Opinión

El PSC y el futuro

‘Después de hacer las reformas internas necesarias, habrá que elaborar una hoja de ruta útil para hacer la travesía del desierto y para que, desde el rearme ideológico, el PSC llegue a ser la fuerza política hegemónica de Cataluña. Una hoja de ruta que deberá tener como ejes vertebradores la defensa del autogobierno, la convivencia civil y lingüística, así como de la promoción de un catalanismo abierto y plural’.

Bernardo Fernández
Jueves, 1 de diciembre de 2011 | 09:22

La realidad es tozuda y tal y como vaticinaban las encuestas el PP ha ganado las elecciones generales por una amplia mayoría absoluta. Se cierra así un ciclo electoral horrible para la izquierda en general y para los socialistas en particular. Un ciclo que se inicio con las elecciones al Parlamento autonómico en otoño de 2010, siguió con los comicios municipales de mayo de 2011 y culmina con este descalabro del socialismo en las elecciones del 20N. En esta ocasión, ni el PSC, que hasta el momento había hecho de Cataluña un bastión inexpugnable, ha resistido el tsunami de la derecha, aquí en versión nacionalista y llamada CiU.

Con este paisaje de fondo, el PSC, entre los días 16 y 18 del mes de diciembre, debe afrontar su XII Congreso. Sin duda, el más importante después del de la fundación del partido en 1978. De este cónclave que ha de ser un revulsivo, debería salir una organización fuerte, moderna eficaz y transparente. Es hora de que la democracia interna funcione y que las decisiones fluyan de abajo hacia arriba. Para ello, hay que realizar debates en libertad, reconocer errores y tomar las decisiones pertinentes de forma democrática, lo que no significa ir a un sistema asambleario.

De igual manera, se ha de entender que el debate entre militantes es necesario, pero no suficiente. En consecuencia, son imprescindibles las aportaciones de aquellos que conforman el entorno ideológico. Tampoco hay que olvidar que ha llegado el momento de regular el sistema de elección por primarias.

Después de hacer las reformas internas necesarias, habrá que elaborar una hoja de ruta útil para hacer la travesía del desierto y para que, desde el rearme ideológico, el PSC llegue a ser la fuerza política hegemónica de Cataluña. Una hoja de ruta que deberá tener como ejes vertebradores la defensa del autogobierno, la convivencia civil y lingüística, así como de la promoción de un catalanismo abierto y plural. De manera simultanea, los militantes del PSC deben encabezar la lucha por la organización territorial y el desarrollo de un Estado federal y, en ese contexto, se debería colocar en la cabecera de la mencionada hoja de ruta la proclamación de la III República, que sin ser un tema urgente, si ha de ser un objetivo irrenunciable.

El PSC debe repensar cómo conecta con la juventud y cómo se rehace un discurso ideológico no dogmático que ilusione y que ligue con las nuevas realidades sociales en un mundo postindustrial y globalizado. Es necesario hacer una apuesta inequívoca por los derechos de las minorías, por un laicismo que fomente la responsabilidad individual y social y con una apuesta por un crecimiento sostenible.

También hay que colocar en el frontispicio del ideario la solidaridad intergeneracional a la vez que una actitud exigente pero abierta con la inmigración. Hay que dar la batalla sin cuartel a la discriminación, la pobreza y la marginación. De igual modo, la defensa de los derechos de los más vulnerables ha de ser una de las señas de identidad del PSC. Asimismo, se ha de dar soporte a los emprendedores, ya sean empresas o trabajadores y se ha de pensar qué Europa queremos como gente de izquierdas, puesto que si persiste la deriva neoliberal actual, los problemas que en estos momentos nos asfixian irán en aumento y atenazaran cada vez más a las clases medias y populares.

Por otra parte y dado que la situación de crisis actual en gran parte viene ocasionada por la irresponsabilidad de las entidades financieras, el socialismo catalán, sabedor de sus limitaciones, debería impulsar una banca que actúe con criterios de servicio público. El sistema bancario debe ser un servicio gestionado (o cuando menos orientado) por el Estado. Así, se pondría fin, en buena parte, a la especulación irresponsable que es el origen de la crisis.

