Opinión

España no nos roba. Nos limita…

‘Decir con naturalidad que “España nos roba” es tan peligroso, y me produce la misma sensación, que la que me provocaría un diputado alemán que dijera en su parlamento que “Grecia nos roba”, fomentando así un conflicto con antecedentes históricos más bien recientes. Ahora bien, ¿prohibiendo el uso de la expresión qué se soluciona?’.

Nacho Corredor
Viernes, 2 de diciembre de 2011 | 09:07

Los diputados autonómicos de Alfons López Tena y Uriel Bertran, ambos de Solidaritat Catalana, dicen en sede parlamentaria que “España nos roba”. Jordi Cañas (Ciudadanos) critica que se normalicen ese tipo de expresiones. Y, finalmente, la presidenta del Parlamento autonómico, Núria de Gispert (CiU), alerta que como la mayoría de diputados autonómicos no están de acuerdo con esa inoportuna expresión, no las va a admitir.

Probablemente, decir que “España nos roba” no tan solo no se corresponde con la realidad, como cuando se habla de “expolio fiscal” en vez de “déficit fiscal” (aunque sean cifras desorbitadas), sino que, además, roza (o incluso algunos piensen que traspasa) algunos límites que se deberían reconsiderar.

En una de las primeras clases de Ciencia Política te enseñan la diferencia conceptual entre las democracias y las democracias liberales. En las primeras, por sintetizar, todo aquello que vota la mayoría es aceptado. ¡Oh! Así es la democracia… En las segundas, no todo vale. El derecho a la vida, por ejemplo, está por encima de la opinión de las mayorías. Tanto es así que la pena de muerte podría aprobarse en un régimen democrático, pero no en un régimen democrático liberal. O, al menos, así es la teoría.

Pues bien. El argumento de la presidenta del Parlamento autonómico para no aceptar en sede parlamentaria expresiones como las de López Tena (“España nos roba”) y alegando que toda expresión que no guste a la mayoría de los diputados no será aceptada, también chirría. ¿Dónde queda la libertad de expresión de un diputado que representa a miles y miles de ciudadanos?

Decir con naturalidad que “España nos roba” es tan peligroso, y me produce la misma sensación, que la que me provocaría un diputado alemán que dijera en su parlamento que “Grecia nos roba”, fomentando así un conflicto con antecedentes históricos más bien recientes. Ahora bien, ¿prohibiendo el uso de la expresión qué se soluciona?

Las horas siguientes a la polémica, que sin serlo es de apariencia puramente anecdótica, López Tena -hábil, pero, maleducado e hiriente- se ha dedicado a injuriar y descalificar (“mamarracha”, ha llegado a decir) a la presidenta de una institución (catalana, por cierto). Sin embargo, algunas cosas que nos deberíamos plantear son: ¿la libertad de expresión de un diputado puede limitarse con esa argumentación? ¿Soluciona, o al contrario, agrava el problema prohibir el uso de determinadas expresiones? ¿Por qué no se habla del problema de fondo? ¿Qué limites debería tener la solidaridad entre territorios? ¿Qué precedentes marca la polémica de ayer?

Del “España nos roba” al silencio, por imposición, hay un amalgama de opciones que, seguramente, no tan solo se presumen necesarias, sino imprescindibles. Para que el simplista, demagogo y peligroso discurso de López Tena no tenga consecuencias imprevisibles (normalizar a un enemigo) lo mejor sería pararse a pensar primero, si se soluciona algo no dejándole decir barbaridades y, segundo, revisando, de una vez, la limitación que el Estado (no España, que es un ente abstracto) sobrepone en relación a la Generalidad a la hora de redistribuir nuestros impuestos.

Nacho Corredor es presidente del centro de reflexión DEBA-T.org

Temas: , , ,

77 Comments en “España no nos roba. Nos limita…”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Elemental querido watson - Domingo, 4 de diciembre de 2011 a las 00:34

    mariachi loco – Sábado, 3 de diciembre de 2011 a las 21:42

    mariachi casposo

    Creo que ya te lo explique una vez, pero parece ser que como buen monolingue sigues sin entenderlo. El PIB/habitante de estados unidos es MAS PEQUEÑO que el que tiene Suecia. Pero solo a un lerdo e ignorante se le ocurriria decir que “Suecia tiene mas dinero”. En cifras relativas si que lo tiene, pero NO EN LAS ABSOLUTAS.

    Y precisamente en este caso, son las cifras absolutas las que cuentan. Los ciudadanos de barcelona tendran la misma renta que los de gerona practicamente, pero la GRAN DIFERENCIA es que los costes de las carreteras, hospitales, educacion, politicas agrarias etc etc etc son MUCHO MAS CARAS debido a que la misma cantidad de infraestructuras las deben sostener un ratio MUCHISIMO MAS PEQUEÑO en habitantes. (en extension, las 4 provincias son muy parecidas)

    No es lo mismo que 10 ciudadanos que cobran 1500 euros paguen con impuestos una carretera de 100km. Que lo hagan 100 000 ciudadanos que cobran 1300 euros y pagan con sus impuestos los mismos 100km de carretera. Para los segundos, les sale el km/habitante casi DIEZ MIL VECES MAS BARATO que a los primeros. O lo que es lo mismo, les sale IGUAL DE CARO hacer 1 MILLON DE KM en carreteras.
    La diferencia es bastante notable. Y lo que al final del dia pasa, es que todo se mete en la misma saca, y luego todo se reparte EQUITATIVAMENTE independientemente de la densidad de poblacion que tenga un territorio.
    Y ese, es el kit de la cuestion. Siguiendo EXACTAMENTE LA MISMA LOGICA TORTICERA Cataluña EXPOLIA a Barcelona porque son los barceloneses los que pagan las infraestructuras basicas de los catalanes

    Sabes lo que pasa cuando se es un lerdo monumental en economia y en matematicas, mariachi casposo? Que quedas a la altura del betun ¡¡¡¡

  2. francesc - Domingo, 4 de diciembre de 2011 a las 01:44

    A veure quan la “tropilla ciudadana” posa que C’s vol la independència de Barcelona respecte Catalunya i comptem els vots que treuen els “expoliados de Barcelona (Spain, of course)”. Però quina colla d’insensats aquests españolazos!

  3. escaldat - Domingo, 4 de diciembre de 2011 a las 21:02

    la diferencia es que als alemanys ningú els obliga a donar calés a Grècia i en canvi a nosaltres si que ens obliguen, per això es un robatori, perquè no es consentit

  4. Carlos Q. - Domingo, 4 de diciembre de 2011 a las 23:15

    ¿Se podría saber el motivo por el que se ha censurado mi post sobre Corredor? gracias.

  5. Elemental querido watson - Domingo, 4 de diciembre de 2011 a las 23:55

    escaldat – Domingo, 4 de diciembre de 2011 a las 21:02

    los alemanes no pagan NADA. O acaso, crees que la balanza comercial tan bestia que tienen es “gratis”? El que “manden” y decidan la politica de TODA la union europea a antojo segun les va mejor a ellos es “gratis”?
    Alemania tiene MUCHO MAS que agradecer a grecia y el resto de la union europea, que no al reves. Aun cuando “pone” dinero sobre la mesa. Dinero, mucho menos dinero que antes pagaba en aranceles y ahora se lo ahorra.

    La ignorancia es muy atrevida… y tu eres un atrevido escaldat.

  6. Al que ha nombrado a Merkel - Lunes, 5 de diciembre de 2011 a las 08:23

    El comentario con esa ilusión onírica de la comprobación del gasto de todos los territorios de la UE, le va a dar un sorpresón a este nacionalista que sigue pensando en lo de que un Ente Hispano roba.

    Se va a llevar un sorpresón con los repasos de cuentas de esos territorios, como es la Cataluña de los nacionalistas que mientras piden y piden al Estado Central mucho más allá de esa parte que impostúan como todos, menos el PV, serán regañados ( por no decir llamados al orden económico) por los sobregastos caprichosos que se gastan.

    La Merkel no se va a acomplejar de que la llamen tal y cual, no vive el síndrome de Estocolmo, cuando vea que quiénes más roban a los propios ciudadanos catalanes son los políticos que dicen amarlos, que dejan sin coberturas sociales para repartirse milloncejos, se va a llevar un sorpresón él que está esperando a la Merkel como a Marshal.

    Ni un solo gasto de la Generalitat va para aumento de producción sino a la construcción de la Atlántida, solo le quedan multinacionales.

    ¡Claro que a la Merkel le importará la situación de territorios con suscursales alemanas, pero justo por lo contrario que piensas!

    De qué sirve un afincamiento en un lugar cuyos consumidores son cada vez menos rentables, por el despilfarro autóctono

    . ¡Que lo de España roba les va muy bien a los nacionallistas, como a cualquier carterista que te hace mirar un punto para desvíar tu atención sobre tu cartera!

  7. Romualdo - Lunes, 5 de diciembre de 2011 a las 10:54

    ¿Alguien se imagina a un político -es una forma de hablar- nacionalista en el Parlamento Europeo refiriéndose al presidente o presidenta del mismo como “cosa”, “vestido de mamarracho/a”, limitador de libertad de expresión y perteneciente a una Europa que roba a Cataluña?

    ¿Estos son los políticos, y éstos los planteamientos que vamos a llevar al Parlamento Europeo desde una Cataluña independiente? ¿Nos van a consentir allí, en la Europa de Merkel, Sarkozy, Cameron…estos discursos y esta “inteligencia”?

