Una fiesta nacionalista no es una fiesta de todos los catalanes

26.04.2012 | 10:28
 

Felicitación de San Jordi 2012 del alcalde de Barcelona enviada a los funcionarios municipales.

El día de San Jorge conmemora la muerte de éste el 23 de abril de 303. En España es el patrón de las Comunidades Autónomas de Aragón y Cataluña. En Cataluña y en partes de la Comunidad Valenciana es costumbre ese día que los hombres regalen rosas a las mujeres, como si de un caballero y una princesa se trataran. Ellas les regalan un libro, recordando el enterramiento y fallecimiento respectivamente de dos grandes de la literatura: Cervantes y Shakespeare (fuente: Wikipedia).

Este año los catalanes hemos celebrado el primer San Jorge (Sant Jordi) con Xavier Trias (CiU) como alcalde de Barcelona (recordemos que fue investido el 1 de julio del año pasado). Los profesionales del Ayuntamiento de Barcelona, como siempre en fechas destacadas, han recibido una felicitación en conmemoración de ese día; y como siempre se ha hecho, exclusivamente, en catalán hablando de ‘una fiesta donde nuestra cultura y nuestra lengua lucen con todo su esplendor en la capital de Cataluña’.

Una fiesta tan arraigada en Barcelona y que tiene la bella costumbre de regalar rosas y libros, aunando ecología y cultura, no debería olvidar la realidad barcelonesa y catalana. La coexistencia pacífica, enriquecedora e irrenunciable de varias culturas y lenguas (en nuestra ciudad, dos oficiales) como, por ejemplo, se encargan de recordar los listados de libros más vendidos en esa feliz jornada que, además, es Día Internacional del Libro.

No me opongo a que el Día de San Jordi tenga un aspecto reivindicativo de la cultura catalana y muchos balcones luzcan la bandera catalana. Me opongo a la pretensión de algunos de negar la evidencia, no respetando la cultura del otro y la lengua común. Si comparamos el formato de aquella felicitación con otra de viejos tiempos, la realidad es que no son tan diferentes: sólo se ha sustituido el ‘Una, Grande y Libre’, por el ‘Un poble, una llengua, una cultura’. ¿Cuándo aprenderemos?

Como cantaba Bob Dylan, en su canción Blowing in the wind (La respuesta está en el viento):

¿Cuántos años puede una montaña existir,
antes de que sea arrastrada al mar?
Sí, ¿y cuántos años pueden algunas personas existir,
antes de que se les permita ser libres?
Sí, ¿y cuántas veces puede un hombre volver su cabeza,
fingiendo simplemente que no ve?
La respuesta, amigo mío, está flotando en el viento,
la respuesta está flotando en el viento.

2 Comments en “Una fiesta nacionalista no es una fiesta de todos los catalanes”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Alwix - Viernes, 27 de abril de 2012 a las 08:46

    No és una festa nacionalista sinó Nacional. I les llengües oficials són 3.

  2. Federico Llosa Marsé - Viernes, 27 de abril de 2012 a las 10:20

    A això em refereixo Alwix: pot ser una festa nacional (en el sentit de nacionalitat que li atorga la Constitució i l’Estatut), però, respectant sempre les altres cultures i llengues que conviuen a Barcelona (dues oficials) i a la resta de Catalunya (fins 3, inclosa la llengua aranesa, com molt bé assenyala).

    Agraeixo la seva participació.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.