12M15M

11.05.2012 | 12:23
 

Les daré dos ejemplos, cualificados y recientes, representativos de la indignación ciudadana en España. ‘Todos sabemos que hay dos pesos y dos medidas, pero no pueden ser tan diferentes que coloquen la sociedad al borde del colapso y la obligue a rebelarse. Estamos ante un deterioro superlativo; ya no se trata de indignarse, eso ya pasó. Se empieza a llegar a ese punto de ebullición que provoca la rebelión. Cabrá preguntarse si hay dos tipos de delitos: los que crean alarma social y los que no. Pero ¿quién decide sobre la alarma social cuando se ha liquidado la opinión pública?’ (Gregorio Morán, en Demasiados cristales rotos, La Vanguardia, 5 de mayo de 2012).

‘Una democracia feudal al servicio de los poderosos: el poder económico tiene cogidos a los partidos políticos, a los medios de comunicación, y de manera colateral a cualquier pensador que pudiera ser independiente y que sabe lo que se juega si denuncia esta inmundicia’ (Carlos Carnicero, en un post ¿Qué hacemos con nuestros banqueros? (I) en su blog, 9 de mayo de 2012).

El 15M de 2011 vuelve a las calles este 12M de 2012.

Hablemos, ahora, del movimiento que recogió su nombre del sentimiento generalizado que expresaba la ciudadanía española. El Movimiento 15M, también llamado movimiento de los indignados, es un movimiento ciudadano formado a raíz del 15 de mayo de 2011 con una serie de protestas pacíficas en España con la intención de promover una democracia más participativa alejada del bipartidismo PSOE-PP y del dominio de bancos y corporaciones, así como una auténtica división de poderes y otras medidas con la intención de mejorar el sistema democrático. Ha aglutinado a diversos colectivos ciudadanos con distintos lemas, como el de la manifestación del 15 de mayo: ‘No somos marionetas en manos de políticos y banqueros’ o ‘Democracia real ¡YA! No somos mercancía en manos de políticos y banqueros’.

El movimiento comenzó a organizarse tras el establecimiento de centenares de acampadas en las plazas de la mayoría de las ciudades españolas, así como otras creadas por expatriados españoles en ciudades de todo el mundo. Entre las bases del Movimiento 15M están las de ser un movimiento apartidista (sin afiliación a ningún partido ni sindicato), pacífico, horizontal y transparente, es decir, sin estar sujeto a ningún tipo de registro.

En la actualidad, el movimiento se organiza a través de asambleas populares abiertas, celebradas generalmente en plazas o parques, y está estructurado en diversas comisiones (Legal, Comunicación, Acción, Actividades, Barrios, Estatal e Internacional, Información, Infraestructuras, Lenguas de Signos) y grupos de trabajo (Cultura, Educación, Política, Economía, Medio Ambiente, Trabajo Social, Feminismos, Transmaricabollo, Ciencia y Tecnología, Diálogo entre Religiones, Migración y Movilidad, Pensamiento) (fuente: Wikipedia).

En los próximos días se cumplirá un año de aquella explosión de participación ciudadana. Para la ocasión se ha elaborado un manifiesto. Con el deseo de que todo pueda transcurrir como una fiesta de aniversario, pensando que sus peticiones son razonables y realizables, les invito a leerlas atentamente y en la medida de sus posibilidades a unirse a la ardua tarea transformadora de la sociedad, porque, no lo olvidemos, el progreso siempre ha venido desde abajo para corregir los excesos de los privilegiados.

No hay comentarios en “12M15M”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.

Aún no hay comentarios.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.