Opinión

La militancia cansa

‘En el caso de la militancia, se debe guardar una relación de honestidad con la institución correspondiente. Pero se debe saber separar la circunstancia de los principios. Incluso más, en cada momento concreto somos sujetos individuales, obligados a actuar atendiendo a motivaciones simultáneas, que pueden no ser coincidentes’.

Olegario Ortega
Lunes, 30 de abril de 2012 | 09:22

Amigo, comprendo tu frustración. Es la misma que ha sufrido mucha gente que ya ha pasado por partidos, sindicatos e instituciones y se ha cansado. Es cierto que la militancia no crece es esta sociedad y en este momento. Por una parte se alimenta con nuevas incorporaciones, pero por otra se van los que abandonan.

Muy probablemente, el número actual de gente concienciada y movilizada sea inferior al de otros tiempos. Sin ir más lejos, a los de la Transición. Te daré algunas razones que a muchas personas le sirven, incluido a mí mismo.

Ninguna institución asociativa tiene una vida interna completamente satisfactoria en cuanto a respeto con los que la componen, con su sensibilidad y con sus aspiraciones. Seguramente bastantes de ellas tengan buenas normas escritas para su funcionamiento interno, aunque luego, la práctica real de las mismas sea más bien discutible.

La democracia, como norma de comportamiento, es muy precaria en España. No está en nuestra cultura; nos hace falta acumular años de esa práctica. Eso se vive en todas las circunstancias en las que es necesario hablar en público, saber escuchar, admitir que cada uno tiene sus razones, saber seguir aunque lo que uno piensa no salga adelante, etc.,  desde las reuniones de vecinos, los claustros, los clubes, las AMPA y demás lugares de encuentro y convivencia múltiples.

Para no desesperar, en cada caso, hay que ver las cosas en función de la utilidad de esa institución, de su necesidad y del tiempo, es decir, valorar el medio y largo plazo. También de las alternativas que hay disponibles. Con frecuencia, éstas, ni siquiera existen (si no te satisfacen los vecinos de tu escalera, como no te cambies de domicilio, ¡ya me dirás!).

A veces, quizá sea útil, tomarse un respiro temporal. El tiempo cambia la realidad, también a nosotros, y también nos añade más herramientas de interpretación y de juicio. Además es útil valorar añadidos del entorno, aunque no sean el motivo principal de pertenencia al grupo. Con frecuencia, en entornos a los que se ha acudido motivado por otras razones, se aprende, se enriquece el bagaje personal, se conocen personas valiosas y se hacen amistades, con frecuencia duraderas, otras íntimas, incluso hasta emparejamientos de por vida.

Añado que, en el caso de la militancia, se debe guardar una relación de honestidad con la institución correspondiente. Pero se debe saber separar la circunstancia de los principios. Incluso más, en cada momento concreto somos sujetos individuales, obligados a actuar atendiendo a motivaciones simultáneas, que pueden no ser coincidentes.

Un ejemplo de lo afirmado puede ser que, por distintas razones (proximidad, calidad, coincidencia con amigos, etc) se puede decidir para los hijos una escuela de inspiración religiosa, incluso se puede pertenecer a la AMPA correspondiente y desempeñar un papel activo, y ello no obliga a ir a misa, ni a creer en una vida trascendente. Otro puede ser que una persona se asocie a un club deportivo aunque no tenga interés por esa actividad, pero lo puede reforzar porque conviene al vecindario o a su familia.

También se puede pertenecer a un partido y actuar con independencia de ello a la hora de votar. ¿Cuántas veces se pone en un aprieto a los votantes  que siendo de izquierda, en Cataluña, han llegado al convencimiento que el nacionalismo, bajo todos sus ropajes, y al amparo de siglas de izquierda, apesta demasiado a fascismo?

Como puedes ver, defiendo que se debe aprender a relativizar para convivir en un mundo imperfecto; se debe separar lo inmediato de lo mediato y se debe admitir que, como decía el señor de Jabones Camp, “si encuentra otro mejor, ¡cómprelo!”. Date un plazo. Busca alternativas. Pero, en ningún caso te encierres en la madriguera, al menos por mucho tiempo.