    Definitivamente no tenemos nada que hacer y más vale que nos impliquemos más con “España” donde nos están aguantando lo inaguantable y donde como todo siga así van a terminar dejándonos solos y en manos de caciques e iluminados.

  8. escaldat - Lunes, 5 de diciembre de 2011 a las 15:58

    Elemental querido watson: tens raó… Alemanya no paga res.. als grecs els hi cauen els diners del cel…

  9. montesquieu - Lunes, 5 de diciembre de 2011 a las 16:12

    No sé de quién es este periódico, ni me importa. Lo que sí sé es que si se pretende una voz crítica con su línea editorial, se podría poner de articulista a alguien de mayor formación y enjundia que este niño. Es horrible como está calado hasta los huesos por el nacionalismo catalán, cada vez que trata un tema (pasó exactamente lo mismo con la polémica por las sentencias del TSJ sobre el derecho de los padres a la educación en castellano) que roza las políticas convergentes sobre el presunto problema con España, asume acríticamente sus postulados. Acabará con un carguito y si no al tiempo.

  10. Elemental querido watson - Lunes, 5 de diciembre de 2011 a las 16:32

    escaldat – Lunes, 5 de diciembre de 2011 a las 15:58

    Te lo explicaria con palabras y cifras. Pero como eres un sectario que no me va a escuchar… Toma, te lo dira otro que precisamente no es de aqui.

    http://www.youtube.com/watch?v=nqno8H-mjeY

    Quedate con lo de “estamos haciendo negocio ACOSTA de grecia”. Y sobretodo, quedate con la pasta GRIEGA que se estan dejando los griegos en COMPRAR basura armamentistica (entre otras cosas) a los alemanes.

    Por no decir, el enorme provecho que han sacado los bancos alemanes en grecia. Es asquerosamente escandaloso.

    Veras, cuando tu compras algo a alemania, no solo estas comprando un producto… estas PAGANDO EL SUELDO a los trabajadores que han confeccionado dicho producto. Desde la estraccion de materias primas, hasta su elaboracion y su transporte (el cual, como no, se decide por la empresa de origen: alemana). Y no solo pagas el salario. Pagas tambien los IMPUESTOS EN ORIGEN que lleva todo producto. Es decir: CONTRIBUYES A LOS PRESUPUESTOS ALEMANES.

    Por eso, los lerdos como tu que no entienden de economia, todavia no se han dado cuenta que la BALANZA COMERCIAL de un pais con otro es algo ESCANDALOSAMENTE MAS importante que el deficit qeu pueda tener ese pais “gracias” a los fondos europeos.

    Aqui, absolutamente TODOS se benefician. Y de hecho, los que MAS tajada sacan son los paises mas ricos.

    Te lo dire de otra manera: Crees que los alemanes, los franceses o cualquier otro pais del mundo va a LITERALMENTE regalar dinero a cambio de NADA??

    En que mundo vives chatina?

    lo mismo aplica a cataluña con respecto al resto de españa. Y lo mismo aplica a Barcelona con respecto al resto de cataluña. Pero, insisto, no pretendo que alguien tan lerdo como tu lo llegue a comprender jamas. Quizas, deberias primero ponerte a estudiar y luego continuamos charlando.

    Para acabar, te dire que cuando la Merkel uso EXACTAMENTE LAS MISMAS palabras que tu has usado “estamos pagando pasta a los griegos y los alemanes no estamos dispuestos a ello”, el señor barroso inmediatamente LE TAPO LA BOCA diciendo que fuera a hacer demagogia a la orilla del rio, y que explicase a sus conciudadanos de donde y gracias a quien el paro en alemania a bajado a minimos historicos. O la contribucion del resto de europa con las balanzas comerciales positivas de alemania, cuando ELLOS limitan las compras al resto de la union europea en el acto mas mezquino posible.

    Anda, vete a dormir la mona un rato. Lo necesitas.

  11. escaldat - Martes, 6 de diciembre de 2011 a las 01:42

    Elemental querido watson: Molta paraula per no dir absolutament res…. Algú obliga a Alemanya a donar diners a Grècia? NO…. Algú li diu QUANT ha de donar? NO…. Algú li diu quan han de pagar??? NO… doncs no cal parlar tant… Alemanya fa una donació (amb interessos molt alts) mentre que Espanya ens ROBA… una es consentida i l’altre no… suposo que tu tampoc deus entendre la diferencia entre fer l’amor amb una dona i violar-la oi???? en fi…

  12. momium - Martes, 6 de diciembre de 2011 a las 10:53

    Como noto la habitual y previsible, mezcla de ignorancia, chulería, mala fe, soberbia, atrevimiento, arrogancia, sinvergonzonería y osadía de parte del bando barretinado (ninguna sorpresa, como de costumbre) en el tema de la UE y Alemania, del cual se podrían trasladar muy suculentos e interesantes paralelismos y silogismos al más “casero” y de andar por casa caso catalán, colgaré unas cartas publicadas por un diario alemán que andan estos días circulando por internet :

    (dedicado a escaldat y similares)

    ______________________________

    CARTAS ABIERTAS ENTRE UN ALEMAN Y UN GRIEGO.

    Las dos caras de una verdad, donde cada uno ve lo que quiere ver…

    INTERCAMBIO DE CARTAS ABIERTAS APARECIDAS EN EL PERIÓDICO SEMANAL ALEMÁN “STERN”

    Hace unos meses, aparece publicada una Carta Abierta dirigida a “Queridos griegos” por un ciudadano alemán de nombre Walter Wuellenweber, que como tí­tulo llevaba :

    Después que Alemania tuvo que salvar a los Bancos, ahora debe salvar también a Grecia.
    Los griegos que primero han hecho alquimias con el Euro, ahora en vez de hacer economías, hacen huelgas.

    Queridos griegos: desde 1981 pertenecemos a la misma familia.
    Nosotros, los alemanes, hemos aportado como nadie otro al Fondo común, cerca de 200.000.000.000 euros, mientras que Grecia ha recibido cerca de 100 mil millones de esa suma, o sea la mayor suma per cápita que ningún otro pueblo de la UE.
    Nunca ningún pueblo ayudó hasta ahora voluntariamente hasta este grado a otro y por tanto tiempo.
    Son Uds sinceramente, los amigos más caros que tenemos.

    El caso es que no solo Uds se engañan a sí­ mismos, sino que también a nosotros.
    En esencia, Uds nunca demostraron ser merecedores de nuestro Euro. Desde su incorporación como moneda de Grecia, nunca lograron hasta ahora cumplir con los criterios de estabilidad.
    Dentro de U.E. son el pueblo que gasta las mayores sumas en bienes de consumo.
    Uds descubrieron la Democracia, entonces deben conocer que se gobierna a través de la voluntad del pueblo, quien finalmente tiene la responsabilidad. No digan entonces, que solo los polí­ticos son responsables del desastre.
    Nadie los obligó a evadir durante años impuestos, oponerse a cada polëtica coherente para reducir el gasto público y nadie los obligó a elegir los gobernantes que han tenido y tienen.

    Los griegos son quienes nos han mostrado el camino de la Democracia, de la Filosofía y de los primeros conocimientos de Economía Nacional.
    Pero ahora nos muestran un camino equivocado. Y donde Uds ya han llegado, no va más allá!!

    A la semana sigte, STERN publica una Carta Abierta de un griego, dirigida a Wuellenweber :

    Querido Walter, me llamo Georgios Psomás. Soy funcionario público y no “empleado público” como despectivamente, como insulto, se refieren a nosotros mis compatriotas y tus compatriotas..

    Mi sueldo es de 1.000 euros. Por mes, eh? No vayas a pensar que son por dí­a, como te quieren hacer creer en tu paí­s. Fí­jate que gano una cifra que ni siquiera es inferior en 1.000 euros a la tuya que es por varios miles.

    Desde 1981, tienes razón, pertenecemos a la misma familia. Sólo que nosotros les hemos concedido en exclusividad a Uds un montón de privilegios, como ser los principales proveedores del pueblo griego de tecnologí­a, armas, infraestructura (2 autopistas y dos grandes aeropuertos internacionales), telecomunicaciones, productos de consumo, autos, etc. Si me olvido de algo perdóname. Te señalo que dentro de la UE somos los mayores importadores de productos de consumo que elaboran las fábricas alemanas.

    La verdad es que no hacemos responsables solo a nuestros políticos por el desastre de Grecia. Contribuyeron mucho algunas grandes empresas alemanas, las que pagaron enormes “comisiones” a nuestros políticos para asegurarse los contratos, para vendernos de todo, y unos cuantos submarinos fuera de servicio, que puestos en el mar, quedan tumbados de costado en el mar.

    Yo sé que aún no das crédito a lo que escribo. Teneme paciencia, espera, lee toda la carta y si no llego a convencerte, te autorizo a que me eches de la Eurozona, ese lugar de la VERDAD, de la PROSPERIDAD, de la JUSTICIA y de lo CORRECTO.

