Opinión

La Revolución necesaria

‘Internet y sobre todo la reflexión sobre la crisis están produciendo el inicio de una esperanza, la aparición de una conciencia global que tiene que lograr algo que ahora parece todavía imposible: poner la economía al servicio de la gente y no la gente al servicio de la economía’.

Víctor Francisco Bermúdez
Martes, 18 de octubre de 2011 | 13:34

Primero fue internet durante los noventa quien provocó una revolución en la transmisión y el acceso a la información. Diez años más tarde surgieron las redes sociales que siguen profundizando en esa misma revolución de la información, ahora ya total; abarcando lo subjetivo y lo objetivo, lo referente a la vida privada y lo intelectual o científico. También, entre lo uno y lo otro, lo político.

Pero internet y sus redes sociales, siendo en si mismas revolucionarias, son sólo las herramientas de la revolución mundial en marcha. Su razón es la crisis, que ha estimulado la reflexión sobre el funcionamiento injusto del sistema. Las dos grandes causas de ésta son la globalización económica y la desregulación del sistema financiero.

Las grandes causas de la crisis:

1) Dinero fácil para el 1%; ¿por qué regular el sistema financiero?

En 2008 estalla la crisis con la crisis de las hipotecas basura en Estados Unidos, causada por el uso y abuso de los derivados financieros, especialmente de los Credit Default Swap, que se habían extendido desde los años noventa de forma exponencial entre los grandes bancos americanos y europeos al prometer eliminar prácticamente el riesgo de impago. La llamada ingeniería financiera parecía haber encontrado la fórmula mágica para hacer dinero fácil. Los bancos y demás empresas de crédito, creyendo que se había hecho desaparecer el riesgo, se volvieron locos prestando dinero. Las deudas de todos, bancos, administraciones, empresas y particulares no pararon de crecer, sin control. La burbuja inmobiliaria se forjó en esa locura del crédito fácil, también la dialéctica deudores/acreedores dentro de Europa.

Y prácticamente nadie supo o quiso ver la hecatombe financiera que se avecinaba. Brooksley Born, una de las pocas personas que advirtieron del peligro de los derivados financieros y la única en el mundo que intentó hacer algo para frenarlos (en 1998), fue aplastada por ello en el Congreso estadounidense por el poder del lobby financiero, con Alan Greenspan y Robert Rubin a la cabeza. La victoria de lo que ahora se ha popularizado como los 1%’s. La elite. Los políticos sólo han hecho que ceder a las demandas de ese 1%, tanto a la desregulación, como una vez esta ha causado la crisis, al rescate del sistema financiero. Nadie ha ido a la cárcel, peor, la mayor parte siguen donde estaban y sus cuentas corrientes siguen creciendo.

Los derivados financieros fracasaron, la irrealidad económica que crearon, sus burbujas, sus deudas imposibles, siguen todavía hoy estallándonos en la cara. Y nadie sabe lo que nos queda por ver.

Y mucho cuidado: los mismos grandes bancos que más apostaron por los derivados financieros se hallan ahora en plena orgía de la acaparación y especulación con materias primas y alimentos. Los precios siguen subiendo y los gobiernos no hacen nada. Esto es muy peligroso, puede ser el golpe de gracia del sistema.

2) La globalización; el banquete de las multinacionales, el paro en Occidente.

La otra gran causa de la crisis lleva también el sello de los 1%’s. La globalización económica, sustentada por los acuerdos comerciales internacionales de libre comercio ha supuesto la deslocalización de multitud de grandes empresas a países donde los trabajadores cobran sueldos miserables y no tienen apenas derechos laborales. A menudo ni siquiera democráticos.

Esto ha permitido a esas grandes multinacionales producir barato y aumentar así sus plusvalías, es decir sus beneficios. Pero lo que ha provocado ante todo, y sigue provocando, es un aumento constante del número de desempleados en aquellos países que tienen la desgracia económica de tener trabajadores con derechos y sueldos no totalmente miserables. Beneficio para las grandes empresas que deslocalizan y pobreza para las sociedades que han creado a esas empresas, con paro creciente y en consecuencia empobrecimiento de sus Estados.

¿Qué han hecho los políticos occidentales? Poner todas las facilidades para las multinacionales, sin pensar en las consecuencias a largo plazo. Pero el largo plazo ya ha llegado.

La Revolución global

Bancos o multinacionales, el 1% siempre se ha salido con la suya y está destruyendo con su codicia al 99% restante. Esto no sólo es inaceptable sino también inviable. Pero ahí siguen los paraísos fiscales a su servicio; ¿cómo subirle entonces los impuestos a ese 1%? Y el libre comercio, sin escrúpulos democráticos. Ni siquiera están nuestros gobiernos poniendo coto a la especulación con materias primas y alimentos. ¿Si los precios de los alimentos siguen subiendo y la pobreza creciendo qué creen ustedes que ocurrirá?

Internet y sobre todo la reflexión sobre la crisis están produciendo el inicio de una esperanza, la aparición de una conciencia global que tiene que lograr algo que ahora parece todavía imposible: poner la economía al servicio de la gente y no la gente al servicio de la economía. Lo hemos visto el día 15 de octubre. Un cambio de sistema donde el 1% no tenga como ocurre hoy o sucedía en la Edad Media, todo el poder sobre el resto.

Sólo nos queda hacer una nueva y mucho mayor Revolución global.

