Cataluña

Un juez investiga la presunta estafa de los directivos del Hospital de San Pablo

Una médico del centro sanitario ha denunciado la supuesta malversación de fondos mediante el pago de facturas, sueldos e indemnizaciones irregulares a varios altos cargos del hospital y a patrones de la fundación que lo gestiona.

Redacción
Sábado, 19 de mayo de 2012 | 19:07

Pancartas en la fachada del Hospital de San Pablo en protesta por los recortes en la sanidad autonómica (foto: LVdB).

El Juzgado de Instrucción número 22 de Barcelona está investigando la denuncia de una médico y de la Asociación Profesional de Enfermería (API), que asegura que la dirección del patronato de la fundación que gestiona el Hospital de San Pablo de Barcelona (formado por cinco miembros: tres nombrados por la Generalidad, uno por el Ayuntamiento de Barcelona y otro por el Arzobispado de Barcelona) ha cometido múltiples delitos de estafa y malversación de fondos por el pago de facturas, sueldos e indemnizaciones irregulares a altos cargos del centro sanitario y a patrones de la fundación.

Hace unos días saltó a la luz el caso de Ricard Gutiérrez Martí, cercano al PSC, que supuestamente habría cobrado entre 80.000 y 110.000 euros anuales procedentes del hospital entre 2004 y 2011, a pesar de que ya no ejercía su cargo de gerente adjunto. Además, una vez conocida esta situación, la dirección del centro formalizó su despido y le indemnizó con otros 158.569,63 euros.

El representante del Arzobispado y el ex delegado de la Generalidad en Madrid

Ahora se ha conocido que otro de los cargos denunciados es el representante del Arzobispado en el patronato, Joan Ros Petit, que trimestralmente factura al centro unos honorarios de cerca de 6.000 euros cuando los estatutos de la fundación establecen claramente que los patronos no pueden cobrar del hospital.

La denuncia también señala a José Cuervo, ex delegado de la Generalidad en Madrid durante el segundo tripartito y ex teniente de alcalde de Barcelona con el PSC, que habría cobrado 49.900 euros anuales desde 2011 (cuando Jordi Varela era el gerente del hospital) por un trabajo presuntamente ficticio simulado mediante un contrato de asesoría (la normativa del centro permite asignar este tipo de contratos a dedo cuando sean por un importe inferior a 50.000 euros) y que compatibilizó con su plaza de médico inspector en el hospital de Bellvitge. Cuervo ya ha rechazado las acusaciones. “No valoré bien las circunstancias, con los recortes, y que este acuerdo podía malinterpretarse. Lo que sí puedo decir es que hice el trabajo”, ha declarado a El País.

Un entramado de tres fundaciones

El Hospital de San Pablo consta de tres fundaciones: una gestora del centro hospitalario –intervenida por la Generalidad en marzo pasado tras detectarse un agujero financiero de entre 18 y 30 millones de euros-, una patrimonial -con un activo de 900 millones de euros y un inmovilizado material de 400 millones, incluyendo cerca de 1.800 inmuebles-, y una dedicada a la investigación.

La denuncia también considera inexplicable que la fundación patrimonial, que registra grandes beneficios, no haya acudido al rescate de la gestora del hospital, a pesar del trasvase de altos cargos producido entre ambas entidades.

En concreto, asegura que cuatro directivos que formaban parte de la plantilla de la fundación gestora y percibían de ella sus retribuciones salariales (Jordi Grau, Josep Tardà, Josep Lluís Soler y Rubén Moragas) pasaron a la plantilla de la fundación patrimonial, pese a conservar las mismas funciones u otras desconocidas, justo antes de la presentación del reciente expediente de regulación de empleo (ERE), ahora retirado, para justificar una reducción de la cúpula directiva.

Indemnizaciones injustificables por más de 400.000 euros

La denunciante, Carme Pérez, una radióloga que lleva trabajando en el hospital desde 1979, ha declarado este viernes ante el juez, Juan Emilio Vilá Mayo, que ha abierto diligencias por apreciar indicios de delito en los hechos denunciados, que, entre otras cosas, incluyen indemnizaciones de difícil justificación legal por 439.737 euros a personal directivo o cercano a la dirección en 2011, el primer año de recortes en la sanidad autonómica.

