Cataluña

De Gispert pide modificar el formato de las votaciones del Debate de Política General, tras el último caos

La solicitud incluye plazos más largos de presentación de las propuestas para que los grupos tengan más tiempo para pactar las transaccionales y agrupen las votaciones.

Redacción
Miércoles, 5 de octubre de 2011 | 09:33

Una semana después del Debate de Política General del Parlamento autonómico, Núria de Gispert (CiU) ha planteado a la Mesa parlamentaria una propuesta de nuevo funcionamiento para el debate. La presidenta de la Cámara autonómica no quiere que se vuelva a repetir la situación vivida hace unos días, cuando se tuvo que aplazar la votación de las propuestas de resolución y mociones debido a la gran cantidad de propuestas presentadas por los grupos parlamentarios.

De Gispert ha solicitado que se fije un número máximo de propuestas de resolución por cada grupo parlamentario y que, además, tengan un ‘enunciado simple, sean concretas y congruentes con el debate’. Y que no pueda haber votaciones separadas dentro de cada propuesta de resolución, algo que ahora ocurre y hace casi imposible seguir la votación, tanto para los periodistas como para los propios diputados autonómicos. En esta ocasión, todo indica que Solidaritat -que presentó 101 propuestas- boicoteó el funcionamiento del debate.

La petición de la presidenta parlamentaria también incluye plazos más largos de presentación de las propuestas para que los grupos tengan más tiempo para pactar las transaccionales y se puedan agrupar las votaciones; De Gispert propone que las votaciones se lleven a cabo al cuarto día del inicio del debate y no como ahora, que se hace al tercer día del discurso del presidente autonómico. La Mesa trasladará la petición de De Gispert a la Junta de Portavoces para que la decisión se apruebe conjuntamente.

División entre los grupos ante la propuesta de la presidenta parlamentaria

Esta petición de modificación del debate anual es como consecuencia del caótico último Debate de Política General. Nunca antes se habían presentado tantas propuestas y pedido tantas votaciones por separado. Los diputados autonómicos estuvieron votando durante tres horas y media para votar 421 veces. En 2009, con José Montilla (PSC) como presidente autonómico, se llegó a votar 28 veces. En 2008 hubo 27 votaciones; y en 2007, 22 votaciones. En 2005 y 2004, con Pasqual Maragall (PSC) como presidente de la Generalidad, solo hubo tres votaciones en cada debate. Jordi Pujol (CiU) también tuvo que afrontar debates de Política General. En 2002 se votaron 26 propuestas, en 2001, 21; y en 2000, 42 votaciones

Los grupos parlamentarios han recibido divididos esta propuesta de modificación del debate. CiU, PSC, PP y Ciudadanos han visto con buenos ojos, cada uno con sus matices, la iniciativa de la presidenta; ICV-EUiA, ERC y Solidaritat han criticado contra lo que consideran un intento de coartar la capacidad para presentar iniciativas de los grupos.

Temas: , ,

2 Comments en “De Gispert pide modificar el formato de las votaciones del Debate de Política General, tras el último caos”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Erasmus - Miércoles, 5 de octubre de 2011 a las 12:04

    Hay un nuevo PSC.-

    El ‘pacto Ros-Bustos’ (dos de los dirigentes de más proyección en el PSC) abre una nueva época para la socialdemocracia catalana. Es lo más importante que ha pasado desde hace mucho tiempo en el PSC. El ‘pacto Ros-Bustos’ ha dado nacimiento a un nuevo PSC, al crear una ‘nueva mayoría’ vertebradora del mismo, que suma 2/3 del PSC, la cual presenta cara al congreso del partido dos proposiciones, 1) una fórmula para la ‘voz propia’ del PSC sin romper la unidad socialista en el Parlamento español y 2) una ‘candidatura unitaria’, que busca la cohesión del partido, para elegir la nueva dirección del PSC en su congreso de diciembre. En cuanto a la estructura de la dirección, la candidatura de Ros (que impulsan Ros y Bustos) propugna la existencia de un presidente ejecutivo del partido, cargo para el que se postula Ros. Pienso que la candidatura de Navarro acabará integrándose en la de Ros, pues comparten parcialmente su base.

