Opinión

El racismo existe, las “razas” no

‘En Francia, no denomina únicamente el color de piel; también refleja una ideología según la cual los seres humanos no forman todos parte de una misma especie debido a sus diferencias de aspecto. Esta idea inconsciente es difícil de erradicar. ¿Cómo combatirla? Explicando que las razas no existen. Pero, ¿cómo convencer de esto cuando el propio término figura en nuestra Constitución francesa de 1958?’.

Caroline Fourest
Martes, 20 de marzo de 2012 | 09:46

François Hollande quiere suprimir el término ‘raza’ de la Constitución francesa. A Nicolas Sarkozy, esta propuesta le resulta “ridícula”. Esta guerra terminológica esconde una divergencia mucho más profunda de lo que parece, entre un candidato de izquierdas que cree en el derecho a la indiferencia, situado en el núcleo del modelo republicano francés, y un candidato de derechas que prefiere fomentar el derecho a la diferencia, siguiendo una moda más anglosajona.

El derecho a la diferencia parte del principio de que los seres humanos son diferentes, por su color de piel o su origen étnico, pero hay que tratarlos con equidad. Es el matiz que adopta el antirracismo norteamericano, a veces más eficaz pero también menos sutil que el antirracismo francés. En vez de rechazar las categorías de la segregación racial, el antirracismo estadounidense ha luchado sobre todo por obtener un reequilibrio comunitario: la comunidad negra, y posteriormente otras comunidades, se han movilizado -en ocasiones, rivalizando entre ellas- para conseguir medidas de discriminación positiva en función de la ‘raza’. Algo que puede parecer eficaz a corto plazo, para hacer emerger algunos modelos, pero que no cambia necesariamente la mentalidad de todo el mundo, en particular en la América blanca profunda.

En Francia, el desafío es diferente. El antirracismo de los últimos sesenta años no se ha construido frente a la segregación sino contra el exterminio, rechazando las categorías del nazismo. El término ‘raza’ no tiene tampoco las mismas connotaciones en inglés que en francés. Aquí, en Francia, no denomina únicamente el color de piel; también refleja una ideología según la cual los seres humanos no forman todos parte de una misma especie debido a sus diferencias de aspecto. Esta idea inconsciente es difícil de erradicar. ¿Cómo combatirla? Explicando que las razas no existen. Pero, ¿cómo convencer de esto cuando el propio término figura en la Constitución de 1958? Los resistentes (dirigentes de la Resistencia francesa al nazismo y al régimen colaboracionista de Vichy, que tomaron el poder en Francia tras la victoria aliada) que inscribieron el término no se equivocaban, sino todo lo contrario, cuando quisieron elevar a principio constitucional la igualdad entre ciudadanos ‘sin distinción de raza’ (artículo 1). Pero no podían tomar aún la distancia necesaria para emanciparse del vocabulario de su propia época. Es hora de romper esa cadena y pasar página.

Desmontar los prejuicios

Nadie dice que la supresión del término ‘raza’ en la Constitución vaya a acabar con el racismo. Se trata de intentar desmontar los prejuicios que yacen en el origen de las discriminaciones, que no es poco. Y es bastante mejor que querer inscribir el término ‘diversidad’ en la Constitución, como en su momento pretendió el presidente saliente Nicolas Sarkozy. Con la excusa de poner en valor la diversidad, la iniciativa pretendía sobre todo permitir la creación de estadísticas étnicas (prohibidas en 2007 por el Consejo Constitucional francés en base al actual redactado de la Constitución, en la decisión 2007-557) y reconocer el derecho a la diferencia. En el peor caso, esta consagración habría reforzado los estereotipos. En el mejor, habría servido para crear un espejismo: unos cuantos símbolos de la diversidad, expuestos de forma casi exótica, ocultando un bosque de renuncias a una igualdad de oportunidades… mucho más difícil de garantizar.

Al querer suprimir el término ‘raza’, al situar la igualdad en el núcleo de su programa presidencial, al proponer la financiación de ‘empleos de futuro’ en los barrios ‘prioritarios’ -que no ‘sensibles’-, es decir los suburbios populares alrededor de los grandes núcleos urbanos franceses, donde se concentra la mayor parte de la población más desfavorecida, François Hollande conecta con lo que la tradición republicana igualitaria tiene de más ambicioso. Algo que está lejos de resultar ridículo.

Caroline Fourest es profesora en el Instituto de Ciencias Políticas de París, Sciences-Po París, y redactora jefe de la revista feminista Pro-Choix

[Artículo publicado en Le Monde el pasado 17 de marzo. Reproducido en español con autorización de la autora. Traducción de Juan Antonio Cordero Fuertes]

Temas: ,

23 Comments en “El racismo existe, las “razas” no”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. AFOR - Martes, 20 de marzo de 2012 a las 10:02

    Esta articulista va en la buena senda que deberíamos seguir todos, sin excepción.

