Opinión

Sobran los motivos

‘Estamos ante una amputación brutal de las garantías laborales, basada en los principios más abyectos de neoliberalismo imperante. Y es que por un precio más que módico la empresa puede despedir y comprar, así, el silencio de la justicia’.

Bernardo Fernández
Lunes, 26 de marzo de 2012 | 09:10

Joaquín Sabina (célebre compositor e intérprete) escribió una hermosa canción que entre otras cosas dice: “Debes saber que estos son/ los últimos versos que te escribo,/ para decir condiós/ a los dos nos sobran los motivos”. Pues bien, de la misma manera que al cantautor le sobran los motivos para decir condiós, a los sindicatos mayoritarios (UGT y CCOO), también, les han sobrado los motivos para convocar huelga general el próximo 29 de marzo.

Las anteriores huelgas generales que se han convocado en este país en la etapa democrática fueron en los años 1988, 2002 y 2010, siendo presidentes del Gobierno, Felipe González (PSOE), José María Aznar (PP) y José Luís Rodríguez Zapatero (PSOE), respectivamente. En todos los casos, las convocatorias les llegaron después de varios años en le cargo. En cambio, ahora, se la han convocado a Mariano Rajoy (PP) a los 100 días de la toma de posesión. Habrá que ver como incide este hecho en la evolución de la legislatura.

Sea como fuere, los sindicatos se han decidido a dar ese paso, siempre difícil y complicado, para hacer frente al órdago que el Ejecutivo ha lanzado en materia laboral. No se trata de cuestionar la legitimidad de la mayoría parlamentaria que da soporte al Gobierno, pero a criterio de las organizaciones sindicales la reforma laboral planteada por Fátima Báñez, ministra de Empleo y Seguridad Social, es, además de imprudente, de una brutalidad sin precedentes.

Aunque los defensores de la reforma argumentan que el decreto aprobado por el Gobierno el pasado mes de febrero, que se convirtió en ley tras el trámite parlamentario, modifica de manera sustancial derechos y obligaciones de empresas y trabajadores, la verdad es que tan solo suprime o recorta derechos de la clase trabajadora.

Con la aprobación de esa medida el Ejecutivo se habrá cargado de un plumazo el equilibrio en que se basa todo principio de derecho. No podemos perder de vista que el derecho del trabajo es un conjunto de normas que sirven para regular las relaciones entre empresas y trabajadores. Pues bien, ahora se abren importantes lagunas legales y, lo que es peor, las normas pierden valor.

Veamos, sino, algún ejemplo. Una de las medidas estrella de esta reforma es el abaratamiento del despido. Por tanto, a partir de ahora, los trabajadores podrán ser despedidos con más facilidad que hasta el momento. En consecuencia, es lógico pensar que se opongan con menos fuerza a medidas arbitrarias o directamente contrarias a la ley que se puedan tomar dentro de la empresa. Ya que en el supuesto de que se decidieran a denunciar posibles arbitrariedades ante un tribunal podría suceder que, incluso dándoles éste la razón, eso no significaría el restablecimiento de sus derechos.

Estoy convencido que nadie cree, de verdad, que con esta reforma se va a reactivar la economía o crear puestos de trabajo para aligerar esa lacra social que es el paro. Es una reforma laboral hecha al dictado de los mercados y pensando en proyectar imagen de autoridad en Bruselas, nada más.

Estamos ante una amputación brutal de las garantías laborales, basada en los principios más abyectos de neoliberalismo imperante. Y es que por un precio más que módico la empresa puede despedir y comprar, así, el silencio de la justicia. Asimismo, resulta ridículo que se quiera justificar el cierre de empresas por la carga inasumible que suponen los derechos laborales de la plantilla. Es una obviedad que si no ponemos coto a esta deriva nos vamos a encontrar cada vez con más rémoras para acceder a un Estado de bienestar razonable.

Por todo ello, está más que justificada la convocatoria de esta huelga general. Pero es que, además, resulta lamentable que muchos no quieran ver el retroceso que en justicia social significa esta reforma laboral. De hecho, con la aprobación de esta iniciativa, volveremos a un statu quo en el ámbito del trabajo más propio del siglo XIX que de la actualidad. Como escribía al principio, a Sabina le sobran los motivos para decir condiós, a los sindicatos para convocar la huelga general y la ciudadanía no sólo tiene motivos, sino que también tiene razones, para secundarla y salir a la calle el 29M. En esas estamos.

