Cataluña

Las mentiras de la inmersión (I): el sistema asegura un nivel de conocimiento del castellano similar, o superior, al del resto de España

Las cifras que la Generalidad está facilitando estos días, para intentar demostrar que los niños de la Comunidad tiene un conocimiento del castellano similar a los de Valladolid o Salamanca, ¡son en realidad cifras que corresponden al conocimiento del catalán!

Francisco Caja
Lunes, 3 de octubre de 2011 | 08:39

“Estos niños y niñas sacrificados bajo el durísimo yugo de la inmersión lingüística en catalán sacan las mismas notas de castellano que los niños y niñas de Salamanca, de Valladolid, de Burgos y de Soria”.
Artur Mas, en el Parlamento autonómico (28 de septiembre de 2011)

“[El sistema de inmersión] permite alcanzar niveles satisfactorios en el conocimiento tanto del catalán como del castellano”.
Fundació Escola Cristiana de Catalunya (2 de septiembre de 2011).

Como sabe el lector, estamos ante uno de los mantras políticos más repetidos por los defensores de la inmersión que, como se demostrará a continuación, no sólo es falso sino que constituye una mentira deliberada. En primer lugar, es algo que choca con el sentido común o repugna a la inteligencia: si los niños catalanes con el sistema de inmersión lingüística tienen tan sólo dos horas semanales de castellano (como asignatura), mientras que los del resto de España 25 horas (y como lengua vehicular), y unos y otros acaban la enseñanza con el mismo nivel de castellano, una de dos: o los niños catalanes son unos superdotados o los del resto de España unos débiles mentales. Ninguna de las dos cosas es cierta: muchos niños catalanes no saben hablar y escribir suficientemente el castellano por efecto del sistema de inmersión que excluye el castellano como lengua vehicular -especialmente los que viven en zonas de la Cataluña interior-.

Pero, como se dice castizamente, antes se coge a un mentiroso que a un cojo. El Gobierno autonómico de Cataluña y los defensores de la inmersión saben que las dos únicas evaluaciones fiables (y que podrían acreditar sus afirmaciones) son el informe PISA (de carácter internacional) y la Evaluación General de Diagnóstico. Y, consecuentemente, invocan en sus declaraciones estos dos informes para acreditar la afirmación de que los niños catalanes obtienen en la evaluación del conocimiento de castellano resultados similares o incluso superiores a los de los del resto de España.

Documento de la Generalidad en el que se apunta que las pruebas sobre competencia en comprensión lectora para el Informe PISA 2009 en Cataluña se realizan en catalán, y no en castellano (imagen: LVdB).

Pero, y aquí está lo escandaloso, esas pruebas se realizaron en Cataluña, única y exclusivamente en catalán. Las cifras que la Generalidad está facilitando estos días, para intentar demostrar que los niños de la Comunidad tiene un conocimiento del castellano similar a los de Valladolid o Salamanca, ¡son en realidad cifras que corresponden al conocimiento del catalán!

El que recurran a una mentira tan burda para justificar el sistema de inmersión es una prueba incontestable de que la inmersión es indefendible. Un fraude completo. Y si es indudable que mienten, también es indudable que saben que mienten. Las pruebas documentales se adjuntan a esta noticia. Son los documentos oficiales que acreditan que en Cataluña no se evalúa del nivel de castellano, y sí del de catalán. Por lo que es difícil, imposible, decir que los alumnos de Cataluña saben incluso más castellano que los niños del resto de España.

No tenía ni una sola palabra en castellano

La consejera de Enseñanza, Irene Rigau (CiU), declaró, en una entrevista a El Mundo, el pasado 14 de enero:

“En el sistema de enseñanza en Cataluña están presentes las dos lenguas oficiales y, como ha quedado demostrado tanto en las pruebas de Selectividad como en el informe PISA, los alumnos llegan con un conocimiento correcto del catalán y del castellano al acabar el Bachillerato. El conocimiento del castellano de los alumnos catalanes es exactamente el mismo que el de los alumnos de las Comunidades Autónomas monolingües”.

La señora consejera sabe perfectamente que el informe PISA 2009 evaluó la comprensión lectora de los escolares en Cataluña exclusivamente en catalán. El documento que se adjunta a la noticia lo demuestra. En consecuencia, Rigau no solo miente sino que sabe que miente.

Documento de la Generalidad en el que se apunta que las pruebas de Evaluación General de Diagnóstico (EGD) del Ministerio de Educación sobre comunicación lingüística en Cataluña se realizan en catalán, y no en castellano (imagen: LVdB).

Por su parte, el portavoz de la Generalidad, Francesc Homs, ha declarado recientemente que:

“En la prueba de competencias lingüísticas, el sistema educativo catalán ocupó la novena plaza de las 17 comunidades autónomas, con 503 puntos, ligeramente por encima del indicador utilizado como nivel de suficiencia, una nota que demuestra, a su juicio, que los alumnos cuentan con un nivel suficiente de catalán y castellano“.

En realidad, tal como demuestra el documento oficial de la Generalidad, la puntuación a la que alude el señor Homs únicamente hacía referencia al nivel de catalán ya que la prueba realizada por el Ministerio de Educación (Evaluación General de Diagnóstico 2009) en Cataluña no evaluó en ningún momento el castellano, ni tenía ni una sola palabra en castellano. En el resto de España sí evaluó el nivel de castellano, pero en Cataluña no evaluó el nivel de castellano, sino el de catalán, tal como especifica la propia Generalidad en el documento del informe EGD (AGD, en catalán). Por tanto, Homs miente y sabe que miente.

