Opinión

De morosos y morosos

‘Ahora bien, la Generalidad, ¿se aplicará a ella misma la medicina que aplica a los sufridos ciudadanos cuando no cumplen diligentemente con sus obligaciones y resarcirá a los empleados públicos y a las pymes por la dilación en el cumplimiento de sus obligaciones? ¿O se irá de rositas, saltándose a la torera las leyes que regulan los comportamientos de todos los ciudadanos, tanto los corrientes y molientes como los de la casta política? Si estamos en un Estado de derecho, la ley debe ser la misma para todos y, como la muerte, no debe exceptuar a nadie’.

Manuel I. Cabezas González
Lunes, 19 de diciembre de 2011 | 08:29

Desde hace algunos días, los medios de ámbito nacional y de Cataluña se han referido reiteradamente a las dificultades de tesorería de la Generalidad para llegar a final de año. Este 16 de diciembre, viernes, los medios se han hecho eco de las medidas anunciadas este jueves pasado por el Ejecutivo de Artur Mas para afrontar el pago de las nóminas de diciembre y de la extra de Navidad de los empleados públicos, así como de las facturas de los proveedores. Y, por lo visto, pintan bastos, tanto para unos como para los otros.

Según el Ejecutivo autonómico catalán, los empleados públicos cobrarán sólo el 80% de la paga extra de Navidad el 28 de diciembre, una semana después del preceptivo 21 de diciembre; el 20% restante se les haría efectivo, sin precisar fecha, en enero. Por su lado, los proveedores, compuestos principalmente por pymes, tendrán que esperar, sine díe, para percibir el pago de sus facturas.

Ante esta situación crítica, como de costumbre, los miembros de la casta política nacionalista (CiU, ERC, PSC, ICV-EUiA y Solidaritat), como los de Fuenteovejuna, han ido todos a una: se han tirado al monte y pretenden arrancar del Gobierno un maná salvador de 759 millones de euros; y para ello, no han dudado en utilizar las bravuconadas, las amenazas y los argumentos testiculares, desprovistos de toda apoyatura legal. En efecto, al no haber firmado los preceptivos convenios con el Ejecutivo, la Generalidad no puede tener ninguna garantía real y legal de compromiso de pago, por parte del Gobierno, de los precitados 759 millones de euros.

Por otro lado, la casta política nacionalista de Cataluña no ha dudado en echar las culpas de la falta de liquidez de la Generalidad a los otros: a los incumplimientos de los compromisos del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Es decir, se ha dedicado a tratar de encontrar una imaginaria paja en el ojo del Gobierno, desviando así la vista de la viga cegadora y despilfarradora que lacera la vida económica, social, sanitaria, educativa… de Cataluña.

Ante estas nuevas medidas y las que se avecinan (el miércoles próximo, se votarán los presupuestos de la Generalidad), deberíamos preguntarnos si no hay gastos corrientes en Cataluña, que no son vitales, ni fundamentales y que pueden ser considerados despilfarros en los tiempos que corren. Estos gastos deberían ser eliminados para que la Generalidad recupere la liquidez de su tesorería y no tenga que convertirse, una vez más, en moroso. Ahora bien, la pretensión y el proyecto de la Generalidad de fraccionar y dilatar sus obligaciones pecuniarias con los empleados públicos y las pymes la convertirán en un caso paradigmático de falta de previsión, de desgobierno (gobernar es prever); y, por lo tanto, la van a convertir, de nuevo, en moroso.

¿Y qué les pasa a los ciudadanos cuando son morosos con las administraciones públicas? Viene Paco con la rebaja y les aplica a los sufridos ciudadanos el correspondiente recargo, la pertinente penalización crematística. ¿Y qué les pasa a los ciudadanos cuando son morosos con las entidades financieras? Estas les imponen comisiones y penalizaciones usureras y/o inician procesos de desahucio y/o los inscribe en el registro de morosos. Y esto último los convierte en ciudadanos apestados y marcados para siempre.

