencians que volen estudiar en la seva llengua i no poden.

    I ja he dit que a Europa és un 50%, a espanya és el 0% o el 10%. Si decideien allà s’han acabats tots els TGV’s amb 10 passatgers pagats amb diners catalans.

    Pitjor que amb els espanyols no podrà anar.

  17. sadko - Miércoles, 28 de septiembre de 2011 a las 20:18

    hehehehe doncs jo dic el mateix a Espanya, no li importa cedir sobirania a Brussel.les pero li costa fer-ho a Catalunya,de fet son cada dia mes els nacionalistes espanyols que reclamen que l’estat recuperi competencies cedides a les CCAA.

  18. PSOE al grupo mixto - Miércoles, 28 de septiembre de 2011 a las 20:48

    Este hombre, y los nacionalistas en general, deberían dejar de mentir. Es imposible “más Europa” sin España. Si CAT se separa del resto de España, Cataluña ya no será Europa (0% Europa). Bueno, lo será geográficamente, igual con eso le basta.

    Dejen de tomarnos el pelo, que somos ya mayorcitos.

  19. Batiente - Miércoles, 28 de septiembre de 2011 a las 21:33

    Francesc, no me quieras tanto, que me das miedo.

  20. No con mi dinero - Miércoles, 28 de septiembre de 2011 a las 22:05

    Francesc, què vols dir exactament amb “… que aquest individu és un dels marmessors econòmics de Ciudadanos”? Sembla que parles en clau, exactament com aquells que volen fer veure que saben alguna cosa però que no tenen ni idea. A veure, explica… o només ho dius pr estalviar-te arguments?

  21. Autoserviciocat - Miércoles, 28 de septiembre de 2011 a las 23:11

    francesc , a mí que me da que sois los dos del mismo palo. Dime con quien te encuentras y en donde y te diré quien eres.

  22. Xavi - Jueves, 29 de septiembre de 2011 a las 03:40

    No es verdad, dijo que de la misma forma que menos España y menos Francia, también menos Catalunya

  23. CANGREN - Martes, 15 de noviembre de 2011 a las 20:24

    No hace falta hablar y razonar tanto de politica, economia, historia, etc., para justificar gobiernos, partidos o ideas . Tanto si se es nacionalista como si no, de derechas o izquierdas, se debería tener claro que la unión hace la fuerza. Lo único que se crea dividiendo territorios y aumentando las competencias, es la descompetencia general y mas gasto. Debe haber una politica común, con el único fin de conseguir conjugar el maximo beneficio y la igualdad de derechos y obligaciones para todos. Las zonas ricas deben compensar las pobres. Aunque algunos en algún momento se sacrifiquen en favor de otros, a la larga ganan todos. Mas adelante puede ser al reves. Para ello, no hay mas remedio, que ceder soberania. De crearse Los Estados Unidos de Europa, en pocos años, se convertiria en la primera potencia mundial en muchos aspectos, y eso nos beneficia a todos.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.