Cataluña

Las tres ‘macroleyes’ ómnibus se ponen en marcha tras ser aprobadas por el Parlamento autonómico

Ortega (CiU) define el objetivo de las normas: “Simplificar la administración, agilizar los trámites e impulsar la actividad económica”.

Redacción
Viernes, 23 de diciembre de 2011 | 12:03

El pleno del Parlamento autonómico celebrado esta semana ha aprobado las tres leyes ómnibus presentadas por el Gobierno autonómico. CiU ha contado con la ayuda (variable) de PSC, PP y ERC para la aprobación de las tres normas autonómicas que tienen como objetivo simplificar y mejorar la administración pública y promocionar la actividad económica.

La encargada de presentar el proyecto conjunto de las tres leyes ha sido Joana Ortega, vicepresidenta de la Generalidad y consejera de Gobernación y Relaciones Institucionales, del que ha destacado “el claro objetivo de simplificar la administración, agilizar los trámites e impulsar la actividad económica” y ha elogiado a los diputados autonómicos de los distintos partidos que han participado en las distintas ponencias en el Parlamento autonómico.

Modifica 30 leyes en ocho ámbitos

El pleno parlamentario ha aprobado el proyecto de Ley Ómnibus de simplificación y mejora de la regulación (excepto los artículos 28, 181 y 182, en materia de agua y ferrocarril, respectivamente, que han sido rechazados) con los votos de CiU y Joan Laporta, siempre, y de PSC, PP y ERC en función de los distintos puntos del texto articulado. Por su parte, ICV-EUiA y Solidaritat han votado en contra de todo el texto. Y Ciudadanos se ha abstenido en la mayoría de los artículos. Se habían presentado casi 400 enmiendas, pero solo se han aprobado una veintena.

Esta primera Ley Ómnibus modifica 30 leyes y dos decretos legislativos, modificaciones que afectan a ocho ámbitos: el agroambiental, el cultural (simplifica el proceso para la declaración de fiestas de interés público a nivel autonómico), el deportivo, el económico, el de seguridad, el social (se prevén medidas de apoyo para el retorno de los ciudadanos de Cataluña emigrados), el territorial y el jurídico.

Agilizar los trámites y procesos administrativos

La segunda ley, la Ley Ómnibus de agilidad y reestructuración administrativa, ha sido aprobada con los votos a favor de CiU y PSC y PP, en función de las necesidades de los nacionalistas. Joan Laporta también ha apoyado el texto; pero no ICV-EUiA, ERC, Ciudadanos y Solidaritat, que han votado en contra. El PP se ha abstenido en la votación a la totalidad de esta norma. En este caso se habían presentado 252 enmiendas. Solo se ha aprobado una del PSC.

La norma prevé una reestructuración organizativa y una reordenación de funciones en el sector público de la Administración autonómica que agilice los trámites y los procesos administrativos. En definitiva, hacer más ágil la administración y reducir sus costes. Entre otras medidas, se suprime el Laboratorio General de Ensayos e Investigaciones y el Instituto de Investigación Aplicada del Automóvil; se reduce el número de miembros de organismos de gobierno de determinadas entidades públicas, como el Memorial Democrático o el Instituto Catalán Internacional por la Paz, y regula las funciones y la composición del Consejo Nacional de la Cultura y de las Artes (CoNCA) -lo que supuso la dimisión en bloque del equipo directivo-; así como las funciones y la organización de la Institución de la Letras Catalanes, que volverá a ser una entidad autónoma de la Generalidad; finalmente, esta segunda ley ómnibus crea el Consejo Catalán de la Empresa e incorpora la regulación completa de la Agencia de Apoyo a la Empresa Catalana.

Facilitar el inicio de la actividad económica

Finalmente, ya en la sesión celebrada este jueves, el Parlamento autonómico ha aprobado la tercera ley ómnibus, con el apoyo de CiU y Joan Laporta, y PSC, PP y ERC, en función de cada artículo. Es la Ley Ómnibus de la promoción de la actividad económica. ICV-EUiA y Solidaritat se han posicionado en su mayoría de votaciones en contra; Ciudadanos se ha abstenido la mayoría de las veces.

Esta norma modifica leyes de rango legal de ámbitos diversos para establecer una regulación más clara y simplificar tramitaciones con distintos objetivos. Afectará a cuatro grandes ámbitos: el agroambiental, el económico, el sanitario y el territorial. Entre otros aspectos, modificará el derecho a la adquisición preferente del suelo agrario en favor de la Generalidad, reduce las sanciones en materia de comercio interior, facilita el inicio de la actividad turística y elimina el informe preceptivo sobre las determinaciones del plan urbanístico. Solo seis de las 299 enmiendas presentadas se aprobaron en el pleno.

Críticas por las formas y el fondo de la tramitación

Tanto desde ICV-EUiA como desde Ciudadanos y Solidaritat se ha criticado duramente estas normas ómnibus. El diputado autonómico Salvador Milà (ICV-EUiA) ha pedido amparo al Tribunal Constitucional porque la mesa del Parlamento autonómico ha impedido que el Consejo de Garantías Estatutarias se pronuncie sobre la legalidad de la Ley Ómnibus.

Jordi Cañas, portavoz de Ciudadanos, por su parte, ha calificado la norma de “auténtico Frankenstein, un fraude, un fiasco, un fracaso, una chapuza” y ha denunciado que lo que se intenta, con la aprobación de la norma, es solucionar de “una tacada” una situación económica ninguneando el debate político y “favorecer a determinados lobbies para pagar determinadas hipotecas y pagos de su grupo [por CiU]”.

Temas: ,

1 comentario en “Las tres ‘macroleyes’ ómnibus se ponen en marcha tras ser aprobadas por el Parlamento autonómico”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Juanc - Martes, 27 de diciembre de 2011 a las 10:30

    Me sorprende que se supriman el IDIADA y el L`GAI. Creo que la facturación de las dos empresas es muy importante y con su actividad son los más capacitados para dar servicio a las empresas privadas que quieran hacer I+D+i. Además el L´GAI da servicio constante como laboratorio de calibración a todas las empresas certificadas en Calidad ISO ó VDA.
    Más que suprimir, esto me huele a venta de las dos sociedades a los “amiguetes”…..

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.