Olegario Ortega es vicepresidente de Ágora Socialista

Temas: ,

15 Comments en “La militancia cansa”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. AFOR - Lunes, 30 de abril de 2012 a las 09:26

    Sencillez y sentido común.

  2. pere rovira - Lunes, 30 de abril de 2012 a las 09:53

    Muy bueno

  3. sensatez - Lunes, 30 de abril de 2012 a las 13:00

    Obvio, pero hay que tenerlo muy claro. No vaya a ser que los “militantes” de cualquier cosa acaben pareciéndose más a un hincha de un equipo de fútbol que a otra cosa.
    Salud.

  4. resistente - Lunes, 30 de abril de 2012 a las 18:06

    Sensatez:Y tú…que has cambiado de militancias en multitud de ocasiones,recomiendas”tenerlo muy claro”.Eso sí;con la honestidad de hacerlo con el ánimo de encontrar lo que más se aproximara a tu ideal.Un abrazo

  5. sensatez - Lunes, 30 de abril de 2012 a las 18:40

    Exacto, o se tiene claro que un partido (o una organización cualquiera), no es más que un instrumento para tratar de conseguir unos objetivos en los que crees o se puede caer en acabar defendiendo a las siglas del partido en lugar de a tus objetivos.

    Salud, desconocido resistente.

  6. scolanus - Lunes, 30 de abril de 2012 a las 21:54

    Sr.Ortega de Agora SOcialista ,ahora entiendo que Vdes no entiendan a la gente que esta sumandose diarimente a la Independencia ,Vdes estan relativizando su entorno y claro como ven el poco o nulo interes de su publico ,creen que el resto de los humanos actuan de como siempre piensan,uniformando ideales,nadie quiere con la que cae implicarse en nada.Pues va vd.errado ,la conciencia Independentista crece a pasos no agigantados sino en tal proporcion que las secretarias de adheridos no les dan tregua ,incluso en festivos.Vdes.estan con el reloj parado en las ultimas consultas .o la reaccion popular a la anulacion del Tripartito ,en la cual yo tambien me sumé,y no ven que las masas ahora si masas han decidido su destino y solo falta que nos instrumentalicen la forma y tiempo ,donde deba ponerse en marcha todos y cada uno ejerciendo el trabajo encomendado ,y siempre dentro de las lineas legales marcadas ya por la Comunidad Europea y que no podemos interpretar sino solo aceptar.Ello podra derivarse en mas o menos tiempo pero el final,ya acordado, sera el que desde hace dos años empezo como una supuesta encuesta y esta desarrollandose deprisa y sin pausa .Por lo tanto no es tan fuerte ,si el ideal es grande, la desmotivacion de un entramado social .salutaçions XE.

  7. scolanus - Lunes, 30 de abril de 2012 a las 22:05

    Quisiera tambien decirle Sr Ortega que una AGORA SOCIALISTA con principios Socialistas y conservando los ideales de progreso social y ,humanista ,que son los marcados por los partidos internacionales que no se han dejado corromper por el poder como el Psoe en el Estado Español seria BIENVENIDA como Partido ,en el ambito de nuestro proximo ESTAT CATALA.entendiendo la aceptacion de nuestra CONSTITUCIO CATALANA que si vd desea podemos hacerle participe de su elaboracion ya muy avanzada pero aun con flecos a discutir,BENVINGUTS TOTS ELS PARTITS POLITICS QUE VOLGUIN INTEGRARSE AL ESTAT CATALA colaboran a la Fulla de Ruta de la TRANSICCIO NACIONAL al 2014.

  8. Erasmus - Martes, 1 de mayo de 2012 a las 00:50

    EL INDEPENDENTISMO CATALÁN ES ESENCIALMENTE PROPAGANDA

    No se si los independentistas (‘Scolanus’ es un buen ejemplar de la especie) se creen , o no, su propaganda, pero pienso que el independentismo catalán es sobre todo una campaña de propaganda que se desarrolla en varios planos. Desde los medios de comunicación (Prensa, Radio, TV) editados en Cataluña (que controlan monopolísticamente al más puro estilo cubano, o soviético, lo que hace de Cataluña una caricatura de democracia), o la actividad de los partidos y las instituciones controladas, a la acción de una multitud de militantes del independentismo, pertenezcan o no a partidos, que se proyectan en todos los lugares que pueden entre ellos los foros.

