Cataluña

Fallece Justo Domínguez de la Fuente, presidente de Ágora Socialista

Ex secretario general de UGT de Cataluña, militó en el PSC y se desmarcó del partido por sus postulados cercanos al nacionalismo.

Redacción
Viernes, 30 de diciembre de 2011 | 00:19

Justo Domínguez, acompañado de Francesc de Carreras (centro) y Olegario Ortega (derecha), en un acto de Ágora Socialista.

Este jueves, a media tarde, ha fallecido el presidente de Ágora Socialista, Justo Domínguez de la Fuente, tras sufrir una larga enfermedad, según ha informado la propia asociación que presidía. Fue secretario general de UGT Cataluña entre los años 1983 y 1990. Nació en 1940 en Navamorquende (Toledo), a los 14 años se trasladó a Madrid para trabajar y llegó a Barcelona una vez licenciado del servicio militar.

En la capital catalana, Domínguez empezó a trabajar como conductor de tranvías y, poco después, obtuvo plaza para conductor de autobuses. Desde este sector empezó su activismo político en defensa de los derechos de los trabajadores. En 1966, según sus propias palabras recogidas en la web de la UGT, un grupo de personas inició una queja “por la cuestión de la seguridad” en los autobuses y él era uno de ellos. Así fue como visualizó por primera vez su defensa de lo social, en plena dictadura.

Sindicalista, pero no comunista

En 1968 promovió la negociación de un convenio colectivo y, en 1969, tras obtenerlo la Seat, se firmó con los trabajadores de los autobuses. A partir de 1972, Domínguez intensifica sus contactos con el mundo sindical, pero distanciándose con el sector comunista de las revueltas en las calles de Barcelona.

En 1973, la lista de Justo Domínguez gana las elecciones al jurado de empresa dentro del sindicato vertical y al margen de las listas que presentaba el PSUC. Hasta 1976 las listas que apoyaba Domínguez ganaron. Es entonces cuando entra a formar parte de la UGT de la mano de dos militantes de la Federación Catalana del PSOE. Se afilió al sindicato y al partido político.

Según la UGT, solo Justo Domínguez consiguió en un año más de 600 nuevos militantes para el sindicato; y obtuvo una gran repercusión en toda Cataluña. Ya en 1983 se presentó para dirigir el sindicato en Cataluña y obtuvo la Secretaría General, que mantuvo hasta 1990. A Justo Domínguez le sustituyó el que todavía hoy en día es secretario general de UGT de Cataluña, Josep Maria Àlvarez.

Crítico con la deriva nacionalista del PSC

En el ámbito político, Domínguez se mostró muy crítico con la deriva nacionalista que adoptó el PSC en los últimos lustros. Tras intentar crear una corriente interna crítica con la dirección decidió fundar, junto a otros militantes y simpatizantes del PSC, Ágora Socialista, que actualmente presidía.

Así, desde la asociación defendió postulados de izquierdas, con vocación para todo el Estado y respectando y defendiendo la Constitución de 1978. Organizó un sinfín de conferencias y charlas sobre los temas de actualidad que más le preocupaban, desde temas sociales a temas de identidad (y trató el polémico distanciamiento del PSC respecto al PSOE), con el objetivo de crear opinión en la sociedad de Cataluña.

El sepelio tendrá lugar en el tanatorio de Les Corts de Barcelona a partir de este viernes por la tarde (a las 17:00 horas) y el funeral tendrá lugar el sábado, 31 de diciembre, a las 13:30 horas en el mismo tanatorio.

Temas: , , ,

22 Comments en “Fallece Justo Domínguez de la Fuente, presidente de Ágora Socialista”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. José Ruiz - Viernes, 30 de diciembre de 2011 a las 01:06

    Seguro que está en el Cielo.
    Un abrazo y mi sincero pesar a su familia, a sus múltiples amigos, a sus compañeros de Ágora, a todos los militantes de UGT, a todos los socialistas de verdad…a todos los obreros y personas humildes…

  2. j marti - Viernes, 30 de diciembre de 2011 a las 06:01

    A todos los socialistas de verdad…..que son todos de la rojigualda
    Los otros no son de verdad.
    Menudos sinvergüenzas.

