Colores

05.04.2012 | 12:50
 

Hay olores que transmiten más que cualquier mitin político. Olores y colores. Son percepciones. En Francia, el PS lo tiene claro, a diferencia del PSOE, que no sabe y, lo peor, no se le espera. Vean estas dos imágenes. La primera es del mitin de François Hollande, candidato socialista a la Presidencia gala (las elecciones son el próximo 22 de abril, en primera vuelta), en Rennes (capital de Bretaña), este miércoles ante 18.000 personas, según recoge el PS en su web. La segunda, de Alfredo Pérez Rubalcaba en Barcelona (capital de Cataluña), durante el mitin del PSOE (o del PSC, uno ya no sabe), el 17 de noviembre de 2011, solo tres días antes de la cita del 20N.

La foto superior, del PS francés en un mitin en Rennes; la foto inferior, del PSOE (o el PSC) en un mitin en Barcelona (imágenes: PS francés y PSOE).

¡No será por esto! ¡Solo faltaría! Pero, sí, unos están preparados y los otros, solo aspiran a un abrazo. Pues eso, olores, colores…

2 Comments en “Colores”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. AFOR - Jueves, 5 de abril de 2012 a las 12:57

    Excelente comparativa. Una vez más, dando en la diana.

  2. R. S. - Viernes, 6 de abril de 2012 a las 23:11

    Esto es exactamente lo que quieren los españolistas: casi-desaparición de las cultura, lengua, y sentimiento nacionales no parisinos/castellanos, que es lo que pasa en Francia después de dos siglos de genocidio cultural por parte del centro (digan lo que digan los franceses – el supuesto “renacimiento” actual de las lenguas regionales es pura broma y, incluso si ocurriese de verdad, sería demasiado tarde como lo demuestra el ejemplo escocés o aragonés).

    La situación en Francia – y particularmente la diferencia enorme entre Cataluña francesa y española – es la razón por la cual no confío ni un segundo de los españolistas y de sus argumentos. Ya sé muy bien cuál es su objetivo. Basta con ver la admiración que suscita regularmente el ejemplo francés en este diario.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.