Opinión

La lucha está servida

‘Han sido 30 años de ver en los libros de texto escolares interpretaciones de la Historia siempre en clave nacionalista, como en los mapas de Europa donde aparecen los estados pintados de un color diferente y donde Cataluña figura con un color distinto al del resto de España, y con Barcelona como capital de Cataluña. Ver como con el señuelo del aprendizaje de la lengua catalana en la escuela se les ha hurtado a los niños castellanohablantes el conocimiento profundo de su lengua propia, el castellano, y su utilización culta’.

Carmen Leal
Martes, 1 de mayo de 2012 | 10:36

Jordi Pujol escribió una carta a Luis María Anson que pasó desapercibida o, al menos, eso creo. En ella está toda la esencia del nacionalismo. La publicó El Mundo el domingo 15 de abril. Es una carta que le envía el ínclito ex presidente autonómico al famoso periodista y académico, y que el periódico reproduce advirtiéndole Anson a Mariano Rajoy, presidente del Gobierno, que la lea con atención.

Comienza Pujol recordando el nombramiento de Español del año, galardón concedido por Abc en 1984, y admite con falsa modestia que se lo merecía por su contribución y la de Cataluña (Yo y mi partido) a la ‘evolución positiva de España en lo económico y en lo político’, y sigue diciendo en su carta ‘ahora ya no se me podría nombrar Español del año’ porque llega a la conclusión de que Cataluña no tiene cabida en el modelo de Estado, de sociedad y de mentalidad de ahora. Que después de casi 30 años y una vez visto que ya no se puede sacar nada más de España, y menos en esta coyuntura económica, ahora devuelve el título de Español del año, ahora ya no interesa.

Esto nos demuestra la esencia del nacionalismo catalán. Ahora, Pujol constata que su proyecto de Cataluña y España, dicho y sentido así, como dos realidades distintas ya es inviable. Las razones que el ex presidente autonómico esgrime en su escrito es que en estos casi 30 años se ha ido generando en Cataluña una actitud ‘mezcla de dignidad herida, de ahogo económico y de percepción de borrar nuestra identidad’. Lo que omite Pujol es que esa actitud ha sido muy bien diseñada por el nacionalismo y enseñada desde la ‘escuela catalana en lengua y contenidos’, difundida en los medios de comunicación bien sujetos al poder de convergencia nacionalista y asumida como propia por las tropecientas entidades catalanas que viven de las cuantiosas subvenciones de la Generalidad. Los ejemplos, evidentes.

Han sido 30 años de ver en los libros de texto escolares interpretaciones de la Historia siempre en clave nacionalista, como en los mapas de Europa donde aparecen los estados pintados de un color diferente y donde Cataluña figura con un color distinto al del resto de España, y con Barcelona como capital de Cataluña. Ver como con el señuelo del aprendizaje de la lengua catalana en la escuela se les ha hurtado a los niños castellanohablantes el conocimiento profundo de su lengua propia, el castellano, y su utilización culta. Ver como se habla en los medios y se escribe que ‘España nos roba’. Ver como, desde Òmnium Cultural hasta la más pequeña de la entidades adosadas al nacionalismo, siguen un mismo guión cultural y político tendente a seccionar cualquier lazo cultural y afectivo con el resto de los españoles.

Sigue lamentándose el ex presidente autonómico que la política que él soñó para Cataluña ahora es inviable. Pujol engañó a muchos. Posiblemente, a Anson también. Pero no a todos. Muchos catalanes y no catalanes que nos sentíamos no nacionalistas nos agrupamos en asociaciones civiles (Acción Cultural Miguel de Cervantes, CADECA, Asociación por la Tolerancia, Asociación Profesores por el Bilingüismo, Convivencia Cívica Catalana, Impulso Ciudadano) y alertamos a los distintos gobiernos de la escalada nacionalista. Ni PSOE ni PP nos tomaron en cuenta. Ahora, Pujol,buen estratega, ve llegado el momento de cortar amarras. Cuando España está en una situación de debilidad económica y política es el momento de plantear la secesión de manera clara en el congreso de Convergència Democràtica de Catalunya o de manera más sutil, pero igual de contundente, en una carta personal, que llegue a donde tenga que llegar, vía Anson, maestro de periodistas y académico de la lengua española.

El que fuera durante 23 años presidente de la Generalidad termina diciendo ‘el proyecto español consiste en una potente recentralización económica, política y administrativa, y en una total homogeneización (al estilo francés) de lengua, cultura, valores y sensibilidad’. Pujol sabe que este Estado autonómico es inviable y pone la venda antes de la herida para Cataluña. ¡Por si acaso! Ahí esta la ‘recentralización económica’, el miedo a una intervención en Cataluña, el pánico a la libertad de lengua en la escuela, ‘una homogeneización de lengua y cultura’, porque los escándalos con las multas lingüísticas o la exclusión del castellano como lengua vehicular en la escuela y la llamada inmersión lingüística han llegado a los tribunales, y hay sentencias firmes que algún día se habrán de cumplir, a pesar de las bravatas de Artur Mas.