    Estimado Walter:

    Pasó más de medio siglo desde que la 2da Guerra Mundial terminó, ES DECIR MÃS DE 50 AÑOS, desde la Epoca en que Alemania deberí­a haber saldado sus obligaciones con Grecia.
    Estas deudas, QUE SOLO ALEMANIA hasta ahora se resiste a saldar con Grecia, (Bulgaria y Rumania han cumplido en pagar las indemnizaciones estipuladas), consisten en :

    1. Una deuda de 80.000.000 de marcos alemanes por indemnizaciones, que quedó impaga desde la Primera Guerra Mundial
    2. Deudas por diferencias de clearing, en el período entreguerras, que asciende hoy en 593.873.000 dólares USA.
    3. Los préstamos obligados que contrajo el III Reich a nombre de Grecia durante la ocupación alemana, que ascendieron en 3,5 mil millones de dólares durante todo el perí­odo de ocupación.
    4. Las reparaciones que debe Alemania a Grecia , por las confiscaciones , persecuciones, ejecuciones y destrucciones de pueblos enteros, rutas, puentes, lí­neas ferroviarias, puertos, que produjo el III Reich,y que según lo dictaminado por los tribunales aliados, asciende a 7,1 mil millones de dólares, de los cuales Grecia no vio un billete aún.
    5. Las inmensurables reparaciones de Alemania por la muerte de 1.125.960 griegos (38.960 ejecutados, 12.000 muertos como daño colateral, 70.000 muertos en combate, 105.000 muertos en los campos de concentración en Alemania, 600.000 muertos de hambre, etc. etc.)
    6. La tremenda e inmensurable ofensa moral ocasionada al pueblo griego y a los ideales humaní­sticos de la cultura griega.

    Sé amigo Walter, que no te debe gustar para nada lo que te escribo. Lo lamento
    Pero más me molesta lo que Alemania quiere hacer conmigo y con mis compatriotas.
    Amigo Walter: en Grecia operan 130 empresas alemanas, dentro de las cuales se incluyen todos los colosos de la industria de tu país, las que tienen ganancias anuales de 6,5 mil millones de euros.

    Muy pronto Walter, si la cosa sigue así­, no podrá comprar más productos alemanes, porque cada vez tengo menos dinero. Yo y mis compatriotas crecimos siempre con privaciones, lo vamos aguantar, no te hagas problema. Podemos vivir sin BMW, sin Mercedes, sin Opel, sin Skoda. Dejaremos de comprar productos de Lidl, de Praktiker, de IKEA.

    Pero Uds, Walter, cómo se las van a arreglar con los desempleados que dejará esta situación que por ahí­ los obligue a bajar su standard de vida, sus autos lujosos, sus vacaciones al exterior, sus excursiones sexuales a Tailandia?
    Uds (alemanes, suecos, holandeses, y restantes “compatriotas” de Eurozona) pretenden que nos vayamos de Europa, de la Eurozona y no sé también de donde más.

    Creo firmemente que debemos hacerlo, para salvarnos de una Unión que es una banda de especuladores financieros, un equipo en el cual jugamos, si consumimos los productos que Uds ofrecen: préstamos, bienes industriales, bienes de consumo, obras faraónicas, etc.

    Y finalmente Walter, debemos “arreglar” otro tema importante, ya que vosotros también, sois deudor de Grecia:
    EXIGIMOS QUE NOS DEVUELVAN LA CIVILIZACIÓN QUE NOS ROBARON!!!

    Queremos de vuelta a Grecia las inmortales obras de nuestros antepasados, que guardan en los museos de Berlí­n, de Munich, de Parí­s, de Roma y de Londres.

    Y EXIJO QUE SEA AHORA!! Ya que si me muero de hambre, me quiero morir al lado de las obras de mis antepasados.

    Cordialmente.

    Georgios Psomás

  13. momium - Martes, 6 de diciembre de 2011 a las 11:15

    En mi opinión es tanto, tantísimo, lo que debe, no solo materialmente sinó moral, eticamente o desde cualquier punto de vista, Alemania al resto (incluso también por haber parido en su seno allí a finales del XIX la ideología más nefasta y carnicera que han visto los tiempos y que incluso a día de hoy coletea en algunos rincones, lease Catalonia) que después de dos guerras mundiales, varios genocidios en masa cometidos en la europa del este (especialmente a los eslavos), un holocausto, crímenes de guerra y contra la humanidad de lo más pavoroso que se ha conocido en toda la historia, pillajes, expolios de toda clase e índole, a todo el resto de europa en especial y a toda la humanidad en general, que es una obscenidad de corte grosero que alguno de estos pavos, bárbaros del norte y comedores de salchichas barrigones de mentalidad cerrada y obtusa, se puedan sentir varios milisegundos ofendidos por algo. Sea lo que sea ese algo

    Ni con mil millones de uniones europeas podrían compensar todo lo robado, todo lo pisoteado, todo lo acribillado, todo lo asesinado, todo lo torturado, todo el daño en general, toda la muerte, todo el dolor, toda la destrucción en masa y todo el sufrimiento que han causado al resto del planeta toda esta banda de energumenos cuadriculados que en su día votaron en masa al Adolfito del bigote

    Tenía bastantes ganas de decirlo

  14. Elemental querido watson - Martes, 6 de diciembre de 2011 a las 12:11

    escaldat – Martes, 6 de diciembre de 2011 a las 01:42

    Veo, que no solo no sabes leer, si no eres otro analfabeto monolingue que no entiende el castellano.

    Que parte del: “GRECIA PAGA Y CONTRIBUYE A LOS PRESUPUESTOS ALEMANES con la compra masiva de sus productos… o mejor: gracias a que los alemanes INUNDAN de sus productos el pais” no has entendido?

    Los ignorantes sois siempre asi de lerdos?

  15. Elemental querido watson - Martes, 6 de diciembre de 2011 a las 19:29

    Por cierto Nacho.

    Si emilio botin saliera mañana diciendo que “el estado no le roba, le limita … ” en clara alusion a la pasta que le quitan por ser rico… Seguro que tu estarias deacuerdo con el.

    Se me olvido mencionar en el anterior escrito que: Es la primera vez, que como periodista te burlas y calificas de zumbados a todos los que creen en “ese ente abstracto”. Estoy seguro que reconoceras el dicho “dime de que presumes y te dire de que careces”. No deja de resultar pasmoso que te hayas vuelto intolerante.
    Si españa es un ente abstracto. Cataluña que es? Una nacion genuina y verdadera? una grande y libre? Ya deberias saber que los sentimientos no se explican… se tienen. Es tan valido alguien que cree que cataluña es nacion. Como el que cree que no lo es. Y lo mismo aplica a españa.

    cada vez te pareces menos a un periodista y mucho mas a un cotomatamoros cuyos rebuznos estan escritos de buenas maneras y que juega muy bien con una falsa neutralidad y una verborrea supina.

    Te recomiendo una pequeña cosita: lee y repasa lo que escribias hace 5 años. Y contrastalo con lo de ahora. Y no me refiero a una posible evolucion en tu manera de ver las cosas (la cual es mas que evidente)… Sino en la apestosa manera que tienes de calificar a los que no creen en lo que tu crees. Y no estoy hablando de algo que es palpable y constatable como puede ser una sana discusion economica en cuanto al deficit catalan con respecto el resto de españa, o al deficit barcelones con respecto al resto de cataluña, o al deficit aleman con respecto el resto de europa. Ni tampoco a sus balanzas comerciales. Estoy hablando que en cuestion de naciones, parece que tu tienes la verdad absoluta.

    Dejame que me ria en tu cara. En fin, cada vez tus articulos son mas tristes e insustanciales. He leido de todo y en todo medio. Y un articulista es bueno en base a sus argumentos. Tu, de articulista pasas a camorrista. Felicidades por tu mala educacion.

  16. momium - Miércoles, 7 de diciembre de 2011 a las 11:35

    Romualdo,

    Ojalá tuvieras razón pero disiento amplia y abundantemente de tu visión bucólica y pastoral de lo que es la (mal) llamada construcción europea. Yo la veo como una mera unión de intereses financieros, mercantilistas y especuladores (más que una unión política real para evitar pasados bochornosos como tu comentabas, aunque sea esa la imagen de marketing político que se intente vender) al servicio de los países poderosos económicamente del centro y norte de europa (Francia y Alemania principalmente)

    Sobre el grado de responsabilidad del actual pueblo alemán en los monstruosos actos de genocidio y barbarie a niveles y en grados industriales perpetrados por sus padres y sus abuelos…
    Hombre, pues desde el momento en que todavía a día de hoy no han saldado la mayor parte de las deudas materiales, morales, eticas, etc.. contraidas por crímenes de guerra y contra la humanidad para con la mayoría de los países (que prácticamente es europa entera) que dejaron asolados y destruidos cual plaga de langosta teutónica (lo explica nuestro griego amigo de la carta para el caso específico griego) pues sí que tienen un muy alto grado de responsabilidad que todavía perdura.