Por todo ello, ahora más que nunca el socialismo catalán necesita que la dirección que salga de este XII Congreso, además de ser fuerte y cohesionada ha de estar exenta de liderazgos mesiánicos. Solo así el PSC podrá recuperar la centralidad y dar respuesta a los retos que como sociedad tenemos planteados. A pesar de los batacazos recibidos, la socialdemocracia tiene más razón de ser que nunca. Ya estamos empezando a percibir lo que llevan aparejado las políticas neoliberales, con la desregularización de los mercados y el desmantelamiento del Estado del bienestar, y mucho me temo que esto no ha hecho más que empezar.

De hecho, la utopía es consustancial al socialismo. Y tiene razón el poeta cuando dice que: ‘Sin utopía/ la vida sería un ensayo/ para la muerte…’. Quizás por eso Laia Bonet, diputada autonómica, escribió: ‘El nuevo PSC ha de ser amable, digital, moderno, joven, abierto, de izquierdas, catalanista, global, social e innovador’. Que así sea.

Bernardo Fernández Martínez es ex diputado autonómico del PSC

Temas: ,

18 Comments en “El PSC y el futuro”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. esto es lo normal - Jueves, 1 de diciembre de 2011 a las 10:29

    Palabras vacías y más de lo mismo.

  2. Ramón Ibero - Jueves, 1 de diciembre de 2011 a las 10:54

    Que te lo diga Jaimito.

    Jaimito va a ver a su abuelito, que está en las últimas, con un amiguete.
    Jaimito tiene 11 años, su amigo 13 y el abuelito 85.
    Jaimito: “Abuelito, ¿es verdad que los niños vienen de París?”
    Abuelito: “Si, hijito”.
    Jaimito a su amigo: “¿Se lo explicamos o le dejamos que muera tonto?”

  3. Pau - Jueves, 1 de diciembre de 2011 a las 10:57

    Mas_de_lo_mismo.
    Bla bla bla.

  4. Yo - Jueves, 1 de diciembre de 2011 a las 12:09

    El PSC es el único partido, diría del mundo, que educa a sus votantes y a los hijos de sus votantes para que no les voten a ellos.

  5. Toc Toc - Jueves, 1 de diciembre de 2011 a las 12:57

    Despues del bla bla bla, solo he entendido una cosa, que la palabra catalanismo debe seguir siendo el eje vertebrador del partido socialista. Osea, mas de lo mismo. Pues que sigan.

  6. Toc Toc - Jueves, 1 de diciembre de 2011 a las 13:03

    Porque será que el nacionalismo se empeña en envolverlo todo en una maraña dreeufemismos?
    Aun no he encontrada a nadie en el PSC capaz de explicarme con claridad minimamente entendedora, la diferencia entre nacionalismo, catalanismo, soberanismo, independentismo, deret a decidir, construccion nacional, etc.
    El nivel de acomplejamiento que padece el PSC es dificil de entender.

  7. Res - Jueves, 1 de diciembre de 2011 a las 14:39

    Y dale con la traca del catalanismo. Es la igualdad de oportunidades, la redistribución y la justicia social lo que importa! Lo del catalanismo es un concepto reaccionario! Todo aquello que antepone lo territorial a los principios universales lo es.

    Lo tienen claro si por la vía del más de lo mismo van a ilusionarnos…

  8. Alberto - Jueves, 1 de diciembre de 2011 a las 14:42

    Como en la canción yo no puedo comprender como se puede ser a la vez de izquierdas y catalanista.

  9. Cordobés - Jueves, 1 de diciembre de 2011 a las 16:26

    Y dale que te pego, catalanismo e inmersión, y viva la izquierda libre

  10. Angel - Jueves, 1 de diciembre de 2011 a las 16:35

    Bernardo Fernandez,siento decirle que su receta ya no es valida.El catalanismo,nadie sabe lo que es el catalanismo,suena a una respuesta del oroscopo,es una tipica palabra que no dice nada,como no dice nada el andalucismo,el castellanismo,y todo esto que acaba en “ismo”,no sirve para nada.Y si sabe para lo que sirve,me gustaria me lo explicara igual logro entenderlo.