Pérez se ha mostrado esperanzada ante la posibilidad de que los directivos del Hospital de San Pablo “asuman responsabilidades” por estos “hechos muy graves” que “perjudican no solo a los trabajadores, sino también al resto de ciudadanos”, y ha instado al juez a “investigar a fondo” las irregularidades escondidas bajo una “arquitectura fraudulenta”. “La sanidad pública está bajo una enorme presión con los recortes. Salud y el sistema se juegan la credibilidad ante los trabajadores y los ciudadanos”, ha añadido.

Temas: ,

5 Comments en “Un juez investiga la presunta estafa de los directivos del Hospital de San Pablo”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Lluis C - Sábado, 19 de mayo de 2012 a las 22:54

    A on està aquest hospital??

  2. emilio - Domingo, 20 de mayo de 2012 a las 02:32

    de todo esto no vereis nada publicado ni en ElPeriodico de los Sociatas ni en la Vanguardilla, ni una linea, prohibido total, no sea que se queden sin trincar las subvenciones. Mires a donde mires todo está podrido, los catalanistas del Psc y Ciu van de la mano, son compinches, uno trinca allá y el otro mas allá. Se han repartido el pastel . El caso del sr Ricardo Gutierrez Matin tiene merito, del pesebre del PSC tenia que ser. Nosotros a trabajar y a pagar impuestos y ellos a vivir del cuento, a trincar subvenciones, y a colocarse con sueldazos.

  3. ufrasico - Domingo, 20 de mayo de 2012 a las 09:17

    Si, en e plazo de tres meses, la casta politica no ha tomado medidad de reducción drástica del inmenso pesebre expoliador que se ha ido creando para su provecho y el de sus paniaguados, una especie de harakiri neofranquista, incluyendo la centralización de los servicios públicos esenciales, como son Sanidad, Educación, para acabar con los trinques, despilfarros, robos y cacidadas de tanto chorizo que se ha montado su pequeño cortijo “autónomo”, donde ha estado choriceando institucionalmente para su provecho a costa y contra los intereses de la Ciudadanía, habrá que ir pensando en asaltar sus chiringuitos y mantearlos en la calle hasta que les duelan los huesos, no la vergüenza por que la desconocen, por que los cuatro ultraizquierdistas que controlan los de okupar plazas públicas y soltar mítines bracreando y voceando demasiado, a lo único que aspiran, buena parte de ellos, es a tener su espacio en el trinque institucionalizado que se ha montado la casta política. Políticos: los imprescindibles, elegidos directamente por los contribuyentes y de fácil subtitución por éstos si intentan el trinque, no por los barandas políticos con las listas cerradas y bloqueadas, y de automática entrada en la trena con sospecha de prevaricación, estafa, robo e, incluso, cacicadas varias, para lo que,previamente, se ha de reorganizar el Poder Judicial, para que no esté al servicio de la casta política..

  4. Núria - Domingo, 20 de mayo de 2012 a las 16:52

    Res que envejar a Grècia. Dintre d’uns dies, intervinguts per la UE, per lladres i mentiders.

  5. JJramirez - Lunes, 21 de mayo de 2012 a las 09:45

    Para mantener la sanidad pública un poquito saneada no hay sólo que alzar la voz contra los gerifaltes del régimen, sino contra toda la estructura que ellos han posibilitado con sus ambiciosas maquinaciones. Los hospitales- señoras del API y señora Metgessa-no se gestionan con caps supervisores y supervisores de supervisores que husmean tras el chocho de la directora de enfermería -nombrada a dedo por el gerifalte- gerente de turno del partido en el poder- sino por personal cualificado académicamente para esos menesteres y las enfermeras, incluidas las del Api, que también colocadas están muchas, a currar por el bien patrio, por el bien común y no para los intereses bastardos de los sindicatos y para los propios bolsillos. Chicas vuestras cotas de poder son tan repugnante como la de ellos y si hasta ahora se han mantenido impunemente en el poder ha sido por el soporte incondicional de sus fieles perros, todos negociando miserablemente entre colegas en las mesas de los comités de empresas, mientras tanto suplencias e interinos a la calle, y ellos ya no están, ahora queda la estructura miserable que ellos nos han legado: las cientos de carpetas vacías paseándose por los pasillos de los hospitales en una usurpación total de competencias. Cuidado los poderosos Sindicatos Profesionales de Enfermería, no permitirán que se les toque un pelo.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.