Opinión

El mismo ‘psC’ de siempre

‘Los dirigentes recién elegidos no son sino una segunda generación de los famosos ‘capitanes’ que hace unos años tomaron el poder del ‘psC’ con la apariencia de rescatar para el socialismo a un partido al que las élites catalanistas metieron de hoz y coz en el terreno nacionalista, unos ‘capitanes’ que con el tiempo se limitaron a administrar su poder a imagen y semejanza de los ‘maragalls, obioles, nadales’ y demás familias representativas de la burguesía catalana de siempre’.

José Castellano
Sábado, 24 de diciembre de 2011 | 12:01

Las informaciones que dan cuenta del final del XII congreso del psC relacionan los más de cincuenta cargos elegidos como miembros de la ejecutiva encabezados por un Secretariado formado por el primer secretario, Pere Navarro, y otros diez dirigentes más, formando el núcleo duro de la dirección, todos con compromisos institucionales.

A la vista de esa relación, lo primero que tengo que decir es que el nuevo PSC que pregonaba el lema del congreso es una gran mentira y que me siento estafado, estafado como ciudadano de Cataluña porque todos esos personajes fueron elegidos para importantísimas tareas institucionales que requieren plena dedicación y cobran por esa dedicación total así que al asumir ahora tan altísimas responsabilidades partidarias, o engañarán a los ciudadanos que les eligieron para dedicarse plenamente a esas instituciones que representan, o engañarán a la militancia del psC que también deberían haberles elegido para dedicarse totalmente a tratar de recuperar el partido y sacarlo de la penosa situación en la que lo dejaron los Maragall, Montilla, Zaragoza, Iceta y demás iluminados del social nacionalismo. Mi opinión es que engañan a unos y a otros al mismo tiempo.

Y no es que la acumulación de cargos orgánicos e institucionales sea nada nuevo, es que la elección de dirigentes con tan enorme sobrecarga de trabajo como suponen sus actuales responsabilidades, es uno de los muchos síntomas de la gran mentira que nos trataron de vender con eso del nou PSC como, por ejemplo, la incapacidad de los delegados para desaprobar la desastrosa gestión de la ejecutiva encabezada por José Montilla, la continuidad en la dirección de José Zaragoza, al que encima se le asciende a la ejecutiva del PSOE (y eso que él dice ser de un partido diferente) o cierta tolerancia con el pre lanzamiento de Àngel Ros como candidato a presidir la Generalidad (largo plazo me fiáis) cuando el alcalde de Lérida ni siquiera ha sido capaz de mantener su candidatura para dirigir al psC.

Esa es la tristísima e insuficiente relación de los recursos humanos, de la nómina de notables elegidos para liderar al psC, dirigentes que no tendrán más remedio que detraer tiempo del que deben a los ciudadanos de las siete ciudades más pobladas de Cataluña (salvo Barcelona), dirigentes que se verán obligados a distraer tiempo del que deberían dedicar a esos millones de ciudadanos, al Congreso o al Parlamento autonómico de Cataluña y que en las instituciones y en el partido tendrán que delegar parte de sus funciones en personal subalterno que además no ha sido elegido para los cargos donde van a actuar como meros suplentes.

Así que, con tales mimbres, pequeño y pobre cesto es el que se puede construir porque de ese congreso y con esa dirección, como tal vez estaba en la intención de quienes lo aplazaron más de uno año, imposible que salga un nuevo psC sino el mismo partido que nada tiene que ver con el honesto proyecto salido de la unidad del socialismo en Cataluña, por su expresa adscripción al soberanismo, su culposa complicidad con el régimen nacional catalanista implantado a partir de las bases sentadas por la Asamblea de Cataluña y desarrolladas por los gobiernos nacionalistas de CiU y la continuidad de los tripartitos de Maragall y Montilla.

Todo ello viene a demostrar que este pretendido nuevo psC no es sino más de lo mismo, que la acumulación de poder ha llegado hasta tal punto en el que los alcaldes, hasta ahora al frente de las respectivas organizaciones territoriales del partido, como únicos cargos institucionales de cierta importancia que aún mantiene el psC, han manejado las delegaciones que ya controlaban, han copado el congreso y ocupado todo el poder partidario para añadirlo a sus ya múltiples responsabilidades públicas.