  2. Dasein - Martes, 20 de marzo de 2012 a las 11:07

    Las razas existen, pero ÚNICAMENTE determinan el aspecto físico y el color de piel de un ser humano. Más allá de este hecho totalmente superficial, NO HAY DIFERENCIA ALGUNA ENTRE LAS DISTINTAS RAZAS HUMANAS. Por ello, el mismo término es banal e innecesario.
    La sustancia de la persona está en su alma (o psique, para los más ateos), no en su piel.

  3. Angel - Martes, 20 de marzo de 2012 a las 11:11

    La globalizacion hace que las personas nos mezclemos mas y nos hace conocernos,es el camino.Nunca como ahora hemos estado tan mezclados,es lo que hara vernos igual.

  4. Ricardo Serra - Martes, 20 de marzo de 2012 a las 14:13

    Anexo link donde bajarse los modelos para enviar al colegio y a la Conselleria de Educación catalana exigiendo que los idiomas en que se preste la enseñanza y se comunique con los padres sean el español y el catalán, para terminar con la dictadura del catalán que empobrece culturalmente a nuestros hijos y a nuestro país.

    http://www.ciudadanos-cs.org/campana-padres/

    Ruego, que aunque no tengáis hijos en edad escolar, lo hagáis llegar a vuestros familiares y amigos. Gracias.

  5. sardina - Martes, 20 de marzo de 2012 a las 23:09

    Guste o no, las razas existen. Algunos nos declaramos racialistas: reconocemos su existencia -diferencias cognitivas incluidas- pero nos oponemos a que se discrimine a ninguna.

  6. Romualdo - Miércoles, 21 de marzo de 2012 a las 10:20

    Que las razas existan no significa nada. Además muchísimos millones de personas en el mundo son imposibles de clasificar racialmente. Y a medida que, como dice Ángel, la globalización nos vaya poniendo en contacto a unos con otros e intercambiemos nuestros genes las razas se irán diluyendo. A no ser naturalmente, que desde el poder se intervenga con un discurso de “identidad racial”.

    Es un aspecto totalmente secundario de la persona, al igual que los culturales, en ningún caso puede formar parte de la “identidad” de una nación sin caer en el racismo étnico. Pues lo mismo ocurre con los aspectos culturales cuando compartidas dos culturas, e incluso entremezcladas en la misma sociedad, se da prioridad a una y se trata de “ocultar” la otra mediante prohibiciones.

  7. Pablo - Miércoles, 21 de marzo de 2012 a las 10:31

    No existe ningún estudio científico que demuestre que las razas existen a pesar del ya superado racialismo.

  8. mariachi loco - Miércoles, 21 de marzo de 2012 a las 14:19

    Que haya individuos mezclados no significa que no pueda haber razas, tal como ocurre en perros o caballos.

    Las razas humanas no existen por una razón más profunda. Porque las diferentes poblaciones que comparten rasgos físicos no lo hacen por el hecho de haberlas de un mismo grupo prehistórico que las tuviese.

    En otras palabras, mientras que todos los dalmatas o pastores alemanes son descendientes de unas primeros grupitos de daltamatas o pastores alemanes, eso no ocurre en los humanos.

    Jamás la humanidad se dividió en varios grupos de colores (blancos, negros, amarillos, rojos y aceitunados decíanen los manuales antiguos). Eso es una patraña tan ridícula como lo de Adán y Eva.

    Pensar que todos los blancos proceden de un grupito de blancos y todos los negros de otro grupo de negros separados es de una ignorancia absoluta después de los descubrimientos genéticos de las últimas décadas.

    Yo, y cualquier otro europeo, estoy más próximo genéticamente a millones de negros que estos mismos negros respecto a otros negros. Y muchos espanyoles están más cerca genéticamente de un indio peruano que de ciertos blancos de Rusia.

  9. Ciudadano Sinmitos - Miércoles, 21 de marzo de 2012 a las 21:28

    Este NO tan categórico va a sentar mal a nuestros nacionalistas identitarios seguidores de Batista i Roca, el que predicaba que la raza catalana es superior a la castellana; y también a los nacionalistas identitarios seguidores de Sabino Arana, el que predicaba que la raza vasca es superior a la maketa (resto de españoles incluyendo catalanes). Para vergüenza del Ayuntamiento de Barcelona, estos dos personajes tienen una calle con su nombre en mi barrio, y Batista i Roca también un monumento, a pesar de que fue el fundador y director de la banda terrorista EPOCA, la que se cargó a Bultó y a Viola con su esposa.
    http://ciudadanosinmitos.blogspot.com.es/

  10. Romualdo - Jueves, 22 de marzo de 2012 a las 10:10

    Mariachi loco:

    Genéticamente estaremos donde estemos porque el conocimiento del genoma humano no ha hecho más que empezar. Estamos compartiendo más del 90% con los chimpancés… ya veremos lo que averigüamos en el futuro.