    No olvides que Franco era un militar que “se nos coló” en España a través de un golpe militar. El grado de responsabilidad del pueblo español es, concretamente : ninguno. NULO.
    El pomposo, locuaz, histriónico y engreído señor del bigote era un político rebosante de ideología al cual votaron y alzaron masivamente en la “cívica”, “culta” y “avanzada” Alemania. Es una diferencia CRUCIAL y ABISMAL en el grado de responsabilidad de un pueblo y otro (si esto era lo que intentabas dar a entender, por odiosas comparaciones)

    Y ojo, mucho ojo, que no sirve la excusa de que no sabían lo que estaban votando porque lo sabían y lo conocían a la perfección. Los discursos de Hitler antes de llegar al poder estaban plagados y repletos de antisemitismo, racismo biológico y cultural, odio al diferente, ideales y valores antihumanistas y en general desbordados y carentes de cualquier rasgo humanista, etico o moral…

  17. ruc - Jueves, 8 de diciembre de 2011 a las 00:17

    es a dir… com que la Xina ens inunda de productes aleshores nosaltres ja podem espoliar-los tot robant-lis el 10 del seu PIB oi?

    mare meva… quin greu em sap haver perdut uns minuts de la meva vida amb algú tant ruc com tu…

  18. escaldat - Jueves, 8 de diciembre de 2011 a las 00:18

    Elemental querido watson: es a dir… com que la Xina ens inunda de productes aleshores nosaltres ja podem espoliar-los tot robant-lis el 10 del seu PIB oi?

    mare meva… quin greu em sap haver perdut uns minuts de la meva vida amb algú tant ruc com tu…

  19. Romualdo - Jueves, 8 de diciembre de 2011 a las 11:55

    Momium:

    Sabes que la idea de una Europa unida nació precisamente por la autodestrucción a la que se llegó en 1945. Todo lo que se ha hecho ha sido dar pasos adelante en su construcción. Y se partió de una unión económica. Efectivamente pusieron en común el Carbón y el Acero como base para comenzar. Esto era muy importante pues se tenían que fiar unos de otros de que nunca se iban a agredir pues ponían en común las materias primas bélicas y energéticas mas estratégicas.

    A partir de ahí empezaron a integrar la economía. Sabían desde que Alemania se unificó a mediados del siglo XIX que integrar la economía y suprimir aduanas es el primer paso para la unificación política. Ese fue el primer paso en la unificación alemana y ese lo fue también en la unificación de Europa.

    Ocurre y tienes razón en ello que la unificación cuesta mucho, que hay muchos intereses nacionales, que llevamos mas de sesenta años en ello, que aparecen generaciones de europeos más o menos europeístas, que los intereses financieros y económicos priman sobre los políticos…

    Pero hay algo inevitable. Un mercado integrado no puede funcionar sin un marco político adecuado. Ese es el principal problema al que se enfrentan los políticos de la UE desde que tenemos una moneda única. Que el marco anterior no sirve. Por eso intentaron sacar adelante el Tratado de la Constitución y por eso hablan ahora de nuevos tratados.

    Porque con una moneda única se requiere una unión fiscal e incluso una misma legislación social y eso lleva inevitablemente a una mayor unión política. Todo lo que no se haga en ese sentido son parches. Y lo que proponen ahora Sarkozy y Merkel es un parche pero un parche en el camino hacia adelante de la UE. A menos que se suprima la moneda única en cuyo caso los políticos sí que habrán dado un paso, y grande, hacia atrás.

    Date cuenta que si hay libre circulación de mercancías, capitales, personas y una única moneda nos encontramos ante una disyuntiva grave: O mandan los hombres de negocios trasladando sus empresas de un estado a otro de la UE en función de una menor carga impositiva y una más deteriorada legislación social según el estado de los 27 que elijan, presionando evidentemente a los dirigentes de los estados, o mandan los políticos y para ello tienen que establecer un marco fiscal y social común. Yo, y no por buenismo o planteamiento bucólico, sino con cierto realismo, creo que terminarán haciendo esto último. Lo que ocurre es que la historia camina con dos pasos adelante y uno atrás y ahora estamos en un momento en que cuesta tomar ciertas decisiones. Pero son decisiones inevitables si no se quiere que la obra de sesenta años se tire por la borda.

    No confío mucho en los políticos, en muchos casos, como en los nacionalistas, no confío nada. Pero en el caso de la UE creo que la realidad y lo avanzado de su construcción terminará imponiéndose.

    Respecto a la responsabilidad de los alemanes, los españoles o la sociedad me refiero evidentemente a la “responsabilidad de los descendientes de la sociedad que votó a Hitler”. Naturalmente que la sociedad es responsable de lo que vota. También en España, en Cataluña y en el País Vasco lo vemos como ejemplo de respaldo a ídeologías nefastas. Pero de eso no serán responsables nuestros nietos.

    Entras en un tema que viene a ser la que algunos llaman “deuda histórica”. Yo no la niego en absoluto pero no es la solución a ella hacer responsable a la generación actual ni hacerles pagar nada. La solución viene por entender que la humanidad debe caminar junta, que debe ser solidaria y que hablar de “límites a la solidaridad” es todo lo contrario a resolver los problemas que precisamente la “deuda histórica” del pasado creó. Porque también hay una “deuda histórica” de Cataluña hacia el resto de España.

    Pero no hay que plantearlo así salvo para rebatir los argumentos que en el mismo sentido con lo cultural plantean los nacionalistas. Las injusticias de la historia se resuelven con la justicia de hoy, no con exigencias de responsabilidades a ciudadanos que no tienen nada que ver con aquellos hechos.

    Y por último te diré que no era mi intención hacer ninguna pastoral. Para ello ya tenemos al señor obispo. No te preocupes que no me lo he tomado a mal.

    Un saludo.

  20. momium - Jueves, 8 de diciembre de 2011 a las 17:09

    Romualdo,

    Yo creo que la UE no se percibe precisamente como una entidad reguladora de la paz. Eso quizás podría ir incluido en sus intenciones iniciales fundacionales y siempre en pequeñas dosis a principios de la década de los 50 dada la cercanía del conflicto mundial (que no europeo exclusivamente) pero no ya a partir de los 80 o los 90 y ni mucho menos a día de hoy

    El papel de garante y guardián de la paz ya lo cubre perfectamente la ONU (en teoría porque la práctica es otra cosa) que fué creada precisamente al 100% con ese objetivo en mente, antes que la propia UE, que es una entidad más “local” centrada a nivel europeo – y “especializada” en las últimas decadas principalmente en asuntos monetarios, económicos y aduaneros -.

    Recuerda que los principales escenarios de la 2º guerra mundial fueron las estepas rusas y todo el pacífico. Mucho más que la propia europa, aunque en esa europa se hallara el detonante en los comienzos del conflicto

    Piensa que la época de la creación de la UE (decada de los 50 y los 60) es la etapa del desarrollismo y del paso hacia la sociedad del bienestar, bienes materiales, comodidades y de consumo que hoy conocemos. Era necesaria una organización europea que diese respuesta a las necesidades económicas crecientes del momento. También como respuesta geoestratégica europea a la aparición de las dos superpotencias, USA y URRS ( superpotencias en lo militar pero también en lo económico) una vez acabada la 2º guerra mundial

    Hay una contradicción en tu exposición que me llama mucho la atención. Dices no confiar nada en los políticos pero tienes una gran fe (si me sueles leer sabes que soy dado a las ironías pero no lo tomes como ironía, que no lo es, ni lo anterior que comentas tampoco lo era) en una organización transnacional repleta de ellos.
    Bueno, pues como sabes cualquier organismo, y la UE lo es, está plagado y repleto de políticos. Y muchos de ellos corruptos o simplemente respondiendo a intereses poco claros y que vienen huyendo de países muy democráticos pero también muy corruptos para parasitar este tipo de organismos y organizaciones internacionales y dirigirlos hacia sus intereses nacionales particulares (o simplemente de casta y grupo).
    Lo primero que me viene a la cabeza cuando pienso en todo esto es como le ha ido a los agricultores y ganaderos españoles todos estos años de unión económica europea con sus respectivos comisarios (los Fischer & Cia.) de agricultura, ganadería y pesca. Por no tener ya no tenemos ni ministerio de agricultura. Sector primario y junto con servicios y turismo los tres pilares estratégicos de la economía española (o más bien, “eran”…)

    Yo en mi caso voy un poco más allá. No solo no confio en los políticos (y sus organizaciones) sinó que tampoco creo en las (sus) ideologías que predican, sus herramientas de trabajo con las que moldean al personal. Pienso que no hay buenas, malas o regulares. Todas son nefastas y todas han traido miseria y desigualdades pero algunas en concreto (nacionalismo, romanticismo a lo alemán y sus sedes, minisedes y factorías regionales) alcanzan cotas de abyección y de indecencia aberrantes. Sé que es un panorama desolador y paupérrimo el que pinto pero te engañaría y me engañaría si dijese lo contrario

    Respecto al tema del pueblo alemán o de las respondabilidades contraídas creo que confundes (y confundimos) conceptos. No tienen nada que ver los crímenes de guerra o contra la humanidad con la solidaridad. Son variables tan distintas como una pizza cuatro estaciones y un submarino nuclear
    Y las varas de medir a aplicar tan dispares que mejor dejarlo estar.
    Aunque quizás quien lo ha puesto en la misma balanza, por agravios comparativos, ha sido nuestro amigo griego de la carta. Tiene sus motivos. Vaya que si los tiene.

    Evidentemente que los nietos de Himmler, Mengele o de Alfred Rosenberg no fueron los que dieron la orden de poner en marcha los campos de la muerte, construir lámparas con piel humana, experimentar en las enfermerías de los campos con bebés de mujeres gitanas y judías, intentar expulsar a los eslavos más allá de los Urales para posteriormente esclavizarlos al servicio de la superior raza de idiotas superiores, ni de engrasar y poner en marcha la disneylandia del sadismo y del mal que fué el III Reich. Pero sí que han nacido, han crecido y se han educado en las mismas sociedades que nacieron, crecieron y se educaron sus padres y sus abuelos. Por lo que el grado de responsabilidad estaría a otros niveles pero seguiría existiendo.Y creo firmemente (opinión personal) que hay algo latente en esas sociedades que hace que se activen y se pongan en funcionamiento determinados mecanismos que por ejemplo no se activan ni podrían activarse nunca en Cuba, Brasil, India, Grecia o España (la no separatista)

    Para terminar, ¿ sabías que en la guerra de la antigua Yugoslavia el suministrador de armas a los croatas era la también europea Alemania ? (Croacia por cierto, un aliado alemán en la 2º guerra mundial)
    Si, la misma Alemania de las 130 empresas que operan en Grecia o la misma Alemania “locomotora” europea que en teoría “tira” del viejo continente pero en la práctica fomenta y participa activamente en la disgregación de sus también europeos vecinos.