Además, los dirigentes recién elegidos no son sino una segunda generación de los famosos capitanes que hace unos años tomaron el poder del psC con la apariencia de rescatar para el socialismo a un partido al que las élites catalanistas metieron de hoz y coz en el terreno nacionalista, unos capitanes que con el tiempo se limitaron a administrar su poder a imagen y semejanza de los maragalls, obioles, nadales y demás familias representativas de la burguesía catalana de siempre.

Y esa segunda oleada de capitanes, como sucediera con los que les precedieron, me temo que no tienen capacidad intelectual, ni voluntad y arrestos políticos para que el psC deje de ser el triste espectro de lo que correspondería ser como uno de los dos partidos más importantes de Cataluña y, sin duda, el primer partido de la mayoritaria izquierda catalana sino que se resignarán al papel de meros arrendatarios y a tratar de que los sectores sociales progresistas se sigan resignando a ese limbo de la política y a esa ciudadanía de segunda que nos ha asignado el Partido Único Catalán formado por CiU, el psC, ICV-EUiA y ERC a mayor gloria de un peligroso e imposible soberanismo.

Así que, si el próximo congreso federal del PSOE no lo remedia, en Cataluña, el socialismo seguirá secuestrado por un partido básicamente nacionalista, cómplice de los abusos contra los derechos lingüísticos de más de la mitad de ciudadanos, materializados en la ilegal inmersión en la escuela, en las multas por rotular en castellano y en sostener la creación de una sociedad monolingüe a través de la  administración y de todo lo público. Un partido actor o cómplice de gobiernos delincuentes que se niegan a cumplir la Constitución, las leyes y las sentencias de los tribunales, un partido que no planta cara al “España nos roba” ni al cuento del déficit fiscal territorial que atenta contra la naturaleza de los impuestos como medio de redistribución y justicia social. Un partido cuyos dirigentes han alimentado supuestos desencuentros y agravios del socialismo catalán frente a los demás socialistas españoles o, lo que aún es peor, de Cataluña frente al resto de España.

Con este nou psC, tan viejo como el de antes, estamos en riesgo cierto de continuar con esa especie de franquicia que deja en manos de la burguesía catalana o de sus masoveros y arrendatarios la representatividad de un proyecto socialdemócrata que ha degenerado hacia el nacionalismo identitario, que mantiene alejados de la política y disminuidos en su ciudadanía a la mayoría social no nacionalista existente en Cataluña. Pero, dije antes, todo eso es para el caso de que el próximo congreso federal no lo remedie así que, desde ya, les anuncio mi más firme propósito de continuar trabajando a la búsqueda de tales remedios, porque después del fracaso del reciente congreso del PSC, el cambio que nos lleve de verdad a un nuevo psC tendrá que llegar a partir del cambio que también necesita el PSOE y, de eso, seguiremos tratando en muy breve plazo.

José Castellano es militante del PSOE, secretario de la Junta de Ágora Socialista y cofundador del PSC

Temas: , , ,

22 Comments en “El mismo ‘psC’ de siempre”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. DESCONCIERTO TOTAL - Sábado, 24 de diciembre de 2011 a las 13:28

    Excelente artículo.

  2. Antonio - Sábado, 24 de diciembre de 2011 a las 13:35

    PSC, el verdadero culpable de todos los males excluyentes que padece Cataluña. Sin su colaboración con los nacionalistas (ellos llaman catalanismo) nunca éstos hubieran institucionalizado el RACISMO CULTURAL que hoy padecemos en Cataluña.
    Bien Pepe.

  3. Toc Toc - Sábado, 24 de diciembre de 2011 a las 14:41

    Totalmente de acuerdo con el autor.

  4. Angel - Sábado, 24 de diciembre de 2011 a las 15:38

    Me congratula saber que en el PSC Jose Castellano dice lo mismo que yo y otros votantes que fuimos del PSC y les dejemos de votar por transformarse en un partido catalanista que es lo mismo que nacionalista.

    El PSC no puede ser un partido nacionalista siendo un partido dependiente del PSOE,porque es una estafa a muchos votantes que aun creen que es un partido socialista.Es fundamental para el PSOE si quiere seguir siendo un partido con posibilidades de Gobernar España,se presente en toda España con las mismas siglas PSOE y lo mas importante con la misma ideologia y el mismo proyecto politico.El proyecto politico y el discurso de los actuales dirigentes del PSC va contra el PSOE porque es nacionalista y tiene como unica mision fabricar nacionalistas.El actual PSOE tiene muchas posibilidades de terminar como un partido marginal como termino su primo hermano IU.