    Que las razas existan es totalmente irrelevante para ningún tipo de cuestión. Que en la medida en que las personas, debido a la globalización y a un mundo que ojalá supere el concepto de nación-estado-patria, vayamos entrando en contacto unas con otras las razas irán desapareciendo, a menos que consideremos “raza” a individuos que participen de todas las actuales, haciendo clasificaciones infinitas.

    Confío en que llegue un día en que con las razas, que en definitiva se basan principalmente, aunque no exclusivamente, en el color de la piel ocurra lo mismo que con el color del pelo o los ojos: Que no le importan a nadie.

    Pero el racismo existe y está muy interiorizado por buena parte de la población mundial. Y lo mismo que se hizo con las razas se puede hacer con la cultura, llamándola “identidad”, no se llamará racismo pero sera “cultucismo”, en el fondo es lo mismo: Adscribir al hombre a una cultura a la que debe ser fiel, o de la que no puede escapar como en el caso de la raza, y someterlo políticamente por esas cuestiones.

    La humanidad puede participar de varias razas o de varias culturas o no hacerlo. Ningún gobernante está legitimado para imponer su raza o fomentarla por estar en minoría dentro de su estado ya que la considera “propia” de él y por lo mismo no puede hacer lo mismo con la lengua, la religión ni ningún otro aspecto. La lengua es un aspecto más de la cultura, no el único. Y si es oficial y como ocurre con el español compartida por toda la comunidad no se puede prohibir en nombre de ningún principio identitario.

    Veo mucho paralelismo entre el racismo étnico y el cultural. Pueden ser dos disculpas para conculcar derechos.

  11. Dasein - Jueves, 22 de marzo de 2012 a las 10:19

    ¿Diferencias cognitivas entre razas? Vaya, entonces cómo es que yo, un blanco, soy un negado para las matemáticas, y en cambio hay negros en el CERN? Eso significa que todos los blanco somos negados para las mates y todos los negros buenos en ellas? ¿No será que cada persona es un mundo, distinta a las demás y que cada cual tiene sus posibilidades, sus virtudes (y defectos) morales, cognitivos, motores, sociales, etc?

    Racialistas: tal vez seáis más “simpáticos” que los racistas, puesto que no abogáis por una discrimación activa. Pero vuestros postulados son tan absurdos como los del absolutamente anticristiano racismo.

  12. Romualdo - Jueves, 22 de marzo de 2012 a las 10:27

    Errata: averiguamos por averigüamos.

  13. mariachi loco - Jueves, 22 de marzo de 2012 a las 12:50

    Romualdo

    El hecho de que falte mucho por saber en cuanto a la genética no significa que mucho de lo que se sepa ya sea completamente seguro.

    Por ejemplo, puede que dentro de 50 años se pueda saber a qué edad nos vamos a quedar calvos a partir de una gota de sangre o va a aparecernos un cáncer, pero eso no significa que ahora no se pueda saber si estuvo en el escenario de un crímen o si es un hijo adoptivo o no.

    Ahora mismo, se han descubierto una serie de mutaciones que permiten trazar los movimientos de los principales grupos humanos que salieron de África. Y las 5 razas de colorines no aparecen por ningún sitio. Quedan muchos detalles por descubrir, pero los trazos gruesos ya no cambiarán.

    Lo de equiparar razas con cultura me parece un error de bulto. De hecho son cosas contrarias por varios motivos.

    En primer lugar, porque la raza de una persona, además de algo imaginario, no se puede cambiar. Cuando tú no aceptas que entren negros a un restaurante, esta gente jamás podrá entrar. Y eso crea dos categorias. Aquellos que pueden y aquellos que nunca podran.

    Pero si tú exiges llevar pajarita para entrar en un bar no existe ningún “pajaritismo” porque cualquiera de nosotros de la puede poner. Y los que no tenemos, la podemos comprar para la próxima vez que vayamos.

    Lo mismo pasa con las lenguas. A las azafatas se les exige saber inglés, pero eso no significa ninguna discriminación. Simplemente, cualquiera que quiera serlo, ha de estudiar esta lengua de la misma manera que para ser sacerdote hay que saber latín.

    Otra cosa diferente, y eso si que sería equivalente al racismo, es que se exija “tener una determinada lengua materna”. Eso ha ocurrido en Latinoamérica con los indígenas. Muchos hablantes de quechua fingen ignorarlo porque el simple hecho de saberlo puede hacer que seas visto como “indio” y sufrir todo tipo de discriminaciones.