Algunas asociaciones citadas anteriormente son viejas conocidas de Pujol, aunque nunca se dignó a escuchar sus reclamaciones. Salvo una reunión con Cervantina, jamás les ha hecho ningún caso, las ha despreciado contundentemente, las ha ignorado y ha permitido, incluso alentado, que les hurtasen sus derechos civiles en pro de su personal visión de Cataluña y España.

Aunque en la carta comentada, Pujol pide a Anson que le comprenda pese a que no esté de acuerdo con él, somos muchos los catalanes y no catalanes (españoles todos) que hemos comprendido desde siempre y muy bien al señor Pujol, y su proyecto político secesionista por etapas. Y nunca -óigame bien, nunca- estaremos de acuerdo con él. La lucha esta servida.

Carmen Leal es profesora de Lengua y Literatura españolas

Temas: , , ,

53 Comments en “La lucha está servida”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. vito - Viernes, 4 de mayo de 2012 a las 19:04

    2Hoy, los españoles, salvo los nacionalistas del País Vasco y Cataluña, no se preocupan por los apellidos de nadie.”

    Quina barra! El nacionalisme espanyol no ha parat d’insultar als catalans amb cognoms com Lopez, Carod, Carretero, …. amb els més greus insults, per considerar-los “renegados” d’una suposada lleialtat als seus cognoms.
    Us hauria de caure la cara de vergonya per duplicat: per fer-ho i per negar-ho

    http://www.google.es/search?q=monti....=firefox-a

    “La señora que dice que tiene ocho apellidos catalanes lo dice porque sabe el valor que a eso le dan los nacionalistas”
    Qui? En Carretero? En Carod? No s’adona del ridícul que fa? Com no li cau la cara de vergonya?

    “Esa mentalidad, reprobable, estaba extendida en toda la cristiandad.”

    Ens diu el mateix que ens ha mentit poc més a dalt: ““los españoles no se han preocupado jamás por sus apellidos”

    “Pero es igual porque si se hace en Andalucía igual de mal está.”
    És mentida. Ningú ha criticat als andalusos per fer-ho.

    “Los nacionalistas catalanes jamás pondrán en duda la catalanidad de una persona con ocho apellidos catalanes”
    És mentida. En Vidal-Quadras és un acèrrim anticatalà, per molts cognoms catalans que porti.

    “Con lupa se ha mirado el origen y la lengua que habla el otro y tras eso si piensa o no en nacionalista. ”
    No cal cap lupa per saber que gent que es nega a adaptar-se a la societat d’acollida, ignorant la nostra llengua, no deixarà de ser mai un inadaptat. I si preten que els catalans ens adaptem a la seva incapacitat, li mostrem ben clarament el nostre rebuig a les seves actituts de colono.

    “prejuicios etnicistas, lingüicistas y el patrioterismo y chovinismo más rancio.”

    Ens diu el mateix que està convençut que la seva llengua és millor que la meva, per qué en la seva supèrbia considera que la seva, ignorada pel 95% de la població mundial, és “universal”. I l’horrible supremacisme de la gent com vosté sí que és ranci.

    I cregui’m, el nacionalisme espanyol no podrà fer-nos acotar el cap. Senzillament, ens mostreu el camí per qué la societat catalana s’allunyi del vostre etnicisme ple d’ignorància.

  2. Romualdo - Viernes, 4 de mayo de 2012 a las 22:06

    Vito:

    Repase lo que le he dicho porque en ello está la respuesta a todo lo que plantea. Sólo una puntualización: No confunda anticatalán con antinacionalista.

    Vidal Quadras es catalán pero no nacionalista. Y el que quiera una Cataluña distinta a la que a Vd. le gustaría no le convierte en anticatalán porque en ese caso también lo es Vd. para él. Y para mí naturalmente.

    Ni Vd., ni Vidal Quadras, ni yo, ni prácticamente nadie somos anticatalanes. Algún troll que entra en el foro en todo caso. Evidentemente no queremos la misma Cataluña. En la que Vd. quiere hacer yo no quepo. Y como yo muchos.

  3. vito - Sábado, 5 de mayo de 2012 a las 09:48

    “Vidal Quadras es catalán pero no nacionalista.”

    És mentida. S’ha d’estar molt cec per negar el carácter ultranacionalista d’algú com ell, “patrono de honor” de la “fundacion por la defensa de la nación española”

    http://es.wikipedia.org/wiki/Fundac....o_de_Honor

    I si es tracta d’ultranacionalisme espanyol, indefectiblement es tracta de voler aniquilar la identitat, la cultura i la llengua del poble català.

    Així ho heu intentat durant segles, i no us n’heu sortit. Hem resistit als vostres insults, al vostre menyspreu (“Yo te untaré mis obras con tocino,porque no me las muerdas,”), i encara no ens hem “convertit”.

    Ni ho farem MAI.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.