Segundo aviso para Trias

31.01.2012 | 10:56
 

Las agencias de calificación de riesgos, agencias de clasificación de créditos o agencias de rating son empresas que, por cuenta de un cliente, califican unos determinados productos financieros o activos ya sean de empresas, estados o gobiernos regionales (estados federados, Comunidades Autónomas [o municipales]) […]. Sus notas o calificaciones valoran el riesgo de impago y el deterioro de la solvencia del emisor. […] Aunque hay más de 74 agencias de rating en el mundo el mercado está controlado por tres grandes compañías neoyorquinas que dominan aproximadamente el 90% del mercado por lo que su funcionamiento es casi como un oligopolio. […] Standard & Poor’s, Moody’s y Fitch (fuente: Wikipedia).

Pues bien, en octubre de 2011, Fitch rebajó la calificación tanto del Ayuntamiento de Barcelona como de la Diputación de Barcelona pasando de la calificación AA+ a la AA- con perspectiva negativa. Ahora, en enero de 2012, ha sido Standard & Poor’s la que ha hecho lo propio recortando la nota de la provincia de Barcelona de AA- a A, que deja de estar en revisión, en tanto que acomete la misma rebaja para el Ayuntamiento de Barcelona, que sigue en perspectiva negativa.

En definitiva, lo que recogen estas agecias de calificación es que la deuda municipal barcelonesa está deslizándose, peligrosamente, hacia el umbral que ahora ocupan economías en clara recesión como España e Italia y, lo que es peor, con tendencia a desplazarse al de economías, prácticamene, quebradas como Irlanda, Portugal e Islandia

En el año 2010 la deuda global del Ayuntamiento de Barcelona había ascendido a 1.493,6 millones de euros, un 53% más que los 974 millones con que se cerró el año 2009. Está por ver la deuda global a fecha de hoy, pero las perspectivas que marcan las principales agencias de calificación auguran un futuro sombrío para las arcas municipales.

¿A qué se debe esta situación? Existen diversas causas. En primer lugar, la caída de ingresos derivada de una menor recaudación impositiva como consecuencia de la crisis global; en segundo lugar, la difícil situación que viene sufriendo la Generalidad de Cataluña hace que incumpla sus obligaciones con los ayuntamientos, derivadas de los servicios que estos prestan en nombre de aquella, aumentando la deuda con estos sin que el Ayuntamiento de Barcelona sea una excepción –es más, son ya numerosos los favores que el alcalde Xavier Trias (CiU) (él los llama adelantos) está haciendo, con el dinero de los barceloneses, para ayudar a cuadrar las cuentas de la Comunidad Autónoma-; y, en fin, y en tercer lugar, operaciones inversoras de dudosa legalidad, como el apoyo a la quebrada Spanair a través de Fira de Barcelona –en un claro fraude de ley a la legislación comunitaria que prohíbe las ayudas a las líneas aéreas-, en las que se han perdido, al menos, 50 millones de euros. Es curioso, por inusual, como en los convenios que firman el alcalde y el consejero de Economía y Conocimiento de la Generalidad, Andreu Mas-Collell (CiU), esta se compromete a devolver lo invertido ‘en cinco años o en proyectos de interés municipal’. ¿Actuarían, tan alegremente, si el dinero saliese de sus propios bolsillos? ¿Cabrá exigirles responsabilidades más allá de las políticas?

Utilizando el símil taurino, al torero Trias le han dado ya dos avisos para matar el toro de la deuda. Esperemos que el clarín no toque por tercera vez; ya saben lo que significaría: obligaría a matador y subalternos a retirarse a la barrera para que el toro sea retirado por los cabestros o apuntillado en el mismo ruedo. Barcelona estaría quebrada.

No hay comentarios en “Segundo aviso para Trias”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.

Aún no hay comentarios.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.