  3. AFOR - Viernes, 30 de diciembre de 2011 a las 10:05

    Mi recuerdo y mi admiración por este hombre, en la lucha por la libertad y la igualdad.

  4. sergar - Viernes, 30 de diciembre de 2011 a las 10:26

    Gente como este Señor es la que construyó trabajó de verdad por las personas. Y no los na…ionalistas subvencionados.

    Y gente como este Señor es la que cada vez escasea más en Cataluña y, contratriamente, la que más se precisa en estos tiempos, pero con un añadido, que además combatan a dichos na…ionalistas.

    Descanse en Paz

  5. Antonio - Viernes, 30 de diciembre de 2011 a las 10:39

    Mi más sentido pésame a los familiares, compañeros y amigos de Justo Dominguez. D.E.P

  6. Eduardo González Palomar (Manlleu -Barcelona-) - Viernes, 30 de diciembre de 2011 a las 10:40

    ¡Reciban sus parientes y personas más cercanas, en lo afectivo y en lo ideológico, mi más sincero pésame! ¡Que en paz descanse!

  7. Manuel Aguilella - Viernes, 30 de diciembre de 2011 a las 10:50

    Mi sincero pesar a su familia hacia una persona a la que tuve el gusto de conocer en varias facetas hace muchos años.

    Un abrazo.

  8. Romualdo - Viernes, 30 de diciembre de 2011 a las 11:03

    Una persona coherente. Mi más sentido pésame a sus familiares.

  9. jose maria mangas - Viernes, 30 de diciembre de 2011 a las 11:30

    Recuerdo con inmensa satisfaccion la tarde que abandonó el Congreso de la Federacion de Transportes en Madrid, para pasar a dirigir la Federacion de Cataluña. En todos los años que tuve relacion con él siempre demostro dos coherencias basicas : una con el sentido de los derechos de los trabajadores, la otra con el sentido de la pertenencia a España. Ni una fisura ni un resquicio. Descansa en paz amigo y compañero

  10. iñigo - Viernes, 30 de diciembre de 2011 a las 11:49

    QEPD.

  11. magi murgui galofre - Viernes, 30 de diciembre de 2011 a las 12:00

    nos ha dejado un gran hombre siempre estaba dispuesto a ayudarte descansa en paz

  12. sensatez - Viernes, 30 de diciembre de 2011 a las 12:09

    Me apena cualquier muerte, pero en este caso, además, siento que un verdadero socialista haya tenido que acabar sus días viendo como la UGT y el psC viven en la más absoluta prostitución.
    Mi felicitación a la familia y a sus amigos por haber contado con una persona cabal y consecuente hasta el final. Un abrazo a todos.
    Salud.

  13. José Ruiz - Viernes, 30 de diciembre de 2011 a las 15:27

    j marti
    Por vez primera y siento decirlo en esta espacio, digo:
    ¡Eres un pobre hombre!

  14. jesus ruiz ruiz - Viernes, 30 de diciembre de 2011 a las 21:49

    amigo ay donde estes sigue luchando

  15. alberto - Viernes, 30 de diciembre de 2011 a las 23:35

    quiero darle a mis primos mi mas sincero pesame , descansa en paz tio justo

  16. LARRA - Sábado, 31 de diciembre de 2011 a las 00:05

    los viejos luchadores por la libertad nunca mueren, hemos de tomar ejemplo y seguir su lucha que aprendan -estos chaqueteros que se cambian de camisa y de ideologia por un plato de lentejas-.

    descansa en paz compañero nunca estaras en soledad tu recuerdo queda con nosotros.

