Unamuno, independentista catalán

14.12.2011 | 09:32
 

Aparece una correspondencia de Miguel de Unamuno a Manuel Azaña. El vasco le escribe al alcalaíno que considera ‘justo’ que Cataluña se convierta en un ‘Estado absolutamente independiente’. Estamos en la Navidad de 1918:

‘Me preparé por lo menos las bases de la reunión de la nación española y la catalana ya que Cataluña  ha de acabar, y muy pronto, por separarse del todo del Reino de España y constituirse en Estado absolutamente independiente.  Justo es, pues, que España pierda ahora Cataluña. Y la perderá, no me cabe duda de que la perderá. La federación no es más que una hoja de parra’.

Estas cartas, que ha adquirido el Ministerio de Cultura y están todas dirigidas (no solo las del filósofo vasco) al que fuera presidente de la II República, se convertirán en el nuevo leitmotiv del nacionalismo catalán. No sería de extrañar, incluso, que Unamuno tuviera una calle en Barcelona (mejorando la actual plaza del extrarradio e igualándolo a su paisano Sabino Arana, bien situado en el barrio alto de la ciudad) y empezaran los honores institucionales. Así se crean lo mitos. Algo más difícil será que se lea al que fuera rector de la Universidad de Salamanca. Y más aún que se estudien su obra y biografía.

Y esto último no se hará -y menos en Cataluña- porque entonces habría que coger el diario de sesiones del Congreso de los Diputados de 1931 y recordar la defensa a ultranza que, uno de los más sabios que ha dado la intelectualidad española, hizo de la oficialidad de la lengua española en Cataluña y, sobre todo, la defensa de la libertad frente a la imposición:

“Señores diputados, el texto del proyecto de Constitución hecho por la Comisión dice: ‘El castellano es el idioma oficial de la República, sin perjuicio de los derechos que las leyes del Estado reconocen a las diferentes provincias o regiones’.

Yo debo confesar que no me di cuenta de qué perjuicio podía haber en que fuera el castellano el idioma oficial de la República (acaso esto es traducción del alemán), e hice una primitiva enmienda, que no era exactamente la que después, al acomodarme al juicio de otros, he firmado. En mi primitiva enmienda decía: ‘El castellano es el idioma oficial de la República. Todo ciudadano español tendrá el derecho y el deber de conocerlo, sin que se le pueda imponer ni prohibir el uso de ningún otro’. Pero por una porción de razones vinimos a convenir en la redacción que últimamente se dió a la enmienda, y que es ésta: ‘El español es el idioma oficial de la República. Todo ciudadano español tiene el deber de saberlo y el derecho de hablarlo. En cada región se podrá declarar cooficial la Lengua de la mayoría de sus habitantes. A nadie se podrá imponer, sin embargo, el uso de ninguna Lengua regional‘.

Entre estas dos cosas puede haber en la práctica alguna contradicción. Yo confieso que no veo muy claro lo de la cooficialidad, pero hay que transigir. Cooficialidad es tan complejo como cosoberanía; hay ‘cos’ de éstos que son muy peligrosos. Pero al decir ‘A nadie se podrá imponer, sin embargo, el uso de ninguna Lengua regional’, se modifica el texto oficial, porque eso quiere decir que ninguna región podrá imponer, no a los de otras regiones, sino a los mismos de ella, el uso de aquella misma Lengua. Mejor dicho, que si se encuentra un paisano mío, un gallego o un catalán que no quiera que se le imponga el uso de su propia Lengua, tiene derecho a que no se les imponga. (Un señor diputado: ¿Y a los notarios?) Dejémonos de eso. Tiene derecho a que no se le imponga. Claro que hay una cosa de convivencia -esto es natural- y de conveniencia; pero esto es distinto; una cosa de imposición. […]”.

8 Comments en “Unamuno, independentista catalán”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. vito - Miércoles, 14 de diciembre de 2011 a las 12:51

    “sobre todo, la defensa de la libertad frente a la imposición:”

    I a continuació, el senyor Tercero ens mostra com Unamuno defenia la IMPOSICIÓ del castellà a tots els espanyols, fos quina fos la seva llengua:

    “Todo ciudadano español tendrá el derecho y el DEBER de conocerlo”

    Aquesta és la “llibertat” del nacionalisme espanyol que tant detestem els catalans.

  2. Sobre "justo" - Miércoles, 14 de diciembre de 2011 a las 15:44

    Creo que el sentido que le da Unamuno es el de que Cataluña tarde o temprano se secesionaría de España (‘justo’: como pasará, es necesario que así sea). Incluso, quizá, que eso -la secesión- sería recomendable del mismo modo que se amputa un pie con gangrena para que no la extienda a todo el cuerpo. El separatismo catalán tuvo su oportunidad histórica en la Guerra civil: no sólo no lo consiguió sino que es perfectamente sabido que Barcelona cayó en las manos del Ejército de Franco sin ninguna oposición.