Las medidas contra las retribuciones de los empleados públicos y los proveedores, anunciadas por la Generalidad, este jueves, 15 de diciembre, denotan que las arcas de los fondos públicos están vacías. Y, por lo tanto, al llevarlas a cabo, la Generalidad se convertirá en moroso. Ahora bien, la Generalidad, ¿se aplicará a ella misma la medicina que aplica a los sufridos ciudadanos cuando no cumplen diligentemente con sus obligaciones y resarcirá a los empleados públicos y a las pymes por la dilación en el cumplimiento de sus obligaciones? ¿O se irá de rositas, saltándose a la torera las leyes que regulan los comportamientos de todos los ciudadanos, tanto los corrientes y molientes como los de la casta política? Si estamos en un Estado de derecho, la ley debe ser la misma para todos y, como la muerte, no debe exceptuar a nadie. Todos conocemos las respuestas a estas preguntas, que son congruentes con el principio, formulado por Berlusconi y que reza así: “La justicia es la misma para todos, pero no en su aplicación”. Constatado esto, sólo me queda recordar, por un lado, que “sin derecho, el Estado se convierte en una cuadrilla de bandidos” (San Agustín); y, por el otro, lo que un sensato anónimo formuló, pensando en la acción, en estos términos: “No somos de derechas ni de izquierdas. Somos de los de abajo y vamos a por los de arriba”. Por lo visto, en Cataluña, hay morosos y morosos.

Coda: “La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados”(Groucho Marx).

Manuel I. Cabezas González es profesor titular de Lingüística y de Lingüística Aplicada en la Universidad Autónoma de Barcelona

Temas: , ,

10 Comments en “De morosos y morosos”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Pablito - Lunes, 19 de diciembre de 2011 a las 09:29

    Sr. Cabezas González, pensaba que solamente el ingenuo era yo. En el magnifico desarrollo que hace en su disertación, deja insinuar que hay una base democrática. Que error, estamos en una dictadura nacionalista del mas estilo hitleriano o estalinista. La Generalitat hace lo que quiere, cuando quiere y con quien quiere y chitón.
    La prepotencia de Mas y sus boys rebasa los límites de cualquier dictadura. Son tiempos difíciles y obliga hacer recortes. Todos lo entendemos. Pero que se lo rocorten a las enfermeras para dárselo a TV3 por ejemplo o una ONG que hace banderitas catalanas, explíqueme donde está el ahorro. Si Ud. lo entiende yo no.

  2. mariachi loco - Lunes, 19 de diciembre de 2011 a las 16:04

    Pel que he vist, sembla que l’autor és un exmilitant d’upyd lleonès que intenta convencer als catalans que no podem fer a Catalunya allò que els espanyols fan a espanya.

  3. Manuel I. Cabezas González - Lunes, 19 de diciembre de 2011 a las 18:24

    PABLITO:
    · Desengáñese Ud.: no me chupo el dedo y Ud. tampoco. Tanto Ud. como yo, no somos ingenuos. Basta con que lea o relea Ud. los textos que he ido colgando en mi blog “HONESTIDAD RADICAL”, para constatar que coincido a pies juntillas con su punto de vista.

    · Comparto también lo que dice sobre los recortes: antes de tocar los pilares del Estado de bienestar (educación, sanidad, servicios sociales), hay que pasar por la tijera todos aquellos gastos que no son vitales ni fundamentales. El ahorro está aquí, en estos gastos que constituyen un despilfarro de los recursos en estos momentos. Ud. ha citado dos: TV3 y ayudas a ONG. Pero la lista sería interminable. Para ilustrar esto, no basta con citar sólo TV3; hay que citar también las otras 5 cadenas de TV autonómicas, las radios, los medios de comunicación escritos,… No hace falta que siga enumerando. En LVdB, cada día encontramos noticias de los reiterados y diversificados gastos superfluos de los detentadores del poder en Cataluña.

    MARIACHI LOCO:
    · No mire Ud. el dedo que le señala la luna. La identidad del mensajero no viene al caso. Lo importante es la LUNA (La Generalitat=moroso) que él señala con su DEDO (su cogitación lingüística).