    Da mucho para pensar…

    Un saludo

  21. Romualdo - Viernes, 9 de diciembre de 2011 a las 11:27

    Momium:

    Haces un buen análisis y estoy en gran parte de acuerdo con él. No obstante te matizaré algunas cosas:

    Evidentemente la UE no nació para regular la paz en el mundo y ni cumple ni ha cumplido ese papel que lo han ejercido otros países y otras instituciones. Para lo que sí que nació fue para evitar futuras confrontaciones entre los países europeos. No olvides que la Segunda Guerra Mundial dejó una Europa deshecha moral, económica y demográficamente que hubo que reconstruir con ayuda de Estados Unidos. Y que la causa de esa guerra, como tú dices, fue debida a rivalidades dentro de la propia Europa.

    Con el nacimiento de la CEE se inició el despegue económico y también se reforzó la interdependencia política. Porque se necesitaron instituciones políticas para llevar a cabo la integración económica. Y es verdad que muchos países no quieren más integración política y otros, los que más sufren la crisis se plantean incluso salirse de la integración económica.

    La integración económica en España nos ha beneficiado más que perjudicado. Por los fondos de compensación y la necesidad de adaptar nuestras industrias a la competencia exterior. Es cierto que hemos perdido un sector público y monopolista estratégico, que nuestra agricultura se ha tenido que reorientar pero el euro por ejemplo nos ha beneficiado en el sector turístico. Y la renta de los españoles se ha acercado al nivel medio de Europa. En Cataluña lo supera.

    De lo que dices de los políticos es sencillamente así. Yo creo que no están a la altura de sus ciudadanos. Ni en España ni fuera de ella. Pero esa desconfianza hacia ellos no me desanima de creer que la realidad se terminará imponiendo. Y la realidad es que se necesita un nuevo marco político a menos que nos carguemos el euro. Y no creo que los políticos ni sus intereses que van unidos a los de los grupos industriales y financieros vayan por ese camino, aunque nunca se sabe.

    La corrupción y los escándalos de los políticos aunque se producen en todos los países no afecta a todos ellos por igual. En España o Italia abundan más que en el resto de Europa. No obstante soy optimista y creo que las instituciones conseguirán reducirlo porque hacerlo desaparecer es imposible. Me conformo con que se llegue a los niveles de los países escandinavos.

    Yo en cuanto a las ideologías, aunque tampoco me sumo plenamente a ninguna, tengo más fe. Y es cierto que en muchos casos son exclusivamente herramientas para acceder al poder y someter a los ciudadanos.

    La psicología latente en los pueblos es cierta y por eso renacen en momentos de debilidad social o democrática. Por eso se debe conocer bien la historia e interpretarla como fue y no como muchos políticos y sus pesebreros la presentan. Porque una población bien informada respecto a la historia es menos manipulable ideológicamente y mucho más difícil de meter en cantares respecto a paraísos futuros o pasados a los que volver.

    La carta del griego tiene mucha razón pero es para lo que es, para contestar al alemán. No para exigir responsabilidad al alemán aunque Alemania fuese responsable en su día de todas las monstruosidades cometidas. Grecia por sí sola y en una Europa en paz no habría alcanzado jamás a Alemania como potencia económica. Es precisamente en una UE integrada políticamente donde eso se puede conseguir. Si se van de Grecia las 130 empresas alemanas Grecia se hunde todavía más y esas empresas serían sustituídas por otras que, evidentemente, tampoco serían griegas. No tiene posibilidades Grecia para desarrollar tecnologías ni realizar inversiones que le permitan crear empresas de esa envergadura. Es dentro de la UE y con las ayudas como Grecia, al igual que España, Portugal u otros ha elevado los niveles de renta de sus ciudadanos acercándolos a los de los países más ricos.

    Y del suministro de armas a los Balcanes es totalmente cierto. Y no porque ocurriera en Europa se dejó de alimentar la guerra. En primer lugar porque Europa, en este caso del Este, no se consideraba geográficamente sino en bloques. Y la Europa unida lo era, relativamente claro, en el bloque occidental. Después se ha ido ampliando. A partir de la caída del muro. La civilizada Europa, al igual que Estados Unidos y no digamos nada la extinta URSS se han dedicado a suministrar armas a países en conflicto y en muchos casos a alentarlos.

    Hoy necesariamente las cosas tienen que ir por otro camino. Y lo digo con la contradicción que supone, en efecto, confiar POCO PERO ALGO en los políticos. Porque si no no sobreviviremos ni los europeos ni ningún pueblo. La integración no sólo europea sino mundial es una necesidad. El primer paso es conformar bloques integrados y transferir fondos haciendo un mundo integrado social, económica y políticamente. Es el “otro mundo es posible”.

    Y en la nula confianza en los políticos nacionalistas me reafirmo. Éstos sólo saben destruir: Primero España, después la UE y cualquier territorio que caiga en sus manos. Una Cataluña independiente en manos de políticos nacionalistas abocaría necesariamente a una dictadura ideológica asfixiante. Casi ya lo es en muchos aspectos como para no serlo si tienen todo el poder.

    Un saludo.

  22. momium - Domingo, 11 de diciembre de 2011 a las 17:42

    Romualdo,

    Por mucho que lo intento no acabo de ver ni entender las supuestas virtudes de una unión que lo que único que ha traído es una perdida de soberanía nacional (y por tanto de perdida y deficit democrático incuestionable) para aquellos países que están en desventaja con los poderosos norteños. Mejor dicho, con el poderoso. Porque el otro (Francia) no es más que un patético intento grandilocuente y el perrito faldero alemán

    Realmente y con los números en la mano (números de superavits y balanzas comerciales) el único y verdadero beneficiario de esta unión ha sido la gran Deutschland que se ha beneficiado de un mercado con precios más o menos asegurados y protegido al amparo de las importaciones exteriores de fuera de la unión.
    Unión monetaria que por cierto de la que nuevamente se beneficiaron y en su momento les costeó, no olvidemos, los costes de reunificación en la gran Deutschland actual. Que aquí nada en esta vida es gratis

    Así la gran Deutschland gracias a los deshonrosos PIIGS del sur libera sus tensiones inflacionistas internas y obtiene rentabilidad con préstamos que al mismo tiempo sirven como créditos para subvencionar la venta de sus exportaciones.
    Una estructura económica de protectorado o colonia continental que explica el endeudamiento económico de los países periféricos (más conocidos carñosamente como PIIGS por nuestros cariñosos vecinos del norte) que incluso, con los diferenciales que soportan actualmente en la prima de riesgo de sus bonos soberanos respecto al bundesbank, sufragan las necesidades de financiación de deuda alemana sin coste para Deutschland : la cuadratura del círculo

    Los fondos de cohesión están y estuvieron muy bien en su momento pero como todo en la vida (y como es lógico, razonable y como debe ser) terminaron hace mucho tiempo. Estamos hablando de algo temporal y un hecho meramente circunstancial en el tiempo.

    Una unión que beneficia muy mucho a unos pocos (alemanes) y perjudica muy mucho a unos muchos (el resto). Como siempre los ingleses los más listos de la clase : Que otros se sometan a los dictados del capital alemán y del BCE (que no por casualidad tiene su sede en Alemania)

    ¿ Y en qué se traduce y en qué se va a traducir todo esto en nuestra españita ? Pues en unas instrucciones telefonicas muy concretas y muy determinadas de la supercanciller de nombre Angela al Sr. recientemente electo de nombre Rajoy, que se traducen en : Más recortes sociales y retroceso en las condiciones laborales, incremento de la presión fiscal, desmantelamiento de servicios públicos y privatizaciones de lo que pueda quedar por liquidar.

    Los países periféricos, cada cual por sus causas y motivos diferentes, se empeñaron en un periodo de expansión crediticia promocionada por el BCE y Francfort. Ahora toca pasar por caja para devolver lo impagable a los prestamistas. Alemania impone sus tesis de bombero y pirómano al mismo tiempo : a más diferencial de deuda con sus bonos, mayor receptividad a sus recetas neoliberales. Rescates, a cambio de ajustes. Respuestas de calado como una intervención más decidida del BCE : pues sí, pero claro, tragando con el discurso integrador europeo que es la coartada para imponer el rodillo alemán.

    Alemania maneja de manera certera la sartén para romper a los eslabones más débiles de la unión y los precipita a una quiebra planificada cuyas consecuencias abocan a la fuerza al expolio planificado a manos del capital alemán, acreedor de la menos poderosa y en desventaja periferia europea.

    Sobre lo que dices de Grecia, creo que lo acabo de constestar con lo expuesto. El problema no es Grecia. El problema es el bombero-pirómano que enciende la mecha y se presenta al mismo tiempo como solución a los problemas griegos : El problema es la unión.
    Tampoco estoy de acuerdo en lo que dices sobre que Grecia no tiene posibilidades para desarrollar tecnologías por si misma o realizar inversiones (un respeto que cuando los bárbaros comesalchichas iban con taparrabos estos daban lecciones magistrales de filosofía ciencia y democracia). Potencial tiene todo el mundo y hasta el más tonto hace relojes, otra cosa es que no le dejen. Y aunque así fuera, aunque no pudieran desarrollarse por si mismos…el problema de Grecia no es Grecia, el origen del problema sigue siendo el mismo : la unión y sus bomberos-pirómanos.