  17. Olegario Ortega - Sábado, 31 de diciembre de 2011 a las 18:31

    Palabras para Justo, en el funeral, hoy 31 de Diciembre:
    Familiares, amigos, compañeros, gracias a todos por estar aquí.
    Me ha pedido Isabel que os dirigiera unas palabras. Trataré de hacerlo de forma acertada. Daré lectura a las mismas, aunque normalmente lo suela hacer sin papeles.
    No quiero ser presa de la emoción ni del vacío ideacional que el sentimiento pueda conllevar; tampoco quiero exceder el tiempo disponible, que es escaso y que debemos usarlo entre los que compartimos encargo.
    Nos ha reunido la ausencia de Justo, la oportunidad de decirle nuestro último adiós y la necesidad de confortarnos mutuamente. A partir de ahora tendremos que vivir sin él.
    Vivir sin su presencia y sin su impronta no será fácil. Justo ha sido una personalidad dilatada, ha sido grande, ha ocupado muchos espacios. Ello, que para nosotros ha sido una suerte, conlleva, necesariamente, un gran vacío.
    Personalmente comencé a trabajar con él cuando constituimos Ágora Socialista, hace ya más de 12 años. Esta militancia en común nos dio la oportunidad de compartir vivencias. Compartir ideas venía de atrás, tanto por militancia como por disconformidad, y ello juntamente con bastantes personas más, muchas de las cuales coincidimos hoy aquí.
    Hace unos cuantos meses tuvimos ocasión de celebrar aniversario de Ágora. Lo hicimos como tapadera organizativa para rendir un homenaje a Justo sin anunciárselo. Sabíamos de su estado de salud, del avance de su enfermedad, de la precariedad del tiempo disponible para hacerlo.
    La concurrencia de militancia y la presencia de su enfermedad han favorecido una relación personal más allá de lo ideológico. Hemos podido mantener largas conversaciones, que me han ido destapando a la persona de Justo en diferentes ámbitos.
    Su propia infancia, dura y exigente en responsabilidad; como la de mucha gente humilde; cuando a los seis años ya estaba en el campo pastoreando ovejas, acudiendo por la noche a casa de un maestro para aprender lo más elemental: leer, escribir, las cuatro reglas…
    Su venida a Barcelona, su autoformación simultánea con el trabajo. La construcción de una mínima cultura fijada con hilvanes…
    Su militancia, su asunción de responsabilidades en la UGT, mano a mano con su amigo y compañero Rafael Sanchís, nuestro querido “yayo Rafa”, y calificada por algún veterano como una muestra de generosidad y de ingenuidad. Su éxito, su liderazgo, su ascendiente fundado en la honestidad, en el trabajo, en el espíritu de equipo, en la amistad, en el compañerismo…
    Su experiencia en el Parlament, no exenta de ninguneo, de utilización, de desacuerdos, incluso de plantes… hasta culminar en su relevo en la Secretaría General de la UGT, en la que había logrado una implantación, un crecimiento de la militancia y un saneamiento de las cuentas, excelentes.
    Este llamativo contraste entre la gestión realizada y su relevo en la dirección debería ser explicado por los inductores y por los protagonistas. Justo lo ha explicado indirectamente de dos maneras:
    Una, un tanto socarrona, al decir que mientras pintaba, le retiraron la escalera, y solo pudo agarrarse al mango de la brocha.
    Otra, denunciando reiteradamente lo que él ha llamado deriva identitaria del partido y del sindicato, fenómeno que ni se explicaba ni aprobaba.
    Debo finalizar con unas últimas consideraciones:
    Una referida al entusiasmo vital que la vida social y política despertaba en Justo. Este hombre podía afrontar cualquier situación imprevista y podía ir estructurando un discurso sobre la marcha, creciéndose a medida que avanzaba, feliz de trasmitir entusiasmo y vitalidad. A mí, personalmente, me maravillaba esta cualidad, pasaba a observador y me apartaba discreta y voluntariamente de las intervenciones.
    Otra referida a cómo afrontar la vida, especialmente su final de la vida. Este asunto cada uno lo resuelve como puede, además ello merece un profundo respeto. Aún así, he de decir que compartíamos la misma visión no trascendente. La vida acaba con la muerte. Lo demás es invención de la mente para paliar el desasosiego que puede generar lo que no nos gusta.
    Justo, además, ha tenido la extraordinaria suerte de contar con una ayuda y una asistencia médica envidiable. El Hospital del Mar y el equipo médico y asistencial que le ha atendido lo ha hecho con celo, afecto, eficacia y hasta con mimo.
    Imposible no mencionar la relación extraordinaria con el Dr. Garcés, cuya naturaleza ha ido mucho más allá de la de médico-paciente, convirtiéndose en la de amigo, consejero y confidente. A todos ellos nuestro más profundo agradecimiento.
    Finalizo con unas aportaciones de Pepe Castellano, otro de los grandes: “Los socialistas no mueren, se siembran”, dejan estela, influencia y cosechas que recoger. Justo: como bien nos enseñaste en el cuento del Olivar, tus huesos servirán de abono a los olivos de la vida para que fructifiquen y se renueven durante muchos años.
    Olegario Ortega