La realidad: 20 puntos menos en castellano que en catalán

Los últimos datos que se disponen, respecto al conocimiento del castellano de todos los escolares de España, corresponden al informe del Instituto Nacional de Calidad y Evaluación (INCE) y del Consejo Superior de Evaluación del Sistema Educativo de Cataluña (CSDA), del año 2003, para cuya confección se evaluaron los conocimientos de 1.333 alumnos de 4º de ESO en 57 centros de Cataluña y 6.153 alumnos del mismo curso en 271 centros del resto de España.

Este informe ofrece las siguientes conclusiones, en cuanto al conocimiento de castellano por parte de los escolares de Cataluña:

  • Las carencias en el conocimiento de castellano son notables en expresión escrita, gramática y literatura.
  • Los alumnos catalanes presentan un nivel ortográfico de castellano significativamente inferior al de sus homólogos del resto de España.
  • Los alumnos catalanes muestran carencias importantes en aspectos fundamentales de la gramática como son la morfología y la sintaxis.
  • Su nivel de conocimientos de literatura española tanto en periodos como autores y obras no llega ni a la mitad del de los alumnos de la misma edad del resto de CCAA.
  • Su nivel global de dominio de castellano es inferior al de catalán en 7 puntos porcentuales.

En el mismo estudio, evaluando a los alumnos de Primaria, los resultados son aún más graves. Por ejemplo, la comprensión de un texto literario en catalán alcanza un 75,06% de los alumnos, mientras que en castellano tan sólo es de un 55,86%, casi 20 puntos de diferencia. En lo relativo a la expresión escrita las cosas aún son más graves. Por ejemplo, solo la mitad de los escolares de Cataluña utiliza un vocabulario variado y rico, apropiado al tema y al receptor cuando escribe en castellano.

El detalle revelador. El lector, si es de aquellos para los que una imagen vale más que mil palabras, puede escuchar el fluido castellano que gasta el portavoz de la Generalidad, por supuesto, “superior a la media española”, en una entrevista de solo ocho minutos del pasado 28 de septiembre en RNE.

En la entrevista pueden oírse de boca de Homs las siguientes lindezas que lo consagran como analfabeto funcional en castellano del año: “lo que la Generalitat de Cataluña tiene son problemas de tresorería“, “son muy habituales a estas alzadas del año”, “no se puede hablar de que estén dando tijerazos” y “todo el mundo sabe que si tienes una malaltía y vas a un hospital, te atienden sin problemas”. Este es el nivel de expresión en castellano de la persona encargada de comunicar la acción de la Generalidad de Cataluña. “Ok, Houston, we’ve had a problem here”.

Temas: , , , ,

159 Comments en “Las mentiras de la inmersión (I): el sistema asegura un nivel de conocimiento del castellano similar, o superior, al del resto de España”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. 13/decembre - Domingo, 23 de octubre de 2011 a las 12:54

    Yo no se si todos los sabeis pero esta pagina es de CIUDADANOS. estan jugando con nosotros como muñecos.

    Yo no voto a nadie

  2. Albert - Sábado, 18 de febrero de 2012 a las 10:56

    Lo primero es que la lengua se llama Castellano, no español.

  3. Bigoti - Jueves, 17 de mayo de 2012 a las 00:23

    Quin acudit de pàgina.
    Espero que el poc que hi guanyeu us ho hagueu de gastar en medicaments.

  4. Robert - La estupidez en catalán se llama "nacionalisme" - Lunes, 4 de junio de 2012 a las 15:48

    El que hayan mas de 150 comentarios en pocas horas bajo esta noticia puede ser algo bueno, como no, los nacionalistas catalanes habituales siguen en su realidad paralela y no ven la verdad aunque la tengan delante de las narices. Felicidades a Lavoz por este artículo. Dicho todo esto, cualquier persona con 2 dedos de frente entiende que ES IMPOSIBLE aprender 2 lenguas de forma correcta bajo un sistema en el que una de ellas solo se enseña 2 horas semanales, mientras que la otra 25 horas semanales (y no me vale que se diga que el español se aprende en la calle porque un idioma no se ha de aprender en la calle y porque en la Cataluña profunda los hablantes de español son minorIa)

  5. Mariacruz - Viernes, 13 de julio de 2012 a las 21:00

    Yo creo que mienten asi por presiön politica.se juegan el puesto.

  6. Rob Jousma - Viernes, 14 de diciembre de 2012 a las 10:07

    El nacionalismo es una enfermedad infantil… España, el conjunto de Galicia, Aragón, Cataluña etc., es un país grande y bonito. Hay que colaborar y juntos sois (somos) más fuertes. Pero ver una pancarta en un partido de Barcelona diciendo “Cataluña is not Spain” es lo más triste que hay. Por cierto, si Cataluña se haría independiente, quedando fuera la Comunidad Europea, podría ser beneficioso para Aragón y Valencia. Muchas empresas se trasladarían hacía estas comunidades vecinas, igual que mucha gente. Y FC Barcelona, ¿Jugando en la liga Catalana? Mejor para Real Zaragoza y Valencia. Por cierto soy neerlandés y frisón y miembro de la gran familia humana.

  7. ja hi som - Viernes, 25 de enero de 2013 a las 00:09

    Expresar el que sentim no té res de trist.
    Com tampoc ho és dir als que pretenen sotmetre als catalans sota la bota d’Espanya que no us obeirem. I que seguirem compartint la “gran família humana”, però lliures.

  8. Damonro - Lunes, 13 de mayo de 2013 a las 22:05

    No sé si son las ganas de encontrar lo que no existe. Pero en el primer documento ¿En qué momento se habla del castellano?…

    SE habla de lengua catalana… ¿dónde está aquí la mentira?… no será que tenéis muchas ganas…

    Sigo leyendo. que esto promete.

  9. enrique - Miércoles, 22 de mayo de 2013 a las 01:13

    querido vito: les cartes no parlen…..y los fonemas no suenan

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.