    Dices que la integración es una necesidad. Pues mire usted, depende (y no me refiero al tipo de integración étnica, sociocultural, etc…). Depende como sea dicha integración y en que condiciones se de el acuerdo para las diferentes partes. El idealismo está muy bien, pero el idealismo como fin en si mismo o mal llevado y no como herramienta para construir ese “mundo mejor” al que te referías es un absurdo. Aparte, claro está, de un generador de tiranía, desgobierno, ruina y desilgualdades

    E insisto y vuelvo a insistir : Alemania como pueblo, contrajo una deuda, una deuda inmensa, inconmensurable, en todos los ordenes posibles y a niveles inimaginables e incalculables, pero sobre todo en lo moral, con europa en especial y con el resto del mundo.
    No estamos hablando de tonterías, no estamos halando de cualquier cosa, aquellos “hombres” (por decir algo) querían imponer a toda costa un “nuevo orden mundial” con ellos como jefes del corral con traje de cuero y látigo y pasando por encima de cualquier hecho humano, moral o ético. Estamos hablando de cosas muy gordas, muy enormes, no de escaramuzas medievales entre Villaverde de Arriba y Villaverde de Abajo.
    Lo menos que pueden hacer en aras de la integración o de ese “otro mundo posible” sus depredadores y especuladores hijos y nietos de Berlín, del BCE de Francfort y del bundesbank es mostrar un poco más de respeto por sus vecinos y dejar de presentarse como el bombero-pirómano

    Un saludo

  23. Francat - Martes, 13 de diciembre de 2011 a las 21:08

    “No se duda que Cataluña paga en tributos, aun fuera de las leyes de la proporción, más que cualquier otra provincia […]”

    “La industria y aplicación de los catalanes es uno de los mayores argumentos que se pueden hacer a las demás provincias de España, para acusarles su negligencia.”

    Francisco Mariano Nifo, 1779

    No veig perquè la cosa hagi hagut de canviar gaire d’ença de llavors !!!

  24. momium - Miércoles, 14 de diciembre de 2011 a las 11:28

    Francat – Martes, 13 de diciembre de 2011 a las 21:08

    “La industria y aplicación de los catalanes es uno de los mayores argumentos que se pueden hacer a las demás provincias de España, para acusarles su negligencia.”

    Francisco Mariano Nifo, 1779

    _________________

    Bastante complicado por no decir imposible que en 1779 hubiera ninguna “industria” en Cataluña puesto que la revolución industrial no llega a Cataluña hasta mediados del s.XIX : Metafísicamente imposible

    Incluso Andalucía se le adelantó unas decadas en el XIX. Aunque luego esos desarrollos andaluces fueran desmantelados debido al proteccionismo salvaje impuesto por la oligarquías vasco-catalanas al estado

    A otro perro con ese hueso que no cuela

  25. momium - Miércoles, 14 de diciembre de 2011 a las 11:34

    Toma Francat, te lo dedico. Lo he colgado anteriormente, es lo que desmonta la visión particularmente edulcorada, mitómana, narcisista y megalomaníaca de la cosa. Vamos, que sois como todo el mundo pero con más morro y más jeta :

    ____________________________

    EL CONTEXTO ECONÓMICO :

    El particular desarrollo de la región vasca proviene exclusivamente de su integración en España y su participación en la economía castellana al igual que cualquier otro territorio; se beneficiaron por lo tanto de la bonanza del comercio del Norte y luego del comercio Atlántico.

    El reino de Aragón, pese a su antiguo esplendor no logró la fuerza financiera necesaria para competir comercialmente ni en el mercado interior (debido a las numerosas barreras aduaneras internas) ni con la Banca extranjera (p.ej., Andrea Doria, genovés, fue banquero de CarlosV) que obtuvo beneficios comerciales y privilegios para establecerse.

    La orientación de la economía vasca, que se ha mantenido hasta hoy, se ha caracterizado por la fabricación de productos industriales pesados (construcción naval, industria del hierro), con el Estado como único cliente (e impulsor) posible, y la aplicación masiva de capital de procedencia extranjera, local, e incluso estatal. Así se produjo un rápido desarrollo del capitalismo y una notable capacidad financiera traducida en la creación de los mayores bancos de España.

    En Cataluña, el desarrollo fue completamente distinto. El comercio Mediterráneo de productos agrícolas, vino, y pequeña producción artesanal, solamente permitió la lenta formación de una pequeña clase media rural (que posteriormente se deslizó hacia actividades industriales). No habiendo podido crear una potencia financiera, basó su desarrollo industrial hacia los bienes de consumo (textiles, etc.,) que no requieren elevadas inversiones ni dependen de la intervención del Estado y se orienta al pequeño consumo. En consecuencia el aspecto comercial fue predominante. Este tipo de desarrollo generó elites locales fuertes pero no poderosas a nivel del Estado, y una amplia variedad de clases medias.

    Las circunstancias históricas que mantuvieron a ambas regiones al amparo de la contribución militar y económica requerida por la política imperial de la dinastía de los Habsburgo (fuero e inmunidad, en el caso vasco; mantenimiento autónomo de la Corona de Aragón e incluso la no integración plena en el sistema tributario, en ambos casos incluso después de 1716, pese a los tan denostados decretos de Nueva Planta) y al propio tiempo gozar del beneficio del mercado interior, provocó el retroceso del reino de Castilla y favoreció las incipientes diferencias en el grado de desarrollo que acumulativamente se han hecho significativas en ambas regiones.

    Aunque el desarrollo industrial fue tardío (e impulsado por el Estado y la financiación extranjera) fue suficiente para que en las décadas anteriores a la Guerra Civil (1936-39) y muy especialmente durante el franquismo éstas regiones se sobredesarrollaran con respecto al resto, creando así las condiciones para la movilización nacionalista como instrumento para alcanzar sus objetivos.

    En este punto, y aunque sea una disgresión, es necesario referirnos a dos mitos difundidos a lo largo del tiempo por las interpretaciones interesadas de los “historiadores” nacionalistas, y que parecen haber sido asumidos por la población española; son importantes porque forman parte de la estrategia legitimadora de los nacionalismos y porque inducen el sentimiento de sobrevaloración de los ciudadanos de esas áreas y el complejo de inferioridad de los restantes.

    Se trata de:

    El mito de “somos los únicos desarrollados” en un país agrario, inmovilista, atrasado, atávico, tradicional, sin cultura … Se trata del mito de “la isla industrial”.

    EL MITO DE LA ISLA INDUSTRIAL :

    Con relación al supuesto inmovilismo agrario hay que decir que durante el s.XIX la agricultura peninsular, aún sometida al azar de las malas cosechas, fue capaz de alimentar a toda la población sin recurrir a compras en el extranjero y vendiendo producto al exterior; esa bonanza estimuló la modernización de sus infraestructuras (industria harinera, molinos, y ferrocarril).

    El ferrocarril estuvo estrechamente vinculado a la agricultura; surgió como consecuencia del mercado agrario y se construyó por la iniciativa, y el dinero, de los propietarios agrarios importantes, con la finalidad de abaratar el transporte. Simultáneamente ese medio permitió la comercialización de otros productos (perecederos) que anteriormente no habían podido ser objeto de intercambio.

    Como instrumento económico, el ferrocarril, se inició hacia ~ 1855. Su importancia fue tal, que por sí mismo, produjo la integración real del mercado español al superar la dificultad que la geografía de España opone a las comunicaciones terrestres. Ese obstáculo había regionalizado la actividad comercial hasta entonces. Con el tren, no solamente se incrementó el comercio, sino que impulsó definitivamente la “especialización productiva”, dando lugar a las economías complementarias (que constituyen una economía nacional) entre las zonas agrícolas e industriales, uniendo el interior y la periferia.

    La agricultura no fue ni atrasada ni inmovilista. Hacia el final del siglo se produjo la hecatombe de los mercados europeos con la irrupción de los productos americanos, argentinos, canadienses y australianos. Esto provocó un frenazo importante al proceso de modernización. No obstante, la agricultura peninsular no se colapsó pese a la invasión de grano barato en el litoral (Castilla vendía el 50% de su producción en Cataluña, al suministrarse ésta con grano exterior, más barato, la infligió un duro golpe), y los más competitivos subsistieron: Castilla y León con los cereales, y Andalucía incluso alcanzó la hegemonía del aceite en Europa hasta bien entrado el s.XX.

    En esas circunstancias, agricultores y viticultores (zona mediterránea) reclamaron, y obtuvieron, del Estado la protección arancelaria. En cambio no lo logró, y por tanto desapareció, la ganadería lanar, que no podía competir con la lana extranjera importada a bajo precio para favorecer a los fabricantes textiles catalanes.

    En cuanto a la industria, también el punto de vista difundido está distorsionado interesadamente. Durante el s.XIX la industria creció bajo el proteccionismo del Estado, con el mercado interior al amparo de la competencia internacional. Los catalanes fueron quienes constantemente exigieron el proteccionismo aduanero, requiriendo un mercado nacionalizado, a través de sus asociaciones empresariales (el Instituto Industrial de Cataluña y el Fomento de la Producción Nacional).

