Cataluña

La autonómica Antifraude investiga al ex consejero de Medio Ambiente de ICV-EUiA, que ahora cobra de Agbar

El partido ecocomunista ‘recoloca’ a ex altos cargos de la Generalidad en Agbar, empresa que firmó contratos con la Consejería de Medio Ambiente por valor de 182 millones de euros.

Redacción
Lunes, 12 de marzo de 2012 | 14:38

Francesc Baltasar, durante una rueda de prensa en su etapa de consejero de Medio Ambiente y Vivienda (foto: LVdB).

La autonómica Oficina Antifraude de Cataluña (OAC) ha abierto una investigación para conocer la situación de los ex altos cargos de la Consejería de Medio Ambiente que ahora trabajan para la empresa Agbar (Aguas de Barcelona). El ex consejero del ramo Francesc Baltasar (ICV-EUiA) es, actualmente, asesor de Agbar tras otorgarle obras por valor de 182 millones de euros.

Según ha informado El Mundo, este lunes, la OAC está investigando desde el pasado 27 de febrero (una investigación a la que podría sumarse la de la fiscalía, ya que el PP y Solidaritat han puesto en conocimiento de esta las posibles irregularidades de los ex altos cargos de la Consejería de Medio Ambiente) si las relaciones laborales actuales de los ex altos cargos de la Generalidad podrían ser constitutivas de una situación irregular.

La ley autonómica 13/2005, de 27 de diciembre, del régimen de incompatibilidades de los altos cargos al servicio de la Generalidad no permite, según se recoge en su artículo 7, que los ex altos cargos intervengan después del cese de su actividad pública, durante dos años, en empresas relacionadas con sus nombramientos en la Administración autonómica:

‘Los altos cargos al servicio de la Generalidad, sin perjuicio de las compensaciones o prestaciones que, si procede, establezca la normativa específica correspondiente, durante los dos años siguientes al cese en el cargo para cuyo ejercicio hayan sido nombrados, elegidos o designados, no pueden cumplir actividades privadas relacionadas con los expedientes en cuya resolución hayan intervenido directamente en el ejercicio del alto cargo, ni suscribir, personalmente o por medio de empresas o sociedades en las que tengan una participación superior al 10% o que sean subcontratistas de estas, ningún tipo de contrato de asistencia técnica, de servicios o similares con la administración, los organismos, las entidades o las empresas del sector público en los que han prestado servicios como altos cargos’.

Recolocados

Baltasar es asesor de la empresa de distribución de agua a través de una consultora externa. Eduard Pallejà, ex secretario general de la Consejería, en época del tripartito, también es asesor de Agbar. Más directa -según la información que publica el diario del grupo Unidad Editorial- es la relación de la ex directora de servicios de la Consejería de Medio Ambiente Elisenda Rius. Actualmente es su directora de recursos humanos, desde julio de 2011.

La relación de dirigentes de ICV-EUiA no acaba con esos tres nombres. Imma Mayol, ex líder de la formación ecocomunista en Barcelona y pareja sentimental de Joan Saura, ex número tres del tripartito y ahora senador, trabaja para Agbar en las Islas Baleares, de donde es originaria, al menos como representante de la empresa en actos públicos.

Contratos con Agbar

La proliferación de dirigentes de ICV-EUiA en la empresa Agbar no pasaría de mera anécdota si no fuera porque la Consejería de Medio Ambiente estuvo en manos de Francesc Baltasar durante el tripartito que presidió José Montilla (PSC) y le adjudicó obras por importe de 182 millones de euros, según recoge El Mundo.

La obra más mediática fue la construcción de la desalinizadora de El Prat de Llobregat (Barcelona), que fue encargada a una empresa de la que Agbar tiene el 40% del accionariado. La desalinizadora entró en funcionamiento en julio de 2009, tras una inversión pública de 230 millones de euros. De estos, 92 millones de euros fueron a Agbar.

Además, entre 2007 y 2009, estando Baltasar al frente de la Consejería de Medio Ambiente, se adjudicaron al menos otros 24 contratos a Agbar o a sus empresas filiales (algunos sin mediar concurso público), que suman, en total, otros 90,2 millones de euros.

Temas: , , , ,

4 Comments en “La autonómica Antifraude investiga al ex consejero de Medio Ambiente de ICV-EUiA, que ahora cobra de Agbar”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. JuanCA - Lunes, 12 de marzo de 2012 a las 21:17

    En breve vamos a empezar a dar datos de estos “pajaritos”. Hay mucha información y el que tenga más que me la pase

  2. desconcierto total - Lunes, 12 de marzo de 2012 a las 22:42

    Hombre, es sensacional…., por lo que vemos, el paro no afecta para nada a los políticos… Me pregunto si alguna vez habrán pisado como usuarios una oficina de empleo. Las deben conocer…. por haber pasado delante de ellas algún día en su vida o por verlas en los medios de comunicación, porque lo de usarlas.. vamos no se si alguien se encuentra a algún político sellando cuando toca..o cogiendo número en la máquina del turno..

    Del cargo político al cargo en la empresa. Fabuloso, estupendo.. ..O sea que da igual que la gestión haya sido buena, mala o nefasta. Es fantástico lo rápidamente que encuentran trabajo. ¿Porque no explican como lo hacen y así las buenas gentes que están en el paro aprenden como encontrar trabajo tan deprisa?

  3. gjh12 - Martes, 13 de marzo de 2012 a las 17:17

    A los comunistas les van los cargos funcionariales como anillo al dedo. Es normal. Su mentalidad es la de diseñar la sociedad desde el Estado. Yo la única duda que tengo es de qué manera me puedo deshacer de ellos.

  4. kmnst - Martes, 13 de marzo de 2012 a las 17:45

    Esta casta comunista allí donde gobierna pauperiza al pueblo y lo compra con prebendas. Sin excepción. En China hubieran sido liquidados por el partido. Allí cada X tiempo eliminan físicamente a los funcionarios corruptos. En ese país la corrupción de los funcionarios y de los cuadros del partido es generalizada (no hay más que ver qué lujos tienen los jerarcas comunistas). No me extraña que, en cuanto hay elecciones libres los obreros pasen de ellos y muchos de ellos voten a los partidos de derecha. Quieren libertad. Una libertad que esta camarilla no les dará jamás.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.