Desde Santurce a Bizancio, pasando por Barcelona

20.01.2012 | 11:20
 

“La izquierda española ha hecho el trabajo de destruir la conciencia nacional española, mientras la derecha deja hacer, como siempre. No se entera de las cosas”, Jesús Laínz.

Hace unos años leí el libro de Jesús Laínz Fernández (Santander, 1965, abogado y empresario): Adiós España. Verdad y mentira de los nacionalismos. Pese a que es un libro extenso, confieso que disfruté leyéndolo, además de por lo bien documentado, por su fina ironía y lo divertido que resultaba. Lo devoré en pocos días; lo recomiendo. Son otros libros, de este autor imprescindible, La nación falsificada, España desquiciada y, su ultimo libro, Desde Santurce a Bizancio.

Laínz considera que ‘el principal problema de la España de hoy, que condiciona la vida política de todos los días, es la Inquisición nacionalista –el prefiere hablar de separatistas (pues al decir nacionalismos parece que se les está concediendo que hay algo nacional detrás de sus planteamientos, lo cual es concederles demasiado)-, sobre todo la vasca y la catalana, pero no sólo ellas, pues han logrado contagiar a casi todas las provincias españolas‘.

El ideario nacionalista gira en torno a dos ejes centrales: el momento fundacional y el agravio. ‘Sin esos dos ejes, los nacionalismos no podrían existir. El primer eje es el momento fundacional, es decir el momento del pasado en el que los nacionalistas hacen arrancar su nación (por ejemplo, en Cataluña suelen ser Wifredo el Velloso, el conde Borrell y Jaime I), siempre escogiendo como momento arquetipo de la nación a recuperar el de más extension territorial; de ahí se obtiene el justo título para la secesión en el futuro. […] El segundo eje es el agravio, porque sin un agravio nacional, sin un gran atentado colectivo contra la nación no hay nacionalismo (por ejemplo, en Cataluña, sobre todo Felipe V y el famoso 11 de septiembre de 1714; no importa que la historia demuestre que en ese año no se enfretaron catalanes contra españoles, sino españoles de todas las regiones, partidarios de un candidato al trono de España contra otros españoles, de todas las regiones, partidarios de otro’ (incluso, hasta el archiduque Carlos, supuesto valedor de la causa catalana, fue recibido triunfalmente en Madrid como rey de España, y, por ejemplo Antonio Villarroel y Rafael de Casanova arengaban a los combatientes, el primero, “por nosotros y por la nación española peleamos” o, el segundo, “por la libertad de toda España”).

Laínz entiende que se debe acabar con el mito de la represión lingüística durante el franquismo pues ‘se comete la falsificación de confundir la no oficialidad con persecución’; en ese período solo existió una lengua oficial, como ha ocurrido en Francia durante todo el régimen democrático, pero se publicaron decenas de miles de libros en todas las lenguas regionales. Denuncia que ‘durante décadas se ha gastado riadas de dinero en embajadas catalanas en el extranjero, en selecciones deportivas… en tótems indentitarios absolutamente inútiles, mientras hay listas de espera en hospitales. La inmoralidad de gastar el dinero que no se tiene, en tonterías como estas en lugar de hacerlo en el bienestar de los ciudadanos, me parece criminal’, manifiesta; añadiendo, irónicamente, ‘aunque seguramente muchos nacionalistas preferirían dejar de comer antes que dejar desmontar las embajadas catalanas o vascas en el extranjero’.

El próximo día 2 de febrero, a las 19:30 horas, en el Hotel Catalonia Plaza Cataluña (calle Bergara, número 11, de Barcelona) y organizado por la asociación Convivencia Cívica Catalana –organización que se ha erigido, por méritos propios, en la mayor defensora de la lucha contra la inmersión lingüística-, el autor procederá a la presentación de su libro Desde Santurce a Bizancio. Conociendo el tono con el que escribe y se expresa, seguro que resultará un acto ameno al que no se debería faltar. Por cierto, quien lo desee, también puede acompañar al autor en una cena con posterioridad a su presentación.

2 Comments en “Desde Santurce a Bizancio, pasando por Barcelona”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. TONI de CIUDADANOS - Domingo, 22 de enero de 2012 a las 17:10

    El mensaje nacionalista es una construcción de ingeniería social, en la que se emplean medidas aparentemente democráticas, todo palabras positivas, como participación, democracia, derecho a decidir, etc. pero todo ello argamasado de maniqueísmo. El 90% de catalanes somos nacidos o descendientes de nacidos en otras regiones españolas, cosa que no sucede en Soria, Lugo, Jaén, Teruel, etc. (donde todos han nacido allí, así como sus antepasados), sin embargo en esas provincias sienten solidaridad y afinidad por los catalanes y canarios etc. Si en estas provincias ocurre eso, ¿por qué en Cataluña se siente animadversión por los de otras regiones, de donde hemos nacido o son nuestros padres o parientes? Pues al igual que una secta destructiva hace que un hijo aborrezca a su familia, el nacionalismo es un potente veneno que hace que un hijo denuncie a la GESTAPO a su padre, porque no lo considera buen alemán si no comulga con sus ideas, o mira para otro lado ante el crimen y lo justifica, como en el País Vasco. Es curioso que los más nacionalistas no son los oriundos o descendientes de otros lugares de España. Mientras solo se oye la débil voz de CIUDADANOS clamando en el desierto, mientras los grandes partidos solo preocupados por la poltrona.

  2. LUAR C´s - Martes, 7 de febrero de 2012 a las 21:58

    Juzgo que los españoles (no se en otras latitudes) adolecemos de laxitud, de dejadez, etc. en lo que respecta a nuestra identidad nacional. A mi me parece que estamos acomplejados y que todo lo “otro” es mejor. Se puede tomar como termómetro la música, la lengua, los rótulos de las tiendas, etc. No apreciamos nuestra lengua y en una palabra, “lo nuestro”. Nos dejamos colonizar.
    De ello se aprovechan al 100% los separatistas-nacionalistas, tanto de izquierdas (¿existe la izquierda ?) como de derechas (hago la misma pregunta).
    ¿Quien en una conversación sale en defensa de lo nuestro? Estamos acomplejados por un sin fin de cosas o sucesos habidos a través de la historia que nos han explicado mal o no lo suficientemente bien. Nos hemos dejado influir nefastamente por el márqueting inglés y así, dando aquello por bueno, algunos (muchos, se ven como rastrojo).
    ¿Cuando tendremos un gobierno con dignidad propia que deje sentadas muchas premisas y nos insulfle la dignidad necesaria y que nos merecemos por españoles?
    ¡¡Cuan cierto era lo de los “enemigos internos de España!!
    ¿Es que la enseñanza (de la historia, el arte, etc. y lo actual) ha de estar impartida por los enemigos del Estado? ¿Que se puede cosechar? ¡Como consentimos esto!! En razón de que.

    La voz del Sr. Laínz debiera dársele mayor cancha, difundirla más y no dejar todo el campo al enemigo.

    Amigo lector: En CIUDADANOS (C’s necesitamos más afiliación y no hace falta ser “valentones”

    VISCA CATALUNYA y VIVA ESPAÑA!!! todos juntos.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.