    La segunda razón es que el racismo intenta mantener un barrera en las relaciones interpersonales cara a cara. Por ejemplo, iglesias separadas, escuelas separadas, amigos separados. Significa que tienes que seleccionar a los que te cruzas por la calle entre “los míos y los otros”.

    Pero lo que tú llamas “culturalismo” es lo contrario. Intenta que todas las personas con las que te cruzas por la calle sean como tú. Lo contario de marginar a un extranjero es pretender que sea un nativo como tú.

    Con lo de las lenguas, me parece que cometes otro error que ya hemos hablado otras veces. Dices que ningún gobernante está facultado para fomentar su lengua, pero luego hablas de las lenguas oficiales. Ignorar que oficializar una lengua es una manera de fomentarla brutal es engañarse.

    Es lo de siempre, no se puede fomentar ninguna lengua, excepto el castellano porque es la tuya. Pero en la práctica todos los estados fomentan sus lenguas. espanya incluso ha llegado a poner en la constitución que el castellano es obligatorio ( a las demás que les parta un rayo) y a gastar cientos de millones en fomentarla a través del Cervantes.

    Lo contrario de ser racista es defender que los niños d ecualquier raza o lengua materna puedan estudiar juntos en el mismo pupitre las mismas cosas.Otra cosa es que no te guste lo que aprenden porque quieres que aprendan más espanyol que catalán, pero eso es otra cuestión.

  14. Romualdo - Jueves, 22 de marzo de 2012 a las 19:51

    Mariachi loco:

    Evidentemente todo lo referente al genoma humano llevará mucho más lejos y quién sabe lo que se revisará pero es que es indiferente. Ten en cuenta que lo que planteas de que la pajarita nos la podemos quitar o poner, puede llegar un día en que la ciencia permita cambiar el color de la piel por ejemplo tomando una pastilla. Entonces estaremos igual que con la pajarita. Es decir, sé que he dicho una tontería pero es que así es el racismo, tonto.

    No se debe mezclar en efecto con la cultura. Yo lo he llamado no culturalismo sino culturracismo. Porque a través de eĺ se pueden hacer las mismas discriminaciones que con la raza. Sé que nunca nos pondríamos de acuerdo en qué se puede prohibir y qué no respecto a lenguas vehiculares porque escapa a análisis objetivos.

    Yo sostengo que no se respeta el derecho de las personas y tú que sí. Yo digo que ningún país prohibe estudiar en la lengua oficial del estado y tú que aunque así sea es legítimo hacerlo. Buscas ejemplos en países en los que los ciudadanos no tienen una lengua que todos conocen y es oficial en todo el estado.

    Incluso he llegado a oir, creo que no fue a tí, que hay países donde “todos conocen el inglés” y se prohibe la educación en esa lengua…, lo que primero no es cierto que lo conozcan “todos” y segundo aunque lo fuera no son un país llamado Inglaterra. ¿Te imaginas prohibiendo estudiar en inglés en Inglaterra, en turco en Turquía, en Francés en Francia…? Pues eso es lo que ocurre aquí.

    Los mismos que reclamaron el derecho a recibir la enseñanza en catalán porque era conculcar derechos prohibir estudiar en catalán en Cataluña, los mismos, prohiben ahora estudiar en español en España. Y a esa prohibición la consideraron en su día indecente. Y recabaron apoyos de muchos a los que ahora se niega ese derecho. Lo sabes igual que yo.

    El objetivo es exclusivamente político. Y no quiero mezclarlo con los de las razas pero no olvides que el nacionalismo en sus orígenes estaba convencido de que los habitantes de Cataluña y el País Vasco eran una “raza” diferente a la del resto de los españoles. Falso. Y aunque fuera cierto daría exactamente igual.

    El concepto de raza que se puede achacar al nacionalismo español era mucho más integrador puesto que hablaba de raza hispánica e incluía a todos los descendientes de españoles, indígenas americanos y negros. A la “raza española” la definía por su mestizaje de iberos, celtas, fenicios, cartagineses, romanos, godos, árabes, judíosy ampliada con el término “hispánica” como digo a indios americanos y negros.

    No tiene sentido hablar de razas en un mundo de ciudadanos. Mucho menos cuando en lugar de emplearlo como concepto abierto a otros pueblos y continentes se restringe a los habitantes “originarios o auténticos” lo que se rastrea en los apellidos o el RH, cuando no en rasgos craneales, de un territorio minúsculo como el País Vasco o pequeño como Cataluña.

  15. mariachi loco - Jueves, 22 de marzo de 2012 a las 22:13

    Romualdo

    Yo insisto en que meclar razas y lenguas vehiculares y derechos humanos sólo puede llevar a la confusión.

    El caso catalán es origiinal pero por una raón muy curiosa. Normalmente, en todos los estados democràtics (y supongo que en los dictatoriales todavía máas) quienes declaran una lengua como oficial son los mismo que quienes la eligen para la enseñana o quiens forman los tribunales.

