Esos minutos en los que Camps fue “culpable”

26.01.2012 | 10:18
 

Si a los imputados hay que condenarlos porque la prensa (de aquí, de allá o de un lado y de otro) ha ido empaquetando el veredicto durante meses, ¿para qué los juicios? Directamente, a partir de ahora, lo que se debería hacer es que los abogados se presenten en las redacciones y aporten las pruebas de sus clientes. Los editoriales les juzgarán. O las televisiones. O, mejor aún, Twitter. Aunque no aparezca el cadáver. Este país es tan cainita (y en esto el periodismo tiene gran parte de culpa, por convertir la prensa política en prensa deportiva) que no cree en la Justicia, solo en las resoluciones que van a favor de parte. Si es un juez el que dicta sentencia que no nos gusta, se le acusa de ser rojo o más facha que Franco (según el interés), y se rebusca en su pasado; si es un jurado popular (por cierto, Camps no quería ser juzgado por un jurado popular de Valencia), se dice que no tienen ni idea, que no son técnicos y a por ellos, que solo son nueve. Pues eso: Justicia, 5; Prensa, 4.

No hay comentarios en “Esos minutos en los que Camps fue “culpable””

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.

Aún no hay comentarios.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.