España

Lassalle, vicepresidente del Consejo de Administración del Instituto Cervantes

El Gobierno realiza cambios técnicos que no afectan a las competencias de la institución.

Redacción
Viernes, 4 de mayo de 2012 | 21:14

Web del Instituto Cervantes.

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes la reducción de los miembros del Patronato y del Consejo de Administración del Instituto Cervantes, potenciar el papel institucional del director de la institución y pasa la gestión ordinaria al director general.

El Gobierno ha aprobado un Real Decreto que modifica el Reglamento del Instituto Cervantes, actualizando la composición de los órganos de la institución cultural, tras la reestructuración acometida en los departamentos ministeriales realizada por el Gobierno del PP.

De esta manera, la composición del Patronato del Instituto Cervantes se reduce en tres miembros, por la fusión de los ministerios de Educación y de Cultura, ahora Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, y la disminución de los vicepresidentes del Consejo de Administración, que pasan de tres a uno. Además, desaparece uno de los subsecretarios del Consejo de Administración y se elimina uno de los dos consejeros nombrados por el Gobierno en representación y a propuesta de Patronato.

Esta reestructuración llevará al secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle (PP), al Consejo de Administración como vicepresidente. Y, a la vez, se potencia la dimensión institucional y representativa del director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha, mientras que el secretario general, Rafael Rodríguez Ponga, asume la gestión ordinaria de la institución, es decir, se convierte en el órgano directivo ejecutivo.

El Gobierno financia el 86%

La reforma, según ha explicado este viernes, Soraya Sáenz de Santamaría (PP), vicepresidenta y portavoz del Gobierno, es estrictamente técnica y no afectará a las competencias que tiene y desarrolla el Instituto Cervantes. El presupuesto de la institución para 2011 ha sido de 102,8 millones de euros, un 0,6% menos que 2010.

La distribución porcentual del gasto ha sido, en el último curso cerrado, para pagar al personal, en un 61%, mantener el funcionamiento del centro, un 32%, y para invertir, un 7%. El Gobierno, a través de los Presupuestos Generales del Estado, financia el 86% del presupuesto del Instituto Cervantes. El resto de los ingresos, según los datos oficiales, provienen de las distintas actividades docentes y culturales.

A 31 de agosto de 2011, la plantilla del Cervantes era de 1.160 personas. De estas, más de 900 prestan sus servicios en los centros, que además cuentan con otros tantos colaboradores, en su mayoría docentes. Durante el último curso académico, el de 2010-2011, se han ofrecido 14.800 cursos de español: 11.493 generales y 3.307 especiales, que junto con los 934 cursos de formación de profesores, hacen un total de 15.734 cursos, lo que supone casi un 4% de incremento con respecto al curso anterior.

Cursos de todas las lenguas de España

El Instituto Cervantes tiene entre sus funciones fundamentales la preparación y ordenación de las clases de español como lengua extranjera que se ofrecen en todo el mundo y dar a conocer la cultura española. Con esta misión, el Instituto Cervantes es la primera institución de referencia en la enseñanza del español en los cinco continentes.

Además, el Instituto Cervantes ofrece, en algunos de sus centros repartido por el mundo, cursos de las lenguas catalana, gallega y vasca, a los que se unen los cursos permanentes que se ofrecen en Madrid dentro del proyecto Espacio de las Lenguas Ibéricas.

Temas: ,

6 Comments en “Lassalle, vicepresidente del Consejo de Administración del Instituto Cervantes”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. miquel - Viernes, 4 de mayo de 2012 a las 22:31

    Qué barbaridad! La iniciativa privada nos podría ahorrar todo esto!

  2. Iñigo - Sábado, 5 de mayo de 2012 a las 11:23

    Sea como sea, hay que proteger al Instituto Cervantes, que es nuestra mejor inversión. Hay que destacar que hayan nombrado director al exdirector de la RAE Víctor García de la Concha, quien consiguiera unir a las distintas academias de la lengua española como nadie lo ha hecho. Considero que un paso adelante fundamental sería que el IC fuera una empresa de todos los países de habla hispana. Esto sería un paso necesario y rotundo en la defensa no sólo del castellano, sino del catalán y tantos otros idiomas que pueden llegar a impartirse en sus sedes.