    En los ejemplos que has puesto, es el parlamento turco el que decide que lenguas son oficiales y que lenguas son vehiculares en la educación. Y claro, elige la misma. Y si hay algún prolema hay un triubunal formado por jueces turcos que decide. Todo queda en casa y (casi) nunca hay contradicciones.

    En nuestro caso, la originalidad está en que cada decisión la han tomado parlamentos diferentes. Aquí la oficialidad del castellano la fijó el parlamento espanyol en que catalanes y vascos son minorias. Mientras que el sistema educativo está transferido y lo deciden los parlamentos autonómicos.

    Para liarlo, están los tribunales formados por jueces espanyoles en un 80% o un 90%.

    Al final, la paradoja es simplemente la del mapa de las ultimas elecciones. Una espanya azul de mayoria espanyolista que intenta “espanyolizar”, una Catalunya que quiere “catalanizar” y una CAV que quiere “vasquizar”.

    Por eso digo que es una cuestión política que no tiene nada que ver con racismo ni con derechos humanos. Simplemente los catalanes no somos un pueblo libre para decidir el 100% de sus asuntos. Por eso hay siempre problemas entre lo que queremos nosotros y lo que nos quieren imponer desde madrid.

  16. Romualdo - Viernes, 23 de marzo de 2012 a las 09:38

    Mariachi loco:

    Efectivamente los asuntos no se deben mezclar. En el tema que nos ocupa, por muy transferida que esté la educación, se tiene que ajustar a la Constitución española. Y decir que los catalanes no somos un pueblo libre porque no decidimos el 100% de nuestros asuntos puede parecer mofa.

    Mofa hacia los pueblos que no son o han sido libres en su historia más reciente, entre ellos el español, Cataluña incluída evidentemente. Mofa porque nadie, ni como individuo ni como pueblo, puede decidir el 100% de sus asuntos si éstos afectan a otros.

    Las lenguas oficiales lo son por cuestiones prácticas. El francés por ejemplo en 40 países que ya no están sometidos a Francia. Sólo en España y por razones que no tienen nada que ver con cuestiones prácticas, sino todo lo contrario, se prohibe estudiar en español, y se hace por cuestiones ideológicas, cargándose todo el pragmatismo y los derechos de las personas.

    Porque no importa el individuo, ni sus posibilidades de promoción, ni sus intereses ni sus derechos, importa adoctrinarle. Respetar y fomentar sus posibilidades de promoción y sus intereses lleva a que las clases se impartan también en inglés y se está haciendo. No digamos nada en la enseñanza privada.

    ¿También se va a prohibir estudiar en inglés si finalmente se consigue implantar la enseñanza vehicular en esa lengua? Se requiere mucho dinero y para hacerlo imperfectamente, al contrario que con el castellano que sale gratis y se impartirían las clases a la perfección, en muchos casos con mayor nivel competencial por parte del profesorado que en catalán.

    Evidentemente nada impedirá, si hay recursos, impartir la clase en inglés, es deseable en interés del alumno. Entonces no habrá que “proteger” al catalán. Se trata, lo sabes mejor que yo, de someter a los ciudadanos en nombre de la patria. Porque si transigen con esto transigirán con cualquier cosa. Y los políticos “españoles” también.

    Tú has presentado a parlamentarios y jueces como “extranjeros”, no has empleado esa palabra pero ahí está tu comentario para comprobarlo, respecto a decisiones sobre Cataluña sabiendo que no lo son, no más que uno de Barcelona respecto de uno de Tarragona. Esa es la trampa.

  17. mariachi loco - Viernes, 23 de marzo de 2012 a las 12:05

    Romualdo

    Si te fijas en lo que he escrito verás que en ningún momento he dicho “los catalanes no somos un pueblo libre PORQUE no decidimos el 100% de nuestros asuntos”.

    Lo que he dicho es que “los catalanes no somos un pueblo libre para decidir el 100% de sus asuntos”. Supongo que ahora verás que son dos cosas diferentes.

    Una cosa es ser LIBRE PARA y otra ser LIBRE en un sentido absoluto y total.

    Yo intento no mezclar mi opinión con los hechos, por eso no voy repitiendo continuamente que para mí catalanes y espanyoles somos naciones distintas. No sirve de nada.

    Y eso no invalida mi respuesta porque no cambia los hechos.

    Supongo que ambos estamos de acuerdo en que en el Parlament de Catalunya hay una mayoria aproximada del 85% a favor de la inmersión durante 30 años seguidos. Y que en el parlamento espanyol las fuerzas están equilibradas. Y que entre los jueces en general hay una mayoría de jueces pertenecientes a las asociaciones conservadoras próximas al pp. Y que el tribunal constitucional espanyol sigue la correlación de fuerzas del parlamento espanyol porque es elegido por este.