    · Por otro lado, Ud. da muestras de una psicoverborrea preocupante, al hablar y diferenciar a los españoles y a los catalanes.Se le ha visto el plumero. Para nuestro ex-Honorable Jordi Pujol es “catalán todo aquel que vive y trabaja en Cataluña”. Además, ya lo dice el pertinente refrán castellano: “uno es de donde pace, no de donde nace”.

    · Para terminar una pregunta: los problemas de liquidez de la Generalitat, ¿son el resultado de la rapiña del Gobierno de todos los españoles —como reiteran los nacionalistas catales— o consecuencia del despilfarro y del desgobierno de los Gobiernos sucesivos de la Generalidad, que no se han comportado como responsables y diligentes padres de familia, sino más bien como esos dirigentes de las repúblicas bananeras?

  4. mariachi loco - Lunes, 19 de diciembre de 2011 a las 23:51

    Manuel I. Cabezas González

    Imagino que usted se propone para el papel del sabio de de la historieta y a reservado me ha reservado el de tonto, verdad? Bueno es saberlo para aprender de sus respuestas.

    No veo nada preocupante en diferenciar entre catalanes y espanyoles. Las palabras del Honorable (supogo que sabe que los expresidentes no dejan de serlo) y el refrán no están reservados a los espanyoles. También son de aplicación a ecuatorianos, alemanes, argelinos y a cualquier persona que venga a pacer por aquí.

    Yo le he visto el plurmero al hablar de “a casta política nacionalista”. Esta terminologia no suele usarla la gente corriente de por aquí. Como en el chiste, le coloca a usted dentro de un 1% de excéntricos que defienden que Elvis sigue vivo.

    Usted debería saber que para ser responsable de algo, primer hay que tener la capacidad de control. Mientras la Generalitat no pueda administrar el dinero de nuestros impuestos, el responsable será el que decide que parte nos va a dar y que parte se va a quitar.

    No me parece justo tener a alguien encadenado y después echarle en cara que no viaja.

    Lo que más me ha escandalizado de lo que he leído de usted es el hecho de que finja no saber lo que es una isoglosa. Usted sabe perfectamente que aunque en Catalunya se hablen más de 100 idiomas, sólo dos 3 pueden aparecer en un Atlas lingüístico: catalá, occitano y caló.

    Usted sabe perfectamete que existe un catalá de Girona y un castellano de Valladolid, pero no un “castellano de Girona”. En la ciudad de Giroa se puede escuchar castellano con acento argentino, andaluz, ecuatoriano o vallisoletano (i/o una mezcla de todos ellos), pero no existe una variedad particular e identificable de castellano particular de Girona.

    A este hecho lingüistico se le pueden dar muchos nombres, pero fingir es un “invento nacionalista” dice muy poco de quien intenta (ab)usar de su conocimiento científico para arrimar el ascua a su sardina.

  5. juanki - Martes, 20 de diciembre de 2011 a las 22:44

    Ya lo creo que se habla español de gerona y de Tarragona asi como en Barcelona es distinto, no asi el idioma impuesto que intenta extinguir la riqueza de los diferentes dialectos que se hablan en esta bendita tierra española y todo por mantener los privilegios y la mamella.

  6. Romualdo - Miércoles, 21 de diciembre de 2011 a las 09:52

    El artículo deja meridianamente claro que ante el despilfarro no hay responsables. Que los gobernantes pueden malgastar a sus anchas y no responder de ello mas que políticamente si los ciudadanos les retiran el voto.

    También que han gastado lo que no tenían y en muchas cosas que no hacían ninguna falta. Y como están casi en bancarrota no quieren asumir la responsabilidad y la achacan a unos fondos que se tenían que haber transferido a Cataluña o que Cataluña tenía que haber podido recaudar.

    Lo he dicho más veces. Es ridículo que si yo me endeudo por encima de mis ingresos reales le eche después la culpa a mi jefe porque entiendo que me paga menos que lo que me merezco. Eso es del género bobo. Y es lo que hacen nuestros gobernantes en Cataluña.