  5. scolanus - Sábado, 24 de diciembre de 2011 a las 21:32

    EL JOSE CASTELLANO DE SIEMPRE no ya res a fer el spgonlisme amb estat pur,
    ANGEL tu del PSC quin nro de carnet tens ,on estaves al 76 saps qui el formaven,dont treiam els diners per la formaçio? coneixes amb PALLACH que cony presumeixes ? maxim de cornella o de ugt i PROU IMPOSTOR vols que posi nom al nick ? et desafio cuan volguis.BONES FESTES //*// “=!$ felices navidades para los catolicos

  6. juan sintierra - Domingo, 25 de diciembre de 2011 a las 01:20

    Me parece un excelente texto y un análisis acertado sobre el pasado congreso del PSC. También puede leerse otro articulo del mismo autor, sobre el próximo congreso del Psoe, en el blog http://agorasocialista.wordpress.com

  7. jaumet - Domingo, 25 de diciembre de 2011 a las 04:49

    Señor Castellano: hace ya cerca de 8 años, y después de unos cuantos batallando por lo mismo que usted defiende, algunos vimos que ahí, en aquella casa, no había nada que reformar. No se salvaban ni las paredes maestras, todo estaba viejo y muerto. Y fundamos un nuevo partido llamado Ciutadans.

    Usted es libre de empeñarse en salvar al PSC, pero ya le digo que el tiempo nos va dando la razón a algunos.

    Señor Castellano: quítese la venda de los ojos y observe los cascotes de ladrillo y teja que caen todo el rato sobre la acera de la calle Nicaragua. Deje esa casa que amenaza ruina y véngase con nosotros. Nuestra casa, aunque nueva, también tiene grietas, pero son grietas que demuestran una intensa actividad antrópica.

  8. coccinella - Domingo, 25 de diciembre de 2011 a las 11:18

    CiU ya sabiamos lo que era.
    ERC ya sabiamos lo que era.

    Es el PSC el que parecía una cosa y luego era otra bien distinta. Espiga sin granar.

  9. jrdr - Domingo, 25 de diciembre de 2011 a las 14:08

    El PSC, como el PSOE, es un partido de características totalitarias. Ellos siguen con sus intentos fracasados de ingeniería social. Son libres de existir, pero si empiezan a fastidiar con su ingeniería social, volverán a morder el polvo.

  10. escaldat - Domingo, 25 de diciembre de 2011 a las 14:49

    parla del mateix PSC que ha votat sempre a al es ordres del PSOE, fins i tot quan tenia grup propi, i que ha votat lleis contraries a Catalunya com la mateixa LOAPA? ah! ja em quedo mes tranquil…

  11. sensatez - Domingo, 25 de diciembre de 2011 a las 19:45

    De acuerdo con el análisis de Pepe Castellano. Solo encuentro una diferencia: el autor todavía confía en que el PSOE logre remediar el problema, yo, en cambio, creoq ue el PSOE es parte del problema y que desde ahí, no vendrá la solución.

    Salud.

  12. José Ruiz - Domingo, 25 de diciembre de 2011 a las 21:21

    Sigues siendo una persona maravillosa y por ello magnánima.
    Por ello, aunque la pones las 2 primeras letras de la sigla con minúsculas, te excedes.
    ¿Qué es lo que tienen de socialistas los controladores de la marca? (…”los maragalls, obioles, nadales y demás familias representativas de la burguesía catalana de siempre”, o luego los colaboradores necesarios para su credibilidad, los montilla y zaragozas, cuando faltos de “perspectivas” dejaron el PTE, antes Partido Comunista de España (Internacional) (PCE(i) ambos con la E de España, maoísta, donde eran “los chicos que buscaban locales y ponían las sillas”, o la exdependienta, De Madre, que según comentan prometió (y ha cumplido) no volver a su puesto de trabajo?
    El “psC”, se convirtió en Empresa, desde el mismo momento de su concepción y bastante antes que lo hiciera el propio Psoe por lo que su nombre bien pudiera haber sido ENC, Empresa Nacional Catalana, más “honrado”, nombre que lógicamente no adoptaron, porque con él, pocos incautos hubieran caídos en sus redes y motivo principal de que se “asociaran” a la que luego sería y sigue siendo su Empresa matriz (término que le daría el inolvidable “Cándido”).
    Tú bondad y honradez sin tacha, te hace soñar con que la Empresa matriz, Psoe, vuelva a sus orígenes…
    Un fuerte abrazo para ti, y todos los miembros de Ágora en estas fechas de esperanza y el deseo expreso que los Reyes Magos, hagan realidad vuestras ilusiones.