    Esto son hechos. Y estos hechos explican la singularidad del caso catalán. No hay muchos casos diferentes porque no hay prácticamente territorios con lengua propia que tengan reconocida una autonomía y al mismo tiempo los partidos no estatales tengan mayoría.

    Pero la singulariad no está sólo en el modelo sino en la voluntad de las urnas. Si mañana ganaran los nacionalistas galeses o un partido bavaro ganara las elecciones en Baviera, empezarían a haber contradicciones allá. Si un partido indianista ganase en Bolivia o Perú, empezaría la educación en quechua.

    Pero esto ya no tiene nada que ver con el racismo.

  18. mariachi loco - Viernes, 23 de marzo de 2012 a las 12:53

    Romualdo

    Me he dejado una cosa que siempre me ha hecho mucha gracia. Tu mismo has comentado que en 40 estados del mundo, la lengua oficial (y supongo que la vehicular en la escuela) es el francés a pesar de que no es la lengua materna del 99% de la población.

    En todos esos lugares existe inmersión obligatoria en francés. Y en otros tantos estados ocurre lo mismo con el inglés. Y muchos de ellos son democracias Y nadie tiene derecho a elegir nada. Y ningún tribunal reconoce el derecho de los padres a elegir nada.

    Y el 99% de los indígneas americanos han sufrido y sufren la inmersión obligatoria en espanyol (con la diferencia de que ni siquiera aprenden su lengua como asignaturas y son analfabetos en su lengua).

    La inmersión obligatoria es el modelo dominante en todo el mundo. La originalidad catalana es que lo hacemos en catalán, en lugar de espanyol, inglés o francés.

  19. Romualdo - Viernes, 23 de marzo de 2012 a las 13:02

    Mariachi loco:

    Bien, lo de la libertad para…, te digo lo mismo: No podemos decidir ni a título individual ni colectivo lo que afecta a otros ni lo que no se ajusta a la legalidad. Y en una Cataluña independiente sería exactamente igual. Porque sabes que si la Constitución de esa Cataluña no permitiese la unión a España, cualquier partido político que proponga referéndums ilegales sería ilegalizado y no podría realizarlos, mucho menos proclamar esa unión. Tenga los representantes que tenga en el parlamento catalán, si es que se le hubiese permitido concurrir a las elecciones que lo dudo mucho.

    Y no te quiero decir nada cuando lo que se quiere decidir no encaja en el Derecho Internacional. Pero bueno, lo hemos discutido mucho.

    Las cifras de parlamentarios a favor de la inmersión no indican que la inmersión se ajuste a la ley ni a derecho. Porque ese es el tema. Sabes que un Parlamento puede, y de hecho lo hace cuando está mal asesorado o prefiere no escuchar, saltarse las leyes y que para eso existen los tribunales. Esto también son hechos en los que supongo que estaremos de acuerdo.

    La adscripción ideológica de los jueces es una baza de los políticos para desprestigiarlos cuando las sentencias no son las deseadas. Precisamente porque han metido la pata. Yo también creo que la Justicia está politizada, lo he dicho más veces, y de tal modo, que me atrevo a decir que está politizada al PSOE, al PP y a los NACIONALISTAS. Y lo estaría mucho más en una Cataluña independiente que sabes que siempre he opinado que sería más caciquil todavía que la actual.

    Estos partidos políticos proponen magistrados y miembros del Consejo General del Poder Judicial, recuerdo al nacionalista López Tena por ejemplo, ¿No esperan ningún comportamiento de ellos? ¿Ellos son conscientes de que no se espera ningún comportamiento concreto? Y no me refiero a hechos delictivos sino de corte político. El estar agradecido a un político sabes que condiciona mucho la independencia de cualquier funcionario. Y hoy, en la Administración Pública, dentro y fuera de Cataluña, con la partitocracia que vivimos, hay mucho AGRADECIDO y no sólo entre los jueces. Esto también son hechos.

    Te dié que sí que hay una Comunidad Autónoma con lengua vernácula, no quiero decir propia porque sabes que al español lo considero igual de “propia”, o si prefieres, “propia” de toda España y de Iberoamérica, donde los partidos estatales son mayoritarios: Galicia. E incluso dos: El País Vasco puesto que por correlación de representantes políticos han formado gobierno esos partidos.

    Ya sé que me vas a hablar, lo hemos hablado mucho, de lo del “adelgazamiento del censo” por la ilegalización de Batasuna. Y te digo que hay 200.000 vascos que tuvieron que irse amenazados por el terror y que tampoco pueden votar. A esos no se les ilegalizó con ninguna ley corroborada por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

    Y por último te diré que un partido político indigenista en Perú o Bolivia puede ganar las elecciones y legalizar la enseñanza en quechua o aymeráa pero lo que no puede hacer sin convertirse en una DICTADURA es prohibir la enseñanza en español. Porque los indigenistas en nombre de su patria, cultura o lo que quieras estarían sometiendo a una buena parte de la población.