  3. Ogro - Miércoles, 14 de diciembre de 2011 a las 17:28

    Vito, claro, España es una nacion, Cataluña no.
    Es normal una nación tenga una lengua común y oficial y por tanto obligatoria.
    Una comunidad autonoma no.

    Ahora, que aclarado ese punto, le compro la mercancia, total libertad, a cascarla, a ver si tienen huevos estos nacionalistas de aceptarlo. ¿Donde firmo?

  4. vito - Miércoles, 14 de diciembre de 2011 a las 19:50

    “Es normal una nación tenga una lengua común y oficial y por tanto obligatoria.”

    Els nacionalistes espanyols no sou capaços d’entendre el respecte a la diversitat que mostren per exemple suïssos, belgues o canadencs.

    El vostre horrible supremacisme us fa creure que obligar a tots els espanyols al deure de coneixer el castellà és un exercici de llibertat. La vostra imposició plena de supèrbia és odiosa.

    La llibertat l’exercim els catalans cada cop que votem per qué els nostres representants democràtics facin les lleis que pertoquin per fer del català a Catalunya una llengua tan normal com el castellà a Castella, per sobre del vostre miserable menyspreu.

    Sou la vergonya d’Europa, el vostre supremacisme és monstruòs.

  5. anto33 - Miércoles, 14 de diciembre de 2011 a las 23:49

    “Deber de conocerlo” no es deber de usarlo.Es lo mismo que dice la Constitución.No hay imposición.

  6. vito - Jueves, 15 de diciembre de 2011 a las 10:39

    “No hay imposición.”

    Així doncs, l’anto33 recolçarà la lluita de tants catalans per fer el mateix amb el català:

    “Tot ciutadà català tindrà el dret i el DEURE de coneixe’l”

    Sempre us quedeu amb les vergonyes a l’aire.

    Colla de mentiders anticatalans…

  7. Gonzalo - Viernes, 16 de diciembre de 2011 a las 16:42

    Unamuno vivió siempre en la contradicción que formaba parte de su ADN.

  8. Francat - Martes, 3 de enero de 2012 a las 22:04

    “Me preparé por lo menos las bases de la reunión de la nación española y la catalana”

    Unamuno parla de NACIÓ ESPAÑOLA i NACIÓ CATALANA.

    No és nou ni és cap contradicció, més aviat ‘estaba en sus cabales’ … abans que ell altres ho afermaren … i abans de l’esclat dels nacionalismes del segle XIX !!!

    … “y más cuando el genio de la NACIÓN como el de los Catalanes es tenaz, altivo y amante de las cosas de su País, y por eso parece conveniente dar sobre esto instrucciones y providencias muy templadas y disimuladas, de manera que se consiga el efecto sin que se note el cuidado” …

    José Rodrigo Villalpando, fiscal del consejo de Castilla, 1716

    L’un es refereix a nació abans del segle XIX i l’altre (l’Unamuno) després del segle XIX (però segueix admetent la nació catalana malgrat la preeminència dels nous i artificials Estat-Nació).
    Ogro veig que es parlava de Nació Catalana abans de què Enrics Prats de la Riba fossin ni tans sols projectes.

    Jo trobo en aquestes cartes un vulgar intent d’Unamuno per alertar a la Nació Espanyola sobre la possible secessió de la Nació Catalana, per posar la por al cos de tothom a les elits castellanes. Però en cas de produir-se la secessió catalana, Castilla hauria igualment segrestat per sempre l’espanyolitat al seu favor i la rojigualda, anihilant el passat gloriós de Catalunya.

    Jo dic, perquè us feu dir ‘españoles’ quan és un terme occità o, més encara, català, que és un diminutiu geogràfic que només significa ‘espanito’ ? Per què empreu una bandera rojigualda que no és res més que ‘manllevada’ pels castellans al segle XVIII d’una bandera CATALANA del segle XV-XVI ??? Ara ens diran que erem uns subalterns de França en els nostres inicis, doncs què millor que forjar la teva nació amb una independència de França ??

    Vegeu el següent mapa del segle XVI, a on, malgrat la mentida històrica i manipulació castellana de la història, Catalogna emprava una ‘roig i gualba’ sóta la qual arribà a conquerir les amèriques, òbviament València pertanyia a Catalogna !! Aquí sí que no hi ha contradicció possible ! Farieu bé de renegar de la rojigualda, nosaltres ja ens encarregarem de posar-la en un museu d’Història de Catalunya, òbviament neta d’escuts borbònics antihistòrics !

    http://www.histocat.cat/index.html?....T=ART00168

    Francesco Benincasa 1476.

    http://www.histocat.cat/index.html?....T=ART00209

    Andrea Benincasa, 1508. Ni València ni Aragó, Catalonia tan sols !

    http://www.histocat.cat/index.html?....T=ART00206

    Per alguns portuguesos Castilla ni tan sols existia al 1504 !!

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.