Bernardo Fernández Martínez es ex diputado autonómico del PSC y consejero nacional de la Federación de Barcelona del PSC

Temas: ,

7 Comments en “Sobran los motivos”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Pablito - Lunes, 26 de marzo de 2012 a las 10:45

    No termino de entender su comentario Sr. Fernández. La gente, el pueblo obrero, da la espalda a estos sindicatos que se autorepresentan con tanto boato y tan poca eficacia de UGT y CC.OO. Les dan la espalda, ante tanta reiterada traición con sus seguidores y pocos afiliados, que ahora no les escuchan, tengan razón o no. Han sido demasiados errores en paralelo con el PS, que para mayor vergüenza se dicen llamar Obrero Español y es la fábula del niño gritaba falsamente que llega el lobo.
    Otra cosa, son las medidas que el gobierno por decreto, ha impuesto en el mundo laboral. Nadie en su sano juicio, puede estar de acuerdo con ellas y mucho menos, que éstas sean captadoras de empleo ni inmediato ni a la larga. Con unos sindicatos creíbles, la huelga hubiera sido un éxito sin necesidad de piquetes intimidatorios. Ya que aunque los políticos piensen, que el pueblo es tonto, y se le puede engañar con facilidad, la realidad es otra.
    Por el contrario, en este dislate en el que viven nuestros organismos en general, la confusión y el miedo se están apoderando de tal forma en nuestra sociedad que no sabemos predecir el resultado final aunque pinta mal. Pinta muy mal, y no tiene trazos de mejorar. El caos y la contradicción es el pan nuestro de cada día.

  2. AFOR - Lunes, 26 de marzo de 2012 a las 12:09

    Estoy de acuerdo. Sobran los motivos y haré la huelga… que me costará dinero. Si fuera gratuito el paso, no habría excusas (como cogerse un día de fiesta, criticar a los sindicatos, etc.).

    La mayoría de los trabajadores saben que sobran motivos y deberían secundarla. ¡Allá cada cual con su conciencia!

  3. esto es lo normal - Lunes, 26 de marzo de 2012 a las 12:39

    Sobran los motivos, pero el culpable de esto no es sólo el PP. El PSOE tiene una responsabilidad mayor que el PP, por haber dilapidado el dinero público y fomentado la cultura estatalista de la subvención y el enchufe. Los nacionalistas también tienen una gran parte de responsabilidad por haber sido catalizadores incansables de este estado despilfarrador y clientelar.

    Todos los partidos tienen una gran responsabilidad por haber desmantelado la industria de España y por haber renunciado a la economía productiva en favor de los pelotazos.

    Y, por último, hay un factor global, que es la incorporación de países pobres al comercio y la producción. Si puedes hacer un producto por 5 euros en China o India, ¿por qué lo vas a fabricar en Europa con un coste de 30 o 40 euros?.

  4. Angel - Lunes, 26 de marzo de 2012 a las 15:09

    La situacion de ruina social y economica,recomiendan cambios,esto no lo puede discutir nadie.Al Gobierno actual la mayoria de ciudadanos le ha dado la mayoria absoluta para para hacer las reformas necesarias.Nadie en estos momentos puede decir que las reformas del PP son malas para los trabajadores y menos una persona que pertenece al PSC,que son parte de responsables de la situacion de ruina que tenemos.Se podra hacer balance de las reformas del PP dentro de 4 años,entonces segun nos encontremos sabremos si las reformas son malas o buenas.Estamos cansados de iluminados,que solo se iluminan para criticar,pero nunca se iluminan cuando gobiernan.

  5. scolanus - Lunes, 26 de marzo de 2012 a las 22:25

    diu un proverbi castella ” tonto ella tonto el isabel como fernando ” be podrian cambiar isabel per PSOE i fernando per PP ,els unics que reben son els treballadors ,la clase mitjana i els petits empresaris a la fi ells continuan els demes van morin per el cami.

  6. hotmailer - Martes, 27 de marzo de 2012 a las 12:31

    El PP tiene que ser valiente y seguir con las reformas. Con la que no estoy de acuerdo es con la subida de impuestos, ¡déjenme capitalizar mi dinero!

  7. franguil - Miércoles, 28 de marzo de 2012 a las 12:49

    No haré huelga. El PSC que la haga, tampoco se notará y puede que hasta sea de agradecer. A ver si hacen huelga los 365 días del año. No los echaré a faltar.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.