    Veo en el PSC 4 corrientes (las corrientes internas son la base del poder en los partidos, juegan un papel semejante al de los partidos en el Estado). Las cito junto con la personalidad que me parece más representativa de cada una, o que la lidera en estos momentos: 1) ‘Socialdemócratas ortodoxos’ (Bustos), 2) ‘Socialdemócratas de izquierda’, de la Federación de Barcelona (Hereu), 3) ‘Catalanistas moderados’ (Ros) y 4) ‘Catalanistas radicales’ (E. Maragall). Uso el término catalanista en un sentido restringido, que implica proximidad a las ideas nacionalistas o simpatía hacia ellas. En ese sentido en el PSC hay catalanistas y no catalanistas. En un sentido más vago, de amor a Cataluña, catalanistas son todos. También en un sentido genérico socialdemócratas son todos. Es la diferente modulación, o matización, de esos conceptos lo que delimita las corrientes. ¿Por qué Bustos? En su corriente Bustos no es, ni más, ni menos, que Zaragoza, Montilla, Iceta, Balmón, Navarro, Chacón, o Corbacho, lista que podría ampliarse. Pero pienso que Bustos, con muchas complicidades, lidera hoy la corriente al impulsar su acción. Su pacto con Ros compromete a la corriente.

    La cohesión de un partido no se logra con un pacto mecánico entre las corrientes, sino con la creación de una mayoría homogénea, de amplitud suficiente, que vertebre al partido. El ‘pacto Ros-Bustos’ (que incluye a catalanistas moderados y socialdemócratas ortodoxos) logra ese resultado. La estructura de corrientes resulta afectada por esa nueva realidad. Las facciones tradicionales pierden sentido en un nuevo contexto.

    Los cambios en los partidos se producen cuando cambia la relación de fuerzas en su seno (“las relaciones políticas son relaciones de fueraza”, Duverger). El cambio del PSC no se producirá en el congreso de diciembre. Se ha producido ya. La ‘nueva mayoría’ del partido existe antes de su congreso y se proyecta más allá del mismo.

  2. Erasmus - Miércoles, 5 de octubre de 2011 a las 12:20

    En Cataluña hay un ‘periódico único’ (con la excepción de La Voz de Barcelona).-

    La gran desventaja que tiene el PSC frente a su rival CIU es el monopolio de prensa de CIU, pues CIU controla la propiedad y las redacciones de prácticamente la totalidad de la prensa creadora de opinión que se edita en Cataluña. Creado por Madí para que CIU ganara las elecciones autonómicas de 2010, explica las dos derrotas del PSC (autonómicas y municipales), particularmente su amplitud. En Cataluña hay, controlado por CIU, un ‘periódico único’: LaVanguardia-ElPeriódico-eNoticies-ElPuntAvui-Ara. Un pulpo con 5 tentáculos. Mientras el PSC no tenga un periódico de referencia que apoye su línea (aunque solo sea un digital, como el pequeño partido Ciudadanos, liberal-progresista, tiene ‘La Voz de Barcelona’) estará vendido.

    Sin pluralismo mediático (esencialmente conexo con el político) no puede hablarse de democracia en una sociedad. La democracia no es solo instituciones representativas. Una prensa libre y plural es su precondición. En las democracias efectivas hay al menos un gran periódico de centroizquierda y otro de centroderecha (Le Monde y Le Figaro en Francia, Repubblica y Corriere en Italia, NY Times y Wall en EEUU).

    Cataluña vive en un sistema de manipulación de la opinión por un partido como pocas veces ha existido en la historia en lugar alguno. Cataluña no es una democracia. Es un híbrido de modelo político occidental y modelo mediático soviético. Un caso de estudio para las facultades de ciencia política.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.