España

La Unión Europea certifica que el déficit de España fue del 8,5% en 2011

Eurostat confirma las cifras avanzadas por el Gobierno hace dos meses, que sitúan a España como el tercer país de la UE con peores registros, solo superados por Irlanda y Grecia.

Redacción
Lunes, 23 de abril de 2012 | 12:38

La Unión Europea (UE) ha certificado este lunes que el déficit del conjunto de las administraciones públicas españolas alcanzó el 8,5% del PIB en 2011, tal y como había avanzado el Gobierno el pasado 27 de febrero. De esta forma se confirma el desvío de 2,5 puntos respecto al objetivo del 6% pactado con la UE, a pesar de que había sido puesto en duda por algunos medios.

Según la oficina de estadística de la Comisión Europea, Eurostat, el déficit de España fue el tercero más alto de los 27 Estados miembros, solo superado por Irlanda (13,1%) y Grecia (9,1%), y seguido por el Reino Unido (8,3%), Eslovenia (6,4%), Chipre (6,3%), Lituania (5,5%), Francia (5,2%) y Rumanía (5,2).

Finlandia (0,5%), Luxemburgo (0,6%) y Alemania (1%), fueron los países de la UE que registraron las menores cifras de déficit, mientras que Hungría (4,3%), Estonia (1%) y Suecia (0,3%) tuvieron superávit. El déficit medio de la UE alcanzó el 4,5% del PIB (frente al 6,5% en 2010); el de la zona euro fue del 4,1% (frente al 6,2% de 2010).

La UE también certifica que la deuda es del 68,5% del PIB

Eurostat también ha confirmado los datos de deuda acumulada con el que el conjunto de las administraciones públicas españolas cerraron el año 2011, y que fue del 68,5% del PIB, 7,3 puntos más que un año antes. A pesar de no ser una cifra positiva, esta se encuentra muy por debajo de la media de la UE (82,5%, frente al 80% de 2010) y de la zona euro (87,2%, frente al 85,3% de 2010).

Los menores ratios de deuda pública sobre el PIB registrados en 2011 fueron los de Estonia (6%), Bulgaria (16,3%), Luxemburgo (18,2%), Rumanía (33,3%), Suecia (38,4%) y Lituania(38,5%). Mientras que 14 países se situaron por encima del 60%, además de España: Grecia (165,3%), Italia (120,1%), Irlanda (108,2%), Portugal (107,8%), Bélgica (98), Francia (85,8%), Reino Unido (85,7%), Alemania (81,2%), Hungría (80,6%), Austria (72,2%), Malta (72%), Chipre (71,6%) y Holanda (65,2%).

España entra en recesión

Por otra parte, el Banco de España ha publicado este lunes las estimaciones de la evolución de la economía española correspondientes al primer trimestre de este año, que arrojan una caída del PIB del 0,4% trimestral y del 0,5 interanual.

Estos datos suponen la acumulación de dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo (en el último trimestre de 2011 se registró una contracción del 0,3% del PIB), lo que, técnicamente, se considera una recesión. Además, ponen fin a una racha de siete trimestres consecutivos de subidas interanuales.

La institución gobernada por Miguel Ángel Ordóñez apunta ‘ciertos riesgos a la baja’ en la economía española de cara a los próximos meses por los ‘posibles avatares’ de la crisis de deuda. El Banco de España reconoce que las medidas de ajuste impulsadas por el Gobierno es una de las causas del deterioro de la economía (junto a la debilidad del consumo interno, la disminución de la riqueza y la mayor incertidumbre), pero también insiste en que es ‘prioritario’ recuperar la confianza de los mercados culminando el proceso de reestructuración bancaria y cumpliendo al pie de la letra los Presupuestos Generales del Estado de este año.

Temas: , , , ,

2 Comments en “La Unión Europea certifica que el déficit de España fue del 8,5% en 2011”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Erasmus - Martes, 24 de abril de 2012 a las 01:25

    DIGNIDAD MÁS QUE NUNCA

    La promesa del ministro Wert, “Garantizaré el derecho a estudiar en español en Cataluña” (Entrevista a El Mundo, 23/04/2012), no debe hacernos cejar en ninguna acción o presión para acelerar el arribar a ese objetivo pues solo su consecución debe desmovilizarnos. Pero tenemos que creer sin sombra de duda las palabras del ministro. ¿Verdad que nos parece mentira después de tantos desengaños? Pues no nos lo parezca. Ha llegado el momento, a falta de la tramitación que proceda. Es una promesa formal del Gobierno.

    Pero eso no debe inhibir nuestra actitud de negarnos a usar el catalán en Cataluña hasta que el español sea lengua vehicular, visto y comprobado. Que al menos hayamos tenido un gesto de dignidad antes de la desaparición de la infamia, para escupir a la cara de nuestro opresores nuestro asco y nuestro desprecio. Nuestra lengua, el español, es en Cataluña oficial como el catalán y más hablada que el catalán por libre decisión de sus habitantes. Pero es discriminada y perseguida por la política oficial, principalmente en la escuela pública, al estar prohibida como lengua de enseñanza igual que lo estuvo el catalán con Franco.

    “Cataluña tiene dos lenguas, una desde hace cuatro siglos y otra desde hace ocho”, como dijo el poeta y senador Carlos Barrall. Nuestra lengua no es el catalán, sino el español, que sirve para integrarse en la sociedad catalana no menos que el catalán. Como escolares estamos obligados a aprender las dos lenguas de Cataluña. Pero nadie está obligado a usar ni a aprender ninguna lengua fuera de la etapa escolar. Ahora decidimos no usar el catalán como protesta, mañana decidiremos usarlo, o no, por razones personales de las que no tenemos que dar cuenta a nadie. La escuela en Cataluña debe ser bilingüe, porque lo es la sociedad catalana. Los individuos serán bilingües, o monolingües, dependiendo solo de su elección. Es fácil vivir en Cataluña hablando solo español, lo es menos hablando solo catalán.

    Neguémonos a usar el catalán hasta que el español sea en Cataluña lengua vehicular de la enseñanza, dándose a nuestra lengua el mismo trato que al catalán estableciéndose el bilingüismo escolar. Ni nuestra lengua es menos que el catalán, ni lo somos nosotros que sus hablantes, ni lo son nuestros hijos que los suyos.

    Defendemos el bilingüismo integrador, esto es, impartir a todos los alumnos parte de las asignaturas en español y parte en catalán, con las dos lenguas oficiales vehiculares para todos, sin separar a los alumnos por su lengua habitual. Junto con inglés, como tercera lengua vehicular voluntaria, en colegios públicos trilingües de libre acceso, cualquiera sea el domicilio del alumno, creados en función de la demanda.

  2. Erasmus - Martes, 24 de abril de 2012 a las 03:20

    EL DERECHO ESTATAL BÁSICO DEROGA AL DERECHO AUTONÓMICO

    El derecho estatal básico deroga al derecho autonómico. Es lo mismo que decir que el derecho autonómico no puede contradecir al derecho estatal básico. El Estado posee la competencia de la ‘legislación básica’ sobre cualquier materia, incluidas las transferidas a las Comunidades. Lo que el Estado transfiere es la gestión ejecutiva y la ‘legislación de ejecución’, por naturaleza subordinada a la legislación básica.

    Como recoge la Constitución, o Ley Fundamental, alemana, conforme con el principio de jerarquía de las normas jurídicas: ‘La ley estatal rompe la ley autonómica’.
    («Bundesrecht bricht Landesrecht», art. 31 LF).

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.