Opinión

Crisis, salarios y empleo

‘Para salir de la crisis y crear empleo necesitamos inversiones públicas y privadas que tengan como objetivo aumentar la productividad de las empresas y unos salarios que proporcionen a los trabajadores poder adquisitivo para comprar los bienes y servicios de esas empresas’.

Antonio Espinosa
Miércoles, 30 de noviembre de 2011 | 08:52

Nos engañan quienes para salir de la crisis y crear empleo nos recetan aumentar la competitividad reduciendo los salarios. Argumentan que para que las empresas sean más competitivas, es decir, puedan vender sus productos a precios más baratos que sus competidores y crear empleo, han de bajar los costes de producción, y siendo los salarios el principal coste, éstos deben bajar.

Quienes así opinan se olvidan que los salarios también determinan la capacidad de consumo de una economía, y si bajan, se reduce la capacidad de consumo global. Bajando los salarios disminuye la capacidad de compra y las empresas venderán menos, teniendo que despedir trabajadores o bajar salarios para seguir siendo competitivas. Se entra así en un círculo vicioso de despidos, disminución de salarios y caída del consumo que se retroalimentará y conducirá al estancamiento y la recesión si la economía no se reactiva mediante estímulos e inversiones públicas. En realidad cada vez hay más claras evidencias que esto es lo que está pasando a la economía española.

La reducción salarial solo beneficia a las empresas exportadoras y aquellas con una demanda cautiva como las de servicios básicos (comunicaciones, banca, alimentación o energía), ya que las personas o familias han de consumir casi necesariamente sus productos independientemente de su nivel salarial. Perjudica, sin embargo, a las empresas pequeñas y medianas que venden en el interior, siendo éstas las que constituyen la gran mayoría del tejido empresarial español y las que crean casi el 80% del empleo.

En España los salarios reales (no los nominales) han descendido en los últimos diez años y ello no ha supuesto una mejora de la competitividad de la economía española. El crecimiento de la economía hasta el año 2007 se ha debido a que la disminución de salarios ha sido compensada con el incremento del crédito, situación de la que se han beneficiado extraordinariamente los bancos. Ahora, con salarios a la baja, desempleo y falta crédito, el resultado no puede ser otro que la recesión.

Resulta evidente que para mejorar la competitividad de nuestras empresas el camino no es, no puede ser, bajar los salarios, sino aumentar la productividad, es decir, producir más por cada trabajador o cada hora de trabajo. Los esfuerzos e inversiones hay que hacerlas en mejorar la organización del trabajo, en tecnología, en educación y en sistemas informáticos que mejoren la gestión del tiempo y la producción. Hace falta más inversión, pública y privada, en educación, en investigación, desarrollo e innovación y para poder financiarla es necesario estimular e incentivar la economía productiva frente a la economía especulativa porque no es aceptable que mientras la primera carece de financiación, en la segunda se destinen cada día 700 billones de dólares en los mercados de derivados.

Para aumentar la competitividad de las empresas de la zona euro también hay que intervenir en los precios, impidiendo que las grandes empresas los controlen al margen de las reglas de la competencia, subiéndolos o manteniéndolos cuando bajan los costes y obteniendo así unos beneficios extraordinarios.

Contrariamente a lo que se afirma desde posiciones neoliberales, para salir de la crisis y crear empleo necesitamos inversiones públicas y privadas que tengan como objetivo aumentar la productividad de las empresas y unos salarios que proporcionen a los trabajadores poder adquisitivo para comprar los bienes y servicios de esas empresas. Necesitamos un mercado interior fortalecido y robusto como primer paso para la internacionalización de nuestra economía.

Antonio Espinosa es secretario de Acción Política de Ciudadanos

Temas: , , ,

5 Comments en “Crisis, salarios y empleo”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. erv - Miércoles, 30 de noviembre de 2011 a las 12:11

    Estoy de acuerdo con tu reflexión, pero todo lo que sea actualizar la economía productiva pasa por utilizar capital en las nuevas Tecnologías y eso tambien repercute en el empleo, ya que las Empresas no necesitan tanto personal.
    La base de nuestra clase trabajadora es primordialmente una base de mano de obra sin cualificar, de lo que se han aprovechado las grandes Empresas y las pequeñas también; esto es consecuencia de la poca formación de los trabajadores, del mal desarrollo de la Educación y por tanto de la poca preocupación de nuestra clase Politica. Tambien tiene su culpa los Sindicatos y los Empresarios. Todo el dinero que la CE ha dado para la formación de los trabajadores, no ha servido para nada, solo para llenar los bolsillos de los dirigente sindicalistas y de los grupos empresariales. Los cursos que se daban eran de hace 50 años
    Actualmente, el 60% de los salarios de los españoles no llega a 1.000 ¿ me pregunto como se puede vivir por encima de tus posiblilidades con estos sueldos?. Alguien se ha llevado la RIQUEZA que se ha generado en estos años. Lanzad la primera piedra y el resto se lanzará-
    pero quien es el guapo que lo hará. Quien están detras de esos mercados tan malditos.

  2. Vicente - Miércoles, 30 de noviembre de 2011 a las 15:55

    Buen artículo del secretario de acción política de Ciudadanos. ¿Pero estos no eran liberales-progresistas solamente? Es un escrito de tendencia socialista claramente. A ver si no van a ser tan fachas como los pintan…
    En todo caso, muy de acuerdo.

  3. sensatez - Miércoles, 30 de noviembre de 2011 a las 20:50

    Me parece de una lógica aplastante. Y si se me lo permite, de una gran sensatez.

    Salud.

  4. AlbertoB - Jueves, 1 de diciembre de 2011 a las 07:33

    Estoy de acuerdo en que los sueldos no deberían bajarse, incluso quizá incrementarse en algunos casos. Llevábamos unos años incluso en el que los márgenes aplicados en los productos eran abusivos, que también deberían descender. Por ejemplo en construcción, pasó de un 30% de beneficio a un 100%, gracias al crédito.
    Estoy de acuerdo en que se tiene que aumentar la productividad. No puede ser que de 8 horas laborales, se aprovechen 4 en el mejor de los casos. Nosotros hemos instalado un programa que se llama Workmeter, y que mide la productividad de los que utilizamos ordenador para trabajar, y nos hemos dado cuenta de lo poco que se aprovecha la jornada laboral en la empresa. Con esos datos hemos podido cambiar el rumbo, mejorar, incentivar a los trabajadores, que han aprendido a gestionar mejor su tiempo con estos datos.

  5. LolaP - Jueves, 1 de diciembre de 2011 a las 13:44

    Leyendo todo esto, tengo que decir que todo está muy bien y totalmente de acuerdo con AlbertoB. En nuestra empresa también han instalado Workmeter y desde que lo han hecho estamos todo más motivados. Podemos consultar nuestra propia productividad y saber como y cuando rendimos más y esto nos lleva a gestionar nuestro tiempo de otro modo. Hay que darse cuenta que el pulmón de las empresas somos los trabajadores y si nos oprimen la empresa se ahoga. Quizás con una solución tan fácil se podría ir más rápido hacia una mejora en la productividad.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.