La UPF fulmina a Arcadi Espada

12.11.2011 | 14:18
 

Tras 18 años dando clases en la Universidad Pomepu Fabra, Arcadi Espada ha sido despedido. Lo cuenta él mismo en su artículo sabatino en El Mundo. Por lo visto, en las universidades de Cataluña no solo sirve enseñar, leer y escribir, también hay que hacer “toc, toc” en la puerta del decano.

13 Comments en “La UPF fulmina a Arcadi Espada”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Cohen el Bárbaro - Sábado, 12 de noviembre de 2011 a las 14:23

    Es una empresa privada y puede tener a los profesores que quiera.

  2. iliemo - Sábado, 12 de noviembre de 2011 a las 14:52

    La UPF es una universidad pública, por si hay algún despistado. Desde luego, en ocasiones no lo parece: como cuando crea el chiringuito de Mas-Colell Barcelona Graduate School para hacer los mismos másters oficiales que se hacían pero cobrando precios privados.
    Ahora tenían que hacer hueco para la eminencia Carod, una autoridad académica reconocida mundialmente, que tanto vale para presidir una fundación de un hospital como para ocupar una cátedra como agradecimiento al mantenimiento de los peajes por parte de La Caixa. Han tenido que sacar recursos de algún sitio.

  3. No nacionalista - Sábado, 12 de noviembre de 2011 a las 15:26

    El problema básico es que la facultad es el paraíso del nepotismo. Si Espada no se quejó cuando entró, no que no sé queje cuando le echan…

  4. anto33 - Sábado, 12 de noviembre de 2011 a las 20:46

    Me sorprende que no lo hicieran antes.La universidades catalanas están dominadas por los independentistas.

  5. José Ruiz - Sábado, 12 de noviembre de 2011 a las 22:32

    Es el precio de ser libre.
    En Cataluña, hay que ser “doméstico”

    Tu nombre, ¡ARCADI!, será el grito de los amantes de la libertad que los nacionalistas nos han robado.

  6. Candide - Sábado, 12 de noviembre de 2011 a las 23:14

    …que se note el efecto.

  7. Bernat de Rocafort - Domingo, 13 de noviembre de 2011 a las 10:20

    segur que no li costará trobar feina a la universitat de Madrid, adéu Espada!

  8. JJGD - Domingo, 13 de noviembre de 2011 a las 11:06

    ¿La UPF es la misma universidad que ha nombrado a Carod Rovira como coordinador o algo así de una cátedra? ¿Y expulsa a la vez a Espada? ¡Pues vaya una universidad poco recomendable!

  9. bat - Domingo, 13 de noviembre de 2011 a las 14:16

    Es curioso como a los “liberales” de pacotilla les molesta que una universidad actúe con criterios empresariales. Siempre y cuando el damnificado sea un miembro de la tribu, claro.

  10. Xarnego Nui - Domingo, 13 de noviembre de 2011 a las 15:52

    bat, tú sí que sabes… quiénes son “liberales” y “de pacotilla” además; y muchas otras cosas, sí… y ya que estamos: ¿cuáles son esos criterios empresariales, lumbrera?

  11. Un rebelde - Domingo, 13 de noviembre de 2011 a las 23:31

    Lean el artículo, lo realmente sorprendente es que en una graduación de periodismo eliminen como asignaturas las lenguas en la que escriben y hablan esos periodistas, el catalán y el castellano, que son los úiles de trabajo de los periodistas. Después las formas de despedir a un contrato después de 18 años, sin anuncio ni despedida de su Decano. Aunque a estas alturas profesionales de Espada, hasta , a lo peor, le han hecho un favor.

  12. alfonso - Lunes, 14 de noviembre de 2011 a las 18:15

    ¡La UPF se ha cubierto de ‘gloria’!
    Yo creo que le han hecho un favor. Sus lectores, incluido yo, y sus alumnos, que los tendrá, se reirán de estos fachillas regionalistas…

  13. sitges - Lunes, 14 de noviembre de 2011 a las 21:08

    La Universidad se lo pierde. No puedo dejar de pensar que algo (o todo) han influido sus posiciones políticas. Gran pérdida la de la UPF, aunque seguramente los lectores de Arcadi saldremos ganando.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.