Cultura, Medios e Internet

Un tercio de las televisiones locales de Cataluña subastadas en 2006 cerraron

La caída de la publicidad y la escasa audiencia (la inmensa mayoría no logra ni el 0,1% en Cataluña) ha forzado a algunas cadenas a recurrir a publicidad erótica disfrazada de programación y a contenidos esotéricos que se financian con el coste de las llamadas de los espectadores. El CAC ya ha sancionado a ocho operadoras por esta práctica en horario infantil.

Redacción
Miércoles, 28 de diciembre de 2011 | 11:42

Más de un tercio de las televisiones locales de Cataluña han dejado de emitir en los últimos cinco años. La crisis económica (que ha hecho reducir el flujo de subvenciones gracias a las que sobrevivían, y sobreviven, la inmensa mayoría de las televisiones, sumado a la falta de publicidad) y la crisis del sector audiovisual (falta de contenido de calidad y entretenimiento) están haciendo que el Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC) esté reconsiderando una reestructuración del sector.

Al menos 37 de las 96 cadenas que se adjudicaron en 2006 en Cataluña han cerrado por la falta de recursos económicos. Muchas operadoras, además, incumplen los requisitos de programación propia y de emisiones mínimas en catalán que exigían las concesiones. Sin embargo, como ha ocurrido con el grupo Godó, el CAC ha hecho la vista gorda y no ha sancionado a las televisiones.

Un modelo inviable

Por otro lado, tanto el CAC como las operadoras consideran inviable el actual sistema de concesiones de televisiones, según ha publicado Economía Digital este martes. La televisiones privadas no contratan publicidad suficiente para sobrevivir y las televisiones públicas han sido las primeras víctimas de los recortes presupuestarios de los ayuntamientos de todos los colores políticos.

El reparto, concretado en el año 2006 a través de un proceso de subastas, ha ocasionado que una población como Tortosa (Tarragona), de apenas 34.000 habitantes, tenga tres televisiones privadas: Canal 21, L’Ebre TV y Canal TE. El mismo panorama se repite en Figueras (Gerona), con 44.000 habitantes, donde tres cadenas locales (Empordà TV, Canal Català Selva y Canal 10 Empordà) compiten por la publicidad local.

Así, parece lógico que ya solo operen 59 de las 96 licencias concedidas en 2006. Las últimas televisiones en caer, las públicas de Hospitalet (Barcelona) y Gavá (Barcelona), que dejarán de emitir el próximo 31 de diciembre. Otras televisiones como las de Igualada y Badalona se enfrentan a una importante reducción presupuestaria que podría amenazar su continuidad a corto plazo, según se apunta en el digital antes citado.

Sanciones por publicidad en horario infantil

La caída de la publicidad y la escasa audiencia (la inmensa mayoría no logra ni el 0,1% en Cataluña) ha forzado a algunas cadenas a recurrir a publicidad erótica disfrazada de programación y a contenidos esotéricos que se financian con el coste de las llamadas de los espectadores. El CAC ha sancionado a ocho de ellos principalmente por emitir estos programas en horario infantil. El proceso ha terminado con la devolución de las licencias, tres de ellas de Localia, una de Vocento, una de Uniprex y otras de pequeñas emisoras.

El ente regulador autonómico está siendo tolerante con los incumplimientos de la programación en catalán -una legislación polémica y que el Tribunal Constitucional apuntó hacia su ilegalidad en la sentencia sobre el Estatuto- pero ha sido muy firme con la violación de las leyes de protección al menor. Estil 9 y Canal Català ha sido sancionadas con 90.000 euros por emitir programas inapropiados en horario infantil, según el CAC.

Temas: , ,

3 Comments en “Un tercio de las televisiones locales de Cataluña subastadas en 2006 cerraron”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. anto33 - Jueves, 29 de diciembre de 2011 a las 00:22

    Pues no es ninguna sorpresa.

  2. Pablito - Jueves, 29 de diciembre de 2011 a las 21:21

    Siempre es una desgracia que se cierre un medio de comunicación. Pero es mejor cerrar que dar ese lamentable espectáculo que dan algunos canales con publicidad de dudoso gusto y esas embusteras hecha cartas a las que se deberia aplicar las medidas de siglos anteriores para quemar brujas.
    Por otra parte, hay canales que por su xenofobia como TV3 deberían de llevar años fuera de las ondas.

  3. Alfredo - Martes, 10 de enero de 2012 a las 22:30

    El verdadero problema no es el cierre en si de los medios de comunicación como tal, en el sentido de llegar a perder una oferta mas amplia a la hora de informar, si no que el verdadero problema es la cantidad de profesionales que se van a quedar en el paro, desempleados y sin recursos, profesionales a los que una vez más les azota la crisis y especialmente el sector de los medios y de la comunicación, donde cada vez cuesta mas hacerse un hueco para desarrollar tu profesión.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.