No llores por mí Messi

11.01.2012 | 11:36
 

Ahora que Lionel Andrés Messi (Rosario, Santa Fe, Argentina; 1987) acaba de ser coronado, por tercera vez consecutiva, como el mejor jugador de fútbol del mundo, cabría preguntarse quién es la persona que se esconde tras la figura del deporte. ‘Leo Messi comenzó a jugar al fútbol a una edad joven y su potencial fue rápidamente identificado por el Fútbol Club Barcelona. Dejó Rosario -mientras militaba en el Club Atlético Newell’s Old Boys- y se trasladó a Europa a los 13 años junto con su familia, donde el Barcelona le ofreció pagar los gastos de su enfermedad hormonal (900 USD por mes). […] Messi se convirtió […] en el jugador más joven del Barcelona en jugar un partido de la Primera División de la Liga Española (16 años)’ (Wikipedia).

El que fuera niño prodigio es, hoy en día, ya un hombre; tiene 24 años. Debe tener opiniones formadas sobre la mayoría de temas y, sin embargo, no conocemos su parecer sobre aspectos fundamentales concernientes a, por ejemplo, la ciudad en la que vive. En 2009 saltó la noticia -ampliamente divulgada en Argentina y, paradójicamente, silenciada en España (sobre todo en Cataluña)- de que su hermana, Marisol, abandonaba junto a su madre y hermanos la ciudad condal, ya que no encontraron un colegio que diera clases en español, su lengua materna. “Cuando mi hermanita iba a la escuela hablaban en catalán, lloraba y no le gustaba. Entonces mi vieja decidió volver a Rosario con ella y mis hermanos”, dijo Lionel.

Desde entonces la familia vive separada. ¿Puede un chico ser feliz sin sus seres queridos cerca, arropándole? ¿Era obligatorio callar para poder seguir en el Barça? ¿Por qué no se ha vuelto a oir hablar del tema? ¿Existe y se respeta la libertad de expresión para los jugadores del FC Barcelona? No es difícil suponer que tienen miedo y se autocensuran. La expresión de lo políticamente correcto, en el ámbito de lo que los nacionalistas consideran “más que un club”, no causa mayor problema; lo contrario es harina de otro costal. El anterior presidente del Barça ya lo expresó contundentemente: “Os exigimos respetar la identidad catalana del club y os pedimos que habléis y escribáis en catalán”; igualmente, en el mismo sentido, el propio entrenador actual, Josep Guardiola, mostró, reciente y públicamente, su apoyo a la organización nacionalista radical Òmnium Cultural, siendo, posteriormente honrado con la mayor distinción del Parlamento autonómico de Cataluña. Por el contrario, nada menos que el actual presidente, Sandro Rosell, se vio forzado a dar explicaciones por utilizar el español en una alocución en un Congreso Mundial de Peñas del Barça.

Leo Messi, sin embargo, no habla catalán. Su timidez y compromiso con el Barça no le habrían impedido transmitir a su entorno en Argentina el desagrado que le produce esta presión. Ahora que muchas familias permanecen a la espera de que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña se digne mandar ejecutar varias sentencias del Tribunal Supremo, que garantizan el derecho a que tanto catalán como castellano sean lenguas vehiculares en la enseñanza pública, es decir la sustitución del modelo de inmersión lingüística por el de bilingüismo escolar, ¿no sería un buen momento para conocer la opinión del, indiscutible, número 1 del fútbol mundial? Un hombre hecho a sí mismo no le debe nada a nadie. Sin embargo, sí debe retornar a la vida lo que esta le ha dado; más cuanto más ha recibido. ¡Messi habla! Si no lo haces por tu compromiso de solidaridad con la sociedad, al menos, hazlo porque se lo debes a tu hermana.

1 comentario en “No llores por mí Messi”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. CATALANINDIGNADO - Viernes, 20 de enero de 2012 a las 19:23

    Messi callara como una puta y por dinero…como el resto de los jgadores.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.