    Yo creo que es hora de que un gobernante que hunde la economía de una sociedad por prácticas como politizar las Cajas de Ahorro, evidentemente no sólo en Cataluña, tenga que responder ante los tribunales. Porque ha puesto el dinero de todos al servicio de una ideología política o de un partido. Y lo ha arriesgado en exceso terminando por arruinar a la entidad. Y luego hay que sanearla con el dinero de todos o venderla a los bancos. O convertirlas en bancos. ¿Actuaban esos políticos al dictado de los banqueros?

    Deberían dar una explicación no sólo política y en el parlamento sino en los tribunales. Del gasto superfluo no lo considero exigible en los tribunales porque es muy delicado porque lo superfluo para uno puede ser esencial para otro. Pero de las malas prácticas con las Cajas de Ahorro por ejemplo sí. ¿Por qué no responden ante los tribunales?

    Y evidentemente. De la morosidad de los estados no responde nadie. ¿Que entramos en bancarrota y nos reducen los sueldos o las pensiones a la mitad, suprimen ayudas, becas, prestaciones sanitarias, educativas… o nuestros ahorros se van al garete y entramos en un “corralito”? Es igual, al final siempre pagamos los mismos y los que lo originaron salen bien situados e incluso reforzados económicamente de la situación.

    Se van con su dinero a “España” y a otra cosa. Los tontos que se hayan creído su discurso que espabilen. Eso es lo que opino y en muchos aspectos lo que pone de manifiesto el artículo.

  7. Manuel I. Cabezas González - Miércoles, 21 de diciembre de 2011 a las 11:41

    Romualdo,

    · Creo que estamos en sintonía y compartimos el mismo punto de vista ante la impunidad de la que gozan la casta política y la casta financiera que, como escribió hace algunos meses Raúl del Pozo, son como los borrachos: deben apoyarse mutuamente para no caerse.

    · Ahora bien, esta inviolabilidad de la que goza, de facto, la casta política y financiera es la consecuencia de que el conjunto y la mayoría de los ciudadanos no somos ciudadanos sino sujetos, no somos seres racionales sino borregos, no somos adultos sino niños de teta, no somos personas con dos dedos de frente sino inconscientes y despreocupados bovalicones que nos chupamos aún el dedo,… (en el blog HONRAD.BLOGSPOT.COM, he colgado algunos textos donde abordo esta cuestión: “Si votas, no te quejes después”, “Les moutons de Panurge”, etc.).

    · Una medida muy simple para hacer morder el polvo a las dos castas (la política y la fianciera), que están conchabadas, sería simplemente amenazarlas con retirar todos o simplemente una parte de los depósitos que tenemos en los bancos y cajas de ahorro; y si la amenaza no surte efecto, provocar la emigración de nuestro pecunio y meterlo debajo del colchón. Así de simple y eficaz. Sería mano de santo.

    · Ahora bien, lo simple es, muchas veces, lo más difícil de ver y de aplicar ¿Para que tenemos la cabeza nosotros, los “sujetos”, los “borregos”, “los niños de teta”, “los bobalicones que nos chupamos aún el dedo”? ¿Para peinar cabellos o canas? Si la casta política y financiera sigue ordeñando nuestras nóminas, nuestros bolsillos, nuestros ahorros,… hasta dejar escúalidos nuestras pequeñas y casi yermas ubres, creo que nos lo hemos ganado a pulso y merecidamente. ¡Quien avisa no es traidor! ¡Atrevámonos a SER y no sólo a ESTAR!

  8. Romualdo - Miércoles, 21 de diciembre de 2011 a las 17:48

    Manuel I.

    Estoy totalmente de acuerdo con lo que dices. Si todos reducimos el consumo pongamos un 20% y retiramos nuestros ahorros del Banco, no es que ya no nos produzcan nada es que encima pagamos por tener cuenta, provocaríamos tal caos que tendrían que tomar medidas serias en beneficio de todos y no del poder económico y financiero como ocurre.

    Pero creo que hoy agravaríamos el problema. Porque la solución se les escapa a los políticos que ya han dado el dinero a la Banca y se han endeudado entre otras cosas para salvarla. Nos queda, por el momento confiar en que los sacrificios que nos impongan sean equitativos no cebándose en las clases medias ni dejando desamparados a los más desfavorecidos.