    Al inicio del siglo, las mejores perspectivas industriales las tenían Cataluña y Andalucía. Andalucía fue pionera en el uso del vapor como fuerza motriz (50 años antes que Cataluña) en la industria molinera y en el curtido de pieles.

    En 1830 se instalaron Altos Hornos en Marbella, y junto a ellos se desarrolló una serie de industrias: algodonera y lanera (ambas equipadas con la más moderna maquinaria, igualando la capacidad catalana), industrias químicas auxiliares y del ácido sulfúrico. Pero todos esos desarrollos, se enfrentan a un problema básico: el carbón (la única fuente de energía en esa época).

    El carbón local era de mala calidad, y al tener que utilizar el procedente de Asturias, se encarecían los costes. Se solicitó del Estado una rebaja aduanera para importar carbón europeo barato, pero las protestas de los industriales del Norte (que utilizaban carbón inglés), impidieron la concesión. La siderurgia tuvo que cerrar en 1885. Con ello se frenó la ya iniciada expansión de los ferrocarriles en la región, y el intento de construcción de una industria avanzada. La actividad se limitó a la transformación de productos agrícolas (vino, azúcar, refino de aceite,…) y la industria química quedó muy reducida. La huida de capitales propios dejó en manos del capital extranjero la rica minería (líder mundial en la producción de plomo) y la industria química complementaria, y como consecuencia los beneficios no revirtieron en la región, no dando lugar a ningún desarrollo posterior, funcionó como una colonia.

    Encontramos ejemplos similares en la industria carbonera asturiana, que pese a su riqueza, sólo promovió un muy lento desarrollo industrial, por falta de capitalización, ya que a la cercana industria vasca le fue posible importar carbón inglés.

    Estos ejemplos, y muchos más, indican que el proteccionismo actuó de forma selectiva, favoreciendo a unos y perjudicando a otros, pero sin voluntad clara de tender al desarrollo de todo el país. También nos muestran la capacidad real de las elites locales para influir en el Estado a favor de sus intereses particulares, en particular para mantener el “mercado cautivo”, impidiendo el acceso a los productos industriales europeos, más baratos.

    Las acciones de las elites locales sobre el tan odiado (y débil) Estado centralista tuvieron grandes consecuencias económicas y sociales. Produjo un desarrollo absolutamente desequilibrado del país (promoviendo, a la vez, una imagen fraccionada del mismo); la prosperidad que la industrialización promovió se concentró en esas dos zonas (catalana y vasca), que absorbieron el excedente de trabajadores procedentes de la agricultura, despoblando así a las zonas agrarias del interior. El efecto generó una dinámica progresiva; el crecimiento económico en ellas transcurrió paralelamente a la llegada de trabajadores de otras regiones, fortaleciendo al mismo tiempo el propio mercado local.

    Los nacionalistas jamás reconocerán estos hechos, corroborados con los datos estadísticos, que atentan contra sus supuestas superioridades raciales: cultural, laboral, empresarial etc., y han desarrollado una actitud xenófoba hacia quienes, según ellos, vienen a “comer su pan” y a “destruir su cultura y su identidad”. Niegan por ello los cambios sociales que conlleva el desarrollo económico, pretenden la modernidad tradicionalista, el conservadurismo rural en la urbe industrial, es decir la síntesis de los opuestos; no en vano fue en esas áreas donde arraigó con más fuerza y persistencia el carlismo.

    Las regiones del interior y del sur se fueron descapitalizando, y ya en la época franquista, y también como consecuencia de ese régimen nefasto para ellas, sobrevino el absoluto estancamiento desde 1940 hasta prácticamente 1960, cautivos de sus estructuras agrarias inacabadas y sometidos a los dictados del capital de las dos regiones industriales privilegiadas.

    Nada tiene de sorprendente que las elites catalanas y vascas pretendan no solamente influir en el Estado, sino su control total y, de no lograrlo, las viejas instituciones locales son un buen lugar donde aislarse y atrincherarse.

    La difusión del mito de su singularidad requiere la puesta en circulación de diversas afirmaciones propagandísticas (e historias manipuladas) como la queja actual de que para ellos, España es un lastre, incluso un lastre histórico. La amnesia súbita les ha hecho olvidar que han sido ellos quienes han impuesto sistemáticamente el proteccionismo del cual se han beneficiado, y que examinado desde otra perspectiva, el lastre lo han sido ellos para el resto al cerrar el país al desarrollo industrial y a la innovación procedente de Europa.

    También afirman que: “Diversas causas (mercado pobre, malas comunicaciones, etc.) impidieron que la burguesía catalana pudiera colonizar al resto de la península y que, incluso, ella misma fuera parcialmente colonizada por el capital extranjero.” (de “Fulls dels Enginyers”, enero 2000, pág.9), la irracionalidad, y la soberbia, del nacionalismo ya no pueden ir más lejos, resultando que es culpa del colonizado el que el colonizador sea un incapaz.

    La realidad es que siempre han necesitado de un mercado cautivo de sus intereses (aunque pobre) porque jamás fueron, ni lo son, capaces de colocar sus productos en el mercado internacional, ni por precio ni por calidad.

    Es un hecho también que pese a los extraordinarios beneficios que obtuvieron de la neutralidad española en la 1ª Guerra Mundial, no se generó, aprovechando la posición de ventaja sin riesgos, ningún tipo de mejora productiva ni de procesos ni de productos, ni tan sólo la renovación de instalaciones; tras la contienda fueron inmediatamente barridos de los mercados internacionales, y durante ese período sin competencia no fueron capaces ni de cosechar un mínimo prestigio, fabril o comercial, que les hubiera permitido alguna presencia internacional posteriormente.

    Constatamos que solamente “triunfan” cuando no hay competidor, nada más se evidencia su capacidad industrial y organizativa cuando están solos, rodeados de muros que les aislan del mundo, como con el monopolio en Cuba… o con ¡el régimen franquista!. Las importantes inundaciones de la comarca del Vallés (inmediaciones de Barcelona) en 1962 arrasaron las fábricas de la brillante industria textil catalana mostrando con consternación la estafa: toda la maquinaria era prácticamente material de museo, jamás, desde sus orígenes, había sido renovada. De igual modo la siderurgia vasca es antediluviana y no admite la menor comparación con cualquiera otra europea. Se podrían acumular muchos casos que dejan sin fundamento cualquier arrogación de prestigio, no se trata de casos personales, son los sectores completos, que sólo han generado industrias mediocres o ineficientes.

    Como quiera que sea, la industria en ambas regiones se ha desarrollado exclusivamente en el contexto español del que todavía dependen por completo. A título de ejemplo se muestran alguno datos:

    % de PIB español :

    Cataluña (15% de la población) :

    1960 : 18%
    1973 : 20%
    1985 :19%

    País Vasco (5.7% de la población) :

    1960 : 7%
    1973 : 7%
    1985 : 6%

    CATALUÑA :

    Exporta al resto de España :

    1967 : 69%
    1975 : 76%

    Importa del resto de España :

    1967 : 89%
    1975 : 85%

    No hay pues genialidad alguna, ni existe el “carácter de los pueblos”, que explique el éxito de esas regiones a parte de la trayectoria histórica, que es la que es, y las circunstancias políticas que han tenido lugar en la Península Ibérica, inextricablemente enlazadas a la historia de Europa y del mundo.

    _______________________________________

    BIBLIOGRAFÍA :

    Balcells, Albert. “El nacionalismo catalán” 1999 Historia 16. Madrid

    Diez Medrano, Juan. “Divided nations. Class, Politics, and Nationalism in the Basque Country and Catalonia” 1995 Cornell University Press, Ithaca (NY).

    Expo92 Sevilla. “Navegación”. Centro Publicaciones Expo’92. Sevilla

    García Cortázar, Fernando. “El nacionalismo vasco” 1999 Historia 16. Madrid.

    García Cortázar, Fernando. “Breve historia de España” 1994 Alianza Editorial. Madrid

    Nogué, Juan. “Nacionalismo y territorio ” 1991 Editorial Milenio. Lérida

    Percebal, José Mª. “Nacionalismos, xenofobia y racismo en la comunicación” 1995 Ed. Paidós. Barcelona

    Ringrose, David R. “Spain, Europe and the ‘Spanish miracle’” 1996 Cambridge University Press.

  26. momium - Miércoles, 14 de diciembre de 2011 a las 11:37

    LAS 10 MENTIRAS DEL NACIONALISMO VASCO-CATALÁN :

    Mentira 1: “Cataluña no pudo participar en el comercio americano”.

    Incluso en los inicios participaron, a través de los agentes autorizados en los puertos de Sevilla y Cádiz. Después el tan odiado por ellos, rey Felipe V, creó los monopolios de la Compañía de Barcelona y de la Compañía Guipuzcoana de Venezuela, sobre varias zonas americanas.

    Mentira 2: “Cataluña desarrolló su industria por sí misma”.

    Fueron de los beneficios del comercio americano (monopolio total y absoluto) y los ahorros de las zonas más agrícolas del resto de España (porque su banca fracasó). Después un proteccionismo salvaje y feroz ha hecho el resto

    Mentira 3: “Siempre se ha marginado a Barcelona”.

    Ellos marginaron a los demás. La Compañía de Barcelona y la Guipuzcoana de Venezuela controlaron todo el litoral levantino y cantábrico, anulando el desarrollo económico de ciudades como Mataró, Alicante, Valencia, Málaga, Santander y La Coruña.

    Mentira 4: “España vive de Cataluña”.

