Opinión

“Socialismo es izquierda”

‘No parecía tolerable, ni para militantes ni para observadores externos, que las opciones de relevo a Zapatero que se barajaban, Chacón y Rubalcaba, carecieran de la más mínima intención de asumir responsabilidades en la debacle del PSOE frente a su electorado, ni que estuviesen en condiciones de hacer ahora lo que no fueron capaces de hacer antes’.

Olegario Ortega
Miércoles, 25 de enero de 2012 | 10:26

Cuando, por primera vez, Pepe me comunicó que estaba considerando la posibilidad de presentar su candidatura a la Secretaría General del PSOE, tuve que insistir en que repitiera lo que decía, porque creía que no le había entendido. Repitió de nuevo, sosegadamente, con la convicción del que ya ha traspasado las cavilaciones y ha tomado la decisión con firmeza. Ante mi incredulidad, gestionada con prudencia, conteniendo la espontaneidad de las descalificaciones sobre su cordura, incluso las tamizadas mediante expresión humorística, él fue dando razones y ponderando los motivos y la necesidad de tal decisión.

Su llamada no era sólo informativa. Me estaba pidiendo colaboración, complicidad y asesoramiento en aquello que estuviera a mi alcance. En definitiva, me estaba pidiendo repetir, una vez más, lo que llevamos haciendo durante tantos y tantos años que nos han hermanado en afecto, ideología y militancia. Ambos sabíamos que el recorrido de esa iniciativa sería breve, que difícilmente pasaría de la precandidatura, que las posibilidades de un militante de base duran como un bizcocho en la puerta de la escuela. Sin embargo, una persona sin compromisos y “dueño de su propia hambre”, según acostumbra a decir, bien se puede permitir la ocasión de exponer, negro sobre blanco, opiniones y valoraciones ampliamente compartidas por las gentes de la base.

En esa conversación, desde el inicio, dejamos claras algunas cosas; si se tiraba adelante, se presentaba a candidato como Pepe Castellano, en calidad de militante de base del PSOE, y no en función de su responsabilidad en Ágora Socialista. Es más, Ágora Socialista, en tanto que asociación, ni puede presentar, ni debe avalar candidatos a responsabilidades internas de los partidos. Precisamente se creó para ser independiente de ellos, tras las represalias habidas desde el PSC, por la oposición crítica que nuestra asociación defendió frente al proceso estatutario catalán, que finalmente resultó inconstitucional.

Por tanto, su intento de ser designado precandidato ha sido posible gracias a su militancia directa en el PSOE, ya que de haber continuado en el PSC, no habría podido hacerlo, al reservarse el PSC la potestad de esa presentación, en detrimento de la voluntad de cualquiera de sus militantes. Así pues, convenimos en que trabajaríamos juntos en esa experiencia y sumaríamos a otros compañeros, capacitados para distintas tareas y aportaciones.

La primera de esas tareas era explicar la necesidad de esa iniciativa. No parecía tolerable, ni para militantes ni para observadores externos, que las opciones de relevo a Zapatero que se barajaban, Chacón y Rubalcaba, carecieran de la más mínima intención de asumir responsabilidades en la debacle del PSOE frente a su electorado, ni que estuviesen en condiciones de hacer ahora lo que no fueron capaces de hacer antes.

Ambos, como la mayoría de integrantes del aparato consentidor-colaborador-coadyuvador del PSOE, se han acogido a la tesis de que la realidad que ha noqueado, para mucho tiempo al partido, que durante más años ha obtenido más respaldo ciudadano en la reciente democracia, se debe a la crisis, y ésta, a su vez, se ha originado fuera del país. Explicación que no sólo exonera a Zapatero, sino a todos los responsables del partido, y a los de las instituciones bajo su influencia, que han permanecido inermes y callados.

De aquí las prisas inspiradoras del discurso común que mantienen Chacón y Rubalcaba en el sentido de que lo urgente y lo importante es erigirse en oposición, en capitanearla, y en combatir la “perversidad” de la derecha encarnada en el PP. ¡Borrón y cuenta nueva, aquí no ha pasado nada, así que no perdamos el tiempo mirando hacia atrás y… a otra cosa mariposa! Vienen a decir.

Desde luego no es el análisis que hace Pepe ni otra mucha gente. Al contrario, si no hay un análisis de la conducta ejercida, ni de la ideología y principios que la han hecho posible, la travesía del desierto será demasiado larga y, sobre todo, no se acabará por entusiasmo de los votantes socialistas, sino por cabreo con el PP traducido en el castigo electoral correspondiente. Parece que esa fatalidad es en la que fían sus aspiraciones estos candidatos, incapaces de ver la necesidad de un replanteo profundo de valores y de oferta política, acorde con los cambios sociales que nos envuelven y con las exigencias de autenticidad que los movimientos sociales han empezado a reclamar.