    De no ser así habrá que ir en la dirección que comentas. El problema es que saben que estamos muy desunidos. Es la hora de la izquierda y los sindicatos. Pero también ellos han sido doblegados y corrompidos. El PSOE por transigir con los nacionalistas con tal de gobernar, igual que el PP y los sindicatos por la vía de la subvención y repartirse con los partidos políticos su influencia en la Administración Pública.

    Tal vez la crisis sirva para que la izquierda reflexione. Ya veremos por dónde va el Manifiesto del PSOE y si hay una autocrítica de verdad y se resitúan ideológicamente. Una organización espontánea de los ciudadanos suele durar poco aunque a veces es muy efectiva como llamada de atención. Es lo que ha ocurrido con los indignados.

  9. Manuel I. Cabezas González - Miércoles, 21 de diciembre de 2011 a las 20:39

    Romualdo,

    · Lo que nos va a caer encima a los sufridos ciudadanos corrientes y molientes es de órdago. Y, sin embargo, no somos los responsables de la situación crítica que se está viviendo en España.

    · Los responsables están idenficados y tienen nombres y apellidos: la casta política, que se ha creído que todo el monte era orégano, que el dinero público no era de nadie y que se podía tirar sin límite con pólvora del rey; y la casta financiera, que se ha dedicado a la “ingeniería financiera” y que se ha metido y nos ha metido en un berengenal descomunal.

    · Por lo tanto, ética, jurídica y razonablemente no nos pueden pasar la factura a aquellos que hemos cumplido con nuestras obligaciones y que hemos sido unos ciudadnos modélicos. El que la haya hecho que la pague. Por eso, disiento contigo cuando propones bajar la cerviz y que no nos carguen con todas las culpas.

    · Como te decía en mi último comentario, debemos dejar de ser “sujetos”, “borregos”, “niños de teta”, “bobalicones que nos chupamos aún el dedo”, para defender nuestros derechos y nuestro bienestar. La solución no vendrá de la casta política de izquierdas, como sugieres tú; ni tampoco de la derecha. Te recuerdo una cita de un anónimo cogitador, que he insertado al final de mi texto: “No somos de derechas ni de izquierdas. Somos de los de abajo y vamos a por los de arriba”.

  10. Romualdo - Jueves, 22 de diciembre de 2011 a las 08:44

    Manuel I:

    Estoy totalmente de acuerdo con lo que dices. Efectivamente somos los de abajo. Pero lo tenemos difícil pues saben que no estamos organizados. Yo lo único que te he querido decir es que sin organización no vamos a conseguir nada más allá de alguna revuelta espontánea si la cosa se pone muy mal.

    Claro si la cosa se pone tan mal que las revueltas son como las ocurridas en el Norte de África la cosa sería diferente. Pero eso sería muy grave y respondería a una situación terrorífica. Por eso me temo que más allá de pactos al estilo de los de la Moncloa en su día y una defensa de los de abajo por parte de la izquierda que es la que está organizada, y la que nos puede organizar, poco vamos a poder hacer. Desgraciadamente.

    No obstante soy optimista a medio y largo plazo. Creo que los Indignados y los que dicen que otro Mundo es posible, tal que el foro de Porto Alegre nos pueden ir conduciendo a un mundo que no se someta al poder económico y financiero. Sé que son utopías pero no tenemos otra cosa.

    Porque con lo que planteas ¿Cómo nos vamos a defender? ¿Saliendo a la calle? ¿Con qué planteamientos y en qué forma? Creo que se debe retormar el movimiento de los Indignados que estuvo muy bien organizado. De lo contrario podemos caer en revueltas como te he dicho de consecuencias imprevisibles.

    No creo que debamos bajar la cerviz porque el dinero que se ha inyectado a la Banca es de todos y deberían reintegrarlo cuando obtengan beneficios. Es lo menos que les debe exigir un gobernante. En fin sé que habrá sacrificios y que la sociedad está, estamos mentalizados para aceptarlos a no ser que podamos ir a por el dinero de los Bancos y de los ricos directamente vía revolución pero eso lo veo difícil y peligroso. Ya sabemos cómo acaban las revoluciones.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.