    Lo vuelvo a repetir aunque lo hemos hablado mucho. Los políticos no están, como cree Robertg, para rectificar la historia. Están a nuestro servicio, no nosotros al de ellos. Y menos por esencias patrias. Por muy cruel, aberrante, irracional que pueda haber sido el pasado no se puede proyectar el futuro cometiendo crueldades, aberraciones o irracionalidades de SENTIDO INVERSO con las generaciones del presente.

    A eso vamos, porque precisamente de eso se trata todo lo que tú y yo hablamos.

    Y te quiero hacer una pregunta si no te la he hecho ya: Si, tal y como la sociedad está demandando, se generaliza la enseñanza en lengua inglesa porque beneficia a los ciudadanos ¿Eres partidario de que se prohiba para “proteger” a la lengua catalana que está en inferioridad de condiciones respecto al inglés? ¿Sería legal, se ajustaría a derecho ya que no es leguna “oficial” del estado?

    Sabes que la experiencia ya se está haciendo en la enseñanza pública y ningún nacionalista ha levantado la voz pidiendo que se prohiba ¿Por qué? ¿Porque provocaría INIDIGNACIÓN e IRA en la sociedad catalana? ¿Y por qué no lo provoca la supresión del español? Pues por el adoctrinamiento. Ni más ni menos.

  20. mariachi loco - Viernes, 23 de marzo de 2012 a las 17:48

    Romualdo

    Lo siento, pero me parece que prácticamente nada de lo que has comentado en el último post tienen nada que ver con lo que yo he dicho. Yo me he limitado a señalar que mientras los gobiernos catalanes defiendan exactamente lo contrario que los gobiernos centrales de madrid habrá problemas que no se dan allá donde hay un consenso.

    Lo que veo es que más que estás en contra de la llamada “inmersión obligatoria en catalán” por el simple hecho de que restringe el número de horas de castellano y no por oblgatorio ni por inmersión.

    En el caso del Bolivia, sostienes que si ganan los partidos indianistas no tienen derecho a establecer inmersión en quechua, pero ahora los partidos criollos han establecido la inmersión en espanyol.

    Siempre es lo mismo. Cuando gana un partido y establece inmersión obligatoria en castellano,te parece bien o al menos no te parece mal (es lo que hoy ocurre en Perú, La Franja de Ponent o Melilla).

    Pero si los partidos que ganan que ganan quieren cambiar el castellano por el catalán, el quechua o el nawatl, entonces, de pronto, la los padres les aparece un derecho que no tenían hasta entonces a elegir.

    Según tu definición de dictadura, lo son el 90% de estados del mundo porque no permiten elegir lengua en la educación.

    Me sigue asombrando que alguien pueda defener que Bolivia puede ser una democracia y el 100 de las clases se hagan en castellano, pero hacer lo mismo en quechua supondria convertirse en dictadura.

    Simplemente quiero recordarte que pocas personas más aceptan esa excepcionalidad para tú idioma, espeialmente los que tenemos otro.

  21. Karla Moretti - Viernes, 23 de marzo de 2012 a las 19:23

    No existen las razas? esto es de locos. Cada vez hay más zotes navegando por el río de la estupidez.

  22. Romualdo - Viernes, 23 de marzo de 2012 a las 20:45

    Mariachi loco:

    Poco que decirte respecto de problemas y consensos. Porque lo que yo he observado al nacionalismo es que el llamado “consenso” es en realidad cesión del otro. El nacionalismo jamás retrocede, siempre avanza y si el otro no cede es que no entiende a Cataluña, no es capaz de llegar a acuerdos, en definitiva no vale para gobernar ni para la política, que se hace con “consenso”. Es decir CESIONES del adversario politico moviendo pactos que ya estaban establecidos y donde el otro en nombre de ese consenso podría avanzar igualmente, pero no, lo que hace siempre es CEDER. Y tú y yo sabemos por qué. No hace falta repetirlo.

    Estoy en contra de la inmersión no por obligatoria sino por exclusiva y excluyente. No por restringir número de horas sino por impedir estudiar en lengua castellana. Por anteponer planteamientos políticos por encima de los derechos de las personas. En concreto por PROHIBIR lo que no tiene derecho a prohibir.

    Efectivamente, en el caso de Bolivia, los partidos políticos de aquel país, lo de criollos no procede porque esos partidos jamás se denominan a sí mismos con ese término cosa que sí que hace el indigenismo, teniendo en cuenta la realidad social y legal de aquel país tienen implantada la enseñanza en castellano. No sé si está prohibida en las lenguas indígenas. Si lo está lo lógico es que la prohibición se levante, no que se haga lo que se ha hecho aquí, prohibir estudiar en castellano.