    “El Estado Federal”,otro inguento de su receta, esta anclado al 1800,pero ahora es caduco y absoleto.Los sistemas de administracion del Estado,debido al desarrollo de las comunicaciones en todos los sentidos y internet, y el mercado globalizado,no permite por anquilosado hacer de España un Estado Federal.Todo lo contrario,se tiene que hacer una administracion mas dinamica,mas simple y mas eficaz.

    Hacer el Estado un banco,ya me parece de delirio.Quitamos las Cajas porque ya se habian quedado desfasas y solo nos faltaria hacer bancos.Lo que hace falta es un control a nivel mundial del dinero,una especie de cortafuegos para cuando se detecte un desfase se pueda actuar rapido para que no pasen cosas como las que han pasado ultimanente.

    Creo que lo que le hace falta al PSC,es gente joven,preparada en todos los campos del saber y menos ideologica.

  11. Ciudadano Sinmitos - Jueves, 1 de diciembre de 2011 a las 20:43

    A los partidos socialistas les pesa su historia. Se bautizaron como socialistas porque querían implantar el socialismo en la época de la lucha de clases. Pero en el siglo 21 hablar de socialismo, comunismo o anarquismo ya no ilusiona. La experiencia del siglo 20 demuestra que hacen falta ideologías con otro nombre para organizar la sociedad. Es evidente que ahora se habla más de los derechos de los CIUDADANOS que de CLASES en lucha.
    Dejé de votar al PSC cuando comprendí que su C era realmente muy gruesa, muy identitaria, y casi tan nacionalista como la de ERC. Desde entonces voto a CIUDADANOS.

  12. Dani - Jueves, 1 de diciembre de 2011 a las 20:46

    El catalanismo es una farsa de derechas.

  13. Lia - Jueves, 1 de diciembre de 2011 a las 21:39

    Jomío,

    El PSC ha muerto. ¿Tiene futuro un muerto?.

    Los votantes del partido, aquellos andaluces, murcianos, extremeños que se habían escapao del arao y apenas sabían leer un programa, sencillamente ya no existen. Los inocentes han muerto pensando que votaban “al de lo probes, er Felipe” .

    Los jóvenes huyen de la estupidez como del tifus y ya han aprendido a leer un programa y se informan.

    El partido de las multas y la inmersión lingüística, el defensor del de “la puta España” está en coma

  14. Robert - La estupidez en catalán se llama "nacionalisme" - Viernes, 2 de diciembre de 2011 a las 08:53

    Y dale Perico al torno con el catalanismo, palabra utilizada para definir desde el partido menos nacionalista al mas independentista, menos catalanismo y mas socialismo, que no os enterais de nada!

  15. alberto - Viernes, 2 de diciembre de 2011 a las 09:04

    ¿Qué significa “defensa del autogobierno”?. Pregunto ¿pero es que estamos en guerra contra alguien?. Que pesaditos con la matraca del catalanismo (ahora plural y abierto, (y eso que significa?)). Por cierto, que quiere decir con convivencia lingüistica?, a caso piensan respetar y acatar las sentencias judiciales?

  16. Veneciano - Viernes, 2 de diciembre de 2011 a las 20:59

    ¡Coño con el Fernandez este!. Está tres veces pasado de moda, sospecho fracaso porque si este es o ha sido diputado quiere decir que está en la pomada, que es de las élites. Como serán las bases…… Han interiorizado que socialismo es catalanismo. Que facherío más pureta y más casposo, no llegarán lejos. Como el PSOE no resucite su federación catalana va listo con estos quintacolumnistas convergentes. Yo con Cidadanos y UPyD

  17. anto33 - Sábado, 3 de diciembre de 2011 a las 22:02

    ‘El nuevo PSC ha de ser amable, digital, moderno, joven, abierto, de izquierdas, catalanista, global, social e innovador’. Y leer la Superpop…

  18. Rosa - Domingo, 4 de diciembre de 2011 a las 18:28

    Interesante, el autor nos habla de un momtón de cosas: democracia interna, federalismo, contacto con los jóvenes, lucha por las desigualdades, etc, etc, y aquí, en los comentarios, solo se comenta o critica el catalanismo. Cada cual es muy libre pero…
    Por cierto, el PSC se define como: socialista, federal, catalanista y eropeista. Puede gustar o no, pero cada cual se define como mejor le parece y al final es lo que hay.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.