  18. José Ruiz - Sábado, 31 de diciembre de 2011 a las 20:00

    Olegario:

    Has dicho lo justo, en honor de Justo.
    El nuevo primer secretario (Secretario General del PSC), el casi eterno Secretario General de UGT, Cataluña, el Sala… gracias a tu impecable parlamento, han escuchado lo que nadie les decía desde hace muchísimo tiempo y que ellos no hubieran deseado escuchar.

    ¡’Gracias Olegario!

    Justo, se habrá sentido orgulloso por tus palabras y por tu amistad.

  19. Adelaida - Sábado, 31 de diciembre de 2011 a las 21:41

    El brillante y potente discurso del representante de Agora Socialista vino a llenar el hueco de las palabras huecas de quienes representaron a Ugt y Psc, gentes insulsas que tuvieronque oir, en pocas palabras, lo que nadie se atreve a decirles.

    Justo se merecia este homenaje y algunas creemos que si hubiese podido escoger, no habria aguantado la presencia de determinada gente en su despedida.

  20. LARRA - Lunes, 2 de enero de 2012 a las 23:08

    compañero Olegario, fui uno de los asistentes al entierro de Justo, y me fui del responso cuando un político no sindicalista, se aprovecho de la ocasión para mitinear con política que Justo no compartía, me alegro de leer ahora las palabras que supongo con emoción pronunciaste ese día un abrazo para ti Pepe y los demás compañeros

  21. norberto mozas - Miércoles, 4 de enero de 2012 a las 19:01

    Siento no haber podido acompañarte. Me enterado por la prensa y demasiado tarde para poder darte el último adios.
    Si alguien a sido coherente con sus ideas de izquierda, defensor a ultranza de los derechos de los trabajadores e incluso respetando al advrersario político, ese ha sido Justo Dominguez de la Fuente.
    Recuerdo muy bien que siendo diputado del psc cuyo sueldo era de 300.000 Ptas, pasó a liderar muy dignamente la secretaría general de la ugt cobrando el sueldo de 125.000 Ptas.Eso formaba parte de tu personalidad y humildad.
    Mi mas sincero pésame a toda la familia.
    norberto mozas

  22. Angel Hernandez Guardia - Miércoles, 4 de enero de 2012 a las 21:47

    Conocí a Justo en la época de la transición, en mi condición de Secretario del Frente Obrero de Convergencia Socialista de Cataluña, en 1975 y logicamente con discrepancias sindicales y políticas.

    Nos volvimos a reencontrar en 1983 ya en la UGT, que no compartimos de principio.

    Despues de eso yo marché a vivir a Andalucia de donde volví 10 años despues para volver a reencontrarme con Justo Dominguez en Agora Socialista y ya enfermo.

    Siempre le he respetado en su integridad y coherencia, aunque hayamos mantenido trayectorias discrepantes aunque paralelas. Un autentico socialista y patriota constitucional.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.