  13. enrique - Lunes, 26 de diciembre de 2011 a las 13:24

    No se puede decir más claro ¡bien Pepe!. Recoges en tu manifiesto el sentir y la fustración de mucha militancia de base del partido, pero “ellos”, a lo suyo, ellos, esa costra que se ha incrustado en la élite y de forma cuasi endogámica han acotado los puestos clave de la dirección del partido. Son cínicos por no querer reconocer el fiasco que ha supuesto el descalabro de las elecciones y la desastrosa gestión de Montilla y sus secuaces, los Nadal, Maragall, Tura, Zaragoza etc. siguen ahí y nuestra obligación como militantes de base y socialistas de condición es trabajar para limpiar al partido de esa lacra que son los nacionalistas/separatistas.
    Salud y felices fiestas

  14. JordiS - Lunes, 26 de diciembre de 2011 a las 15:02

    Para empezar, la categoria legal de “ciudadano de Catalunya” no existe, asi que seria mejor que dejarais de usarla. Lo demas, basura …

  15. Gallofre - Lunes, 26 de diciembre de 2011 a las 20:44

    Que placer ver que aun sigues activo y con las ideas claras y firmes como siempre.
    A esos capitanes solo decirles que trabajen duro para conseguir una buena integracion en Convergencia que es donde se encontraran cómodos.
    Y al Psoe que como no rectifique seguiremos los que pensamos en socialista, votando a opciones comoUpyd y Ciutadans, hasrtos d enviar a mas nacionalistas a las instituciones.(!Que remedio cuando te secuestran el partido al que habias votado siempre!)

  16. Pepe - Lunes, 26 de diciembre de 2011 a las 22:31

    Gallofré de El Prat—> Sant Quirze —> Manresa?????????

  17. Antifa - Martes, 27 de diciembre de 2011 a las 00:16

    Un partido que niega el derecho de autodeterminación de los pueblos no puede ser considerado socialista. Un saludo de un socialista de verdad, que defiende la libre asociación de los pueblos de la Península.

  18. Antifa - Martes, 27 de diciembre de 2011 a las 00:18

    Por cierto, cuidadín con Anglada, que los votos de los canis y garrulos chandaleros del Bajo Llobregat se los está quedando él. xD

  19. Ramón Ibero - Martes, 27 de diciembre de 2011 a las 13:04

    A mi modo de ver, el PSC está a la derecha de CIU. El separatismo de los burgueses de CIU es esencialmente económico y como tal manifiestamente interesado, mientras que separatismo del PSC –caciques, cómitres y subalternos– es ideológico e intelectualoide.Su vecino más próximo es el clero montserratino.
    CIU y PSC forman desde un principio las dos corrientes principales del Partido Único de Cataluña. Se reparten el poder y las zonas de influencia, de modo en Cataluña la política la hagan sólo los catalanes para los catalanes. El control –opresión– de la charnegada por parte de los gerifaltes del PSC obedece históricamente a un pacto entre burgueses –Pujol y Maragall– con el doble propósito de que ésta no interfiera en la política catalana y, no obstante, aporte sus votos: votos españoles convertidos en votos antiespañoles por la perfidia de unos y la cobardía de otros.
    Resumiendo: dos comunidades sociolingüísticas, una minoritaria y opresora, y otra mayoritaria y oprimida. O, lo que es igual: dictadura bajo apariencia democrática.

    ¿Hasta cuándo? .

  20. Miquel Recaixens i Formigola - Martes, 27 de diciembre de 2011 a las 18:18

    Magnífico artículo. Muchas gracias.

  21. anto33 - Jueves, 29 de diciembre de 2011 a las 01:53

    Muy de acuerdo con el escrito,pero no creo que la cosa tenga remedio.De hecho,ahora hay hasta una corriente separatista en el PSC.Como escribe alguno,por eso ha surgido Ciutadans.
    Antifa,”socialista de verdad”,los votos de PXC provienen de muchos catalanistas.Son fuertes sobre todo en Vic y ahí compiten con CIU.

  22. Antifascista - Jueves, 29 de diciembre de 2011 a las 10:24

    El autor del artículo utiliza minúculas y mayúcla en “psC” porque los social nacionalistas de ese partido decidieron visualizar la potgenciación de la C de Cataluña muy por encima de la p de partido y la s de socialista, traicionando el fondo y la forma del honrado proyecto de unificacion del socialismo en Cataluña.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.