  3. Erasmus - Sábado, 5 de mayo de 2012 a las 14:56

    DIGNIDAD MÁS QUE NUNCA, TRAS LA PROMESA DE WERT

    (Manifiesto lingüístico constitucionalista)

    La promesa del ministro Wert, “Garantizaré el derecho a estudiar en español en Cataluña” (Entrevista a El Mundo, 23/04/2012), no debe hacernos cejar en ninguna acción o presión para acelerar el arribar a ese objetivo pues solo su consecución debe desmovilizarnos. Pero tenemos que creer sin sombra de duda las palabras del ministro. ¿Verdad que nos parece mentira después de tantos desengaños? Pues no nos lo parezca. Ha llegado el momento, a falta de la tramitación que proceda. Es una promesa formal del Gobierno.

    Pero eso no debe inhibir nuestra actitud de negarnos a usar el catalán en Cataluña hasta que el español sea lengua vehicular, visto y comprobado. Que al menos hayamos tenido un gesto de dignidad antes de la desaparición de la infamia, para escupir a la cara de nuestros opresores nuestro asco y nuestro desprecio. Nuestra lengua, el español, es en Cataluña, oficial como el catalán y más hablada que el catalán por libre decisión de sus habitantes. Pero es discriminada y perseguida por la política oficial, principalmente en la escuela pública, al estar prohibida como lengua de enseñanza igual que lo estuvo el catalán con Franco.

    “Cataluña tiene dos lenguas, una desde hace cuatro siglos y otra desde hace ocho”, como dijo el poeta y senador Carlos Barrall. Nuestra lengua no es el catalán, sino el español, que sirve para integrarse en la sociedad catalana no menos que el catalán. Como escolares estamos obligados a aprender las dos lenguas de Cataluña. Pero nadie está obligado a usar ni a aprender ninguna lengua fuera de la etapa escolar. Ahora decidimos no usar el catalán como protesta, mañana decidiremos usarlo, o no, por razones personales de las que no tenemos que dar cuenta a nadie. La escuela en Cataluña debe ser bilingüe, porque lo es la sociedad catalana. Los individuos serán bilingües, o monolingües, dependiendo solo de su elección. Es fácil vivir en Cataluña hablando solo español, lo es menos hablando solo catalán.

    Neguémonos a usar el catalán hasta que el español sea en Cataluña lengua vehicular de la enseñanza, dándose a nuestra lengua el mismo trato que al catalán estableciéndose el bilingüismo escolar. Ni nuestra lengua es menos que el catalán, ni lo somos nosotros que sus hablantes, ni lo son nuestros hijos que los suyos.

    Defendemos el bilingüismo integrador, esto es, impartir a todos los alumnos parte de las asignaturas en español y parte en catalán, con las dos lenguas oficiales vehiculares para todos, sin separar a los alumnos por su lengua habitual. Junto con inglés, como tercera lengua vehicular voluntaria, en colegios públicos trilingües de libre acceso, cualquiera sea el domicilio del alumno, creados en función de la demanda.

    Barcelona, Mayo de 2012.

    “ERASMUS”

  4. mariachi loco - Sábado, 5 de mayo de 2012 a las 15:12

    Alguna cosa no quadra. A mi em surt que si el pressupost és de 102 ME, el 61% es destina a sous i cobren 1160 treballadors, CADA TREBALLADOR COBRA uns 54.000 EUROS DE MITJANA!!!!

    Si a més, afegim que bona part dels treballadors deuen ser personal local de neteja, vigilants, administratius als que els hi deuen pagar el salari mínim local, em surt que deu haver molta gent que guanya més que un presient autònomic, un ministre o un catedràtic.

    Com pot ser que ensenyar espanyol ocasioni un 86% de dèficit? A tot el món hi ha academies d’idiomes que guanyen diners fent-ho.

    És una bogeria. Fins i tot un espanyolista hauria de veure que alguna cosa falla.

  5. El Crostó - Sábado, 5 de mayo de 2012 a las 17:44

    102 ME en un sol any, és una indecència de despesa identitària, i mentrestant retallen en sanitat i educació, és cert “el nacionalismo es crisis” sobretot l’espanyol.

  6. Xavier - Domingo, 13 de mayo de 2012 a las 17:05

    Porqué no obligamos a estudiar el catalàn en toda España?
    Es lo mismo que se està haciendo en Cataluña.
    Recordemos que el castellano en Cataluña fue impuesto y varias veces por las armas.
    En fin!
    Sin palabras!!!

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.