    Lo lógico es que se permita elegir la lengua entre las que se declaren o sean oficiales en función de cómo lo demande la población, o que se utilicen las dos lenguas en la enseñanza. El problema es que a diferencia de España, en Bolivia o Perú hay muchísimas lenguas. El quechua o el aymeraá son las principales lenguas indígenas pero en las selvas y otros lugares hay muchas más. Hay problemas muy difíciles de solucionar al margen del interés de la población en estudiar en esas lenguas que tengo la impresión que salvo en los monolingües y como paso previo al aprendizaje del español, no lo querrán pues son conscientes de las limitaciones del quechua respecto al español en un mundo globalizado. No hace falta que te lo diga, lo sabes mejor que yo.

    Pero qué dices de ganarlas elecciones un partido y establecer la inmersión en castellano. La inmersión en castellano lleva siglos, concretamente desde la independencia en esos países. Que ahora esa inmersión se pueda ampliar a otras lenguas es una cosa y que se pueda prohibir estudiar en español otra. Mariachi que me vas a volver loco.

    No confundas, una cosa es no tener derecho a elegir y reclamarlo y otra hacer lo que se ha hecho aquí: Decir que no se podía elegir estudiar en catalán y que era una injusticia, cierto, y luego prohibir elegir a los demás y decir que esa injusticia es buena. Y te quedas, os quedáis los nacionalistas tan anchos con esos argumentos.

    Tú mismo lo dices: Es injusta la inmersión exclusiva en castellano pero es justa la SUSTITUCIÓN del castellano por el quechua haciendo de él la lengua exclusiva en la educación.

    La dictadura se define por muchas cosas no sólo por la política lingüística. Un país puede ser democrático y en un aspecto dictatorial. Y tú siempre intentas marearme ¿Por qué? si sabes de sobra que lo que yo defiendo es los derechos de las personas. El que los países del mundo no permitan elegir, que ya te dije que en Primaria en la India sí que eligen, está en relación con su realidad social y con los intereses de las personas, y si lo hacen sin respetar esos derechos actúan dictatorialmente.

    Tú todo lo vuelves del revés. ¿No es democrático lo que hace Francia que no permite estudiar en catalán? ¿No era eso lo que hacía aquí Franco? Se reclamó el derecho a “elegir” para terminar prohibiendo elegir. Y ahora ante ese atropello se buscan los ejemplos de los países. Ya no hay que hablar de la libertad ni de los derechos de las personas, ni de sus posibilidades de promoción, ahora a BUSCAR EJEMPLOS, como dijo Homs respecto al falso límite del 4% en Alemania.

    Ahora de lo único que hay que hablar es de que yo (nacionalista) mando y tú obedeces. Antes cuando mandabas tú yo reclamaba: No haber sido tan tonto de habérmelo dado y no haber previsto que yo te iba a hacer lo mismo y que lo que reclamaba lo hacía por pura estrategia política pues nunca pensé en que tú tuvieses derecho a elegir nada. Te reclamé el derecho a elegir para mí y cuando cayeses en la trampa ya te lo quitaría a tí.

    Estoy avergonzado de cómo se argumenta por parte del nacionalismo. Porque no se sostiene nada de lo que dice y venga a darle vueltas.

    Es decir, Mariachi, nos habéis engañado. Siempre creísteis que era democrático prohibir estudiar en catalán. Porque consideras democrático prohibir estudiar en las lenguas indígenas en América del Sur. Y estarían en su derecho de prohibir estudiar en castellano. Sería igual de democrático que lo que ahora se hace.

    Y por último, te diré, aunque te sobra porque lo sabes, están las dificultades técnicas de clases en quechua o cualquier otra lengua. Precisamente por no tener personas preparadas en esas lenguas pero es igual porque no se trata de eso. El nacionalismo juega a lo que juega.

    Los que tenéis otro idioma si no estáis fanatizados políticamente a través de él lo entendéis perfectamente. Pocos en Cataluña, fuera de los que politizan estas cuestiones, ignoran la poca solidez de estos planteamientos. Tampoco los que lo politizan. Simplemente juegan a lo que juegan. Y la gente no quiere problemas con el que manda sobre todo si se vive mucho mejor estando de acuerdo con él.

  23. Caro - Martes, 1 de mayo de 2012 a las 15:07

    No nos olvidemos de los numerosos discursos de la época acerca
    de la ‘raza española’:
    http://eixampliada.com/php/0ea_p.ph....38;q=racis

    Sobre el racismo español:
    http://eixampliada.com/php/0ea_p.ph....38;q=racis

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.