    Nunca ha sido verdad. Perdidos todos los territorios americanos, exigieron un proteccionismo absoluto y crearon un mercado cautivo a medida de su subdesarrollada y poco reinvertida industria.

    Ahora aún es peor, nos roban y oprimen.

    Mentira 5: “Cataluña genera más riqueza que la recibida”.

    Navarra o Baleares tienen una renta per cápita mayor, y Madrid (la obsesión de los catalanistas) supera a Barcelona en comercio e inversión industrial, y sobre todo, aún serían menos sin el mercado, los capitales y la mano de obra españolas.

    Mentira 6: “Cataluña quiso reformar España”.

    Todas las intervenciones catalanas en la política nacional han sido interesadas y nefastas : Cambó en la etapa de Primo de Rivera, la disolución en el seno de la I República, las agitaciones de la II, la traición a sus aliados en la Guerra Civil, la permisividad del franquismo con ellos y el constante acoso en la actual democracia.

    A los catalanistas, a diferencia de los asesinos vasquistas, no les basta con la separación sino que quieren seguir dominando y para ello necesitan un conjunto de cantones desmembrado.

    Mentira 7: “Somos progresistas”.

    Jamás lo han sido. Su ideología nace del reaccionarismo católico, como en el caso vasco, y su “integración” es el reverso de la actitud racista : negar al otro.

    Sus aparentes políticas “progresistas” en el campo socio-cultural le sirven para esconder sus propósitos, diluir a la izquierda y a las fuerzas democráticas y eliminar resistencias del pueblo y la cultura (sobre todo el idioma) españoles.

    Mentira 8: “Somos solidarios y tolerantes”.

    La “solidaridad” es infiltración, sólo les interesa ondear la banderita y, sobre todo, atacar lo español y a los españoles, objeto de su odio y envidia.

    Quien se mira el ombligo con intenso fanatismo no puede aceptar a otros.

    Mentira 9: “Atacan a Cataluña”.

    Todo nacionalismo crea una nación imaginada y la convierte en fetiche político y banderín de enganche de todas las frustraciones personales y colectivas de sus componentes.

    Quieren ser porque no son ni fueron.

    Mentira 10: “Cataluña es”.

    No es nada. Económicamente sólo existen Barcelona y Tarragona, y el término territorial “catalán” no existe más que en el voluntarismo nacionalista surgido en el siglo XIX y las manipulaciones de sus instituciones.

    El “antiguo reino” no existió sino como condado enfeudado al aragonés, cuya bandera copiaron.

  27. momium - Miércoles, 14 de diciembre de 2011 a las 11:41

    http://www.aragonliberal.es/noticia....otid=40841

    13.8.2010.

    España, colonia de Cataluña

    Por : Juan Pontejos

    Hablemos un poco de historia : Cuando se unieron los Reinos de Castilla y Aragón por el matrimonio de sus Reyes, los Católicos Isabel y Fernando, la administración territorial de los mismos no sufrió grandes alteraciones.

    Cataluña siguió disfrutando de sus privilegios en cuanto a contribuciones, tanto económicas como militares, que eran necesarias para realizar la política de los “Reyes de España”. La política “Imperial” de los Austrias españoles la pagó íntegramente Castilla (con los territorios pertenecientes a su corona).

    En 1640, el Conde-Duque de Olivares trata de que Cataluña coopere con el resto de España en la “Guerra de los Treinta Años”. Pide que aporte algunos fondos, unos pocos soldados y acepte la estancia en su territorio de los ejércitos que luchaban contra Francia en defensa de la frontera catalana. Se produjo el “Corpus de sangre”… y la Proclamación por los catalanes de Luis XIII como Conde de Barcelona, que reinó doce años sobre Cataluña… Terminó este “curioso” episodio con la sublevación ¡nuevamente! de Cataluña, ahora contra Francia. Llamaron en su ayuda a las tropas españolas, que llegaron, los liberaron, y quedaron integrados, por su propia voluntad, nuevamente en España.

    Felipe V en su primera visita a Barcelona fue recibido por los “notables” catalanes hablándole en español. Anuló con sus decretos de “Nueva Planta”, en 1717, muchos de los privilegios, que provenían de los antiguos fueros de Cataluña. Promovió una legislación más homogénea para toda España. Igualó los impuestos, excepto en las Vascongadas y Navarra, que siguieron gozando de sus fueros respetados luego por Cánovas al terminar la III Guerra Carlista. Suprimió las aduanas interiores entre los antiguos reinos españoles. Esta circunstancia, al liberalizar el comercio interior, fue decisiva para el enriquecimiento de Cataluña, que aumentó la cantidad de sus “colonos-clientes”.

    En los siguientes siglos va a tener lugar una auténtica guerra con distintas batallas, casi todas ganadas por Cataluña. Nos referimos a las leyes de aduanas exteriores con sus limitaciones para importar y con muy altos aranceles. Así el Código de Comercio de 1829, con su proteccionismo a la industria catalana, perjudicó notablemente el desarrollo económico del resto de España. Como muestra valen las observaciones de un turista ilustre que viajó por España en 1840. Stendhal, que es el nombre del personaje al que nos referimos, escribió en su libro de “Memorias” : “A los catalanes les encantan las leyes que obligan a cualquier súbdito español a pagar tres francos por una vara de un mal paño catalán, cuando podrían obtener un magnífico paño inglés al precio de un franco por vara”.

    Siguió la descarada política proteccionista de la industria catalana pudiéndose citar los siguientes hitos: Arancel Figuerola de 1869 (librecambista), el de 1892 de Cánovas (proteccionista), y el de Amós Salvador de 1906, el mas protector de todos. Además de proteger a la industria catalana, se rechazaban los tratados comerciales que incluían las exportaciones agrícolas del resto de España.

    En el siglo XX no cesan estas políticas. En su libro “Ni Mussolini ni Franco: la dictadura de Primo de Rivera y su tiempo”, Ramón Tamames nos proporciona los resultados de distintas batallas económicas : la nueva regulación de 1922 constituida por la ultraproteccionista tarifa Cambó. El mismo año Cambó promulgó la “Ley de quiebras para salvar la banca arruinada de Barcelona y al tiempo “para regalar un arancel ultraproteccionista a la industria de Cataluña, todo ello, a costa del resto de España”. Todos estos datos han tratado de ser borrados por los catalanistas con medias verdades, muchas mentiras y una constante manipulación del lenguaje.

    Santiago Alba fue un político liberal que destacó entre todos sus colegas españoles comprendidos desde la Restauración hasta la II República. Hoy nadie duda de las ventajas económicas que proporciona una política liberal sobre otra intervencionista y, más aún si es proteccionista. Según Tamames, Alba trató de aplicar su liberalismo económico para “Toda España”, lo que habría sido beneficioso para la nación entera. Sin embargo chocó, y perdió en el choque, contra Cambó, quien pretendió, y consiguió, que siguieran las leyes proteccionistas que favorecían solamente a Cataluña. Eso si : los catalanistas le tacharon de centralista, anticatalán y… manipularon el significado de sus ideas : Hacer una política “nacional” española que beneficie al conjunto de la nación, no es ser centralista ni anticatalán.

    Primo de Rivera, apoyado por Alfonso XIII y por la burguesía catalana, proclama su Dictadura en septiembre de 1923. Santiago Alba, simplemente por su regeracionismo liberal, pasaba en Barcelona por ser la mas viva representación del centralismo castellano; pretendió unos aranceles de aduanas de tendencia librecambista … en contraste con el viejo proteccionismo canovista para el textil” Primo de Rivera declaraba un día después de la proclamación de su dictadura: “En Barcelona, señores, el ambiente era fatal. Todos cuantos industriales y comerciantes me visitaron ese día, repetían alarmadísimos sus quejas contra el señor Alba : “Es un lladre, es un lladre”, me decían todos”. Trataba de rebajar los injustos privilegios económicos de la industria y el comercio catalanes. ¡Eso era indignante!, sobre todo porque, justamente, trataba de mejorar la situación del resto de España.

    Con “estos apoyos”, y Cambó, uno de sus principales consejeros, Miguel Primo de Rivera siguió la ya inveterada senda de protección para los productos catalanes. Seguimos a Tamames : “Con la dictadura comenzó un periodo muy activo de proteccionismo. Concretamente : la política aduanera se tradujo en el reforzamiento del arancel Cambó de 1922, al que se acumularon fuertes elevaciones de derechos entre 1926 y 1928. Tras ellas, como se puso de relieve en un estudio de la Sociedad de las Naciones, España pasó a estar en el nivel mas alto del proteccionismo mundial”

    Después con Franco: ¿Ha sido posible nunca aumentar el grado de proteccionismo del “Caudillo”?. El trigo estaba tasado, la implantación de nuevas industrias “reguladísima”, los productos industriales catalanes y vascos, sin competencia posible de la producción extranjera, en plan monopolístico, se vendían con total libertad de precios. ¿Caben mayores ayudas para el enriquecimiento de esas dos regiones? ¿Es posible que en esas condiciones prosperen las demás?

    ¿No se parece muchísimo esa situación de tantos privilegios a un protectorado económico sobre las otras regiones “comercialmente protegidas” y ¡avasalladas!? Ahora que no es posible la prohibición de importaciones por nuestra pertenencia a la CEE… ¡pretenden “de facto” una casi total independencia política! ¡ Zapatero se la otorga y el Rey se calla!. Pero la manipulación del lenguaje continúa… ¡Y las vendas colocándose lejos de las heridas!

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.