    Todos los integrantes de esa red cumplen ciertas normas, o consignas: salir del armario como independentistas (Jordi Pujol, Mas-Colell, ¿les suenan?), proclamar su independentismo todo lo más que puedan y, sobre todo, ser muy triunfalistas, deben decir que están creciendo arrolladoramente y que la independencia está al caer, incluso darla ya por hecha a falta de algún pequeño trámite.

    ¿No es eso onfundir los sueños propios con la realidad? ¿No es hacer ‘vudú’, pensando que la realidad va a imitar nuestro gesto y que nuesto enemigo va a morir si clavamos un alfiler en su muñeco? La propaganda no mueve montañas.

  9. kru - Martes, 1 de mayo de 2012 a las 04:22

    Amigo Olegario, vuélvase a Madrid a descansar. Su presencia en las provincias del noreste ha servido de bien poco.

  10. ert - Martes, 1 de mayo de 2012 a las 12:01

    Todo un ejercicio de retórica hueca. Grandes palabras que quieren decir todo y al final no dicen nada. ¿Al final qué propone usted? Se lo voy a decir, aumentar el poder del Estado. Los intelectuales se pasan un buen rato largando el mitin con palabras bonitas para no decir que lo que en el fondo están proponiendo es eso, más poder para la burocracia. Si es usted tan estupendo, deje de proponer y haga.

  11. desf - Martes, 1 de mayo de 2012 a las 12:37

    No es más que un gran camelo.

  12. Angel Hernandez Guardia - Miércoles, 2 de mayo de 2012 a las 20:22

    Lo siento Olegario, pero no estoy de acuerdo. Haces un comentario de buena fe, pero como ves por “scolanus” de inmediato es utilizado por las ideas antagonicas.

    La palabra “militancia” y ligada a “partido” es peligrosa y llena de connotaciones negativas.

    Como sabes mi “participación” en la política, en el sindicalismo, en la acción cultural o en la ciudadana, parte desde mi juventud, lleva 47 años (como los cotizados a la Seg. Soc.) y hasta día de hoy, si algo me ocurre es el aumento del impulso y la necesidad de participar, puesto que la necesidad, por desgracia, sigue siendo la misma.

    No está bien planteada la cuestión del voto de izquierdas versus nacionalismo fascista.

    De todos modos, seguiremos el debate en otros ámbitos y gracias por inducir a la reflexión.

  13. scolanus - Miércoles, 2 de mayo de 2012 a las 21:48

    es bonic la nova ensenya del PP eh PP CATALA i la senyera cuatribarrade a la ESQUERRA al grafista el penjaran els votans del PP que li tenen tanta alergia a les tres coses juntes ,QUE FORT,ya es veu un partit democratic dins el nou ESTA CATALA, ben fet nois el futur es el vostre futur .
    .

  14. Manel - Viernes, 4 de mayo de 2012 a las 08:41

    El artículo del señor Olegario no deja de ser una justificación de su esquizofrenia política.

    Lo que yo no entiendo es como sigue existiendo INGENUOS que albergan la esperanza que el PSC deje algún día de ser el PSC. Asumidlo y actuar en consecuencia, pero no pidáis peras al olmo. El PSC ha sido es y será uno más del PUC, y no hay más cera que la que arde.

    Y si no os gusta y no os parecen atractivas otras opciones políticas como UPyD o C’s podéis formar un partido nuevo en base a díscolos del PSC e ICV-EUiA que se declare socialista y no nacionalista, y bienvenido sea.

    Pero por favor, dejen de pedir peras al olmo.

  15. Olegario Ortega - Viernes, 4 de mayo de 2012 a las 23:27

    Parece necesario repetir que Ágora Socialista es una asociación independiente y que Olegario Ortega es militante de UPyD.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.