Es en este terreno de las ideas y de la crítica a las políticas erróneas del PSOE, y especialmente del PSC, cultivado desde su fundación por Ágora Socialista, donde nos hemos apoyado para componer un programa político, que diferenciara a Pepe Castellano de otros candidatos obsesionados por el marketing, la imagen, el cortoplacismo y la componenda, los que acabarán condenando al PSOE a ser un actor de segunda y al PSC a una opción de mínimos, respaldada por la marca PSOE y por la fidelidad que da la inercia residual del electorado socialista catalán.

Invito a los lectores a conocer directamente el contenido del programa de Pepe, los capítulos que lo integran, sus trazos biográficos personales y políticos, sus razones para presentarse y demás realidades que componen un proyecto de esta dimensión.

Olegario Ortega es presidente en funciones de Ágora Socialista y militante de UPyD

Temas: , ,

9 Comments en ““Socialismo es izquierda””

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. AFOR - Miércoles, 25 de enero de 2012 a las 10:59

    Un buen artículo para la reflexión… Por cierto: TOC, TOC… ¿Aún hay vida inteligente en el PSC?

  2. Pau - Miércoles, 25 de enero de 2012 a las 14:20

    Hay vida, aunque mas que inteligencia hay interés y malicia…

  3. ufrasico - Miércoles, 25 de enero de 2012 a las 19:48

    Desde que se derribó el Muro de Berlín, la “izquierda profesional” va más desnortada que un pollo sin cabeza. Tiene que echar mano de las paridas mentales de la feministas radicales, rídiculas, o de los “indignados” que piden derchos pero se olvidan de los deberes, bien sea de los de tiendas con lonas, bien de los diputados con sueldos y dieteas que te cagas, o de los subvencionados de la jodida ceja.

    Que sea por mucho tiempo, para ver si, con mucha suerte, podemos salir de hoyo en el que nos han metido.

    Bueno, ahora tienen por norte el intentar trincar las poltronas y prebendas perdidas, para lo que, repitiendo con los barandas zapaterinos más destacados, lo van a tener crudo, afortunadamente para el personal.

  4. Angel - Miércoles, 25 de enero de 2012 a las 21:42

    El PSOE esta caducado,es muy posible que termine como su primo hermano el PC.Su debacle tiene como acelerador principal el PSC, que ha engañado a la mayoria de sus votantes haciendo sus dirigentes pedagogia nacionalista.En Cataluña los del PSC se han sumado a tirar del carro nacionalista y han terminado de dar una patada mas al PSOE.

    Como es posible que un partido como el PSOE que aspira a gobernar el Estado,se junte con quienes quieren terminar con el Estado.Como es posible que el PSOE sea un partido importante en la crecion de la union de los Estados Europeos,si en el Estado que pretende gobernar se junta con los que quieren terminar con el Estado Español.

    La leccion de las ultimas elecciones hacia donde quiere ir la mayoria de españoles esta a la vista,la mayoria del territorio de España es de color azul y el PP no ha tenido ni que abrir la noca para tragarse al PSOE.

    Rubalcaba no es futuro.Chacon con su nacionalismo catalan,tampoco es el futuro.Mucho me temo que el PP tardara tiempo en tener un partido que le haga sombra.

  5. Romualdo - Jueves, 26 de enero de 2012 a las 09:05

    Es un muy buen artículo. He leído las propuestas de Castellano y me ha recofortado saber que existe la autocrítica en el PSC.

    No todo está perdido. Si Castellano hace lo que hizo en su día Zapatero al presentarse puede que la militancia abandone a Rubalcaba y Chacón como abandonó a Bono y Cía. Y aunque no sea así se formará el revuelo necesario para revisar todo el programa y toda la estrategia socialista.

    Porque es indispensable que la izquierda en España aborde las propuestas de Pepe Castellano: Suprimir el Senado o convertirlo en Cámara Territorial útil, Suprimir Conciertos, dejarse de federalismos y asumir el Estado de las autonomías terminando de cerrarlo, Dar independencia al Poder Judicial, hacer efectiva la igualdad de los españoles, acabar con la corrupción y la mala gestión del gasto, exigir la devolución de lo robado…Y lo más imprortante desde mi punto de vista, ligado inevitablemente a todo lo anterior:

    Dejar de ser el TONTO ÚTIL del nacionalismo.

    Ánimo señor Castellano. Estoy seguro de que en Cataluña y el resto de España su discurso será un revulsivo para toda la izquierda que tendrá que contarse a sí misma la verdad. Lo de menos es que le elijan o no a Vd. para la Secretaría General. Lo importante es que se hable del tema y se dé un giro copernicano en ese sentido. Suerte y deseo que efectivamente sea Vd. quien lo lleve adelante.