Víctor Francisco Bermúdez es profesor de Secundaria en la enseñanza pública catalana

Temas: ,

10 Comments en “La Revolución necesaria”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. El Crostó - Martes, 18 de octubre de 2011 a las 17:00

    Està be això poseu un professor de secundaria per parlar d’Economia, en canvi quan qualsevol altre opina sobre educació el mestres salten a la jugular dient que els que opinen sobre el seu tema no en tene ni idea.

  2. Libre - Martes, 18 de octubre de 2011 a las 17:44

    Crostó,

    las opiniones valen en función de sus argumentos no en función de quien las de.

  3. Angel - Martes, 18 de octubre de 2011 a las 18:39

    La comunicacion por internet y por satelites a escala global hace que todo cambie.Estamos entrando en una era de cambio total.Hasta hace poco una multinacional desparecia de un lugar para irse a otro y nadie sabia nada,ahora todo el mundo se entera de todo,de los problemas que crea de donde se va,etc.Ahora se puede saber todo de todo al momento y esto hace que las cosas sean distintas.Ahora todos los esclavos de la tierra estan comunicados,su voz puede ser mayor.

  4. francesc - Miércoles, 19 de octubre de 2011 a las 04:21

    “El profesor de Secundaria de la enseñanza pública catalana” serà español, però el que diu té molta base i com a economista que sóc té tota la raó. Les dades que esgrimeix i les qualificacions que fa de Greenspan o Rubin són del tot assenyades i apunten bé als responsables de l’actual situació.

    Només recomanar la lectura del llibre del prospectivista i filòsof econòmic francès Alain Minc i el seu impagable llibre “Neofeudalismo”. Qui tingui temps i nivell intel·lectual gaudirà d’una de les analisis més encertades dels anys noaranta sobre com s’afaiçonaria el primer quart del segle XXI.

    De res.

  5. Romualdo - Miércoles, 19 de octubre de 2011 a las 09:10

    Estoy totalmente de acuerdo con el artículo. La solución se viene proponiendo desde hace años y nadie ha hecho caso.

    No se puede globalizar la economía SIN GLOBALIZAR LOS DERECHOS SOCIALES. Porque eso lleva necesariamente al empobrecimiento de todos. Si se quiere un mundo global hay que hacerlo como se ha hecho la UE, con ayudas para que las diferencias económicas entre sus habitantes no sean significativas.

    Y la UE se ha quedado corta precisamente por limitarse a una globalización económica. Porque tras la unificación de la economía tiene que venir necesariamente la unión política. La una sin la otra llevan al gobierno del 1% de los ciudadanos que son los que detentan el poder económico y que ponen a los políticos a sus órdenes amenazándoles con deslocalizaciones o con provocarles una crisis en el Estado que no cumpla con sus planteamientos.

    Lo vemos con el trasiego de fondos para asumir la deuda, se van de un estado a otro en función de cómo ese estado cumple las “recomendaciones” que los hombres de negocios dan a través de los políticos..

    Es lo que está ocurriendo.

  6. EL FELINO FELIZ - Miércoles, 19 de octubre de 2011 a las 11:12

    Muy bueno el analisis y muy cierto. Ahora nos toca a todos cortar cabezas a lo Robespierre , pero mejor que sean metaforicas, claro.

  7. montse - Miércoles, 19 de octubre de 2011 a las 20:00

    DESDE LUEGO FRANCESC HASTA PARA ELOGIAR A ALGUIEN LE MENOSPRECIAS EL
    “EL PROFESOR LO QUE DICE LO DICE BIEN AUNQUE SEA ESPAÑOL” NO HAY MANERA SIEMPRE CLAVANDO LA PUA AUNQUE SE TENGA RAZON ,CAMBIA DE VIDA O DE PAIS YA QUE AQUI EL ODIO NO TE DEJA VIVIR AMIGO ,Y PARA TU DESGRACIA ESPAÑA SIEMPRE ESTARA AHI Y AQUI

  8. francesc - Jueves, 20 de octubre de 2011 a las 12:55

    SÍ, MONTSE, SÍ. HO DIC AIXÍ PERQUÈ EN UN BLOG COM AQUEST, DECLARADAMENT ESPAÑOL I ESPAÑOLISTA, LES VERITATS NO ABUNDEN GENS. ÉS PER AIXÒ QUE MALGRAT SER ESPAÑOL, SEMPRE HI POT HAVER UNA LLUM NO CONTAMINADA PER UN DISCURS CLARAMENT TENDENCIÓS I REITERADAMENT FALTANT A LA VERITAT. PERQUÈ AQUÍ, LA MAJORIA DELS QUE OPINEN SÓN DE SUSPENS RODÓ.

    SER ESPAÑOL ÉS GARANTIA DE MANCA DE CREDIBILITAT I DE SERIOSITAT. I SI ET SENTS MENYSPREADA PER AIXÒ REPLANTEJA’T LA TEVA ADSCRIPCIÓ NACIONAL. I SI PICA, DONC RASCA’T.

  9. Libre - Jueves, 20 de octubre de 2011 a las 15:15

    francesc,

    tus comentarios xenófobos sobran.

  10. francesc - Viernes, 21 de octubre de 2011 a las 11:51

    Libre,

    Els vostres comentaris xenòfobs contra Catalunya i els catalans encara sobren més!!!

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.