  6. gfted - Jueves, 26 de enero de 2012 a las 14:25

    El marxismo y sus variantes leninista, estalinista, maoísta, etc. naufragaron totalmente en el siglo XX, ahora quedan los restos de aquel naufragio, Cuba, Corea del Norte, y ya más lejos, Venezuela o China, que no les queda otra que aceptar el mercado. Su culminación fue el Estado totalitario. Pero mucho me temo, que esta ideología esté tratando de penetrar, no a través de revoluciones tipo bolchevique, sino conquistando poco a poco las instituciones. Sospecho que lo que hay detrás de palabras que suenan bien como “democracia real”, “democracia radical”, “republicanismo”, etc. es precisamente esta ideología que trata de sobrevivir y cuya culminación es el Estado totalitario (la democracia popular, que llamaban). La nueva nomenklatura política se haría con el poder introduciendo cada vez más regulaciones sobre la vida de la gente. Y no es que no se pueda hablar de monarquía sí o monarquía no. Entiéndase bien, me refiero al uso del republicanismo como una vía más de entrada de esa ideología. Poca cosa es el botín del monarca, eso solo sería la punta del iceberg de algo de mayor calado.

  7. Romualdo - Jueves, 26 de enero de 2012 a las 16:15

    Yo creo que la izquierda tiene un papel muy importante que jugar en España, en la UE y en todo el mundo. Es la defensa del estado social. Porque el sistema democrático está definido y aceptado en su funcionamiento y en sus instituciones.

    El liberalismo salvaje está volviendo. Crea crisis y los políticos se someten a los poderes financieros. Ahí es donde tiene un papel importante que jugar la izquierda.

    En el caso español y concretamente catalán es preciso que se oponga con todas sus fuerzas al nacionalismo como si de la burguesía o el capitalismo salvaje se tratase precisamente porque se trata de eso: La INSOLIDARIDAD con nombre y apellidos.

    Sólo quiero apuntar a lo que dije antes que la izquierda en España en su oposición al nacionalismo debe abanderar la defensa de la cultura catalana, vasca, gallega…con el mismo ímpetu que los nacionalistas pero con el único límite de los derechos de las personas y la convivencia. Es decir no hacer de ello un arma política con otros fines.

    Porque aquí el problema ha sido que la izquierda para no ser acusada de “enemiga de la lengua y cultura catalana” ha decidido hacer el discurso de “A mí a NACIONALISTA no me gana nadie”.

    Y es precisamente al revés. Su discurso debe ser: Soy ANTINACIONALISTA y por antinacionalista de IZQUIERDAS la cultura es para mí una prioridad. Y la cultura catalana la llevo en mi agenda y programa. Pero NO SOMETERÉ a nadie en nombre de ella. Ese debe ser su discurso para dejar las cosas claras.

    Porque si no está dando cancha con la disculpa de la lengua y la cultura a los nacionalistas que lo que han hecho ha sido patrimonializarlas con fines políticos.

  8. afab - Viernes, 27 de enero de 2012 a las 12:46

    En el mercado existen los contratos y los diversos intereses que confluyen. La izquierda no quiere aceptar el hundmiento y el fracaso de su gran proyecto, y pretende ahora sobrevivir con palabras mágicas. Utlizan expresiones como “los que controlan la economía” para someter a la gente al verdadero control, el control del partido (el comunista). El mejor ejemplo de una economía controlada por unos pocos era la URSS. Unos pocos dictan lo que hay que producir, lo que hay que vender, cómo hay que contratar, qué precios han de tener las cosas (eso sí para poner los precios, veinte mil burócratas se fijaban en los precios de mercado de Estados Unidos). Todo eso sin contar con la gente. Y, claro, la gente no les hizo caso. Lo bueno es que el mercado no lo controla nadie, por eso hay empresas que ganan mucho dinero y otras pierden mucho dinero, por eso hay bancos quebrados, esos todopoderosos que dicen, están quebrados, ¡pues vaya poder! (otra cosa es la influencia que tengan en el poder político). Pero la izquierda sigue con sus mitos como el del político que se enfrenta a los poderes económicos (Chávez, Castro,…), la independencia de los poderes fácticos para colar los suyos (¿qué independencia tenía un cubano que no podía vender o comprar o un alemán oriental que no podía salir de su país?).

  9. modernlang - Viernes, 27 de enero de 2012 a las 12:53

    Van de progres y modernos. La modernidad. Pero el otro día vi a Cao de Benós en “La Sexta” defendiendo la tiranía de Corea del Norte y comprendí lo que era pararse el tiempo. Nada más esclerótico que un régimen comunista y burocratizado. La muerte de la sociedad a manos del Estado. Eso sí, el señor De Benós tuvo a bien informar que en ese país hay tres partidos, gobierna un Frente Popular.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.